Archivo de la etiqueta: Adelaida Bolívar

A PROPÓSITO DE LA MUERTE Y LA SOLIDARIDAD JAUJINA

Alameda hacia el cementerio

Dario A. Núñez Sovero

Siempre me entusiasmó la idea y el gesto de ser solidario. No sólo como un concepto teórico sino como una conducta de identificación y desprendimiento incondicional para con el prójimo. Con la experiencia acumulada a través del tiempo admito que entiendo la solidaridad como una idea diametralmente opuesta al egoísmo, al individualismo y que se encuentra muy lejos y ajena a la vanidad. Quién se precia de acumular y tener es, probablemente, muy poco solidario, distante del drama humano diario e insensible a los apremios que viven nuestros vecinos y connacionales. Cito, sólo por lo que se me ocurre, dos casos: en una carta famosa de la década del 60, redactada por Pablo Neruda y dirigida a la juventud de América, cuenta que antes de partir hacia Cuba a un entrenamiento guerrillero, nuestro Javier Heraud convocó a todos sus amigos a su casa y les pidió que se lleven los libros de su biblioteca que quisieran aduciendo que “los libros se han hecho para leer”. Otro: Pedro Monge, antes de fallecer llamó a su albacea, don Miguel Martínez Saravia, a quién pidió que al morir su casa y su valiosa biblioteca fuesen entregados al municipio de Jauja, en calidad de donación, para que sirviesen de lugar de esforzada y provechosa lectura entre los jóvenes y estudiosos de Jauja. Ambos casos son, en mi recuerdo, vívidas experiencias de solidaridad.

La palabra solidaridad llegó a mis oídos desde el colegio y las aulas universitarias cuando en las clases de Deontología o Ética nuestros Maestros nos hablaban, con inusitada vocación, sobre los valores. Luego, cuando se conversaría sobre la jerarquización de los valores y surgirían las discrepancias más acaloradas por el valor más alto y sublime de la conducta humana: los políticos dirían que es la libertad, los abogados apostarían por la justicia, los economistas por la crematística, los psicólogos por la autorrealización humana, etc. Ningún profesional, desde su óptica, creería en la Solidaridad entendida como un valor que compete a la generalidad de los seres humanos y que, felizmente, es el valor que más se practica, especialmente en estos tiempos.

Desde que tengo entendimiento he visto numerosos gestos solidarios a todo nivel. Ejemplos a nivel mundial, fueron los gestos de apoyo internacional cuando ocurrió el terremoto de 1970 en Huaraz o más recientemente cuando el 15 de agosto de 2007 ocurrió el terremoto en Ica y Pisco. El célebre clérigo brasileño Monseñor Hélder Cámara decía: “si no estás con el oprimido, estás con el opresor”, esto en tiempos de la Guerra de las Malvinas; y yo no sé, si bajo esa inspiración el gobierno peruano tuvo un gesto solidario con el pueblo argentino en la desigual guerra que sostuvo con Inglaterra, en la década del 70 del siglo pasado, cuando acudió en su apoyo facilitándole material logístico. Está fresco, no hace poco, el recuerdo de la gran movilización nacional solidaria del país frente al azote del friaje de la zona sur. En fin, es bello advertir que en el planeta existe este sentimiento grandioso de la solidaridad y más bello todavía ver que, a nivel local, nuestra colectividad se mueve permanentemente para demostrarlo. No dejan de ser plausibles, entre otros, gestos de la “Asociación Pro Jauja” que anualmente hace actividades para estimular el rendimiento de los mejores estudiantes de la provincia, o ese otro gran gesto de la “Asociación Santa Fe de Hatun Xauxa” de cambiar el piso de nuestra Iglesia Matriz y enlucirla totalmente, ni qué decir de las campañas solidarias que cotidianamente vemos a través de los medios radiales y escritos del departamento a favor de personas y pueblos que tienen desgracias personales y telúricas.

Casa de mi madre en el jr. Grau - Jauja
Este es el momento cuando el ataúd de mi querida madre, se despide de su casa en la cuadra 8 del jirón Grau, Barrio La Libertad en Jauja; la misma que fue su residencia por más de 87 años (sábado, 11 de julio de 2009)

Por todo eso, cuando se habla de solidaridad, sólo de escucharlo se me arrebuja el alma y me conmuevo hondamente; especialmente, cuando compruebo que en mi adorada Jauja este sentimiento tiene un vigor insospechado, una fuerza que ennoblece a sus habitantes. Lo he advertido en numerosas ocasiones, especialmente en momentos dramáticos para un pueblo como son los momentos en que se enfrenta a la muerte. No recuerdo, por eso, sepelios más concurridos cuando transcurría el año 1990, el futbolista del Club Asociación Independiente Estudiantil de Jauja, Mario Bravo Malache, apareció cruelmente asesinado en las riberas de la Laguna de Paca y el pueblo conmovido lo acompañó hasta su última morada en nuestro Cementerio General. O esas otras demostraciones de dolor cuando en idénticos sepelios el pueblo, apesadumbrado y callado, dijo adiós a Luis Balvín Martínez y después a su primo Edilberto Balvín Povis, éste último muerto trágicamente en las festividades de carnavales en su barrio. Los jaujinos lloran, sin hipérboles y con mucho sentimiento cuando sus hijos parten al más allá, lloran sin mezquindades, muertes de hijos valiosos como Teófilo Jorge Aliaga Osorio, Hugo Orellana Bonilla, Juan Bolívar Crespo, Pedro Monge Córdova, Miguel Martínez Saravia, Pedro Adrián Infantes Mandujano, Maruja Martínez Castilla, Adelaida Bolívar Arteaga, y tantos otros que escapan a nuestro recuerdo.

Misa del primer mes en Jauja
Misa del primer mes en la Capilla El Carmen en la Plaza de Jauja (sábado, 08 de agosto de de 2009). Agradezco a todas las personas que nos acompañaron en estos momentos de dolor, su solidaridad sirvió para compensar esta tristeza por la partida de una madre.

Esa conmovedora solidaridad de nuestra comunidad es la que me obliga a resaltarla, especialmente cuando, como dije en una breve y agradecida alocución frente al ataúd de mi madre, uno constata que quién parte a la eternidad estaba adentrado en el corazón del pueblo, en el meollo del sentimiento Xauxa. Ese olor a multitud es el más grato de los aromas y el mejor homenaje que podríamos rendir a nuestros muertos, la gratitud que se expresa ante la pérdida de una vida fecunda, el incienso en el que se evapora una existencia santa. ¡He ahí, la valiosa y atípica solidaridad jaujina ante la que me hinco reverentemente!

Post relacionado:
Palabras para mi madre ausente

Sigue leyendo

Flora Adelaida Bolívar Arteaga (1944-2008)

Semblanza de FABA

FABA
Fiscal de la Nación 2005-2008

La Dra. Flora Adelaida Bolívar Arteaga, nació en la ciudad de Jauja, departamento de Junín el 18 de enero de 1944.

Cursó estudios superiores en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, e integró la Promoción “Francisco Rojas Espinoza”. En 1969 recibió el título de Abogado.

Posteriormente se graduó como Magíster en Derecho Civil por la mencionada Casa de Estudios, sustentando la Tesis “Adopción de Menores Declarados Judicialmente en Abandono y Derecho a la Tutela Jurisdiccional”.

Asimismo culminó estudios de Doctorado, continuó su capacitación profesional en temas específicos del Derecho en las Universidades de Alicante, Ramón Llul y en la Escuela Judicial de Barcelona – España, así como en centros de enseñanza superior de Argentina, Chile y otros.

En el año 2002 fue becaria de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón y amplió sus conocimientos en temas referentes a Derecho Electoral y promoción de la democracia en países emergentes.

En el ámbito laboral, en 1982 fue designada como Fiscal Provincial Penal de Lima.

En 1983 asumió el Decanato Superior del Distrito Judicial de Ayacucho y posteriormente, el Decanato Superior del Distrito Judicial de Loreto y, la Sexta Fiscalía Superior en lo Civil de Lima. Se avocó a la investigación de adopciones irregulares a nivel nacional, y llegó a desentrañar mafias que traficaban con menores de edad en diversos lugares de nuestro país, promoviendo cambios importantes en la legislación de niños y adolescentes.

Luego del autogolpe del 5 de abril de 1992 y como muestra de su rechazo a la vulneración del orden constitucional y la defensa de la autonomía e independencia del Ministerio Público, renunció en forma irrevocable al cargo de Fiscal Superior en lo Civil de Lima.

FABA3
Condecoración a FABA

En setiembre de 1995, luego de un riguroso concurso público de méritos, fue nombrada Fiscal Supremo Titular por el Consejo Nacional de la Magistratura bajo la presidencia del Dr. Carlos Montoya Anguerri. Asumió la Fiscalía Suprema de Control Interno y la Fiscalía Suprema en lo Civil, instancias en las que recibió el reconocimiento de las principales autoridades jurisdiccionales del país por su rectitud y transparencia en su gestión.

En diciembre del año 2000 fue elegida por la Junta de Fiscales Supremos como representante del Ministerio Público ante el Jurado Nacional de Elecciones. Integró el Pleno del Supremo Tribunal Electoral hasta el 22 de diciembre de 2004.

Cumplió un rol protagónico en la reconstrucción de la democracia. Participó activamente en las Elecciones Presidenciales de 2001, las mismas que fueron calificadas por los principales observadores internacionales como las más transparentes de la historia.

También intervino en posteriores comicios electorales y consultas populares. Recorrió lugares remotos e inhóspitos de nuestro territorio con el propósito de garantizar la voluntad popular y educar a los ciudadanos en sus derechos cívicos y políticos.

Participó en importantes eventos a nivel nacional e internacional. Actuó como observadora en las elecciones presidenciales de diversos países de la Comunidad Andina y Centro América.

Asimismo participó como ponente y asistente en distintas actividades académicas efectuadas por organismos internacionales y nacionales, intercambiando experiencias con importantes autoridades del ámbito mundial.

Su labor intelectual está respaldada con obras jurídicas de índole procesal y electoral, tales como “El Recurso de Casación” y “Los Delitos Electorales”, así como artículos en diversas disciplinas jurídicas, publicadas en revistas e importantes diarios del país.

Paralelamente a su labor jurisdiccional, desde 1985, se desempeñó como profesora de la Facultad de Derecho y Ciencia Política de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, su Alma Mater, en las asignaturas de Teoría General del Proceso, Derecho Procesal Civil y Derecho de Menores, fue profesora principal de dicha casa superior de estudios, habiendo formado a diversas generaciones de abogados y abogadas, muchos de los cuales son magistrados del Poder Judicial y del Ministerio Público.

En diciembre de 2004, se reincorporó a sus funciones como Fiscal Suprema en lo Civil, asumiendo en Abril de 2005, la Dirección de la Escuela del Ministerio Público “Dr. Gonzalo Ortiz de Zevallos Roedel”, órgano encargado de capacitar a los señores Fiscales, Médicos Legistas y Personal Administrativo de la Institución.

FABA
Junto al Doctor Francisco Tavara, Presidente del Poder Judicial, en la Inauguración de la nueva sede del Ministerio Público en Barranca por la implementación del Nuevo Código Procesal Penal en el Perú

El 13 de octubre de 2005 la Junta de Fiscales Supremos la eligió, por unanimidad, como Fiscal de la Nación para el período 2005 – 2008.

En ejercicio de la legitimidad activa, la señora doctora Flora Adelaida Bolívar Arteaga, Fiscal de la Nación, interpuso demanda de inconstitucionalidad contra la Ley N° 28665, de Organización, Funciones y Competencia de la Jurisdicción Especializada en Materia Penal Militar Policial, la misma que fue declarada fundada por Sentencia del Pleno Jurisdiccional del Tribunal Constitucional de fecha 29 de marzo de 2006, recaída en el Exp. Nº 0004-2006-PI/TC.

Asimismo, en uso de la facultad de iniciativa legislativa, la señora Fiscal de la Nación, presentó el proyecto de ley sobre trata de personas y tráfico ilegal de migrantes, aprobado mediante Ley Nº 28950.

Como Directora de la Escuela del Ministerio Público, impulsó la creación del Observatorio de Criminalidad y módulos de capacitación interactivo frente a la investigación preliminar en el marco del nuevo Código Procesal Penal, asimismo ha implementado la Plataforma Virtual para el sistema de capacitación a distancia, inaugurado recientemente en el Distrito Judicial de La Libertad.

En Noviembre de 2005, fue elegida Presidenta de la Red de Capacitación de Ministerios Públicos Iberoamericanos, RECAMPI; y en mérito de su desempeño el pasado 22 de noviembre de 2006, en la V Asamblea Ordinaria de la Red, llevada a cabo en la ciudad de Urubamba-Cusco, con la asistencia de representantes de 14 países miembros, fue reelegida por el período 2006-2007.

Por su destacado ejercicio profesional ha recibido distinciones honoríficas de distintos gobiernos regionales y locales, así como diversas instituciones públicas.

Ha sido distinguida con el grado académico de “Doctora Honoris Causa” por la Universidad Nacional San Agustín de Arequipa y la Universidad Inca Garcilaso de la Vega.

Falleció el viernes 14 de marzo del 2008, siendo Fiscal de la Nación. Dejó tres hijos y tres nietos.

De manera póstuma ha recibido condecoraciones del Jurado Nacional de Elecciones y de la Asociación Iberoamericana de Ministerios Públicos.

Lima, setiembre de 2008


Nota de Edición: La presente semblanza así como las imágenes tienen la expresa autorización para su difusión por parte del esposo de FABA, Luis Avila, y de sus hijos Adela, Luisa y Luis Mariano
.

Sigue leyendo

Recuerdo a FABA

A los cinco meses del sensible fallecimiento de la jaujina Flora Adelaida Bolívar Arteaga, un recuerdo por parte de su hija

FABA en familia

Por Adela Avila Bolívar

“Un día como hoy, hace exactamente dos años operaban de emergencia a mi mamá, esa persona que siempre estuvo a mi lado.

De un momento a otro, ví como esa mujer fuerte, trabajadora, lider, honesta y con muchas otras cualidades ingresaba a un quirófano del INEN con muy pocas probabilidades de salir con vida.

A partir de ese momento todo cambió. Mientras yo sentía tristeza y temor de perderla, veía por el contrario a una mujer que no quería dejarse vencer por su enfermedad, fuí testigo de su lucha por vivir, por seguir trabajando por su país, pero sobre todo por seguir soñando.

Muchas veces, me sorprendió su fuerza, aún en los momentos más difíciles nunca bajo la cabeza, y era ella la que me daba empujoncitos para seguir adelante.

Hace un año, juntas celebrábamos su primer año de vida, ella sentía que si Dios le había dado otra oportunidad seguro era por qué debía hacer algo muy grande.

Hace tan sólo una semana, se cumplieron cinco meses desde que falleció, y si bien es cierto me hace falta mi gran amiga y confidente, me reconforta saber que ella nunca dejó de luchar y soñar.

Si hoy escribo estas líneas, es por qué le prometí no dejar de soñar, y hoy quisiera creer que muchos de los que las lean, disfrutaran como nunca cada minuto de su vida con las personas que quieren, que recordarán que no es difícil decir lo siento y que es sencillo soñar.

Estoy seguro que FABA (como la conocíamos) estará sonriendo y ¿Por qué no? hablando de hombre a hombre con algún angelito….”

Avi

Sigue leyendo

Familia Avila Bolívar agradece la atención a la presente comunicación

Reconocimiento a su excepcional actuación como jefe de la Fiscalía de Perú y su enorme valor en la lucha contra la corrupción en el Perú.

Oficio Spain
Oficio remitido por la Asociación Iberoamericana de Ministerios Públicos – Madrid

Hace unos días se nos comunicó como familia de la extinta Dra. Flora Adelaida Bolivar Artega, Fiscal de la Nación durante los años 2005-2008, que en la última reunión de la Asociación Iberoamericana de Ministerios Públicos realizada en Punta Cana (República Dominicana) se condedió la medalla del Ministerio Público (máxima distinción de la AIAMP) a la doctora Bolivar, por su lucha contra la corrupción.

Creemos que es, no sólo una noticia buena para nosotros, sino un logro más para la Institución del Ministerio Público, el Sector Justicia y el País en su lucha contra la corrupción. Recordando que fue durante las gestión de FABA que se crearon las fiscalias anticorrupción, en cuya inauguración estuvieron presentes el señor Presidente de la República y la Dra. Mercedes Cabanillas, en ese momento, presidenta del Congreso de la República.

Por lo que les remitimos la información de la misma, por si desean compartirla con su público y nos ayudan a difundir tan importante logro.

El acta firmada por los representante de las asociación la pueden encontrar en este link
http://www.procuraduria.gov.do/Novedades/PGR-148.pdf

Que dice textualmente….

“…28. Se acuerda por unanimidad la concesión de la medalla
del Ministerio Público al anterior Presidente de la AIAMP
y ex Fiscal Nacional de Chile D. Guillermo Piedrabuena
Richard y también -a título póstumo- a la ex Fiscal
Nacional de Perú Doña Flora Adelaida Bolivar Arteaga
reconociendo en ambos su excepcional actuación como
jefes de sus respectivas Fiscalias Nacionales. Especial
mención merece Doña Flora Adelaida Bolívar Arteaga
por su firme lucha contra la corrupción en el Perú, y el
Dr. Piedrabuena por su imprescindible impulso y apoyo
en la refundación y fortalecimiento de esta Asociación…”

Dicha acta fue firmada por 20 fiscalias generales de la asociación, en representación de la Dra. Echaiz viajó a Santo Domingo el Dr Pablo Sanchez….

Oficio Fiscalía de la Nación
Oficio remitido por la Fiscalía de la Nación – Perú

Agradeciendo la atención a la presente comunicación.

Familia Avila Bolivar

Sigue leyendo

Distinción póstuma a ex Fiscal de la Nación, Adelaida Bolívar Arteaga

Le concede Asociación Iberoamericana de Ministerios Públicos

Adelaida Bolivar

Lima, ago. 04 (ANDINA).- La Asociación Iberoamericana de Ministerios Públicos concedió una distinción póstuma a la que fuera Fiscal de la Nación, Adelaida Bolívar, recientemente fallecida, “por su firme lucha contra la corrupción en el Perú”.

Durante la cita de la AIAMP realizada en Punta Cana, República Dominicana, se concedió la Medalla del Ministerio Público (máxima distinción de dicha asociación) a la doctora Bolívar en cuya gestión se crearon las fiscalías anticorrupción.

En la misma cita se otorgó una distinción al anterior presidente de la AIAMP y ex Fiscal Nacional de Chile, Guillermo Piedrabuena Richard, “por su imprescindible impulso y apoyo en la refundación y fortalecimiento de esta Asociación”.

El acta de la medalla conferida a la doctora Bolívar fue firmada por 20 fiscalías generales miembros de la Asociación.

Fuente: Andina

Sigue leyendo

PALABRAS DE OCASIÓN: CEREMONIA POR EL FALLECIMIENTO DE LA DOCTORA ADELAIDA BOLÍVAR, FISCAL DE LA NACIÓN

tavara

Por el Dr. Francisco A. Távara Córdova
Presidente de la Corte Suprema de Justicia
Presidente del Poder Judicial

Lima, 16 de marzo de 2008

Señores familiares de quien hoy día despedimos.
Dignas autoridades.
Señores magistrados del Ministerio Público y del Poder Judicial.
Señoras y Señores:

Si me tomara la libertad de escribir un epitafio sobre la tumba, última morada de quien hoy nos ha dejado físicamente, Usted Dra. Flora Adelaida Bolívar, diría:

“AQUÍ YACE UNA MAGISTRADA VALIENTE Y HONESTA”.

Ejemplo de presentes y futuras generaciones.

Estas dos virtudes podrían resumir su paso por este mundo.

Honremos su memoria.

“La muerte no es el final”

Expresa el titulo, de una bella canción cristiana, escrita por el sacerdote vasco Cesáreo Gabaráin, tras la sentida muerte de un joven organista de su parroquia.

Estas mismas palabras, vinieron a mi mente, el día de anteayer, fecha en que tomé conocimiento de la infausta noticia de la prematura desaparición de nuestra querida, respetada y recordada amiga Adelaida.

Creo que las palabras que mejor definieran a aquella mujer extraordinaria, de convicciones morales profundas, no encontraría otra, expresión que la de “autentica servidora de la justicia”.

Sí, Adelaida, fue, siguiendo el ejemplo de tantas personalidades probas y honestas que pasaron por esta importante y solemne sede de la justicia, el Ministerio Público, una mujer que avocó todas las fuerzas de su vitalidad al alto ideal del valor de la justicia.

Como en pocas personas, vi en ella, credenciales morales, que la hacían volcar su fe, y fuerza, en su querida institución, y las grandes responsabilidades que ésta tiene, en cuanto organismo que persigue y denuncia las conductas de relevancia penal, defensora de la legalidad, etcétera.

Una mujer que ha sido y es ejemplo de fortaleza, es la mejor herencia moral que ella deja a su querida familia, al Ministerio Público, al Sistema Judicial y a todos nosotros.

Un recuerdo imborrable, de una vida dedicada a la justicia.

Ella fue un ejemplo viviente de la máxima expresión de la vida: dedicó hasta el último momento de su existencia, todo su vigor y esperanzas a su trabajo como fiscal, esto, desde los primeros cargos que ocupó dentro del Sistema de Justicia, hasta alcanzar el máximo sitial, de ser Fiscal de la Nación. Recuerdo que hace un mes, aproximadamente, me llamó por teléfono para expresarme su preocupación por la decisión de adelantar la vigencia del nuevo Código Procesal Penal este año en el distrito judicial de Lambayeque: “Preocúpese Presidente…que estemos preparados”, etcétera.

La muerte no es el final, repitió una y otra vez mi memoria. Y no puede ser el final, ni podrá serlo, porque el sentimiento por la vida, que se opone al de la muerte, es siempre más alto. Todas las aspiraciones humanas se inspiran en la vida.

Nuestro destino no es la muerte. Bien sabemos, los cristianos, y esto nos lo hace recordar el padre Cesáreo Gabaráin, en su hermosa canción: “Tú nos dijiste que la muerte / no es el final del camino / que aunque morimos no somos / carne de un ciego destino”)

Nuestros más grandes ideales, se nutren de las fuerzas de la vida. Nuestra querida amiga Adelaida lo supo desde siempre, y a esos ideales, ante los que algunos claudican, ella sirvió con tesón, con un vigor que en todos provocó un marcado asombro y admiración.

Ella, Adelaida, fue una servidora, imparcial e independiente, férrea, como pocos pueden serlo, de la justicia.

Su carácter, y desempeño, que debe ser un orgullo para esta institución, ha de inspirar todavía, por mucho tiempo, a muchos fiscales, magistrados, y abogados jóvenes del país.

Ella vivió la vida con probidad y hoy, sin estar físicamente con nosotros, nos sigue enseñando, que sólo el trabajo, la vida desempeñada con ética, con valores puede ser aquella que este al nivel de los más altos valores humanos como la justicia.

Permítanme, ir terminando esta brevísima intervención, citando las últimas líneas, de la canción escrita por el sacerdote Cesáreo Gabaráin, y que hoy, las Fuerzas Armadas del reino español, han adoptado como himno para las ceremonias de homenaje por los caídos por España.

“Cuando la pena nos alcanza
por el hermano perdido,
cuando el adiós dolorido
busca en la fe su esperanza.

En tu palabra confiamos
con la certeza de que Tú
ya lo has devuelto a la vida,
ya lo has llevado a la luz.
Ya lo has devuelto a la vida,
ya lo has llevado a la luz”

Señores, una reflexión final inevitable y necesaria: Todos somos concientes de la importancia de los medios de comunicación, de la libertad de prensa, de la libertad de expresión, consustancial con la democracia, en resumidas palabras, de su trascendencia como un medio de fiscalización de todo servicio público, y entre estos, el del servicio de impartición de justicia.

¿Por qué digo esto?

Nuestra Fiscal de la Nación, Dra. Flora Adelaida Bolívar, fue una buena madre, una buena esposa, una buena amiga, etcétera. Pero sobre todo, fue una buena y excelente magistrada, titular de una institución del Estado, se desempeñó con honestidad y probidad.

Este último año, fue objeto de injustos e implacables ataques por un sector de la prensa, con infundios, diatribas, etcétera, que contribuyeron a resquebrajar aún más su estado de salud.

Ante ello, esta noble fiscal esgrimió como único medio de defensa su férrea e inquebrantable fortaleza, sostenida por la tranquilidad de su conciencia, por su inocencia. Nunca se presentó ni siquiera indicios de los cargos. Esto le permitió resistir de pie, con dignidad toda una campaña en su contra que no sólo afectaba a ella, sino a toda su familia y al Ministerio Público, que como Institución integrante del Estado de Derecho, extendía esta afectación al Sistema de Justicia.

Aquí evocamos aquella expresión de un gran Patriarca del periodismo, Don Luis Miro Quesada de la Guerra, quien dijo:

“El periodismo, según como se ejerza, puede ser la más noble de las profesiones o el más vil de los oficios”

Esta expresión que conserva permanente vigencia, debe ser repasada diariamente por los hombres de prensa, en especial por los periodistas jóvenes que aún tiene mucho camino por recorrer.

Pedimos objetividad.

La prensa tiene todo el derecho a observar nuestra conducta y a criticarnos, dada nuestra condición de funcionarios públicos, pero no en base a meras especulaciones.

El Perú le debe un desagravio a Usted Dra. Flora Adelaida Bolívar.

Usted resistió de pie, como una roca, como un muro pétreo, de aquellos que caracterizan nuestros andes peruanos que la vieron nacer, de su Jauja querida, orígenes de los cuales siempre se sintió orgullosa.

Adelaida Bolívar, sigue viva, con su ejemplo moral, con su fortaleza espiritual entre todos nosotros.

Dra. Flora Adelaida Bolívar, descanse en paz.

Honremos su memoria, siguiendo su ejemplo.

Muchas gracias,


Fuente: PODER JUDICIAL
http://www.pj.gob.pe/noticias/noticias.asp?opcion=detalle&codigo=6447

Sigue leyendo

Fallece Fiscal de la Nación

faba

Lima, 14/03/2008 (CNR) — Víctima de una penosa enfermedad, esta mañana falleció en Lima, a los 64 años, la fiscal de la Nación, Flora Adelaida Bolívar Arteaga, quien acababa de retonar de vacaciones concedidas por el Ministerio Público.

Luis Bromley, director del Instituto de Medicina Legal, precisó que Adelaida Bolívar dejó de existir a las 08:33 horas, víctima de cáncer uterino. Los médicos que la atendian decidieron que la titular del Ministerio Público pasara sus últimos días en su domicilio, en el distrito de Surco.

Desde semanas antes, se especulaba sobre el alejamiento de Bolívar Arteaga de la Fiscalía de la Nación, debido a su delicado estado de salud. Sin embargo, fue el propio Ministerio Público el que aclaró que se encontraba en período de vacaciones desde el 26 de febrero hasta el 6 de marzo del 2008.

El mes pasado, el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) decidió no abrir proceso disciplinario contra Bolívar, por sus extrañas actitudes en los casos relacionados con el narcotraficante Fernando Zevallos y el presunto lavado de dinero por parte del clan de los Sánchez Paredes.

Debido a esta noticia, la audiencia Nº 35 del juicio contra el ex presidente Alberto Fujimori fue suspendida hasta el lunes, luego que el juez César San Martín pidiera a la sala guardar un minuto de silencio.

Bolívar Arteaga nació en la ciudad de Jauja (Junín) el 18 de enero de 1944. Cursó estudios superiores en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) y recibió el título de abogado 1969.

En 1983 asumió el Decanato Superior del Distrito Judicial de Ayacucho y posteriormente, el Decanato Superior del Distrito Judicial de Loreto y, la Sexta Fiscalía Superior en lo Civil de Lima. Se avocó a la investigación de adopciones irregulares a nivel nacional, y llegó a desentrañar mafias que traficaban con menores de edad en diversos lugares de nuestro país, promoviendo cambios importantes en la legislacion de niños y adolescentes.

Luego del autogolpe del 5 de abril de 1992 y como muestra de su rechazo a la vulneración del orden constitucional y la defensa de la autonomía e independencia del Ministerio Público, renunció en forma irrevocable al cargo de Fiscal Superior en lo Civil de Lima.

En setiembre de 1995, luego de un riguroso concurso público de méritos, fue nombrada Fiscal Supremo Titular por el Consejo Nacional de la Magistratura. Asumió la Fiscalía Suprema de Control Interno y la Fiscalía Suprema en lo Civil, instancias en las que recibió el reconocimiento de las principales autoridades jurisdiccionales del país por su rectitud y transparencia en su gestión.

En diciembre del año 2000 fue elegida por la Junta de Fiscales Supremos como representante del Ministerio Público ante el Jurado Nacional de Elecciones (JNE). Integró el Pleno del Supremo Tribunal Electoral hasta el 22 de diciembre de 2004.

Participó en importantes eventos a nivel nacional e internacional. Actuó como observadora en las elecciones presidenciales de diversos países de la Comunidad Andina y Centro América.

Su labor intelectual está respaldada con obras jurídicas de índole procesal y electoral, tales como “El Recurso de Casación” y “Los Delitos Electorales”, así como artículos en diversas disciplinas jurídicas, publicadas en revistas e importantes diarios del país.

En diciembre de 2004, se reincorporó a sus funciones como Fiscal Suprema en lo Civil, asumiendo en abril de 2005, la Dirección de la Escuela del Ministerio Público “Dr. Gonzalo Ortiz de Zevallos Roedel”, órgano encargado de capacitar a fiscales, médicos legistas y personal administrativo de la institución.

El 13 de octubre de 2005 la Junta de Fiscales Supremos la eligió, por unanimidad, como Fiscal de la Nación para el período 2005 – 2008. Entre sus principales iniciativas, destaca el proyecto de ley sobre trata de personas y tráfico ilegal de migrantes, aprobado mediante Ley Nº 28950.


Fuente: Coordinadora Nacional de Radio
http://www.cnr.org.pe/noticia.php?id=21412

Sigue leyendo