Los tiempos de Joel (capítulo veintidós)

[Visto: 710 veces]

(viene del capítulo anterior)

Aquella misma noche, Manuel salía del trabajo. Caminaba tranquilo por la vereda cuando se encontró con un viejo amigo.”Salvio”, mencionó su nombre mientras se fundían en un campechano abrazo. “Tiempo sin verte, viejo amigo”, respondió afable el otro.

Se fueron a un café a charlar un rato sobre sus vidas. “Pues mi esposa ha estado un poco delicada de salud, pero ya de a pocos se está recuperando”, contestó Manuel cuando Salvio le preguntó por Sofía. “¿Y que sabes de Joel Castro?”, cambió de tema.

– Un buen día desapareció… hace como 25 años.
– ¿Qué? ¿Pero cómo?
– No lo sé. Su madre nunca se lo pudo explicar.
– ¿Conociste a su madre? ¿Sabes si tiene noticias de su nieto?
– ¿Nieto? ¿Cuál nieto?
– Del hijo de Joel. ¿Nunca te habló de él?
– No. Y eso que veía bastante a la señora.

“Nunca recibió una comunicación de su hijo”, agregó Salvio a su convincente respuesta, “nunca supo que tenía un nieto”. Manuel se despidió de su amigo y volvió a caminar hacia el estacionamiento. Desconcertado, se quedó sentado varios minutos sin encender el motor, intentando entender en vano el misterio de Joel.

(continúa)

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *