Archivo de la etiqueta: Darío Núñez Sovero

Una publicación original e interesante

[Visto: 1226 veces]

Tunantada

Darío Núñez Sovero

Con una agudeza oportuna y necesaria, la institución  “Centro Cultural Francisca Pizarro Yupanqui”, integrada por jaujinos residentes en la ciudad de Lima, organizó la Primera Exposición Colectica de Pinturas: “Tunantada: Armonía de las Diferencias”.  El evento fue la ocasión para presentar, a los interesados, un resumen de la obra artística que sobre esta ancestral costumbre, diferentes artistas, vienen produciendo de acuerdo a sus variadas percepciones e impresiones que ellos tienen sobre nuestra fiesta. En elegante material de impresión y asistidos por coloridos contrastes, esta publicación debe ser el inicio de un obligatorio recuento que, sobre nuestros usos, existen en la autoría de artistas que vibran con la majestuosidad de esta reconocida expresión de “Patrimonio Cultural de la Nación”.

A decir verdad, esta institución, viene laborando desde hace años en forma silenciosa pero eficiente para dar a conocer al país una de las expresiones mayores de nuestra identidad: la tunantada. Sabemos  por los diferentes medios que,  además de esta actividad, ellos han desarrollado otras que han dado brío y brillo a nuestra ancestral estampa nativa. Los hemos apreciado en pasacalles, festivales, presentaciones en eventos, etc. Y, recientemente, han dado inicio a una Escuela de la Tunantada, evento que se desarrolla en la Casona de la cuatricentenaria Universidad de “San Marcos”. Estos esfuerzos meritorios permiten difundir, en los diferentes conciertos culturales del país, la variada riqueza costumbrista de nuestra provincia por lo que, en mi modesto punto de vista, amerita extender el reconocimiento de nuestro pueblo, vía autoridades, a este puñado de hombres que con una claridad que linda con un real patriotismo se han propuesto poner a Jauja en el pináculo de la atención nacional.

La publicación, a la que aludo, es un importante aporte a nuestra hemeroteca. Alli reposará para que cada vez que queramos regalarnos con la belleza de los cuadros de David Huaytalla Dionicio, Zoilo Bullón Méjico, Juan Carlos Maldonado Taza, Juan Zárate Cuadrado, Percy Gómez Lizárraga, Ruth Kemp, Manuel Huaytalla Ponce, Constantino Castañeda Balbín  y Gílmer Huaytalla Ponce, lo tengamos a la mano como un precioso regalo que nos recuerde que hemos nacido en una tierra esplendorosa y llena de encantos, uno de los cuales es esa pintura viva de nuestra tunantada, recreada en la aguda percepción de nuestros grandes artistas.

 

 

 

Sigue leyendo

‘Raíces’ de mi Jauja

[Visto: 3472 veces]

2001 – 2014

Raíces de Jauja

Darío A. Núñez Sovero

El vértigo del motor me va indicando cómo el viejo vehículo en que me transporto va desatando intrépidamente los andes por imbricadas curvas de la ruta, cada una con mayor peligro que la anterior, y mientras un leve sopor va penetrándome los sentidos, advierto que estamos por llegar a San Mateo, pueblo que cobija, desde que tengo memoria, a cientos de mineros migrados desde los confines de dónde vengo.

Cuando la luz roja de un semáforo, instalado en la población, detiene nuestra marcha, la pegatina de una vieja pared llama mi atención. “RAICES DE JAUJA”, reza su contenido principal registrado en multicolores formas y anunciando la presentación de este original conjunto de mi tierra. Al leerlo una discreta arrogancia me ha invadido, conozco a los integrantes de este novel conjunto y me alegra que vayan regalando por do quier la magia de su arte y, aun cuando la rapidez de nuestro retomado viaje  me llevó a buscar nuevos anuncios, los recuerdos fueron agolpándose raudamente en nuestra memoria para devolvernos a un tiempo auroral de este conjunto.

Raíces de Jauja

Entonces, es inevitable decir que estos jóvenes, cuando eran púberes, ya tenían registrados en sus genes ese comején que corroe sus espíritus y que todos llamamos arte. Ellos, el 21 de Agosto del 2001, decidieron agruparse para constituir un soporte artístico que ya tiene 13 años de vigencia, 13 años de caminos impensados recorriendo  palmo a palmo nuestro extenso país y llevando el mensaje de nuestra espiritualidad. Pero es muy fácil decir “ellos”; decirlo nos podría empujar a caer en una generalidad anónima que quisiera evitar. ¿Quiénes eran entonces los fundadores?: Daniel Huaytalla Pomasunco, Moisés Gutiérrez Guerrero, Miguel y Vanessa Arzapalo Pomasunco. Este prospecto inicial se engrosaría inmediatamente con la incorporación de dos “púberes” más: Óscar Arzapalo Pomasunco, quién tenía 10 años, y Emerson Rodriguez Pérez.

Al término de nuestro cansado viaje y ya en la plomiza Lima, una inquietud perturba nuestra curiosidad, por ello es que, ya aposentados en nuestro domicilio, presuroso acudo a la computadora que en un abrir y cerrar de ojos me dicta que este conjunto jaujino tiene registrados millones de visitas en Youtube con sus diversos temas -resaltando la Tunantada, nacida en Jauja-, siendo que solo el tema “La Orquesta” tiene más de un cuarto de millón de visitas. ¡Asombroso récord de un conjunto, nacido en Jauja, integrado por jaujinos y portaestandarte de nuestra idiosincrasia xauxa!

Raíces de Jauja

“Raíces” ha calado hondamente en la alegría y el sentimiento de las colectividades donde se presenta llevando, en su característico tono de tunantada, las vivencias del hombre de Jauja. Quién crea que constituyen un grupo de los llamados de música latinoamericana se equivoca. Es más que eso. Con una natural sabiduría, ha podido  combinar las vivencias del poblador de nuestra tierra con el compás gimebundo y lastimero que existe en el interior de cada tunantada y que le otorga calidad intensa y total al eros plural de nuestros pueblos. Ello explica la fértil cosecha de sus logros, pues además de su multitudinaria audiencia, en ciudades como Concepción, Ambo, Huánuco, Arequipa, Puno, Huancayo y Lima los reconocimiento han ido fluyendo con natural justificación: “mejor conjunto de música latinoamericana”, “grupo revelación”, “mejor agrupación”, son, entre otros rótulos, justos reconocimientos para una entidad que nació y creció en la humildad y ahora se recrea, igual de humilde, en la conciencia múltiple de sus ávidas audiencias.

El hoy respetable Grupo “Raíces”, es un valioso referente de los xauxas. Se han constituido en auténticos embajadores nuestros y saberlos programados en eventos de todo el país colma el orgullo de quienes somos sus paisanos. Demás está decir que la sociedad en general y las entidades que representan a nuestra provincia están llamadas a otorgarles el reconocimiento  de rigor que, con justicia, se han ganado. Por lo demás, ellos ya tienen un lugar en el altar de nuestros espíritus, allí donde sólo nosotros sabemos por quién oramos quedamente.

 

 

 

Sigue leyendo

LA HORA DE JAUJA

[Visto: 971 veces]


Los jaujinos somos los continuadores de la raza guerrera y corajuda de los Xauxas. De una estirpe que llenó de esplendor y abundancia esta parte del país en la época prehispánica.

Tunanmarca - Xauxa

Darío A. Núñez Sovero

Un día de Marzo de 1976, en un encuentro académico realizado en Lima, coincidí con un cura español de nombre Quino Messeguer. Cuando me preguntó de mis raíces, le dije que era de un lugar clavado en el costado de los Andes llamado Jauja. Para mi sorpresa me dijo que Jauja era el lugar de América más famoso en Europa. La expresión colmó mi callado orgullo; íntimamente me sentí grande. He aprendido de mis mayores muchos gestos que elocuentemente hablan de sus raíces: un amigo (todavía vivo) de nombre Daniel Madrid Salazar y conocido en su etapa escolar como “corneta mayor” se presentaba en los auditorios a viva voz diciendo “soy Daniel Madrid Salazar de Ninacanya” aludiendo a su procedencia de la parte sur oriente de nuestra laguna de Paca. Otro amigo, ya extinto, el Ing. Teófilo Jorge Aliaga Osorio, donde iba refrescaba su sed pidiendo en cualquier parte del mundo “agua de Jauja” en alusión a la bebida Inca Cola. Nuestro fallecido artista Hugo Orellana Bonilla reclamaba siempre con pesar no haberse apellidado Yarihuamán porque, decía, le habría gustado tener un apellido ligado a la fuerza telúrica de su tierra.

Leo que en el extranjero, y en otras partes del país, colectividades de jaujinos exiliados por diferentes motivos se agrupan para trabajar en pro de su terruño y, finalmente, advierto que el gobierno ha expedido un Decreto Supremo para reivindicar a nuestro aeropuerto “Francisco Carlé”. Que se ha concedido con justicia a Edgardo Rivera Martínez el Premio Nacional de Cultura 2013, que la Marina de Guerra le da al R.P. José Chuquillanqui el Premio Almirante Grau 2013, que nuestro añejo “San José” es reconocido como Colegio Emblemático, que el Congreso de la República mediante Ley ha conferido a Jauja la condición de Primera Capital del Perú y, el día de hoy, el Banco Central de Reserva del Perú ha presentado la moneda en homenaje a la grandeza de los restos arqueológicos de Tunanmarca – Jauja, como un reconocimiento a la grandeza de nuestro pasado, entonces cómo no sentirme bien. Cómo no sentirme honrado y agradecido de haber nacido en esta tierra bendita de Jauja, o, en palabras de Carlos Hurtado Ames, provenir “De un pasado formidable, misterioso, cuya potencia todavía la podemos sentir los que tenemos el privilegio de haber nacido en esta tierra. Eso es lo que nos ha legado Tunanmarca”.

El dia de hoy, el Estado, la nación peruana y la comunidad internacional sabrán de una cultura excepcional como fue la cultura Xauxa. Ella ha ingresado al selecto grupo de quince atracciones nacionales reconocidas en la Colección Numismática “Riqueza y Orgullo del Perú” conformada por patrimonios invalorables del Perú:

1) Tumi de Oro (Lambayeque).
2) Sarcófagos de Karajía (Amazonas).
3) Estela de Raimondi (Ancash).
4) Chullpas de Sillustani (Puno).
5) Monasterio de Santa Catalina (Arequipa).
6) Machu Picchu (Cusco).
7) Gran Pajatén (San Martín).
8) Piedra de Saywite (Apurímac).
9) Fortaleza del Real Felipe (Callao).
10) Templo del Sol Vilcashuamán (Ayacucho).
11) Kuntur Wasi (Cajamarca).
12) Templo Inca Huaytará (Huancavelica).
13) Templo de Kotosh (Huánuco)
14) Mantos de Paracas (Ica)
15) Tunanmarca – Xauxa (Junín)

La hora de Jauja ha llegado. ¡Viva Xauxa!

 

 

Sigue leyendo

AEROPUERTO DE JAUJA VA INCREMENTANDO EL FLUJO DE PASAJEROS Y PROPONIENDO NUEVOS RETOS

[Visto: 1472 veces]


Aeropuerto de Jauja

Darío A. Núñez Sovero

Recientemente la empresa CORPAC S.A. ha emitido su boletín estadístico, actualizado al 16 de septiembre último. En el rubro de Movimiento de Pasajeros Nacional advertimos, con especial regocijo, que el Aeropuerto “ FranciscoCarle” de Jauja viene adquiriendo singular importancia en el escenario nacional. Los guarismos que se registran son de una relevancia contundente.

Pasajeros entrantes al aeropuerto de Jauja

Enero: 863
Febrero: 820
Marzo: 952
Abril: 1174
Mayo: 1293
Junio: 1261
Julio: 1542
Agosto: 1561

Pasajeros salientes del aeropuerto de Jauja

Enero: 818
Febrero: 784
Marzo: 921
Abril: 1069
Mayo: 1190
Junio: 1241
Julio: 1427
Agosto: 1576

Veamos: en enero del presente año a nuestro aeropuerto llegaron 863 viajeros y ellos, progresivamente, se han ido incrementando habiendo sido en agosto: 1561 (casi el doble). Este hecho ha motivado que en el orden nacional nuestra infraestructura pase a ocupar el cuarto lugar en cuanto a mayor llegada de viajeros después del Cusco, Nazca y Huánuco; esto respecto a los aeropuertos administrados por CORPAC. Para posicionarse en ese lugar ha desplazado al aeropuerto de Andahuaylas en cuanto a importancia. Esta es una noticia alentadora y un claro indicador de que las expectativas de nuestra provincia reposan en la plena vigencia de nuestro aeropuerto “Francisco Carlé”.

Para que nuestro amigo lector tome idea de nuestras afirmaciones hay que señalar, remitiéndonos al mismo informe estadístico, que en enero del presente año el aeropuerto de Andahuaylas, hasta entonces en cuarto lugar en importancia nacional, registró una llegada de 1283 pasajeros y en Julio 1251. Se advierte que no tuvo crecimiento, antes decreció.

Esta realidad nos lleva a pensar que es importante y urgente promover los ingentes recursos turísticos que tiene nuestra región, especialmente nuestra provincia. Es más urgente, todavía, preparar las mejores condiciones para acoger gratamente al caudal, cada vez mayor, de visitantes. Esto debe ser internalizado por nuestras autoridades, cámaras de turismo, comercio, industrias, INC, etc. El tiempo apremia y la realidad nos indica que no se está haciendo mucho en este último rubro. No vaya a ser que después tengamos que lamentarnos.

Sigue leyendo

JAUJA Y LA GRANDEZA DE UNA MONEDA DEL AÑO 1910

[Visto: 1545 veces]


Sello de la moneda de 20 centavos

Darío Núñez Sovero

Jauja siempre ha estado en la primera plana de la atención nacional. Lo prueban hechos notables como la participación de nuestro pueblo en la guerra con Chile en el que los jaujinos de la mano del brujo de los Andes, don Andrés Avelino Cáceres, pusimos en aprietos al invasor chileno. Antes nuestra participación había sido importante en la Batalla de Miraflores y ahora poco la participación de jaujinos en los conflictos contra el Ecuador son claros indicadores de las luchas que se han librado en la historia y han puesto el nombre de Jauja en el pináculo de la atención y la gratitud nacional. Héroes como Alejo Martínez Lira, Alipio Ponce e Hilario Valladares Zegarra tuvieron desempeños descollantes en la independencia nacional, la guerra con Ecuador y la guerra del Cenepa respectivamente. Son hitos de orgullo que muy pocos pueblos pueden exhibir.

Lo anterior viene a pie juntillas por cuanto el año 1910, en pleno gobierno de Augusto B. Leguía y estando la patria en proceso de recuperación de las infaustas consecuencias de la Guerra del Pacífico, se acuñó una moneda de 20 centavos a nombre de nuestra Municipalidad de Jauja como un “Óbolo a la Patria de la provincia de Jauja” por la adquisición del crucero Bolognesi.

¿Habráse visto mayor honor para una provincia como la nuestra en el largo proceso de reconstrucción nacional? Lo dudo. Lo que si es cierto es que fueron nuestros mayores quienes estuvieron presentes en el referido proceso. Por tal motivo, es necesario precisar que tan importante fue para nuestro país adquirir el Crucero Bolognesi después de la Guerra del Pacífico, y su importancia en ese entonces.

El 16 de enero de 1881, cuando era inminente el ingreso de los chilenos a Lima, se ordenó destruir las defensas del Callao y hundir los pocos buques peruanos que quedaban para que no cayeran en poder del enemigo. Es así que después de la Guerra del Pacífico, el Perú no tenía buques de guerra. En la reconstrucción del país, el Estado se encontraba en una profunda crisis económica, por lo que don Nicolás de Piérola (1895-1899) dotó al país de una sólida moneda: la libra de oro peruana, de idéntico valor que la libra esterlina.

En 1904, poco después de asumir la jefatura del Estado, José Pardo apoyó las actividades de la Junta Patriótica, integrada por las personalidades más representativas del país, que se abocó intensamente a la tarea de organizar una gran colecta nacional para comprar dos buques de guerra que devolvieran al Perú su presencia en el mar. Las ciudades más importantes del país, entre ellas Jauja, en un gesto histórico y patriótico, se unieron para lograr esta meta, más aún, cuando se sufría las secuelas de la posguerra, era doblemente valioso cualquier aporte a favor del país.

El presidente Pardo, a su vez, obtuvo de un Banco Alemán un préstamo de 600 000 libras de oro peruanas. El paso siguiente fue designar una misión naval a cuya cabeza estuvo el contralmirante Melitón Carvajal -héroe de Angamos- que contrató con los astilleros británicos Vickers Sons & Maxim, para que construya dos buques (Coronel Bolognesi y Almirante Grau), casi iguales, del tipo llamado “explorador”, similares a los ‘scout’ ingleses, desplazaban 3.200 toneladas y eran muy veloces, ya que podían desarrollar 24 nudos. Su armamento era poderoso y ambas unidades contaban con luz eléctrica y telegrafía inalámbrica.

A pesar que su llegada estaba prevista para 28 de julio de 1907, fue el histórico 10 de agosto de ese año que los cruceros Almirante Grau y Coronel Bolognesi estuvieron en el Callao. Tal como lo relata el Historiador Héctor López Martínez, la emoción patriótica fue indescriptible. El puerto estaba iluminado con miles de focos eléctricos. Lima, literalmente, quedó despoblada. Las manifestaciones de patriotismo fueron multitudinarias y emotivas en todo el país. Hombres, mujeres y niños de toda condición social enronquecían vivando al Perú y a su Marina de Guerra.

Cara de la moneda
Cara de la moneda

La explicación que encontramos en este hecho enaltecedor es que Jauja siempre, en la historia, ha gozado de una fama de solvencia y respetabilidad. Esa Jauja boyante que heredamos es la misma que necesita se le devuelva tal status de magnificencia. Los que continuamos estamos en el deber de lograrlo, por ello no debemos desmayar.

Fuente de datos históricos: Historiador Héctor López Martínez
Fotos: Martín Valenzuela Gave

Sigue leyendo

FERIA DOMINICAL: UN REGALO PARA LOS JAUJINOS

[Visto: 2678 veces]


Feria de Jauja

Darío A. Núñez Sovero

Cuando era niño me enseñaron, en la escuela, una adivinanza que decía más o menos así: “Me verás todos los días/ lunes, martes y demás/ menos los domingos/ que lo celebro muy formal”. El recuerdo me lleva a la respuesta: la letra S, que aparece en las palabras de todos los días de la semana menos en la palabra domingo. Esta evocación me asiste cuando confronto, con mirada de otoño, lo bello que es estar sumergido en esa dulce vorágine que llamamos feria, que se reitera cada domingo, especialmente, en las espaciosas calles del Barrio “El Porvenir” de nuestra querida Jauja.

Es que, no podía ser de otra manera, el día nos sorprende cuando en lontananza los sonoros repiques de nuestras anejas campanas de la Iglesia Matriz convocan a la feligresía y presurosos trocamos nuestra ropa de dormir con la ropa dominical que hemos reservado con antelación para estar en la primera misa. Concluida ésta, nuestros pasos buscan presurosos los sitios donde aguardan sabrosos tamales jauinos para acompañarlos, en su ingesta, con un humeante café y el crocante sonido de nuestros bollos y panes “de huevo”. He advertido que otros, movidos por su paladar exigente, buscan los quesos llegados desde las alturas de Yanamarca o los lechones que a nuestra feria llegan desde Orcotuna y Chupaca para complacer la finura de sus gustos. ¿Se habrá confrontado mayúscula delicia en otros momentos de la semana? Lo dudo. ¡Caramba!, pero si estamos en Jauja, como iba ser en contrario.

Feria de Jauja

En una conferencia que años atrás escuché de parte del Dr. José Matos Mar, Director del Instituto de Estudios Peruanos, expresaba que los desarrollos desiguales del país habían forjado a una región sur rebelde por antonomasia, un sur insurgente de secular tradición y a un norte eminentemente sibarítico, de exigente y sensual paladar . Hoy que confronto esta prosa puedo afirmar que los xauxas siempre hemos sido los portaestandartes del sibaritismo en el Perú. Pruebas al canto: ir de compras a nuestra feria dominical significa avituallarnos de los sin pares choclos de El Mantaro, las papas arenosas de Curimarca, las truchas de Canchayllo, las habas de todo nuestro valle, las guindas de Muquiyauyo y Huancani, los tumbos de Yauli, Molinos,Chunán y Pancán, la carne de ovino y res de Pachacayo y todas las hierbas (cuturrumasa, llantén, cola de caballo, raíz de valeriana, cedrón, toronjil hinojo, culén, etc..) que acomedidas campesinas exponen “para curar nuestros males” y preparar exquisitas infusiones post comidas. Ni que decir de esa sabrosa panificación que significan nuestros famosos bollos y bocaditos jaujinos y las apetitosas chichas de jora y maní y las gelatinas de pata que desafiantes se exponen en mesas de manteles blancos. La feria, pues, es la oportunidad inigualable de proveernos de todo lo que una provincia rica y variada como la jaujina sabe producir y, el momento especial de complacer las dormidas demandas de nuestros urgidos estómagos. Un auténtico festival del sibarita. Un regalo que todos los jaujinos y visitantes tenemos que valorar. Y hablando de visitantes, es necesario recordar que el escenario de nuestra feria nos proporciona una oportunidad para el reencuentro con paisanos a quienes habíamos dejado de ver por tiempos y que retornan al terruño aprovechando los días libres del fin de semana para visitar a parientes y amigos. ¡Cuán grata es nuestra feria que nos posibilita estas alegres experiencias derivadas de que en su entraña reúne a toda nuestra vasta provincia de distintas maneras!

Hay, en nuestra feria, un conjunto de valores que tenemos que resaltar: valores económicos, pues de ella depende la economía de muchos hogares que respaldan su sustento en la ganancia que le proporciona la venta de sus productos; valores históricos, por cuanto reactualiza la vieja costumbre andina del trueque, de productos, aunque ahora se hace con la relación producto-dinero; valores sociales, ya que permite a nuestro municipio recaudar las alcabalas que pagan los feriantes para disponer de recursos que las obras de la ciudad necesitan. La feria, en suma refuerza nuestro sentimiento gregario y confirma nuestra existencia en un medio de raigambre comunal. La feria se ha constituido en un poderoso ingrediente de nuestra identidad cultural, muy lejos de la anomia que el poblador confronta en la vida monótona de la gran urbe.

Como jaujinos nos sentimos complacidos de confrontar esta hermosa verdad, ser un pueblo que sabe comer y atender sus exigencias gastronómicas sin necesidad de hurgar otros mercados, solo con aquello que el afanoso trajín del hombre xauxa sabe dar. Con aquello que su laboriosidad sabe producir.

¡Que linda es mi tierra! ¡Qué grande es mi provincia! ¡Viva Jauja!

Fotos: Martín Valenzuela Gave

Sigue leyendo

LA FUGA DE TALENTOS EN JAUJA

[Visto: 1124 veces]

San José de Jauja
Darío A. Núñez Sovero

La noticia nos llega desde los despachos de las agencias de noticias de la fecha. Con letras resaltadas dice: “China a la caza de talento extranjero” y, luego en titulillos no menos visibles agrega: “Potencia asiática ofrece visas de hasta 5 años a profesionales expertos. Otorgan más facilidades que a otros inmigrantes”. Al detalle, la noticia comenta que China atraerá a profesionales de éxitos en sus países de origen y señala, en la versión de un especialista en inmigración, que se busca “candidatos con experiencia en liderar multinacionales expertos en las áreas de ciencias y educación, y personalidades de renombre en el mundo de la cultura y el deporte” (Diario Correo. Hyo..05-05-2013. p. 18).

Plausible medida de un gobierno que se preocupa por el porvenir de su nación y de la patria. Por otro lado, es sabido que potencias del oriente, de idéntica preocupación, como Japón, Singapur y otros, no han escatimado aporte para enviar a los mejores cuadros juveniles hacia los EEUU para que se profesionalicen y, de retorno, reviertan su formación en el desarrollo de esos países. Que lejos estamos de estas políticas de estado que proyectan un futuro distinto para las nuevas generaciones.

De otro modo, cuando trasladamos estas preocupaciones a la realidad de nuestra provincia, advertimos que nada estamos haciendo por preservar este futuro, siendo que, por el contrario, constatamos (dolorosamente) como centenas de jóvenes de nuestra Jauja emigran con dirección a otras ciudades en busca de su desarrollo personal y profesional, sangría que tiene un alto costo social para nuestro desarrollo, pues luego jamás retornan al terruño. Por ejemplo, cuando revisamos el contenido del reciente libro de Gilberto Espinoza Peñaloza “Pedro Monge: ayer y hoy” nos informamos que en reiteradas oportunidades el glorioso e histórico colegio “San José” ha sido, por la eficiente participación de sus alumnos, Campeón Nacional de Matemática (p.38). Así, Aníbal Suarez Montalvo, Miguel Escudero Mamani, Joel Vivanco Vásquez, Dany Montalvo Pecho, William Cuyubamba Núñez, Johan Garay Núñez, Roberto Esteban García, Ronald Mucha Aquino y Rusbert Huatuco Rodríguez, fueron Campeones Nacionales de Matemática Inter Colegios Centenarios del Perú los años 1993, 1994, 1995, 1999, 2001, 2002, 2003, 2006 y 2010 respectivamente. ¿Qué fue de este talento colectivo de jóvenes estudiantes que en su momento cubrieron de laureles a nuestro centenario colegio?. No lo sabemos, lo que si casi seguro es que se desempeñan exitosamente en el sector privado o en algún lugar que no es su Jauja natal. ¿Pudo establecerse una acción de política educativa para que concluyendo su profesionalización, estos jóvenes, pudieran revertir su formación en el desarrollo de nuestra provincia? Por supuesto que sí. Y uno de estos esfuerzos (que yo recuerde) se realizó hacia 2003 cuando el municipio de Jauja, que lideraba entonces el alcalde Luis Balvín Martínez, tomo el acuerdo para apoyar a Johan Garay Núñez con 200 soles mensuales para que estudie en la UNI en merito a haber aprobado e ingresado en el primer lugar en el Cuadro de Méritos de tan prestigiosa universidad y haber honrado, con tan significativo hecho, a nuestra tierra; siendo que luego de un semestre este subsidio quedo sin efecto. Este valioso antecedente no debe olvidarse. Debe reiterarse como una de las maneras más significativas de estimular el talento y las grandes capacidades de nuestros jóvenes. La inteligencia del jauino es largamente reconocida aca y afuera.

Creo que nuestra reflexión se queda corta si consideramos el talento dormido de cientos de jóvenes que egresan anualmente de los diferentes colegios de nuestra provincia. Conozco de exitosas empresas acometidas por ellos. Se de los lauros que en forma personal han ido cosechando en los duros caminos de una profesión. Lo que no advierto es una actitud clara de nuestras autoridades para estimular el duro esfuerzo que significa egresar de la secundaria y hacerse de una digna profesión. Es tiempo de recompensar la participación competitiva de este tiempo y a los mayores nos corresponde hacerlo.

Sigue leyendo

UNA JAUJA DE SENTIMIENTOS ENCONTRADOS

[Visto: 1616 veces]


Fundación de Jauja

Darío A. Núñez Sovero

Este 25 de Abril del 2012 nuestra longeva Jauja cumplió 478 años de fundación española. La fecha, de por si significativa para todo hijo nacido en esta “muy noble ciudad” debiera, con justicia, despertar los más nobles sentimientos entre todos quienes somos xauxas de alma, corazón y vida. Pero cuando damos una revisión a nuestro pasado histórico o cuando volvemos la mirada a la dura realidad de estos tiempos, la verdad nos da un portazo en la cara y nos motiva una serie de sentimientos encontrados. Sentimientos que nos confinan a una bruma de dudas alejadas del jolgorio que debiéramos sentir por esta cálida fecha.

Para empezar debemos apoyarnos en fuentes reales. Veamos: en la obra “Jauja Antigua” de Clodoaldo Alberto Espinoza Bravo (obra que, modestamente sugiero, debiera el municipio de Jauja reeditar para ser difundida entre nuestras nuevas generaciones) existe abundante literatura de un prehispánico pueblo xauxa de ubérrimas existencias, tanto monumentales, agrícolas, demográficas y militares. La llegada de los españoles significo un arrasamiento de este esplendor y el inicio de una pendiente peligrosa para nuestro desarrollo a partir de que el 28 de Noviembre de 1534 un cabildo abierto decidiera el cambio de capitalidad de la Nueva Castilla a lo que ahora conocemos como Lima. Cronistas de la época relatan de como en la plaza de Xauxa se concentraban multitudes que estimaban en numero a 100,000 personas que provenían de pueblos circunvecinos y motivaban temores de alzamientos entre los españoles. Ahora bien, la llegada del español significo el arrasamiento de nuestro contingente poblacional y el inicio de los repartimientos. Alejandro Contreras siempre se preguntaba, extrañado, el por qué tenía que festejar el 25 de Abril como aniversario de la Fundación Española de nuestra ciudad si la fecha le recordaba el inicio de un genocidio contra nuestro pueblo, explicación que es muy cierta, pues la explotación minera febril iniciada por el colonizador significo el diezmamiento de decenas de miles de aborígenes. El uruguayo Galeano en la primera parte de su celebre obra “Las venas abiertas de América Latina” confirma este aserto. Este es el primer sentimiento encontrado que me produce esta fecha.

Como un presente del Gobierno este 25 de Abril se publicó en el diario oficial El Peruano la ley N° 29856 en cuyo artículo único declara a Jauja como Primera Capital del Perú. La noticia de por si es grata y ennoblece a la estirpe xauxa por el rico historial que ha desarrollado en su existencia.Este hecho real alimenta lo que Espinoza Bravo llama el eros xauxa, pero no supera el drama de nuestro tiempo. En este mismo blog anteriormente hemos señalado, a nuestro modesto entender, algunas explicaciones al atraso que Jauja observa hoy en día, comparado con el auge de otras ciudades de menor antigüedad y hemos señalado tres factores: el hecho de que el clima de Jauja fue un excelente medio de recuperación de enfermos del pulmón lo que motivó que gente que se recuperaba fuera a radicar a otros pagos y el temor que generaba el contagio; en segundo lugar: el que el terminal ferroviario no haya sido establecido en Jauja –como originalmente estaba planeado-, sino en Huancayo lo que motivó el auge mercantil de esta última y, en tercer lugar, la creación de la Universidad del Centro que dio inicio a un proceso de despoblamiento en Jauja hasta llegar al estado en que nos encontramos. Por otro lado, ahora poco no mas en una obra del Instituto de Estudios Peruanos y con la autoría de Giorgio Alberti y Jose Matos Mar, ambos científicos sociales explicaban el atraso de Jauja y el progreso de Huancayo desde cuatro ópticas: el hecho de que luego de la Campaña de la Breña, Jauja quedara arrasada por obra de los chilenos en venganza a que desde nuestra ciudad saliera el financiamiento para la resistencia; también suscriben nuestra afirmación de que el esperado terminal ferroviario fuera establecido en Huancayo y no en Jauja como originalmente fue planteado; añaden de que fue fatal para el comercio jaujino el crack de la economía mundial de 1929 que motivó la quiebra de muchos florecientes negocios en Jauja que fueron iniciadas especialmente por ciudadanos extranjeros establecidos en nuestra ciudad, y terminan diciendo de que el punto culminante de quiebre de nuestro declive fue que el General Sánchez Cerro trasladara la capital de Junín de Cerro de Pasco a Huancayo, traicionándonos por la sospecha de que en Jauja había muchas simpatías por el leguiísmo. Estos recuerdos me generan más sentimientos encontrados que no dejan despegar mi emoción de ser la Primera Capital del Peru.

No pretendo ser aguafiestas de nuestra alegría; solo quería motivar reflexiones que nos permitan superar el pasado y avizorar el horizonte desde otra perspectiva, como leí en algunos trípticos y murales en Lima: como una ciudad abierta a la esperanza, expresión que se ajusta a este caso y calma mi angustia.

Sigue leyendo

LA IMPORTANCIA DE LLAMARSE JAUJINO (*)

[Visto: 4318 veces]

Dario Núñez junto a los hermanos Contreras Sosa

El autor de este post flanqueado por los desaparecidos hermanos escritores Alejandro y Juan Contreras Sosa, jaujinos a carta cabal (Plaza de Armas de Jauja, enero de 1984)

Por DARIO A. NÚÑEZ SOVERO

“No seas huantino” es una manera común de expresarse en ambientes del departamento de Ayacucho. “Pareces jaujino”, es otra expresión que es frecuente escuchar en medios locales de la provincia de Huancayo, especialmente.

Ambas expresiones y otras de marcado tinte regionalista, constituyen cotidianas maneras de expresar no sólo estados de ánimo, sino que también son recursos del arte de la interlocución para estigmatizar y vituperar a las personas, no sin antes poner cierta fuerza peyorativa a la enunciación.

Sucede que en nuestra Patria, donde la idea de nación es algo incipiente, según Julio Cotler, en contraposición los micronacionalismos son fuertes y se hallan muy arraigados en las gentes.

Existe una marcada vocación para exacerbarlos. Los internacionalistas, los indoamericanistas, y los nacionalistas, con facilidad caen en esto que casi constituye un modo de ser propio de nuestra idiosincrasia mestiza e híbrida. Por ello no es raro constatar la rivalidad que existe entre arequipeños y camanejos, entre trujillanos y chiclayanos, jaujinos y huancaínos y así podríamos ir mencionando numerosos ejemplos de cómo este casi enfermizo amor telúrico, deriva haciéndonos enfrentar entre propios hermanos a costa, muchas veces, de restar energías, que mucha falta hacen, para forjar el despegue de nuestro lares maternos.

Quería retrotraer en nuestro epígrafe a Oscar Wilde, autor de esa novela que raptó nuestro entonces interés juvenil: “La importancia de llamarse Ernesto”, para señalar, en suma, la importancia de llamarse jaujino, como por extensión, muy bien podría sentenciarse que es importante llamarse trujillano, huantino o ayacuchano porque, sin ánimo de desconocer otros gentilicios, todo pensante vive de sumo orgulloso del lugar que lo vio nacer.

Sin embargo, en el hecho concreto del jaujino, serlo va más allá de la simpleza que pudieran implicar estas reflexiones. Es llegar a adjetivos que nos califican en lo ético. ¡Quién no ha oído decirle a un jaujino rajatabla!. Para una jaujino nato y neto, esto constituye una orgullosa expresión que satisface plenamente; no se trata en ningún caso de una expresión oprobiante, antes de eso es casi juzgamiento al hecho de que ser jaujino es ser una persona que ama la rectitud de la conducta humana, que vive en sed permanente de justicia, amante y pretencioso de la gloria de su pasado, lo señorial de sus costumbres y su devoción por la belleza del paisaje de la provincia.

Ser jaujino, o si quieren, ser rajatabla, es ser una persona cuya particular y afinada ilustración la obliga a moverse dentro de una axiología severa, ubicándose siempre dentro del esquema del “deber ser”… No es pues algo gracioso el ser rajatabla, por lo mismo, es la antípoda: una manera de proyectarse a una sociedad donde las personas sepan actuar dentro de marcos definidos, restándole la espontaneidad y banalidad que caracteriza a los comportamiento de los grupos sociales de nuestros tiempos.

Ojalá los millones de peruanos, pudiéramos proclamarnos algún día como rajatablas, de seguro que muchos de aquellos esquemas culturales vacuos y soberbios (como de los que animosa y perversamente nos quieren vilipendiar), se superarían. Entonces la memoria de filósofop peruano Augusto Salazar Bondy tendría plena vigencia, pues su tesis de la cultura de la dominación volvería a estar en los cenáculos de la discusión y la tertulia.

(*) Este artículo fue publicado el sábado 25 de setiembre de 1982 en la página editorial del Diario Correo-Huancayo.

Sigue leyendo

EPOPEYA DE NUESTROS TIEMPOS: LA ASOCIACIÓN SANTA FE DE HATUN XAUXA

[Visto: 1771 veces]


Iglesia de Jauja

Dario A. Núñez Sovero

La edad es sólo un referente cronológico del tiempo vivido que no dice en absoluto del caudal de energía que atesora cada una de las personas involucradas en un fin. Cuando muchos de nosotros pensamos que nuestro tiempo “ha pasado” o que (como dicen alegremente los jóvenes de hoy) “ya fuimos”, un puñado de valerosos y decididos jaujinos radicados en Lima decidieron agruparse para formar la Asociación de Santa Fe de Hatun Xauxa y, desde esa trinchera, luchar arduamente en favor de las obras que Jauja reclama con urgencia.

Luego de las formalidades de ley de una organización seria y sin fines de lucro, esta novísima entidad decidió asumir el reto de hacer algo trascendente para nuestra amada ciudad de Jauja. Fue el asesinado Presidente John F. Kenedy quién, en uno de sus célebres discursos dijo “no pienses en lo que la Patria puede hacer por ti, piensa en lo que tú puedes hacer por tu Patria”. Eso lo asumió ad literam esta institución del Santa Fe de Hatun Xauxa, luchar por nuestra patria chica de Jauja y, al constatar el deterioro que presentaba en piso de la nave central y el altar mayor de la Iglesia Matriz de Jauja, se propuso cambiarlo de losetas a mármol. El objetivo estaba definido y, luego de la presentación del expediente a la Casa de la Cultura de Junín y obtener la autorización del Arzobispado de Huancayo, se firmó el respectivo contrato por la suma de 132,709.60 nuevos soles (Ciento Trentidós mil setecientos nueve soles y sesenta céntimos).

La tarea fue epopéyica y menuda. La resalto porque al revisar documentos de la época (2006-2008) me doy cuenta de lo que significó concretarla: movilizar a comprovincianos residentes en Jauja, Lima y todas partes del mundo, organizar actividades para generar fondos, superar imperfecciones burocráticas que derivaron en multas del INC, vencer incomprensiones del momento, etc., fueron asuntos que trataron de mellar pero que se superaron felizmente y, que finalmente, han posibilitado que nuestro primer templo provincial tenga la belleza y lozanía de la que actualmente goza.

Este post resalta este colosal esfuerzo a propósito de esclarecer (o ampliar) los resultados finales satisfactorios que niegan malas conjeturas que, como toda obra humana, nunca van a faltar. Justamente por ello busqué al Vice-presidente de la entidad quién me alcanza el presente resumen económico, que fuera dado a conocer en su oportunidad a la comunidad mediante tres ediciones de boletines

– Total recaudado por hijos jaujinos residentes en Lima S/. 101,463.40
– Total recaudado por residentes en Jauja S/. 31,246.20

Total S/. 132,709.60

Pago total al contratista de la obra: S/. 132,709.60

Juzgo importante esta aclaración de modo que la lectoría de este blog se involucre en el conocimiento de estos resultados que se escribirán e inscribirán para la posteridad y, finalmente, quiero decir que a nosotros los jaujinos siempre nos han achacado, sibilina y perversamente, que retornamos a Jauja sólo para bailar y beber. Esta demostración objetiva de la Asociación de Santa fe de Hatun Xauxa evidencia todo lo contrario. Los jaujinos bailamos (a mucha honra) pero también pensamos en cómo contribuimos al desarrollo de nuestra ciudad, cómo despertamos la generosidad de nuestro pueblo para proyectarla en el tiempo, cómo lideramos (como en este caso) un gran esfuerzo en pro del bien común.

Comprenderán que, dado los nobles objetivos que animan a esta institución, no es necesario resaltar nombres, ni alabar personas, ni buscar reconocimientos, pues, estimamos que la gratificación es íntima, aquella que nos brinda la paz de saber que hemos servido al prójimo y a la ciudad que nos vio nacer, saber que, como lo dijera Kenedy, estamos haciendo algo por la patria. A este puñado de valientes jaujinos sólo nos queda decirles, humildemente, muchas gracias y que… ¡sigan trabajando por nuestra Jauja!.

Sigue leyendo