Ecos desde Rasunia (capítulo siete)

[Visto: 697 veces]

(viene del capítulo anterior)

La raza Nefrio de Eroldo y Eufrocio no ofreció ninguna resistencia. Por el contrario los nefrios, conocidos por su carácter bélico, apoyaron desde el primer momento la rebelión. Los hermanos los instrumentaron en el uso del ‘cronofobio’ a sus compatriotas y comenzaron la eliminación de las demás razas.

Una a una, las otras razas comenzaron a ser víctimas de la ofensiva de los nefrios. Sólo sobrevivieron los de la raza Perennia, los más leales a los Ancianos. Ellos, comprendiendo la amenaza en que se transformaron los nefrios, les entregaron parte de sus poderes para combatirlos.

A pesar de sus nuevas ‘cualidades’, los perennios no resultaron ser grandes rivales para los nefrios. Eroldo y Eufrocio sentían que estaban a un enfrentamiento final para asumir el control total de Rasunia. Los Ancianos se disponían a negociar la rendición con los nefrios, cuando recibieron una visita inesperada.

“¿Qué te trae aquí, Yarod?”, me preguntó uno de ellos al verme entrar en su salón principal. “Tengo la sustancia que terminará este enfrentamiento”, le contesté yo, demasiado optimista de mi descubrimiento científico.

(continuará)

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *