Ecos desde Rasunia (capítulo ocho)

[Visto: 619 veces]

(viene del capítulo anterior)

“Los Ancianos observaron mi descubrimiento, la ‘sustancia siete’. Ellos determinaron que podía usarse. Mi persona, Yarod, fui comisionado hasta la última zona de resistencia de los perennios. Una vez allí, la “sustancia siete” reaccionó contra el ‘cronofobio’, produciendo pequeñas explosiones por todo el lugar.”

“Pero no era suficiente. Debía llegar hasta el recipiente principal, que era resguardado por Eroldo y Eufrocio. Junto con un pequeño grupo de perennios, logré acercarme hasta la caverna de los nefrios. El feroz ataque de los guerreros, liderados por Eroldo, nos hizo retroceder varios metros.”

“Eroldo logró herirme con la daga del honor, pero se escuchó una gran explosión que venía hacia nosotros lentamente. Eroldo gritó llamando a su hermano, lleno de desesperación, mientras mi persona, satisfecho por mi estrategia de distracción, desaparezco en medio de la extraña atmósfera de ‘cronofobio’ y ‘sustancia siete’…” (Fin de la transmisión)

Baker escuchó en la grabación un ruido espeluznante que se mantuvo durante unos cinco minutos. Cansado por el arduo día de trabajo, se echó en su cama a descansar. No tardó mucho tiempo en tener extrañas sensaciones.

(continuará)

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *