Archivo de la etiqueta: Jaujinos

JUAN CONTRERAS SOSA: PADRE DEL SENTIMIENTO XAUXA


Juan Contreras Sosa

Darío Núñez Sovero

Recorro los suburbios de esta ciudad capital colmada de smog y bullicio, cuando de pronto y de una esquina donde se apiña una vendedora de CDs el parlante estridente reproduce una muliza que, melosa y lastimeramente desde la voz metálica de “Flor Sinqueña”, se va enroscando en nuestros oídos…

¡Ay! Corazón
No sufras más por ese amor
Que no te corresponde;
Porque se ama a quién merece
Y a quién ofrece
Besos castos como el alba…

Inmediatamente reconozco la melodía: es el sentimiento de Juan Contreras Sosa y su “Espera Corazón”, muliza ganadora de un Premio Nacional de aquel jaujino que decidió exiliarse en la lejana Ica y donde recientemente ha fallecido y cuya copiosa producción pobló conocidas disqueras sin que, seguramente, ni el APDAYC ni ASPEC le den regalías por autoría.

Juan Contreras murió en los extramuros de su voluntaria soledad, en la ciudad a la que había elegido residir luego de sufrir injustas prisiones por su militancia política. Agradecido por la hospitalidad iqueña llegó a decir de esa ciudad “bella y generosa tierra donde rehice mi carrera”.

Salvando las distancias de tiempo, tuve la fortuna de compartir su amistad cuando, luego de reponerse de dos paros cardíacos, retornó a la Jauja de sus amores en la década del 80 anterior, entonces y para mi asombro tocó la puerta de mi casa y, sorprendido como me hallaba por tan desconocido visitante, pregunté por su nombre me dijo que era el mismo Juan Contreras, quién entusiasta aprehendía entre sus manos una botella del buen pisco y noticiado por mis aficiones literarias quería compartir conmigo unos momentos. Ya en el calor acogedor del diálogo, curioso, le pregunté por el nombre de la dama que había inspirado la citada muliza y para sorpresa mía me dijo que su fuente de inspiración era un colega suyo a quién fue a visitar a la cárcel luego que victimara a su esposa al sorprenderlo en plena infidelidad y que por eso en el estribillo le dice:

“…si la vida desencanta
Y es tan breve
No hagas del amor una cruz;
Espera, ¡espera!
Que la dicha siempre llega…”

Así de especial era don Juan Contreras, un jaujino de extremo cariño a su tierra natal, bardo genial que supo interpretar el finísimo y sensible sentimiento xauxa. Años después, de tan grata visita fui a verlo a su domicilio iqueño y su alegría fue mayor cuando le hice entrega de bocadillos y vituallas propias de Jauja, sin embargo los años ya pesaban sobre su frágil humanidad. Nostálgicamente me recordó que era autor de numerosísimos huaynos y mulizas jaujinas (“Amor jaujino”, “Pasión jaujina”, “Noche de amor”, etc-), así como también varias obras de poesía y cuento por las que tanto la Universidad “San Luis Gonzaga” como la Municipalidad de Ica le habían extendido justo reconocimiento. Seguramente muchas de sus obras son desconocidas para los jóvenes de este tiempo.

Hoy que me entero de su muerte y en la antesala del Día del Padre quiero en la persona de Juan Contreras Sosa rendir un homenaje al padre jaujino y al padre universal, por las reiteradas muestras de amor telúrico, amor filial y amor a la vida que supo demostrar este hombre cuyo nombre espera el reconocimiento de las autoridades y del pueblo de Jauja.

Sigue leyendo

Ricardo Duarte Mungi


Nació el 09 de febrero de 1940 en Jauja. Hijo de Ricardo E. Duarte y Paulina Mungi de Duarte. El mejor jugador peruano de básquetbol de todos los tiempos

Ricardo Duarte

Nació en Santa Fe de Jauja en 1940. Está casado con Sara de las Casas y tiene 3 hijas: Rocío, Samy y Gipy.

Con 2.03 m de altura, jugó al Básquetbol por 25 años para luego dedicarse a la empresa privada (formando una compañía de plásticos), a la dirigencia deportiva y participando en política fue Director Municipal del distrito de Santiago de Surco y regidor del distrito de Miraflores.

Jugó en la selección de Básquetbol del Perú

En los Juegos Bolivarianos de Barranquilla y Guayaquil.

Desde 1957 hasta 1977, en siete torneos sudamericanos realizados en Chile(2), Brasil, Perú, Argentina, Paraguay y Uruguay.

Entre 1963 y 1971, en los Panamericanos de Sao Paolo, Winnipeg y Cali.

Jugó de pivot, con la No.5, junto con sus tres hermanos (Raúl, Luis y Enrique) en las Olimpiadas de Tokio por la selección entrenada por el norteamericano Jim McGregor y que realizó giras de preparación por Estados Unidos, jugando frente a equipos de prestigiosas universidades. En el equipo también se encontraban Carlos “Chino” Vásquez, Juan Luis Cipriani, Oscar Benalcázar, Augusto Cavero, Francisco Saldarriaga y los hermanos Guzmán.

Ricardo Duarte fue máximo anotador de ese torneo, con 212 puntos.

En la revista oficial de la Federación Internacional de Básquetbol figura en el 34to. lugar de los mejores jugadores de la década de los 70s.)

Fuente: Wikipedia

Sigue leyendo

¡Descansa en paz Don Teófilo Jorge Aliaga Osorio!

Teófilo Jorge Aliaga Osorio

Es lamentable tener que informar el sensible fallecimiento del Dr. Teófilo Jorge Aliaga Osorio. Desde Estados Unidos, recibí un correo electrónico de Marcelo Ricardo Robles Román -quien es su cuñado- informándome lo siguiente:

New York, 25 de junio de 2009

Estimado Sergio Martín;

Con hondo pesar deseo comunicarte el fallecimiento del Sr. Teófilo Jorge Aliaga Osorio acaecido hoy a horas 2:00 p.m. en el Mont Sinae Medical Center Manhattan, New York.

El servicio funeral se llevará a cabo el viernes 26; misa de cuerpo presente e incineracion sábado 27, 11.30 am en la ciudad de Tarrytown, condado de Westchester, ciudad de New York.

Atte.
Marcelo Ricardo Robles Roman

Posteriormente, tomé conocimiento que falleció exactamente el 25 de Junio a las 2:00 p.m. en el Hospital Mount Sinai de Nueva York. Sus restos fueron velados el 26 de Junio en la Dwyer & Vanderbilt Funeral Home, 90 North Broadway, Tarrytown – New York desde las 4.00 p.m. hasta las 8.00 p.m. La misa de cuerpo presente fue el 27 de Junio a las 12:00 p.m. en la Iglesia Transfiguration de Tarrytown, New York.

Noticia que me dejó atónito considerando la gran estima que guardo hacia Don Teófilo Jorge. Como muchos saben, el Dr. Aliaga Osorio fue decano de la Facultad de Industrias Alimentarias de la Universidad Agraria La Molina -compitió con Alberto Fujimori para ocupar el cargo de Rector de esa casa de estudios durante los 80-, se desempeñó también como catedrático en diferentes universidades de la capital. Ocupó el puesto de jefe del Instituto Nacional de Desarrollo Agroindustrial (INDDA), en 1988 aproximadamente, donde gestionó la creación del Instituto Superior Pedro S. Monge de Jauja y fue autor de diversos estudios relacionados con la Agronomía.

Asimismo, fue Presidente del Club Jauja desde el año 1990 hasta el 2002, en cuyos períodos mejoró notablemente el local de la institución, hizo las gestiones para que la Orquesta Sinfónica Nacional toque en noche de gala en la Iglesia Matriz de Jauja y en el Estadio Monumental de Jauja -lugar donde se congregó a más de 20 mil estudiantes de educación primaria y secundaria de Jauja en el año 1994-, llevó ayuda anualmente a la Escuela Especial Virgen del Rosario de Jauja, prestó apoyo a diversas instituciones jaujinas en el tiempo que presidió el Club y el gran amor que sentia por Jauja lo llevó a dar a conocer las costumbres y tradiciones Jaujinas por todo el Perú y el mundo.

En 1994, la Municipalidad Provincial de Jauja expresó reconocimiento público para tres notables jaujinos: Juan Bolívar Crespo, Hugo Orellana Bonilla y Teófilo Jorge Aliaga Osorio.

Mi gran amor hacia Jauja se lo debo al Dr. Teófilo Jorge Aliaga Osorio, quien cultivó en mí amar a nuestro terruño sobre todas las adversidades existentes; siempre recuerdo todos esos días del 2002 y 2003 cuando concurría a su casa en La Molina para poder oír sus experiencias y planes para nuestra querida tierra. Hoy se ha ido sin que se cumplan muchos planes y sueños que él se había propuesto, nosotros siguiendo su enseñanza, haremos todo lo posible para ver a nuestra ciudad en el lugar donde debe estar.

¡DESCANSE EN PAZ DON TEÓFILO JORGE ALIAGA OSORIO!

Él ya está al lado Virgen del Rosario, de la cual fue muy devoto, junto con otros grandes jaujinos que se adelantaron en este ir inretornable. Mi más sentido pésame para toda su familia, especialmente para su señora madre: Luzmila Osorio Blanco, a su señora esposa: Nila Robles de Aliaga, y a todos sus hijos: Sofia Walpuck Aliaga, Jorge Aliaga, Monica Aliaga-Laud, Ingrid Aliaga y Carolina Ploeger Aliaga.

Sigue leyendo

Presidencia de la República y MIMDES reconocen a jaujinos

Destacable labor del párroco José Mines Chuquillanqui Yamamoto y de la profesora Juana Antonieta Palacios Chuquín

Jose Chuquillanqui
El Párroco José Mines Chuquillanqui Yamamoto cuando fue reconocido por la Municipalidad Metropolitana de Lima

El Poder Ejecutivo hizo importantes reconocimientos a dos jaujinos que en sus respectivas áreas han desarrollado una gran labor a favor de la sociedad en general.

Siendo así, el último domingo, en una ceremonia pública efectuada en la Plaza de Acho, el Presidente de la República, Dr. Alan García Pérez, otorgó al sacerdote José Mines Chuquillanqui Yamamoto la Orden al mérito con el Grado de Comendador, en reconocimiento a la labor que la Iglesia Católica ha desempeñado a lo largo de más de diez años a favor de los habitantes de Manchay – Lima.

Cabe precisar que la Parroquia “Espíritu Santo” de Manchay, junto con el Arzobispado de Lima y un conjunto de instituciones de cooperación internacional desarrollan desde hace más de diez años un conjunto de iniciativas en los campos de educación, salud, nutrición, familia, pastoral, entre otras áreas.

Juana Palacios
Juana Antonieta Palacios Chuquín

Por otro lado, en una ceremonia realizada en el MIMDES, por el Primer Reconocimiento a la Persona Adulto Mayor que otorga el Estado, la ministra de la Mujer y Desarrollo Social, Carmen Vildoso Chirinos, reconoció la labor realizada por Juana Antonieta Palacios Chuquín, quien resultó ganadora en el campo cultural.

Asimismo, la ministra explicó que este galardón que por primera vez otorga el Estado Peruano es un reconocimiento a las personas adultas mayores que han sabido contribuir a nuestra sociedad; hizo también un llamado a la ciudadanía en general a dejar atrás la imagen estereotipada y negativa del envejecimiento y la exhortó a dirigir la mirada hacia la actitud positiva que representan muchos adultos mayores que cada día participan activamente en la generación de ingresos y son un ejemplo para nosotros.

Es grato saber que diversos paisanos destaquen en sus respectivas áreas, haciendo quedar en alto el nombre de la patria chica.

Datos:

– José Chuquillanqui Yamamoto
Nació en Jauja el 12 de noviembre de 1963, hijo de Mines y Lucía, estudió en el colegio San José de su tierra natal. Se desempeñó como Director de Cáritas Junín, también como Vicario parroquial, profesor de secundaria y asesor espiritual del Colegio San Vicente de Paúl en Jauja. Actualmente es Párroco en Manchay.

– Juana Antonieta Palacios Chuquín
Nació en Jauja el 27 de junio de 1946, hija de Antonio y Aurelia, estudió en el Colegio Nuestra Señora del Carmen de Jauja. Es profesora de Educación Primaria desde 1969, a través de su vida se ha capacitado en informática, innovaciones pedagógicas en comunicación, mujeres emprendedoras y empresariales, bio energética humana y salud, en promoción de la medicina complementaria, liderazgo, taller de cuidadores de familia, promotora en Gerontología Social. Ha brindado apoyo y participado en actividades en la Clínica Geriátrica ANCIJE; es Presidenta del Consejo Directivo de la Asociación de Promotores en Gerontología Social de la Universidad del Adulto Mayor de Lima; ponente en el Curso “Cuidados para el Adulto Mayor” en la Casa Hogar “Splendor”; conductora del Programa Radial “Dale Vida a los Años” en Radio Libertad y R-700; voluntaria en el Programa Nacional de ESSALUD.

Sigue leyendo

JAUJA EN LA HISTORIA POR OBRA DE SUS HÉROES: LA GESTA HEROICA DE HILARIO VALLADARES ZEGARRA

Por Darío A. Núñez Sovero
darionunezsovero@hotmail.com

Que, Jauja, siempre estuvo presente en los grandes acontecimientos de la Historia Nacional, no cabe duda. Nuestra tierra siempre responderá: ¡presente!, cuando se trate de revisar hechos que han marcado su impronta en el devenir de nuestra historia, especialmente republicana. Los jaujinos vivimos orgullosos de constatar el valioso legado que nos dejaron nuestros ancestros en este quehacer de luchar por la patria hasta ofrendarle la vida misma. Pocas nacionalidades del país pueden mostrar al mundo estos ejemplos de elogioso coraje como lo han hecho los jaujinos.

Es justo, en este acápite, recordar que fueron jaujinos los que estuvieron presentes en el proceso de ‘la independencia nacional’. El 20 de Noviembre de 1820, el cura Estanislao Márquez y el patriota jaujino Alejo Martínez Lira presidieron la proclamación de la Independencia de Jauja, dando impulso exitoso a la independencia de otras ciudades, objetivo que buscaba la campaña de Alvarez de Arenales en el centro del Perú. A este respecto, en su obra “Jauja Antigua” Clodoaldo Espinoza Bravo reclama un reconocimiento para el prócer de la independencia Alejo Martínez Lira (reclamo inútil, pues hasta hoy nada se ha hecho), para que alguna calle, avenida principal o plaza jaujina lleve su nombre pues intervenir decididamente en la Independencia Nacional costó a este valeroso jaujino la represalia del español Ricafort quién ordenó el fusilamiento de su familia (pensar que en pleno 2008 seguimos mencionando en Jauja: jirón Colina, estadio Monumental, cine teatro Colonial, etc., que hiere el orgullo Xauxa y no le dice absolutamente nada).

Caminando años adelante y ya en plena guerra con Chile fueron nuestros paisanos quiénes dieron una hermosa lección de coraje y amor a la patria. Primero en la Batalla de San Juan donde participó el Batallón “Jauja” Nº 23 comandado por el Coronel Nicolás de San Martín y, luego, en Miraflores otro Batallón de 600 jaujinos estuvo presente en esta gesta con don José Rodríguez al frente. Ya en plena Campaña de la Breña, Jauja no sólo fue escenario sino que, cual una madre homérica y enteramente épica, vio cómo se enrolarían sus hijos en las huestes del gran Andrés Avelino Cáceres, “El Brujo de los Andes”. Es en estas circunstancias que en el valle se formaron muchos batallones como la Guardia Nacional de Huaripampa, los Flanqueadores de Llocllapampa, la Columna de Cazadores de Muquiyauyo, el Batallón Libres de Marco y Concho, el Batallón Cazadores de Apata, etc. La Gesta de Malpaso es la mayor elocuencia del valor de los bravos Xauxas, paralela a otras victorias que los lugareños tenían en el valle de Jauja.

Alipio Ponce
Capitán PNP Alipio Ponce Vásquez

En la primera mitad del siglo XX, fue otro jaujino el que dio a la Patria la ofrenda de su propia vida luego de dos acciones heroicas y ello se dio en la Guerra de 1941 contra el Ecuador. Fue Alipio Ponce Vásquez el encargado de ello. Nacido en el distrito de San Lorenzo – provincia de Jauja; hacia el año de 1941, tenía el grado de Teniente y prestaba servicios en Huanta cuando tras la pretensión ecuatoriana de apoderarse de Tumbes, Jaén y Maynas, el presidente Manuel Prado ordenó la movilización de nuestras Fuerzas Armadas y Policiales hacia la frontera con dicho país. De este modo es cómo Alipio Ponce aparece al mando de un destacamento en Matapalo. Desde allí organizaría la incursión hacia Carcabón, en el Ecuador, la cual fue tomada y por el que Alipio Ponce sería llamado el Titán de Carcabón, luego tomaría Huabillos, acciones que le merecieron el reconocimiento y admiración nacional, hasta que en un acto traicionero fue emboscado en la Quebrada de Porotillo donde fue abatido por ráfagas de ametralladoras enemigas en plena tregua con el Ecuador. Este gesto llenó de gloria a nuestro paisano, quién fue reconocido como Héroe Nacional por el Congreso de la República.

En la década del 50 del siglo anterior, fue noticia nacional el fatal accidente que tuvo el oficial FAP Erasmo Adrián Aliaga Becerra, nacido en Jauja, quién piloteando una nave de Transportes TAM cayera en la selva peruana, este hecho enlutó a la familia jaujina por la temprana desaparición de este promisorio prospecto de la aviación de la Fuerza Aerea del Perú.

Piloto FAP Hilario Valladares
Coronel FAP Hilario Valladares Zegarra, jaujino, héroe del Cenepa

En la década de los 80 y 90 del siglo pasado, otro jaujino de acendrada estirpe, escribiría una página brillante en la Historia del Perú. El autor fue el Coronel FAP Hilario Valladares Zegarra. Jaujino nacido en l955, luego de concluir sus estudios secundarios en el glorioso colegio “San José” de Jauja, muy joven, se enroló en la Fuerza Aérea de donde salió como Piloto de Caza. Hasta ahora, muchos residentes de nuestra ciudad recuerdan con nostálgico regocijo cuando, al principio, el Teniente Valladares hacía sus prácticas de vuelo a borde de poderosos Mirage sobre el límpido y azulado cielo jaujino, frescos están en nuestra memoria la estela blanca que dejaba esta nave cuando atravesaba rauda el espacio Xauxa proveniente de las bases de las Palmas, Pisco o la Joya. Hacia el año 1982 y siguientes, Valladares recibió la orden de asumir el combate contra el terrorismo que estaba germinando y empezaba a asolar el país. Siempre a bordo de su nave, luego, se sumaría a la lucha frontal contra el narcotráfico. Es en estas circunstancias que se inicia un conflicto con el Ecuador y Valladares es enviado allí, en plena Cordillera del Cóndor, donde interviene en el problema del conocido Falso Paquisha. Cuando el año de 1995, nuevamente el Ecuador provoca al Perú en el Alto Cenepa, la Fuerza Aérea, conocedora de la experiencia de Hilario Valladares, pues para entonces lo avalaban más de 7000 horas de vuelo, lo comisiona a esta guerra.

Cessna
Cessna A-37B “Dragonfly” subsónico de la Fuerza Aérea del Perú

Es así que, luego de haber bombardeado tropas enemigas que ya estaban en Tiwinza, el entonces Comandante FAP Hilario Valladares, denominado Comandante Fiera y piloto de una nave A-37B, sería el protagonista principal del primer combate aéreo que se ha dado en nuestro continente, donde fue alcanzado por un misil aire – aire disparado desde un poderoso avión K-FIR enemigo. Es de resaltar que los ecuatorianos atacaban con dos aviones a un solo avión peruano. Para que el lector tenga una idea del desigual enfrentamiento diremos que las naves ecuatorianas estaban equipadas con lo último en tecnología bélica. El K-FIR, que probablemente estaba al mando de un piloto de entrenamiento israelí, tenía superioridad frente a nuestra nave pues eran aviones supersónicos (rompían la barrera del sonido) mientras que la nave peruana era subsónica. Inicialmente Valladares trató de eludir un misil y lo logró, pero el segundo lo alcanzó, pues su velocidad era tal que llegó a impactar en la cola del avión, destrozando los motores y el timón de mando. El avión, caía en versión de un tirabuzón invertido, sin ningún control. Cuando trató de coordinar con su co-piloto, éste ya se había eyectado. En esta circunstancia, más o menos a 1000 metros de altura, optó por jalar su maneta de eyección (manija que acciona automáticamente el asiento del piloto en cero segundos y abre el paracaídas en forma casi simultánea, un segundo). Desde ese cielo del norte peruano violado por disparos de ráfagas de ametralladora, trató de guiar su paracaídas con dirección al río. Tenía el presentimiento que era el único modo de conectarse con alguna población, sus conocimientos de supervivencia así se lo indicaban. Sin embargo cayó en plena selva desde donde buscó afanosamente llegar al río Cenepa. Una vez logrado, infló su bote y navegó aguas abajo. La tarde pesaba y su humanidad se hundía en una noche lóbrega por lo que buscó un peñón plano en medio del río donde optó por esperar el amanecer. En esa noche inmensa e interminable, parafraseando a Neruda, nuestro Hilario Valladares era un cabello solitario en la ubérrima dimensión de esa misteriosa y agresiva selva. Un jaujino que se auto insuflaba fuerzas para sobrevivir por su familia y por su patria, estaba en el reino de la enigmática Yacumama. Lo logró porque, al amanecer y luego de reiniciar su nado en su ya raído bote inflable, oyó a lo lejos unas voces. Temió inicialmente que fueran de soldados ecuatorianos, pero extrañamente los dos parlantes le hacían señas para que se acerque más. Preguntando quiénes eran se dio cuenta que eran soldados peruanos a los que se unió no sin poder ocultar su alegría por haberse salvado. Ellos lo condujeron por la espesura de la selva y ya en el PV-1, fue recibido con alegría y alborozo de todos los combatientes peruanos, luego sería llevado a la Base de Piura donde lo aguardaban sus superiores y familiares, felices por saber de la sobre vivencia de nuestro paisano. Allí mismo, en severa Ceremonia, fue calificado como Defensor de la Patria y Héroe de la FAP por el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas del Perú. Posteriormente ascendió al grado de Coronel luego de una evaluación regular, estando pendiente el ascenso automático que dispone la Ley Nº26511.

kfir ecuatoriano
Caza Kfir supersónico ecuatoriano

Hoy, Hilario Valladares, desde la mullida paz de su hogar, evoca con especial acento las peripecias que le tocó vivir en esta guerra. Muy quedo, comenta el fatal rol que le deparó la vida de vivir en permanente combate. Jauja se siente orgullosa de tener un hijo de los quilates y pergaminos de Hilario Valladares. Nuestro Colegio “San José” se siente orgulloso de haber aportado a la formación de este Héroe que nos enaltece a todos. ¡Loor a Hilario Valladares Zegarra! Los que vivimos en este tiempo, nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos tendrán que reconocer su valía y su perennidad en el tiempo.

Hilario Valladares Zegarra
Coronel FAP Hilario Valladares Zegarra

Asimismo, es conocido que el Aeropuerto de Jauja sirvió el año 1995 para trasladar a combatientes del centro hasta la frontera con el Ecuardor, entre ellos, muchos soldados jaujinos defendieron la patria.

La contribución de Jauja a la Historia del Perú es rica. Pocos pueblos como el jaujino pueden jactarse de ello. Gracias a nuestros HÉROES, de verdad, nuevamente: muchas gracias.

Más datos:

Alipio Ponce Vásquez

Heroicos pilotos peruanos en el conflicto del cenepa

Sigue leyendo