La escalera de Chronos (capítulo catorce)

[Visto: 494 veces]

(viene del capítulo anterior)

“Ahora entiendes por qué no debes tener tu juventud eterna”, afirmó Chronos en tono reflexivo, “todo el pasado pesa y cuando ya no se puede soportar, es el fin”. El Señor del Tiempo le pidió al joven que renunciara a su poder para que evitara hacerse más daño.

Como Joel se negara a ello, Chronos intentó golpearlo otra vez con su báculo. Un rayo atravesó la sala de un lado a otro. Joel, como liberado de una prisión, se levantó cuando el dolor desapareció, sólo para apreciar a Chronos sangrante y agonizando.

Joel se acercó al anciano con respeto. “No confíes en ella”, le susurró al oído antes de desvanecerse en el viento. Cogió el Báculo Dorado mientras Átropos, la dama de negro, aparecía en el salón sosteniendo la guadaña que acabó con Chronos. “Entrégame el báculo”, ordenó la terrible Moira.

(continúa)

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *