Archivo por meses: Junio 2010

Jauja – Primera Capital del Perú


Ubicada en la cordillera central del Perú, ha sido favorecida por la naturaleza la cual se ha manifestado de un modo muy peculiar.

La cuna de los antiguos Xauxas fue fundada como Primera Capital de Hispanoamerica (Gobernación de Nueva Castilla) por Francisco Pizarro el 25 de abril de 1534; durante el Virreynato, Jauja por su ubicación estratégica y la variedad de su paisaje natural y cultural fue la ciudad de mayor importancia en el centro del país.

De ella el Perú y el mundo ha recibido importantes aportes a la cultura universal, a través de talentos de la jerarquía de Edgardo Rivera Martínez, entre muchos otros. Igualmente, cual parangón con la mitología griega, el fabulario peruano se ha nutrido de múltiples historias las mismas que han sido recogidas, sabiamente, por Pedro Monge Córdova. Su variada geografía muestra peculiariedades especiales como por ejemplo: Saber que su territorio es más selva que sierra. De ahí que el reto para quienes la amamos como una madre nutricia, generosa y ubérrima, es conocerla hasta sus más recónditos confines.

Hoy en día, queda luchar para que en todas las tribunas del país, la Tunantada y el Carnaval Jaujino pasen a constituirse como patrimonios de la nación peruana. (Video editado y difundido por la Dirección de Comercio Exterior y Turismo – Junín).

Sigue leyendo

El Patrimonio Histórico Urbano de Jauja

Plaza de Jauja
Carlos H. Hurtado Ames

La ciudad de Jauja es una de las más antiguas que se establecieron en los territorios anexados a la Monarquía Española en el siglo XVI, conocidos como las Indias. Se la fundó en octubre de 1533 y abril de 1534, con la denominación de “Muy noble ciudad de Jauja”, dándosele la categoría de capital de Gobernación. El emplazamiento se realizó al costado del centro administrativo inca Hatun Xauxa, que deslumbró y maravilló a los españoles.

Desde ese momento hasta el presente, ha tenido un proceso amplio y sumamente complejo, que abarca un horizonte temporal de casi quinientos años, aunque el pasado histórico se remonta mucho más atrás, cuando fueron principales actores los Xauxa, el grupo étnico que pobló este lado del valle. Como es obvio, en Jauja se respira historia por todos lados. Desde los formidables centros arqueológicos Xauxa, como Tunanmarca, Hatun Malca o Huajlasmarca; el enorme y fascinante sistema de colcas de Hatun Xauxa y la misma ciudadela inca; las diversas edificaciones de la ciudad en la colonia y la república, que le dan un particular aire de ciudad andina/ciudad colonial. Nos centraremos brevemente en esto último.

A pesar de que la ciudad se fundó en los primeros años del coloniaje, el origen del emplazamiento urbano actual es de 1565, cuando se movió la ciudad unos kilómetros de su antigua ubicación a la actual, en un hecho muy usual de esos tiempos. El nuevo emplazamiento, debido quizás a la poca población española que quedó en la región luego de que se trasladara a la costa la capital al fundarse la Ciudad de los Reyes (la Lima de hoy), tuvo la categoría de pueblo de indios, con la denominación de “Santa Fe de Hatun Xauxa”. Por avatares propios de la organización política interna del virreinato, en 1784 se le da la categoría de villa. El privilegio de ciudad lo volvería a obtener luego del proceso de la independencia el 6 de abril de 1822, ratificada el 5 de febrero de 1828, con lo que se iniciaría un nuevo proceso que se caracteriza por el influjo de la modernidad de distintas maneras y en distintos tiempos.

Como es evidente, en todos estos procesos, han surgido una serie de edificaciones y espacios que se constituyen en el Patrimonio Histórico Urbano de la ciudad. Uno de los más importantes está constituido por la arquitectura religiosa, que se resume en la Iglesia Matriz y la Capilla de Cristo Pobre. La Iglesia surgió, como es claro, con el emplazamiento de 1565. A lo largo de su historia ha tenido una serie de modificaciones, tanto interna como externamente, siendo la más notable la realizada por los Canónigos Regulares de la Inmaculada Concepción, desde 1914 hasta 1934. La capilla de Cristo Pobre, por su parte, inició su construcción en 1920, inaugurándose en 1922, y terminándose los trabajos en 1928. De igual forma, ha tenido una serie de intervenciones, siendo la más notable la realizada en la década de los ochentas del siglo pasado, debido al deterioro de varios elementos de la infraestructura.

Otra parte del Patrimonio Monumental de la ciudad son las diversas casas y casonas coloniales que se construyeron en la colonia y en la república. Las más importantes y mejor conservadas se encuentran en el denominado Centro Histórico o Zona Monumental, que comprende, prácticamente aunque con algunas variantes, la delimitación de la cuadrícula del trazo original de la ciudad. Las casas coloniales eran principalmente de un piso; es en la república que se generaliza los ambientes de dos niveles, las que a la vez son los que definen el paisaje urbano de Jauja debido a su mayor número. Por lo general, este tipo de casonas disponen de zaguán y patio principal; sus fachadas son de estilo neoclásico; las puertas y ventanas características de los segundos niveles poseen carpintería de madera, siendo de estilo neoclásico compuestos por pilastrillas en las jambas y entablamentos.

Los espacios públicos también son parte del Patrimonio Urbano de Jauja. Se trata de ambientes por donde discurre la mayor parte de la sociabilidad de la comunidad. Concretamente, se reducen a dos: la Plaza de Armas y el conjunto que conforma la Plazuela de Santa Isabel, el Arco y la Alameda. Indudablemente que el emplazamiento de la Plaza Mayor fue ideado cuando se trazó la misma ciudad hacia 1565. La Plaza era el centro del poder y la interacción social. Ahí estaba la Iglesia Matriz, el Cabildo y Ayuntamiento, la Gobernación, la Cárcel y las casas de los vecinos más encumbrado. Las principales evidencias muestran que era el mayor espacio de sociabilidad; ahí se realizaban las Corridas de Toros hasta el siglo XIX y es muy probable que, desde la colonia, fuera el lugar donde se realizaran periódicamente las ferias. También era el lugar donde se desarrollaban o convergían las diferentes fiestas de acuerdo al calendario festivo anual de la ciudad.

Actualmente la Plazuela de Santa Isabel, que también se le suele denominar como de La Libertad, el Arco, al que se le suele designar con el mismo nombre, y la Alameda son parte de un mismo espacio público. La Plazuela también tenía funciones propias de un espacio de sociabilidad, aunque no en la dimensión de la que tuvo la Plaza de Armas. Hay algunos testimonios, sobre todo de carácter oral, que advierten que ahí se realizaban también corridas de toros y el baile de la Tunantada, antes que se traslade al distrito de Yauyos. El Águila que aparece en el monumento que se ha colocado al medio, data de 1921 y fue confeccionado para conmemorar el Centenario de la Independencia. Es de señalar que, con este motivo, se cambió el nombre del barrio por el de La Libertad.

Finalmente, aunque no lo hemos señalado explícitamente, está implícito que las mismas calles de la ciudad son parte de este Patrimonio. Dos son las más importantes, la de Junín y la de Grau, antiguas calle Real y calle de Mercaderes, respectivamente. Desde siempre fueron por donde se concentró el transito, el comercio y la tertulia. Por la calle Real se iba a la Estación de Tren, el más importante medio de comunicación de Jauja durante el siglo XX; y por Mercaderes se iba al Cementerio, por lo que fue una calle netamente ritual, donde, además, se ubicaron los comercios más importantes de antaño.

Como se puede apreciar, se trata de un Patrimonio ingente que no ha sido valorado en su integridad hasta ahora. Por lo mismo, un proyecto de recuperación se constituye en la alternativa más adecuada y óptima. En la medida que se valore adecuadamente nuestro pasado, conociendo y entendiendo lo que hemos sido, las posibilidades de estructurar un proyecto de desarrollo real serán más claras.

Sigue leyendo

UN DIA COMO HOY, HACE UN AÑO, SE FUE UN GRAN JAUJINO: MISA POR TEOFILO JORGE ALIAGA OSORIO

Teófilo Aliaga Osorio

Hace un año, un 25 de Junio del 2009, en Estados Unidos dejó de existir, muy prematuramente, Teófilo Jorge Aliaga Osorio. Su huella fecunda ha quedado plasmada en numerosas obras en bien de Jauja. Su trayectoria educativa la plasmó desde la Universidad Nacional Agraria donde dejó honda huella.

Su esposa, acaba de retornar de Europa y no hemos podido comunicarnos con ella, sin embargo, mediante comunicación telefónica con su cuñado Marcelo, estamos informados que hoy a las 6 de la tarde en la Iglesia Santa María Reina del Ovalo De San Isidro, su familia, le oficiará una Misa de Honras en su memoria.

Nos valemos de este medio informático para participar a toda la comunidad de nuestra querida Jauja a acompañar a su familia en este doloroso trance recordatorio de un hombre que falleció pensando en su Jauja y su acongojada familia.

Sigue leyendo

IX Inti Raymi será a lo grande


En Molinos – Jauja

Los Ayllus de Molinos participarán en ceremonia

Con el fin de revalorar los factores de la naturaleza como son: el aire, agua, tierra y el sol, que generan la vida, en esta fecha se hace la fiesta al sol (Inti Raymi), el sábado 26 de junio a las 10 de la mañana es la presentación de los ayllus en la plaza principal del distrito de Molinos, provincia de Jauja y a las 11:30 horas los ayllus se trasladan a la loma Puyhuán que es un centro energético cósmico, refirió el alcalde del lugar y presidente de la VII feria agro expo que se desarrollará del 25 al 27 del presente mes y IX Inti Raymi Molinos 2010.

La tierra está muy lejos del sol en su órbita elíptica y nuestros antepasados sabían de esta posición de la tierra con el sol; por esta razón le hacían la ceremonia de gratitud para que siga dándonos su energía otro año mas, comentó el profesor; Nicolás Martínez Oviedo, comisario del Inti Raymi en Molinos.

El 21 de junio fue el fin del año agricola e inicio del año nuevo andino, en esta ceremonia de gratitud, participarán el ayllu Pachacamac de Lima, los Chasquis de Yanamarca, Grupo de la Espiritualidad Andino de Ataura y Jauja, el Grupo Concepción.

A este IX Inti Raymi concurrirá masivamente la población molinense, escolares del colegio Leoncio Quispe y las personas que conocen de esta costumbre ancestral y que vienen de las provincias de la región Junín, así como los chamanes.

Fuente: Correo

Sigue leyendo

Homenaje a Hugo Orellana Bonilla (1932-2007)


…toda una vida llena de imaginación

Homenaje a Hugo Orellana Bonilla

La Casa del Poeta Peruano – Jauja y la Dirección Regional de Comercio Exterior y Turismo Junín, invitan a Ud. a la ceremonia de homenaje al prestigioso artista pintor Hugo Orellana Bonilla, conmemorando su sentido deceso acaecido en el mes de enero, y el día de su nacimiento, el 29 del presente mes.

Luis Sebastián Suárez Galarza, Presidente de la CADELPO – JAUJA, y el Mg. José Luis Álvarez Ramos, Director de la DIRCETUR – JUNIN, agradecen su gentil presencia a esta actividad cultural que enaltece a nuestra provincia.

Jauja, junio del 2010

Cadelpo Jauja

PROGRAMA

LUNES 28 DE JUNIO
LOCAL SOCIEDAD UNIÓN ARTESANOS – JAUJA
HORA: 19:30.

1. Bienvenida a cargo del Director de Actas de la CADELPO, Prof. Darío Núñez Sovero.
2. Delicia Musical: Nicolás Martínez Oviedo, Zósimo Solís y Jorge Castilla Rosas.
3. Disertación acerca de la personalidad del epónimo artista pintor HUGO ORELLANA BONILLA, por el Mg. José Luis Álvarez Ramos, Director de la DIRCETUR – JUNÍN.
4. Freddy Gutiérrez Miranda ofrece el jarawi “Cóndor Chájllay”, tema muy apreciado por nuestro homenajeado, con vertientes de espíritu vallejiano.
5. Declamación: Brad Calderón Casas, con el poema HUMANO VIVENCIARTE HUMANO.
6. Deleite Musical: Nicolás Martínez Oviedo, Zósimo Solís y Jorge Castilla Rosas.
7. Alocución a cargo de Luis Sebastián Suárez Galarza, Presidente de la CADELPO – JAUJA.
8. Agradecimiento por el Prof. Sergio Castillo Falconí.
9. Brindis de honor, cortesía de los Sres. César Dávila Véliz y Rosendo Mayor Palomino.

MARTES 29 DE JUNIO
HORA: 10:00 Concentración en el local de la DIRCETUR DE JUNÍN, Jr. Grau 528 – Jauja.
ROMERÍA AL CEMENTERIO DE ATAURA/PROGRAMA ESPECIAL

Sigue leyendo

DARIO NUÑEZ PALACIOS: EL PEZ JAUJINO DE LA LAGUNA DE PACA


Dario Nunez Palacios

Darío A. Núñez Sovero

Corría el año 1954 y me hallaba haciendo cola para ingresar al rectángulo de la alberca de la “Piscina Gildemeister” de Trujillo junto a cientos de chiquillos que nos apretujábamos para comprar nuestro ticket, cuando de pronto un señor vigilante medio regordete (después me enteraría que se trataba del administrador de la piscina) me aborda y, pienso que movido por las “chapas” amanzanadas de mi rostro que denotaban mi raigambre andina, me pregunta mi nombre. Cuando, asombrado, escucha mi respuesta me inquiere si sabía quién fue el nadador estrella que inauguró dicha piscina el año 1948 y que, por entonces ya era campeón nacional. Ante mi respuesta negativa me replica que era Darío Núñez Palacios, un jaujino admirado en aquel tiempo por haber representado al Perú en el Sudamericano de Guayaquil. Para entonces, en nuestra tierra, ya era comidilla las dos veces que había cruzado la Laguna de Paca a las 12 de la noche.

Cuando, en mis lecturas habituales, leí que Clodoaldo Espinoza Bravo en su libro “El hombre de Junín frente a su paisaje y su folklore” y en la página 36 hace la siguiente mención:

“…Vale recordar una hazaña, según “El Comercio” de Lima, de 4 de Enero de 1953: – Jauja- 3. (P.P.). El nadador Darío Núñez, a media noche de ayer, cruzó la Laguna de Paca, de Este a Oeste, en 35 minutos. Partió del punto denominado “Puerto Plancha” a las 12.26 a.m. llegando al lugar conocido con el nombre de “Jalipalinja”, en la orilla opuesta, a la 1.01 de la mañana, después de vencer 2,320 metros. El deportista jaujino fue recepcionado con nutridos aplausos por buen número de simpatizantes i admiradores”.

Entonces, curioso, le pregunté a mi padre del por qué de la particularidad de cruzar nuestra emblemática laguna a medianoche, recibiendo por respuesta de que en aquel tiempo, muchos paisanos se mofaban de él enrostrándole que ya “estaba viejo” y con el fin de demostrar que no era así se propuso tal proeza que, dicho sea de paso, hasta hoy en día nadie más lo ha hecho.

Darío Núñez Palacios era hijo de Pedro Núñez Núñez, fundador del Barrio La Libertad y perteneció a la promoción de brillantes campeones jaujinos como Teodoro Bullón Ríos, Campeón Nacional de Tiro y Gloria Tremayne, Campeona Nacional de Tenis. En vida domicilió en la Cuadra 8 del Jr. Grau y muy joven emigró a Lima para prepararse en la natación al lado de otra gloria peruana como fue Guillermo Wiese. Militante activo de la izquierda de antaño y connotado dirigente gremial de los docentes. Un fulminante derrame cerebral lo arrebató de este mundo a la edad de 90 años.

Ayer, Día del Padre, no pude esconder mi vehemente afán de recordar a mi viejo, al hombre que me dio la vida y su apellido

Con mi hijo Sergio nos comisionamos al Cementerio Jardines del Buen Retiro de Puente Piedra – Lima y allí lo encontramos en su tumba del Pabellón San Lucas E-7-17, donde una fría loza registraba su nombre. Una oración fue el medio que me conectó con su recuerdo. Lejos quedaron los aplausos, los halagos y las vivas de sus hazañas.

Mientas rezábamos con unción y respeto, afuera el mundo seguía andando. A dos años de su muerte, ocurrida el 6 de Julio del 2008, no puedo menos que decirle:

¡Paz en tu tumba, viejo lindo!.

Sigue leyendo

Una apreciación de Jauja como problema


Plaza de Jauja - Fernando Guerrero

Carlos H. Hurtado Ames

La problemática de Jauja es múltiple y diversa. Implica, de un lado, a los actores sociales que son parte de su realidad y, de otro, al proceso histórico que ha vivido, particularmente en su etapa contemporánea. Explicaré brevemente en el espacio del que dispongo estas ideas. Es evidente que Jauja, me refiero a la ciudad, no es una entidad abstracta desligada de lo social. Esto quiere decir que para mirar a fondo sus diversos problemas, hay que mirar básicamente a los jaujinos. Por ahí partiremos.

Por alguna razón detrás de cada jaujino hay una gran complejidad. Esto, a la par de ser maravilloso, es complicado. Pedro Monge, en la década de los cincuenta del siglo pasado, hace no mucho tiempo, decía que somos una sociedad enferma de individualismo. Parece que en parte tenía razón. Sin embargo, también parece que más podríamos ser una sociedad pequeña donde cada quien busca su espacio, lo que también es una verdad a medias, ya que hay una considerable cantidad de organizaciones que demostrarían lo contrario. Sea como fuere, hay algo que, desde esta perspectiva del análisis, no va bien en los jaujinos y que tiene que ver con nuestra misma sensibilidad social. Se trataría de una compleja manera de ser que no ha traído los mejores frutos, por decirlo de alguna manera, independientemente de nuestra herencia culturalmente mestiza. Una anomía en el lenguaje de los sociólogos.

Ahora, que cada quien busque su espacio en una realidad del interior del Perú (despectivamente llamada provinciana) y en las condiciones económicas que imperan en Jauja, no tiene nada de malo, como cualquiera podría argumentar. Esto nos lleva a un elemento externo de la cuestión que aquí se intenta dilucidar. Para bien o para mal, depende de la óptica, durante la mayor parte del siglo XX Jauja vio ver un declive político y económico muy marcado, ante la emergencia de Huancayo y de otras ciudades aledañas. Las causas son varias: que se convirtiera en una Ciudad Sanatorio, por la que fue vista con temor y cuidado; la fantasía de creer haber sido una ciudad señorial, que impidió el desarrollo de una mentalidad progresista sino más bien una retrógrada; o la espalda que le dio el Tercer Militarismo, trasladando la capital departamental de Pasco a Huancayo y no a Jauja como era lógico en ese momento, en castigo a esta última por permanecer absurdamente Leguista.

El caso es que desde ese momento, sobre todo, Jauja ha visto un marcado declive de su crecimiento económico, del que aún hoy no se encuentra una alternativa viable para revertir el proceso, sumado a la política centralista de la urbe limeña. La situación parece haberse acelerado en los últimos veinte o treinta años, producto de una serie de desatinos en cuanto a la elección de autoridades ediles. Particularmente, desde mi perspectiva, los tres gobiernos ediles del abogado Balvín Martínez han sido completamente nefastos para la ciudad, y eso hay que decirlo claramente. Aún hoy se observan en la ciudad una serie de edificaciones que no le sirven a nadie, y en los cuales indigna saber que se ha malgastado tanto dinero necesario para otras cosas que ésta clama. Lamentablemente, pareciera que Jauja ha tenido un destino fatal, una suerte de perros, en cuanto a autoridades municipales. La situación actual tampoco es una excepción.

Creo, en consecuencia, que en estos factores se pueden agrupar los grandes problemas de Jauja. Uno tendría que ver con una serie de contradicciones que hay entre los mismos jaujinos; y otro, con la consecuencia de una serie eventos del pasado, un tanto inmediato, que hasta ahora no se han resuelto, y la nefasta participación de las autoridades edilicias de turno de las últimas décadas.

Y quizás se ha llegado a un punto crítico de involución por ese terrible desconocimiento del pasado; es decir, de lo que hemos sido. Efectivamente, si hay alguna posibilidad de futuro para Jauja ésta está en la grandeza de su pasado milenario y en su múltiple patrimonio histórico y cultural. En reconocer y aceptar la diferencia que hay entre los mismos jaujinos resaltando los vínculos que finalmente nos unen, como es la pertenencia a un mismo suelo; una misma herencia y una misma cultura. Pero ello requiere de un trabajo y una decisión política que involucre el fortalecimiento de nuestra identidad desde la escuela, una decisión que, al menos este gobierno edil, está lejos de tener. Mientras tanto, pasarán los días, los años, y siempre estaremos en lo mismo. Ciertamente, el futuro es impredecible, y es bueno que sea así, porque ello significa que tenemos la posibilidad de mejorarlo. En este desafío nos encontramos.

Foto: Fernando Guerrero

Sigue leyendo

Jauja en 1926


Video del archivo de la Revista Excelsior de Actualidades Peruanas

Muy pocos lectores de este blog podrían preciarse de recordar parte de esta Jauja de antaño. Es que 84 años después no son poco tiempo ni una edad breve.

Gracias a la tecnología sorprendente de este tiempo y a la viva inquietud de buenos jaujinos, les alcanzamos imágenes de una ciudad que hacia 1926 se mostraba muy activa. Especialmente en nuestra Plaza de Armas (de la que siempre resaltará nuestra pileta sobreviviente), el Jr. Grau (donde a su actual arquitectura se resalta que tenía un colector de aguas en el centro), la esquina de los jirones Junín y Bolognesi donde funcionaba el Hotel Roma (Casona que luego fuera demolida) y la Capilla de Cristo Pobre construida por el sacerdote-arquitecto francés Grandin (casi por concluir en ese entonces).

La belleza de la ciudad es innegable y esa Jauja tradicional debe perdurar por siempre.

Edición de video: Macko Leiva

Sigue leyendo

EL ALMA Y LOS MUCHACHOS MÚSICOS


Cuentos Populares de Jauja (Pedro S. Monge)

Cuentos de Jauja

Aprovechando una noche de luna salieron al campo varios muchachos de escuela, llevando sus instrumentos musicales. Iban por los caminos tocando diversos aires, hasta que acertaron a pasar por delante de una capilla, en cuya puerta divisaron a un alma que rezaba. Se les ocurrió entonces fastidiar a esa alma con sus instrumentos de música. Y, sin más ni más, se situaron detrás de la capilla y desde allí comenzaron a tocar sus instrumentos, con todas sus fuerzas, formando un estrépido de los mil diablos.

El alma no toleró tamaña burla, y, revolviéndose furiosa, arremetió contra los bullangueros. Pero en lugar de mandarlos con la música a otra parte, los obligó a permaneces donde estaban y a tocar sus instrumentos toda la noche, sin descansar, so pena de ser muertos si otra cosa hacían.

Los muchachos se vieron obligados a obedecer y se quedaron tocando toda la noche, de miedo al alma. De esta manera se pasaron las horas, toca y toca, hasta el amanecer. Cuando rayó el alba, el alma se fue, dejándolos en libertad.

Jauja, 17 de noviembre de 1955.
Referido por Esteban Mayta, de 56 años, natural de Julcán, padre del alumno. Sabe leer.
Recogido por José Godofredo Mayta Torres, alumno del 4to. Año de Secundaria, Sección “B”.
Recopilado por Pedro S. Monge, profesor del mismo colegio.

___________________________
Nota: Pedro S. Monge Córdova. Cuentos Populares de Jauja. Publicado por la Municipalidad Provincial de Jauja, 1991, p. 20.

Sigue leyendo

EL LEGADO DEL ALMA


Cuentos Populares de Jauja (Pedro S. Monge)

Cuentos Populares de Jauja

Había una señora que tenía mucha fe en los difuntos. Iba todos los días al cementerio a orar en las tumbas. Buscaba, de preferencia, las tumbas caídas, olvidadas, de hacía mucho tiempo. Rezaba muy devotamente arrodillándose al pie de cada tumba.

Una día de tantos, cuando estaba orando según su costumbre, le tocó el hombro un caballero vestido de negro. La señora se asustó mucho, pero el caballero le dijo que nada temiera porque ella era la única que se acordaba de ellos, y que en premio a su virtud iba a comunicarle un secreto que le traería felicidad.

La señora, ya respuesta del susto, le escuchó atenta, y el caballero le dijo:

– Dios no me recibe en el Cielo porque fui rico. Tengo mi casa en tal parte (y le indicó el lugar en que se encontraba la casa), pero está encantada y nadie puede entrar en ella: yo estoy viviendo allí porque no puedo ir al Cielo. Tengo también chacras, cercos, y también dinero escondido. Te dejaré todo eso. Los “papeles” están en la casa, en tal parte (y le señaló el sitio donde estaban las escrituras de sus propiedades). Todos tienen miedo de ir a mi casa porque está encantada, pero tú no tengas miedo, anda no más, saca los “papeles”, no te haré nada. Una vez que te hayas dueña de todos mis bienes, yo podré irme al cielo.

Diciendo esto desapareció.

La señora fue a la casa y saco los “papeles” del lugar indicado por el caballero. Y tal como éste lo dijera, al día siguiente la señora era rica, poseedora de casas, chacras, cercos y dinero. El caballero no volvió a presentársele más.

Mientras tanto nadie sabía cómo se había hecho rica la señora que un día antes era pobre.

Jauja, 19 de abril de 1954.
Referido por Octavio Quispe B., de 46 años, sabe leer.
Recogido por Grimaldo Quispe Hilario, alumno del 4to. Año “B”, del Colegio Nacional de San José.
Recopilado por Pedro S. Monge.

___________________________
Nota: Pedro S. Monge Córdova. Cuentos Populares de Jauja. Publicado por la Municipalidad Provincial de Jauja, 1991, p. 19.

Sigue leyendo