Paciente en la habitación 21 (capítulo cinco)

[Visto: 489 veces]

(viene del capítulo anterior)

“No sé de qué me habla señorita, no conozco a ningún Luis”, dijo la adivina tratando de recuperar su compostura. Laura no se amilanó y, muy por el contrario, levanto la mochila de su enamorado y vació su contenido sobre la mesa. Luego, la joven colocó la tarjeta en las manos de la mujer.

“Luis intentó suicidarse hoy: necesito saber qué estaba buscando”, dijo Laura con ferviente convicción. Sibila, acorralada, no le dio más vueltas al asunto. “No sé por qué decidió hacer eso, él sólo quería ayuda con los mayas y su visión del fin de los tiempos”, explicó la vidente.

Sibila le refirió que, cuando Luis acudió a ella, él había comenzado a escribir un borrador del ensayo que pensaba presentar sobre el particular. La suya iba a ser sólo un pequeño comentario de unos cuantos párrafos, pero Luis volvió unas tres o cuatro veces más.

Ella pensó que había cambiado de parecer. “Lo notaba empeñoso en conocer más el místico pensamiento maya, pero ya hace un mes que no viene por aquí: seguro debió encontrar lo que buscaba”, terminó de contar Sibila y lamentó saber lo sucedido con Luis.

Este último comentario llamó la atención de Laura, que rápidamente se despidió de la vidente y enrumbó fuera del mercado. “Encontró lo que buscaba… encontró lo que buscaba…” se repitió en su cabeza de camino hacia el departamento.

(continúa)

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *