Archivo por meses: Junio 2009

Se inicia la recuperación de la zona monumental de Jauja

Zona Monumental de Jauja

A propósito de la Presentación del Proyecto:

“Puesta en valor, recuperaciòn y conservación
de la zona monumental de la ciudad de Jauja,
Primera capital histórica del Perú – Región Junín”

Lugar: Dircetur Junín
Sede Jauja: Jr. Grau 528
Día: miércoles 01 de julio del 2009
Hora: 10:00hrs.

Una breve descripción del balcón que adorna la tarjeta virtual:

Un Balcón de estilo barroco.-

Este hemoso Balcón de estilo barroco que existía hasta inicios de los años 50´, en la esquina de los actuales jirones Bolognesi y Junín (antes calle del Carmen) y que según el gran artista Wenceslao Hinostroza, quien con toda la autoridad la de haber registrado pictóricamente más de cien balcones limeños, asegura que fue el único en el Perú. Además, menciona también que dicho Balcón se encontraba adherido a un muro de factura incaica, cuyas piedras labradas posiblemente fueron traídas de Xauxa-Tambo, de los restos del Templo del Sol.

La presente imagen es una copia fiel del original, pintada al óleo por el artista plástico Hugo Espíritu Escobar y registra toda la belleza de dicho balcón. Aquí funcionaban en la primera planta –entre otros, en distintos períodos y de diferentes propietarios- las tiendas comerciales del señor Juan Primo, y de la señora Yolanda de Umemoto, y en las demás instalaciones, el legendario hotel “Roma”; aquel fue un famoso lugar, en donde se pronunciaron importantes discursos en favor de acciones comunitarias y de bien social. Reconocidos intelectuales coinciden en que sería interesante reconstruir dicha esquina, incluyendo una réplica de este inigualado Balcón. (Texto tomado de: Jauja en blanco y negro, registro fotográfico siglos XIX y XX; Halckon Editores, 2005).

Triptico del Proyecto

Un interesante proyecto que comienza a recuperar el brillo arquitectónico de la zona monumental de nuestra ciudad. Nota difundida por Halckon Editores, Julio Dávila-Mendiola.

Sigue leyendo

Jaujinos guardan minuto de silencio en recuerdo de Teófilo Jorge Aliaga Osorio

Querido por todos y como una clara demostración de que su presencia había calado hondo en el sentimiento de nuestros comprovincianos y tal como se había previsto, los jaujinos residentes en Lima dieron una demostración de solidaridad con el dolor de la familia Aliaga – Robles

Minuto de silencio en el Cortamonte del Pro Jauja

Como ya estaba programado, el día de ayer, 28 de Junio, se realizó el Cortamonte de la institución del Pro Jauja en el Club de Tiro del Rímac. Al iniciarse el evento, el Presidente de dicha institución, Rolando Lavado de la Cruz, ofreció a los asistentes unas palabras a manera de homenaje en recuerdo del señor Teófilo Jorge Aliaga Osorio y se dio un minuto de silencio, al final del cual la concurrencia exclamó un abrasivo hurra por el extinto ex Presidente del Club Jauja.

Al respecto, fue emocionante compartir dicho trance toda vez que fue notoria la congoja de los concurrentes quienes saben el papel fundamental que jugó el extinto, don Teófilo Jorge Aliaga Osorio, a favor de nuestra tierra.

Pro Jauja
Conmovidos concurrentes guardando minuto de silencio

A finales de los noventa, en Jauja, el señor Teófilo Jorge Aliaga Osorio fue padrino de un célebre Cortamonte en el Barrio Huarancayo. Hasta hoy, muchos recuerdan dicha fiesta por cuanto fue realizada de la mejor manera y guardando muy detalladamente toda su originalidad. Asimismo, en octubre de 2007, concurrí a la fiesta de la Virgen del Rosario en Jauja, donde fue mayordomo de la festividad religiosa en honor a la Santa Patrona de Jauja, la misma que fue muy concurrida y de especial recuerdo.

Antes de concluir este post, debo manifestar que cuando una vida es fecunda como la de quien motiva este comentario el olor a gratitud es visible de inmediato, por eso multitudes como de este reciente domingo no dudan en guardar un merecido homenaje al hombre que ya no acompaña el sentimiento de los Xauxas. Paz en su tumba gran amigo y mejor jaujino don Teófilo Jorge Aliaga Osorio.

Sigue leyendo

¡Descansa en paz Don Teófilo Jorge Aliaga Osorio!

Teófilo Jorge Aliaga Osorio

Es lamentable tener que informar el sensible fallecimiento del Dr. Teófilo Jorge Aliaga Osorio. Desde Estados Unidos, recibí un correo electrónico de Marcelo Ricardo Robles Román -quien es su cuñado- informándome lo siguiente:

New York, 25 de junio de 2009

Estimado Sergio Martín;

Con hondo pesar deseo comunicarte el fallecimiento del Sr. Teófilo Jorge Aliaga Osorio acaecido hoy a horas 2:00 p.m. en el Mont Sinae Medical Center Manhattan, New York.

El servicio funeral se llevará a cabo el viernes 26; misa de cuerpo presente e incineracion sábado 27, 11.30 am en la ciudad de Tarrytown, condado de Westchester, ciudad de New York.

Atte.
Marcelo Ricardo Robles Roman

Posteriormente, tomé conocimiento que falleció exactamente el 25 de Junio a las 2:00 p.m. en el Hospital Mount Sinai de Nueva York. Sus restos fueron velados el 26 de Junio en la Dwyer & Vanderbilt Funeral Home, 90 North Broadway, Tarrytown – New York desde las 4.00 p.m. hasta las 8.00 p.m. La misa de cuerpo presente fue el 27 de Junio a las 12:00 p.m. en la Iglesia Transfiguration de Tarrytown, New York.

Noticia que me dejó atónito considerando la gran estima que guardo hacia Don Teófilo Jorge. Como muchos saben, el Dr. Aliaga Osorio fue decano de la Facultad de Industrias Alimentarias de la Universidad Agraria La Molina -compitió con Alberto Fujimori para ocupar el cargo de Rector de esa casa de estudios durante los 80-, se desempeñó también como catedrático en diferentes universidades de la capital. Ocupó el puesto de jefe del Instituto Nacional de Desarrollo Agroindustrial (INDDA), en 1988 aproximadamente, donde gestionó la creación del Instituto Superior Pedro S. Monge de Jauja y fue autor de diversos estudios relacionados con la Agronomía.

Asimismo, fue Presidente del Club Jauja desde el año 1990 hasta el 2002, en cuyos períodos mejoró notablemente el local de la institución, hizo las gestiones para que la Orquesta Sinfónica Nacional toque en noche de gala en la Iglesia Matriz de Jauja y en el Estadio Monumental de Jauja -lugar donde se congregó a más de 20 mil estudiantes de educación primaria y secundaria de Jauja en el año 1994-, llevó ayuda anualmente a la Escuela Especial Virgen del Rosario de Jauja, prestó apoyo a diversas instituciones jaujinas en el tiempo que presidió el Club y el gran amor que sentia por Jauja lo llevó a dar a conocer las costumbres y tradiciones Jaujinas por todo el Perú y el mundo.

En 1994, la Municipalidad Provincial de Jauja expresó reconocimiento público para tres notables jaujinos: Juan Bolívar Crespo, Hugo Orellana Bonilla y Teófilo Jorge Aliaga Osorio.

Mi gran amor hacia Jauja se lo debo al Dr. Teófilo Jorge Aliaga Osorio, quien cultivó en mí amar a nuestro terruño sobre todas las adversidades existentes; siempre recuerdo todos esos días del 2002 y 2003 cuando concurría a su casa en La Molina para poder oír sus experiencias y planes para nuestra querida tierra. Hoy se ha ido sin que se cumplan muchos planes y sueños que él se había propuesto, nosotros siguiendo su enseñanza, haremos todo lo posible para ver a nuestra ciudad en el lugar donde debe estar.

¡DESCANSE EN PAZ DON TEÓFILO JORGE ALIAGA OSORIO!

Él ya está al lado Virgen del Rosario, de la cual fue muy devoto, junto con otros grandes jaujinos que se adelantaron en este ir inretornable. Mi más sentido pésame para toda su familia, especialmente para su señora madre: Luzmila Osorio Blanco, a su señora esposa: Nila Robles de Aliaga, y a todos sus hijos: Sofia Walpuck Aliaga, Jorge Aliaga, Monica Aliaga-Laud, Ingrid Aliaga y Carolina Ploeger Aliaga.

Sigue leyendo

La persona que lee a Jauja

Hombre xauxa,

hombre que lee, hombre que baila,

hombre mágico.

A Carmen Cáceres Mayor, por la Jauja que
habita en su corazón; una Jauja de Traída de
monte, y otra de Libros. Por su Jauja de sol,
de música y de pan. Por la Jauja de Pánfilo,
el del Pato Donald y Tribilín; del Oso Yogui,
Rico McPato y el Súperman; el de las figuritas,
para canjear y completar el inquieto y siempre
incompleto álbum en los distintos momentos de
nuestra infancia, muy emocionantes por cierto,
ahora que inesperadamente los vuelvo a ver
(…)
Jaujinita

Mariana Koriwaita Espinoza Cifuentes, de 4 años. Octubre, 2007
Julio C. Dávila-Mendiola W.
e-mail: elhalckon@gmail.com

http://elhalckon.hi5.com

ES DE GRAN TRASCENDENCIA ingresar en contacto de lectura con un libro -un libro es síntesis de vida, es, la vida- para aprender a leernos a nosotros mismos; mientras mejor comprendamos lo que estamos leyendo, mejor nos leemos a nosotros mismos. Leer es una forma de interpretación personal, de interpretar nuestra propia vida, de la forma en cómo la estamos viviendo, de lo que somos; en suma, de nuestra forma de ser. El leer nos proporciona las metáforas esenciales para vivir múltiples vidas en un instante, en un momento; y en otras, la oportunidad de recrear nuestro vivir en función de lo que leemos. La sensación personal de nuestra lectura, de cómo sentimos lo que estamos leyendo, es también la forma particular en cómo nos está hablando el autor, es un hablar sólo para cada uno de nosotros, y cada uno lo escucha de distinta manera. Es también, una forma de retornar a la naturaleza, de sentir que somos naturaleza al fin, de recuperar y sentir nuestra propia humanidad. Uno de los libros indispensables y que recomendamos para tal caso, es definitivamente, un libro de Jauja.

Es de suma urgencia leer aquel libro en algún momento en nuestras vidas, para rememorar nuestro nacimiento en la enigmática Tierra de Jauja; en nosotros que, después de nacer y luego de un tiempo emigramos a otros lugares por distintas razones, y es, desde éste momento cuando comenzamos a mitificar a nuestra ciudad, se nos vuelve mítica, legendaria, y la miramos desde el recuerdo; cuando volvemos a recordar nuestra infancia la revivimos como una misteriosa, singular y maravillosa novela; inevitablemente la engrandecemos desde el corazón. Y es aquí cuando necesitamos no leer una vez, si no, todas las veces de ser necesario, para seguir respirando, para seguir viviendo, desde la infancia hasta la “edad primordial”. Leer, y regresar a leer a Clodoaldo Espinosa Bravo, Ernesto Bonilla del Valle, a Pedro S. Monge Córdova, Augusto Mateu Cueva, a Manuel J. Del Valle, Edgardo Rivera Martínez, a Víctor Modesto Villavicencio del Valle, Gerardo Garcíarosales, a Carlos H. Hurtado Ames, Pedro Rodríguez Meza, a Moisés Ortega Rojas, Víctor Ladera Prieto, a Jaime Galarza Alcántara, Manuel Espinoza Galarza, a Maruja Martínez Castilla, Luis Suárez Galarza; entre otros; para también, de alguna forma alcanzar una experiencia totalizadora como ciudadano jaujino. Qué pasaría?, si solamente nos contentamos con recordarla, con engrandecerla y desde el corazón, y sin leer, que pasaría en nosotros?; ineludiblemente y en cualquier momento se nos viene un paro cardíaco, y finaliza nuestra vida terrenal. Es, decisivamente, una experiencia conjunta, van de la mano, vivir y leer, rememorar y leer, engrandecer y leer.

Un entrenamiento especial, al que la podemos llamar mejor “gimnasia jaujádiKa”, es a “leer siempre un libro de Jauja a cada instante”, después de cada comida, de la ducha, antes de dormir, al despertarse, (…); y ? (…), para sentirnos jaujinos, para sentirnos ¡¡ Jauja !! en la totalidad de su significado y de su sentido; en su máximo esplendor, independientemente del lugar en dónde nos encontremos. Para sentirnos “espacio infinito”, en donde nada falta, nada sobra, solamente si lo leemos en la mismísima ciudad.

Un hecho fantástico y borgiano, para generar un “espacio infinito” sería el originar “una novela viva” con todos los hombres que leen en Jauja; vernos unos a otros leyendo, viajando leyendo, corriendo leyendo, jugando leyendo, contando leyendo, gritando leyendo, trabajando leyendo, vendiendo leyendo, comiendo leyendo, durmiendo leyendo, bailando leyendo, (…); leen Huatuco y Sánchez, los que venden carnes; leen Quillatupa y López, los que venden verduras; leen Quispe, Huarocc, y Martínez, los del grifo; leen Pumacahua y Ramos, los de la bodega; leen Mayta y Mandujano, los oficinistas; leen Astocuri y Solís, los diseñadores gráficos; leen Cuyubamba y Rodríguez, “los sepultureros”; leen Quispealaya y Rosales, los jueces; leen Misari, Casachagua, y Flores, los del hotel; leen Ccancho y Yaringaño, los de la compañía de vigilantes; leen Canchaya, Castro, y Quincho, los barmans; leen Chuquipoma, Salinas, y Limaylla, los de la panadería; leen Vilcahuamán y Bullón, los Alcaldes; leen Corihuamán y Del Castillo, los del triciclo; leen Condori, Cáceres, y Salazar, los canillitas; leen Canchari, Camarena, Pantoja, Cochachi, Urco, y Curisinche, los que lustran botas; leen Huamán y Rivera, los arquitectos; lee Choquehuanca el “curita”; leen Carguancho y Cárdenas, los abogados; leen Paguacho, García, y Palacios, los “serenos”; lee también Surichaqui “el campanero”, (…). Tú, bajo el brazo llevando “Imagen de Jauja”; él, sentado en el bus leyendo “Entre caretas y cullucaras”; aquel, leyendo “bien acurrucado” en una esquina “La Presencia de Jauja”; yo, recostado en el frontis de la iglesia, leyendo “épicamente” mi “Aquel hombre xauxa”; ver a Gerardo Garcíarosales, leyendo su “País de Jauja” sentado en una de las bancas de la plaza de armas, “bien camufladito”; a Carlos Hurtado, en solaz y disfrazado de “chuto” en su jardín de sol leyendo su “Estampas de Jauja”; a Henoch Loayza, “muy concentrado” leyendo su “Cuentos Populares” en una “esquinita” de su museo paleontológico; a Miguel Dávila, leyendo su “Facetas de Jauja” al compás de los pasos de un terrible chapetón que insiste en bailar dentro de él, en la plaza del “20 de enero”; a Lucho “El Palito” Suárez, leyendo a modo de pre-calentamiento y antes de arbitrar un partido, “El Albergue desolado” en una de las bancas de la plazuela en su barrio de “La Salud”; a Héctor Leiva, con sus botas de “arriero” y recostado en la puerta de la capilla y después de rezar a Tayta Paca, leyendo “electrónicamente” su “Tierra chola”; a Abel Simeón “El chasqui de Shunta” antes de su maratónica competencia “Alb Marathon” en Schwäbish Gmünd – Alemania, leyendo “incaicamente” su “Confidencias para el pueblo”. Qué pasaría?, si nos vemos todos así, leyendo un libro de Jauja. Seríamos; la “novela viva” “El País que lee; Jauja”, en donde todos, forzosamente “saltan luego de leer” de un libro a otro, y entre uno y otro, unos pintando, otros vendiendo, otros bailando, y es que un libro de Jauja nos lleva a hacer cosas fantásticas, después y antes del después, y después del después, como a pintar un cuadro, a releer un libro de filosofía, a pensar, a escribir un libro en un día, a sentir, a sembrar, a sembrar un árbol cada día, a cosechar, a cosechar Beethovens, a colgarse de una estrella, a estrellar la iglesia, a enamorarse de un olluco, a obsequiar 100 dólares a cualquiera , a leer a Karl Popper y a Locke, a atrapar una nube, a pintar mil nubes, a bajar el sol, a colgar un sol bailarín, a empujar la luna, a limpiar las calles, a escuchar música; a bailar y bailar, y volver a bailar, y es asi, desde siempre, desde antes de la respiración, que en Jauja no se camina, (…) se baila.

Y es que Jauja es un pueblo que lee y que baila, su gente, todos, viven maravillosamente sus tradiciones y su folclor, hoy en día, con el mismo vigor de siempre, mostrando al mundo con arrogante sencillez sus impecables valores culturales. Tan es así que en forma evidente, que cuando un hombre lee a Jauja se transforma, con sus momentos y sus misterios, y de un modo espléndido y permanente, desde la mañana de un miércoles, en hombre-Tumbamonte; un domingo por la tarde, en un hombre-Tunantada; al atardecer de un martes, es hombre-Corcovado; a mediodía de un jueves, es un hombre-Pachahuara; un sábado todo el día, en un hombre-Huayligía; desde la madrugada de un lunes, en un hombre-Herranza; un día feriado en mayo, en hombre-Jija; y es más allá de todo, eterna y rotundamente un hombre a quien le brota la magia desde la profundidad de su corazón; es un corazón-mago.

Y sólo un corazón-mago transforma constantemente su alrededor. La lectura conmueve -a ti, a mi, y de igual pasa con todos- a nuestro corazón, y es el mismísimo corazón quien se transforma, y se predispone a generar distintos puntos de vista, diferentes, para entendernos mejor con todos los demás. Y es cierto que alguien de los demás se va a preguntar algún día: ¿y cómo es que has cambiado?, ¿y tan rápido? Y no es que hayas cambiado, o que hayamos cambiado, sino, lo que pasa es que al entrar en contacto con alguien, para entenderte mejor, para entendernos mejor, barajamos tantas posibilidades del entendimiento humano, sintonizamos claramente el lenguaje y el punto de vista de nuestro interlocutor del momento, despertamos de inmediato una secuencia múltiple de pensamientos coincidentes, logrando elevar de esta forma nuestra capacidad de pensar y de análisis; asimismo agregamos valor a nuestras opiniones, ahora son más interesantes; nuestras observaciones se hacen más precisas, más profundas. Enriquecemos nuestra vida interior para ver lo que otros no ven, y es que siempre vemos lo que tenemos al interior de nosotros, es decir se produce una feliz coincidencia entre lo que hay en ti, dentro de ti, dentro de nosotros, con lo que ves, con lo que vemos en el exterior, fuera de nosotros. También, aceleramos nuestra creatividad con posibilidades de interpolar mentalmente imágenes y textos, y ésto, es indispensable para seguir viviendo en familia y en comunidad. Y es cierto que todos somos creativos por naturaleza, desde el origen, desde el nacimiento, lo que pasa a veces es que lo olvidamos, algunos lo olvidan para siempre; otros lo recuperan en el transcurso de sus vidas, y la lectura nos ayuda en este proceso.

El hombre de Jauja que lee es un farol andante, que alumbra y relumbra. Y no sólo es luz que alumbra a los demás, sino que es una luz con desbordante carisma, una luz que baila y que todos la queremos tener; es una luz que interactúa y que genera una simbiosis emocional, queremos sentir y saber lo de otros, lo que otros saben, participar un sentimiento, compartir conocimientos, bailar juntos. Un libro se “vuelve sangre” en la vida de una persona en un veloz proceso combinatorio entre lo que va leyendo y su forma de ser; observa, escucha y siente el mundo en una y de una forma única, sinigual, no hay dos personas iguales. Y es que también la lectura expansiona, dilata, extensiona la consciencia, atiza la inteligencia espiritual y enriquece la percepción; y, más allá, en el infinito, todos podemos ver y pensar lo mismo, solamente cuando alineamos nuestra vibración; somos básicamente cada uno de nosotros una misma vibración, pero a menudo la distorsionamos con nuestra labor cotidiana, con nuestras preocupaciones del día a día; cuando la alineamos y la sintonizamos –el poder que nos da la lectura- todos en un solo dial por decirlo de una manera, en un mismo sentido, vemos y sentimos lo mismo, y es que somos naturaleza, somos una sola consciencia, cósmica, galáctica. Y se genera una magia expansiva cuando el hombre interactúa con el contenido de un libro, cuando “se vuelve sangre” dentro de él, luego, después, se produce la transformación; perfecta y potente, sólo cuando se “dispara” desde el corazón.

La persona que lee a Jauja adquiere la condición de “ciudadano jaujino”, modelo de ciudadano universal; se comporta como ciudadano-naturaleza.

La persona que lee a Jauja se transforma desde el corazón, y transforma permanentemente su alrededor físico y/o espiritual; su visión es universal sin descuidar su condición particular.

La persona que lee a Jauja aprende a bailar desde el corazón, y siente que bailar desde el corazón es divino, es meditar. Baila antes para sí mismo, y luego para los demás. Entiende que bailar es antes que el pensar, bailar para pensar, mientras baila siente, y es cuando adquiere mayor objetividad para comprender los acontecimientos que ocurren en su alrededor.

La persona que lee a Jauja es un soñador, idealista, y romántico; llena su vida de grandes sueños e ilusiones sabiendo que los va a alcanzar. Empieza a construir desde la belleza que se expande desde su interior, con la energía que le erupciona como un volcán. Trabaja, corrige y perfecciona su lenguaje. Es un apasionado en el ámbito de las ciencias, las artes y la historia.

La persona que lee a Jauja lee y reflexiona; y en tiempo constante tiene la oportunidad de descubrir el pensamiento de los demás, elevando de ésta forma su modo de pensar; y ahora, por lo tanto, tiene la fortuna de identificar los criterios que otros manejan en relación a diferentes temas y distintos problemas.

La persona que lee a Jauja es, antes o después un multimillonario, y es porque percibe la vida desde la arista de la abundancia. Aprende a disfrutar de la riqueza que de una forma implícita lleva y conlleva el vivir. Es un benefactor.

La persona que lee a Jauja siembra de inmediato un árbol; contagiando a otros para hacer lo mismo. Se vuelve un sembrador de árboles. Asimila al árbol como el misterio ancestral de su búsqueda trascendental; busca crecer desde la densidad de la materia a la elevación del espíritu; y se pregunta: ¿cuál es nuestra capacidad de elevación y de enraizamiento, es decir, de estar presente en todo lo que existe?

La persona que lee a Jauja es un humanista, un filósofo que crece desde el conocimiento reflexionado, y ésto le sirve para discernir lo que ocurre alrededor de su vida, para también influir positivamente y con mayor profundidad en los demás. Incrementa su seguridad y su confianza en sí mismo para ayudar a los demás.

La persona que lee a Jauja desarrolla un infinito cariño, contagiando a mil por mil el cariño que siente por su Tierra; siempre y en todo lugar se expresa de ella con cosas agradables e interesantes, habla de sus danzas, de sus recursos turísticos y de la creatividad de su gente; generando una energía galáctica, cósmica, un entusiasmo sinigual en los demás.

La persona que lee a Jauja eleva una oración por toda la humanidad, y recupera la capacidad innata de defensa por la madre tierra; tiene siempre presente el pensar del gran jefe Seattle, el indio Salish: El hombre no tejió el tejido de la vida; él es simplemente uno de sus hilos. Todo lo que le hiciere al tejido, lo hará a sí mismo. Y cuando relee siente que se conecta con Dios, sintoniza su vibración para expandir su vivir. Y es que somos en gran medida lo que leemos, y leemos en función de lo que somos y sentimos.

Finalmente, LEER A JAUJA no solamente es leer un libro de Jauja, si no, sentir y leer el pensamiento de sus nubes, leer y pensar en la capilla de Cristo Pobre, sentir y leer sus paisajes, leer y pintar sus danzas, sentir y leer sus complejos arqueológicos; leer el pensamiento de las estrellas, sentir la enorme antigüedad de la tierra debajo de nuestros pies descalzos; sentir y leer su laguna de Paca, leer y pensar en el Puyhuan, leer y dibujar la luna, leer y escribir nuestra infancia. Es también sentir y escuchar la música de su silencio.

He aquí, al hombre xauxa, al que siente y lee el pensamiento de las estrellas.

Y también; salpicamos cada una de todas
estas palabras con el aGuA de JaUjA para
que resplandezcan a modo de un homenaje
al hOMBrE qUE bAiLA, al que dibuja su
nombre, sus sueños, sus alegrías y sus penas,
su vivir con cada paso, en cada requiebro,
al que lleva su arte en movimiento cruzando
y saltando obstáculos, a todas partes y sin
fronteras; a veces, sino tantísimas;
incomprendido. A él; al que baila
brillantemente.

Foto: Marko Capcha Solís – DIRCETUR JUNÍN

Sigue leyendo

Grupo Puyhuán Jauja en un concurso mundial

Puyhuan Jauja


Estimados Todos,

El proyecto denominado “Plan Puyhuán” que estoy dirigiendo e implementando en la comunidad de Molinos, Provincia de Jauja, Región Junín, Perú, ha sido elegido entre los 28 finalistas a nivel mundial para competir en Barcelona ésta semana, durante un evento internacional denominado “Global Entrepreneurship Competition’.

Los 28 finalistas han sido elegidos entre los 100 mejores Planes de Negocios de proyectos innovadores en el mundo que ofrecen alto potencial de impacto social, relevancia mundial y oportunidades de negocios. Este evento en Barcelona es considerado como la “Cumbre mundial de Innovación para el Futuro” y congrega, durante 3 días, a conferencistas de renombre mundial, inversionistas privados de todo el mundo, instituciones internacionales de financiamiento, ONGs, bancos de inversión, funcionarios públicos, filántropos, etc.

Durante el segundo día del evento, el día 18 de Junio, 5 ganadores serán elegidos entre los 28 finalistas y obtendrán premios y el apoyo necesario para fortalecer sus iniciativas y expandirlas a nivel internacional.

El “Plan Puyhuán” propone un nuevo modelo de planificación y gestión para el desarrollo humano sostenible en comunidades principalmente rurales de países en desarrollo. El Modelo integra y articula las iniciativas de desarrollo social, económico, cultural, político, institucional, ambiental y tecnológico de la comunidad con una visión unificada de futuro. El Modelo aplica enfoques empresariales y nuevos avances tecnológicos apropiados para el desarrollo, incluyendo el uso intenso de Tecnologías de Información y Comunicación (TICs).

Para elegir a los 5 ganadores, el Jurado también tomará en cuenta los comentarios recibidos del público, en general, a nivel mundial indicando su preferencia sobre uno de los proyectos finalistas, los cuales formarán parte una votación denominada “Favoritos de la audiencia”.

Por favor, revisen la información contenida en las siguientes direcciones Web y si desean envien sus comentarios sobre nuestro proyecto finalista “Plan Puyhuán”. Asímismo re-envíen este mensaje a todos aquellos que puedan enviar comentarios que ayuden a incrementar las posibilidades de que este proyecto peruano sea elegido entre los 5 proyectos finalistas a nivel mundial.

http://blog.hitbarcelona.com/the-plan-puyhuan-audience-favorite-global-entrepreneurship-competition/

http://www.hitbarcelona.com/es/entrepreneurship_competition

Saludos y muchas gracias por su apoyo,

Fermín Torrejón
Grupo Puyhuán

Foto: Caretas

Sigue leyendo