Archivo por meses: mayo 2013

LA FUGA DE TALENTOS EN JAUJA

San José de Jauja
Darío A. Núñez Sovero

La noticia nos llega desde los despachos de las agencias de noticias de la fecha. Con letras resaltadas dice: “China a la caza de talento extranjero” y, luego en titulillos no menos visibles agrega: “Potencia asiática ofrece visas de hasta 5 años a profesionales expertos. Otorgan más facilidades que a otros inmigrantes”. Al detalle, la noticia comenta que China atraerá a profesionales de éxitos en sus países de origen y señala, en la versión de un especialista en inmigración, que se busca “candidatos con experiencia en liderar multinacionales expertos en las áreas de ciencias y educación, y personalidades de renombre en el mundo de la cultura y el deporte” (Diario Correo. Hyo..05-05-2013. p. 18).

Plausible medida de un gobierno que se preocupa por el porvenir de su nación y de la patria. Por otro lado, es sabido que potencias del oriente, de idéntica preocupación, como Japón, Singapur y otros, no han escatimado aporte para enviar a los mejores cuadros juveniles hacia los EEUU para que se profesionalicen y, de retorno, reviertan su formación en el desarrollo de esos países. Que lejos estamos de estas políticas de estado que proyectan un futuro distinto para las nuevas generaciones.

De otro modo, cuando trasladamos estas preocupaciones a la realidad de nuestra provincia, advertimos que nada estamos haciendo por preservar este futuro, siendo que, por el contrario, constatamos (dolorosamente) como centenas de jóvenes de nuestra Jauja emigran con dirección a otras ciudades en busca de su desarrollo personal y profesional, sangría que tiene un alto costo social para nuestro desarrollo, pues luego jamás retornan al terruño. Por ejemplo, cuando revisamos el contenido del reciente libro de Gilberto Espinoza Peñaloza “Pedro Monge: ayer y hoy” nos informamos que en reiteradas oportunidades el glorioso e histórico colegio “San José” ha sido, por la eficiente participación de sus alumnos, Campeón Nacional de Matemática (p.38). Así, Aníbal Suarez Montalvo, Miguel Escudero Mamani, Joel Vivanco Vásquez, Dany Montalvo Pecho, William Cuyubamba Núñez, Johan Garay Núñez, Roberto Esteban García, Ronald Mucha Aquino y Rusbert Huatuco Rodríguez, fueron Campeones Nacionales de Matemática Inter Colegios Centenarios del Perú los años 1993, 1994, 1995, 1999, 2001, 2002, 2003, 2006 y 2010 respectivamente. ¿Qué fue de este talento colectivo de jóvenes estudiantes que en su momento cubrieron de laureles a nuestro centenario colegio?. No lo sabemos, lo que si casi seguro es que se desempeñan exitosamente en el sector privado o en algún lugar que no es su Jauja natal. ¿Pudo establecerse una acción de política educativa para que concluyendo su profesionalización, estos jóvenes, pudieran revertir su formación en el desarrollo de nuestra provincia? Por supuesto que sí. Y uno de estos esfuerzos (que yo recuerde) se realizó hacia 2003 cuando el municipio de Jauja, que lideraba entonces el alcalde Luis Balvín Martínez, tomo el acuerdo para apoyar a Johan Garay Núñez con 200 soles mensuales para que estudie en la UNI en merito a haber aprobado e ingresado en el primer lugar en el Cuadro de Méritos de tan prestigiosa universidad y haber honrado, con tan significativo hecho, a nuestra tierra; siendo que luego de un semestre este subsidio quedo sin efecto. Este valioso antecedente no debe olvidarse. Debe reiterarse como una de las maneras más significativas de estimular el talento y las grandes capacidades de nuestros jóvenes. La inteligencia del jauino es largamente reconocida aca y afuera.

Creo que nuestra reflexión se queda corta si consideramos el talento dormido de cientos de jóvenes que egresan anualmente de los diferentes colegios de nuestra provincia. Conozco de exitosas empresas acometidas por ellos. Se de los lauros que en forma personal han ido cosechando en los duros caminos de una profesión. Lo que no advierto es una actitud clara de nuestras autoridades para estimular el duro esfuerzo que significa egresar de la secundaria y hacerse de una digna profesión. Es tiempo de recompensar la participación competitiva de este tiempo y a los mayores nos corresponde hacerlo.

Sigue leyendo