Bajo luz violeta (capítulo final)

[Visto: 643 veces]

(viene del capítulo anterior)

Una vez que Lucho y Nico subieron, comenzaron su jornada de combi pirata con gran ánimo. Lograron llenarla rápidamente de pasajeros y, en ese momento, Mario levantó el pulgar: era la señal con la cual les indicó que ya no recogerían más personas.

La combi se fue desocupando lentamente, hasta que sólo quedó una muchacha. Estaba sentada en su asiento, cansada y medio dormida. Comenzando el puente, Lucho aprovechó para apagar la luz violeta y abrazarla para que no escape.

Entonces, oyó gritar a Nico y a Mario, que miró por el espejo retrovisor. “¿Qué es eso?”, gritó mientras la luz violeta se prendía de la nada y una niebla gris tomó forma humana en el asiento trasero. Era Toño quien, devenido en fantasma, los atacaba dentro de la misma combi.

Mario perdió el control de la combi y chocó contra una de las barandas de protección. Luego de unos minutos, la muchacha, aún adolorida, logró salir de la combi. Para cuando llegaron los paramédicos encontraron muertos a los tres amigos: Nico, asfixiado; Lucho, con múltiples golpes de puño en su rostro; y Mario, atravesado por su propio puñal.

Puntuación: 1.00 / Votos: 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *