Archivo de la etiqueta: Virgen del Rosario

Una Revista para celebrar las Bodas de Plata de la Hermandad de la Santísima Virgen del Rosario en Lima

[Visto: 3892 veces]

Virgen del Rosario Jauja

Por: Julio C. Dávila-Mendiola W.
e-mail: elhalckon@gmail.com

Con gran beneplácito y una alegría sinigual ingresamos a la Revista que celebra los primeros 25 años de la Hermandad Rosariana en la ciudad de Lima; en 25 segundos nos recibe con su canto rosariano y sus dos brazos bien abiertos Bertha Madrid de Rodríguez: (…) ¡Madre, esencia de amor! / Al mirarte tan radiante / cual estrella celestial, / todo el mundo te sonríe / y con tu amor infinito / Tú retornas las sonrisas, / Tú deleitas nuestras vidas / y nos das felicidad (…). 25 años unidos a María / con esperanzas de paz, armonías y alegrías (…). En seguida, y en su ambiente color de nácar, nos da la bienvenida Rosa Esther Silva y Silva, se respira en él un delicado y profundo aroma a rosas, a rosas de Jauja!! Y con gran emoción nos expresa: Nuestra Madre en el cielo con inmenso amor a nosotros, sus hijos, quiere que testimoniemos nuestra fe en Ella y en su Santísimo Hijo Jesús, permaneciendo fieles a la devoción del Santo Rosario, que es la devoción más hermosa, más rica de gracias y gratísima al Corazón de la Virgen María. Nos proponemo quedarnos 25 minutos junto a Rosita Esther a modo de antesala; Rosa es la hermana Presidenta y la más entusiasta por hacer realidad ésta publicación, le dio forma a esa nube que empezó a flotar, y de improviso como traída por Angeles del Rosario, y es también notable e infaltable su presencia en las Procesiones de octubre, del Rosario en Jauja.

Definitivamente esta Revista marca una profunda huella en el largo e instantáneo camino a María, nuestra Madre, tantos corazones que vibran, sueños que cobran vida, desvelos y preocupaciones; tanto por hacer y tantas cosas por decir. Todos y cada uno de nosotros, nos miramos desde el comienzo hasta el final en María del Rosario, los que están aquí en la Revista y los que estamos alrededor de ella.

Pincela este breve y circular recorrido: Historia del culto a la Virgen del Rosario en la ciudad de Jauja; que más allá es en si una invitación a leer a Clodoaldo Alberto Espinosa Bravo, para ir desde una psicosis mística, en asombrosa idea, pasando por el libro La Fiesta del Rosario hasta llegar a su Jauja Antigua, a una psicosis obsesiva.

Con Yolanda Hilario de Palacios, Manuel Palacios Madrid, Rosita Loyola de Patiño, Elsa Hinojosa de Terrazos, Carlos Terrazos Contreras, Graciela Dionicio Rivera y el cómo se inicia el culto a la Virgen del Rosario en la ciudad de Lima, alrededor del año de 1978.

Acompaña este recorrido una clase sobre la Devoción al Santo Rosario y Cómo rezar el Santo Rosario por Gladys Quintana de Torres.

Y, creemos lo más acertado y de suma importancia en la Revista, dos milagros de los tantos por mil de nuestra Santa Patrona Mamanchic Rosario en dos Testimonios de Fe, el primero de Manuel Palacios Madrid, quien entregado al Santo Rosario con elevada devoción para con su hijo Tata y el milagro de volver a caminar luego de una crucial operación de un tumor maligno en la columna. Y el segundo, de Mercedes Ramírez de Rodríguez para con su señor padre, un hombre de lucha y de inquebrantable fe: Don Manuelito Ramírez Peralta, quien luego de estar internado en el Instituto de Enfermedades Neoplásicas y no poder caminar, desde el infinito se entregó a María, meses después, después de inumerables pruebas, volvía a caminar con tranquilidad, completamente recuperado de salud; y de inmediato volvió a su amada Jauja, y de rodillas ante Mamanchic Rosario le dio gracias, las gracias por mil, por volver a casa.

El Reverendo Padre Elías Paredes Inga, ex-Párroco de la ciudad, reconoce en sentidas palabras la labor brillante que la Hermandad cumple como centro de espiritualidad mariana, un lugar de comunión y de participación, demostrando su fe con obras.

(…) Bendice nuestras horas de trabajo, de descanso, de silencio y de oración, que tu amor nos inspire y fortalezca; nos despide en Oración, Gladys Quintana.

Finalmente, es nuestro mayor deseo no por 25 años más y llegar a las Bodas de Oro, sino, perforar el tiempo y quien sabe llegar a tanto más de 25 siglos dilatando la espiritualidad mariana de todo ciudadano jaujino. (13 de setiembre del año 2008)

Sigue leyendo

Testimonio de Fe – Virgen del Rosario de Jauja

[Visto: 2738 veces]

Virgen del Rosario de espaldas
Feligresa jaujina intentando tocar a nuestra Mamanchic Rosario

Manuel Ramírez Peralta

Recuerdo como si fuera ayer, los días interminables cuando papi Mañu, estuvo internado en la clínica de Neoplásicas, el no podía caminar, padecía mucho sujeto a una cama, aún así, nunca lo vi desfallecer, ni reclamar, menos protestar, cada mañana al ingresar a su habitación me recibía con un “estoy mejor hijita, gracias a Nuestro Señor y a la Virgen”, que fe, la de mi papá.

A veces me preguntaba, qué lo sostiene en estos momentos tan duros para él?, encontraba la respuesta en el rezo del Santo Rosario que lo hacíamos con gran devoción, los dos entregados a María Nuestra Madre amadísima, a quien como intercesora nada le puede negar su amado hijo Jesús, mi papá me pedía: “recemos el Santo Rosario hijita”, y rezábamos, no una sino varias veces en el día, esta entrega a la Virgen se hizo tan cotidiana que muchas veces las enfermeras del turno de la noche se unían y todos en una gran comunión le orábamos a Nuestra Madre Santísima.

Los meses transcurrían y papi Mañu seguía sin ser dado de alta, ya podía caminar, nos desplazábamos al pabellón de los niños, le encantaba verlos, acariciarlos, ver a estos angelitos sonreír a pesar de su dolor, qué ejemplo para todos, con ellos jugábamos y rezábamos El Angelus, siempre Nuestra Madre presente en todo momento.

Tuvieron que pasar muchas más pruebas para papi Mañu, el seguía firme en su devoción y amor a Dios y a la Virgen, él les entregó su sufrimiento, meses después él fue bendecido, le hicieron varios exámenes y estaba sano, curado, gracias a Nuestra Madre la Virgen por su intercesión, su amado hijo Jesús había hecho el milagro de devolverle la salud a mi papá, que alegría, que felicidad, la familia entera estaba de fiesta, él no cabía en su gozo, lo primero que hizo fue preguntarle a su médico, si podía viajar a su amada Jauja, él lo autorizó, y allá fue volando, las horas para llegar le fueron interminables, y luego, ya en su amada Jauja lloró frente a Nuestra Madre del Rosario dándole miles de gracias porque lo había devuelto a casa, sano y salvo. (Mercedes Ramírez de Rodríguez) (abril del 2008).


Nota de Edición.- Si usted es parte de un milagro o sabe de uno, de la Santísima Virgen del Rosario, Patrona de Jauja; no dude en comunicarse con nosotros al correo-e: elhalckon@gmail.com; este testimonio es distribuído y difundido por Halckon Editores.

Sigue leyendo

Testimonio de Fe – Virgen del Rosario de Jauja

[Visto: 4087 veces]

Virgen del Rosario de Jauja
Bella y Hermosa nuestra MAMANCHIC ROSARIO. Foto: cortesía Cultural Jauja

Manuel Octavio Palacios Madrid


Dando testimonio de fe, escribo estas líneas para hacer público un milagro de la Santísima Virgen del Rosario, Patrona de Jauja. En el año de 1990 el segundo de mis hijos Tata, el 05 de setiembre de 1990 a los 15 años de edad, intempestivamente comenzó a sentir unos dolores agudos en la espalda, detectándose en el Instituto de Enfermedades Neoplásicas, la existencia de un tumor maligno, siendo operado de emergencia por el Jefe del Servicio de ese Nosocomio Dr. Heinike, luego de la biopsia, el equipo médico analizando el caso dio su diagnóstico, cáncer en 3er. Grado, tres o cuatro meses de vida o toda la vida inválido, prácticamente estaba imposibilitado de hacer normalmente sus funciones fisiológicas, no podía movilizarse y sufría de intensos dolores, adelgazamiento, caída del cabello y demás secuelas de la enfermedad.

Toda mi familia, sufría intensamente, nuestro dolor era mitigado en parte por la ayuda espiritual y material de todos mis familiares, del Colegio La Salle, de la Asociación de Padres de Familia de La Salle, de la Hermandad de la Virgen del Rosario, de integrantes del Club Jauja, de amigos del Colegio La Salle del Cuzco.

Desesperado le pedía fuerzas a nuestra Santa Patrona, un día del Triduo en su honor, llegué del trabajo para oir la Misa y rezar el Santo Rosario, me arrodillé delante de su efigie, al pie de su altar y con lágrimas en los ojos se lo entregué, Madre Mía le dije, te entrego a mi hijo, cúralo o llévatelo, o dame el valor y las fuerzas, el valor y la entereza de cargar con esta cruz, apiádate de él, dale fuerzas para que siga cargando con su cruz.

Eran aproximadamente las 6 y 30 de la tarde. Escuché la Misa y comenzamos a rezar el Santo Rosario, más estaba sumamente preocupado pues mi esposa, no llegaba, cuando estábamos finalizando, llegó Chabuca toda emocionada, llorando, todos interrumpimos nuestras oraciones y le preguntamos qué pasaba, y con lágrimas en los ojos nos dijo que nuestro hijo, a las 6 y 30 de la tarde, había dado sus primeros pasos, todos de rodillas dimos gracias a nuestra Santa Patrona al pie de su Altar.

Al día siguiente comenzó a hacer sus necesidades fisiológicas, sin sonda y pidiendo, comenzó a seguir caminando, primero con andador, luego con bastón y finalmente solo, ingresando a la Universidad a seguir sus estudios superiores de Economía. Al año siguiente, tras hacerse hermano de la Hermandad de la Virgen del Rosario, y ponerse su hábito, me pidió que le permitiese cargar el Anda, al principio me negué, le dije que no podía, pues era operado de la columna, a tanta insistencia cedí, logré ubicarlo al centro de la misma, al ser relevado, me dijo, papá me has engañado, yo quiero sentir su peso y luego sin decirme nada, cargó el Anda en la parte delantera, lo único le dije Madre Mía, ayúdalo, todo sudoroso pero feliz, cumplió su cometido. Hoy es un profesional exitoso, padre de familia de dos hermosos niños y vive siempre agradecido por el milagro recibido.

Este testimonio quiero compartirlo con Uds. Cumpliendo un deber y dándole eternamente gracias a la Santísima Virgen del Rosario, Patrona de Jauja, al pie de su altar en la Iglesia del Monasterio de Nuestra Señora de la Encarnación.(Lima, 05 de abril del 2008).

Nota de Edición.- Si usted es parte de un milagro o sabe de uno, de la Santísima Virgen del Rosario, Patrona de Jauja; no dude en comunicarse con nosotros al correo-e: elhalckon@gmail.com; este testimonio es distribuido y difundido por Halckon Editores.

Sigue leyendo

MAMANCHIC ROSARIO

[Visto: 3671 veces]

Patrona de Jauja

Mamanchic Rosario
Sábado día de víspera, con fé y devoción vistiendo a MAMANCHIC ROSARIO. Foto: Cortesía: Cultural Jauja

Por JAIME GALARZA ALCANTARA

Relampaguea la lluvia
en una ave maría cristalina
y del oeste de la esperanza
caen como rosarios luminosos
limpias voces de hombres
que dejaron sus tristezas
en las orillas grávidas de mayo.

Caen sobre mi pueblo de rosas
—Santa Fe de Hatun Xauxa—
azules huellas de orbes infinitos,
ecos lejanos, heridas perdidas,
rostros que agrietan su orgullo
en dulcísimos cantos.

Y tras la esquina de la agonía
y el perdón a las espadas
se levanta el nombre de la doncella
dulce Patrona, hermana de la brisa
y los relámpagos.

Ella luce
corona de fuegos azules
ramilletes de agua pura
serenatas de alas y espigas
azafates de dulces molletes
petardos de lirios
castillo de malvas y granizo.

Para ellas son
culcuchas de oro, aldeas de luna
mantos de nácar, música de vientos
aldabitas de platas, trinitarias de ensueño,
quinuales que abruman sus miradas
con grano de miel, lilas y claveles.

Para ella
retamares absolutos
alados torrentes
mi pecho de cardos perennes
mi sangre encendida de guitarras
mi corazón sencillo
todo mi polvo anticipado
y en su nombre esparcido
en pedrerías de cantos y luz.

A Mamanchic Rosario
le pediremos que baje vestida
de auroras y llicllas de colores
que venga a nuestra jadeante tristeza
con canastos de bollos y estrellas
que baje a bailar entre vésperos y albas
nuestra música de esperanza.

A ella le pediremos
que viva entre nosotros como
una virgen luciente e inacabable
y que de sus manos vengan
horizontes de ovejas, valles de trigo
sementeras azules, chozas sin hambre
agua de luceros, niños sin tristeza.

A ella le pediremos
firmamentos de otros mundos
verdes cedrones que aromen los sueños
múltiples voces, ardua batalla
abiertos fusiles contra el odio
vergüenza, muerte, disparo
féretro para la injusta injusticia,
y tal vez
bellos graneros donde se guarden
la rubia arcilla de la paz y el amor
.

Nota de edición: El presente poema fue publicado en el libro Aguacero de Jaime Galarza Alcántara; el mismo que fue enviado por Carmen Cáceres Mayor, a quien agradezco públicamente por compartir estas hermosas palabras en referencia a la Virgen del Rosario de Jauja.

Sigue leyendo

VIRGEN DEL ROSARIO PATRONA DE JAUJA

[Visto: 10747 veces]

Virgen del Rosario de Jauja

Por: Luis Teobaldo Ibarra*

UNA VEZ MÁS Los hijos de Jauja, residentes en la Capital de la República, nos reunimos en los estudios de Radio Nacional del Perú para conmemorar, en este primer domingo de octubre, el Día Patronal de nuestra ciudad nativa, como lo venimos haciendo desde hace ocho años.

No habría sido posible llevar a cabo esta conmemoración anual si no hubiéramos contado con la gentileza de la Dirección General de esta Estación que, al cedernos sus micrófonos, nos permite llevar, periódicamente, nuestra voz, no solo al trasmonto de los Andes, a cuya región pertenecemos, sino al orbe entero, gracias a su gran poder que la sitúa entre las mejores y más acreditadas radiodifusoras de América. Ante tanta gentileza ya que hemos contado, también, con su acogida para celebrar anualmente la fundación española de Jauja es un deber agradecer las facilidades que nos ha concedido esta entidad estatal, lo que cumplo con hacer desde esta tribuna, en nombre de los hijos de Jauja y, especialmente, en representación del Comité Pro Jauja organizador de estas celebraciones, cuya presidencia ejerzo sin ningún merecimiento.

Viene de España nuestra ilustre progenitora la costumbre, hondamente arraigada en el espíritu de los pueblos de indoamérica, de exteriorizar, en forma realmente multitudinaria, el culto a ciertas efigies que representan deidades de nuestra religión. Jesús del Gran Poder y la Virgen Macarena, entre otras, son las de mayor veneración en el suelo español. Entre nosotros sin dejar de mencionar el crucificado de los Milagros de esta Lima antañona que en estos días octubrinos es paseado en hombros por miles de devotos entre oraciones, cánticos y plegarias conmovedoras, podemos citar al Señor de Luren de Ica, al Cristo de los Temblores del Cuzco, la Cruz de Chalpón de Lambayeque, las Vírgenes de Caima y Chapi, de Arequipa, la de las Mercedes de Paita, la de La Puerta de Otuzco, la de los Dolores de Tacna, la del Carmen del Callao y la de Nuestra Señora del Rosario en Jauja.

La Virgen del Rosario, que se venera en Jauja, es una hermosa imagen, de gran tamaño, que según la tradición, obsequiara el Rey Carlos V de España para la Catedral del Cuzco, pero que, por motivos desconocidos, se quedó en Jauja para ser venerada en la primera catedral de Sud América, fundada, definitivamente, el 25 de abril de 1534, junto con la primera capital de la Gobernación del Perú, en la que es hoy apacible, melancólica y estacionaria ciudad de Jauja y, por consiguiente, otra hora primera capital del Perú y de la América, como lo recordamos, románticamente, y de continuo, los jaujinos, por ser un título nobiliario que nuestro pueblo alcanzó hace más de cuatro centurias; pueblo del que el Decano de la prensa nacional se expresa así al término de un interesante artículo publicado en la mañana de hoy: “La realidad actual de la ciudad peruana que hoy festeja el aniversario de su fundación, dista por supuesto mucho de la fama que le ha dado la leyenda. Pero siempre la sola enunciación de su nombre, lleno de sugerencias, estará prestigiado por la evocación de una aureola de poética maravilla”.

La Virgen del Rosario, a la que las clases populares y aún las connotadas, suelen conocer y nombrar denominándola “Mamallanchic Rosario”, que en quechua quiere decir nuestra madre del Rosario, preside, desde los orígenes del Perú colonial, los destinos del pueblo de Jauja, ya en las horas felices como en las adversas. Todas las plegarias se dirigen a Ella como la tutora que es de la ciudad. En la sucesión del tiempo, grandes y pequeños se han prosternado a sus pies. Lo hicieron así Bolívar, Sucre y Arenales. Lo hizo, también, Cáceres, el Brujo de los Andes, quién bajo la protección de dicha Virgen organizó en Jauja la resistencia armada contra el invasor araucano en la infortunada guerra del 79.

Los recuerdos y las añoranzas de nuestra niñez, de esa época dorada en que todo es color de rosa y no se vislumbra ni presiente lo duro de la vida y sus tremendos contrastes, están fuertemente ligados a nuestra patrona, por ser ella la madre, que en actitud bondadosa, con los brazos abiertos a todas las ternuras, parece decirnos muy quedamente: “Soy vuestra madre, pedidme lo que queráis para concedéroslo”.

Felices y dichoso días aquellos, ya lontanos, en que, libres de preocupaciones, siendo aún adolescentes, solíamos salir bulliciosa y precipitadamente de nuestros hogares, atraídos, muy de mañana, por los cohetes, las tocatas y los acordes de sendas bandas de música, encabezadas por los émulos Ortega y Buendía, contratados por los padrinos opulentos de la fiesta de la Virgen del Rosario, llámense estos Alejo Bravo Ibarra, Manuel Olivera, Santos Navarro, Manuel Rojo o Francisco Solís y Otaiza, quienes a su turno, con gran derroche, reunían a sus amigos desde un mes antes, para la labranza de ceras para la procesión y para preparar sobre todo, los castillos de fuegos artificiales con que habían de competir la víspera del primer domingo de octubre, en la plaza mayor, en medio del regocijo y la algarabía de millares de espectadores, que al día siguiente acudían presurosos al templo para asistir a la Misa diaconada y para acompañar a la Virgen en su recorrido triunfal en medio de una lluvia de flores por las principales calles de la blanca ciudad, más blanca, tal vez, que la propia Arequipa, con cuyo cielo tiene gran similitud el de Jauja.

Costumbres fuertemente arraigadas en los pueblos serranos motivan que la principal de sus fiestas religiosas abarquen todo una semana. Iniciada la que describo tan imperfectamente, el sábado con el toril y quema de fuegos artificiales, continúa el domingo y martes siguientes con sendas procesiones. Se realizan luego dos tardes de toros y el último día de la semana finaliza con la gran pandilla, así llamada a una danza pública. Decenas de parejas, adictas a cada uno de los mayordomos, hacen grandes recorridos al son de aires musicales inconfundibles. Los hombres acicalados con sendos ponchos de vicuña y jipijapas valiosos hacen pareja con mozas gárridas y entusiastas, quienes engalanadas con lulipas de hilo de Bretaña y faldellines de finísimas cachemiras, corpiños de colores vivos, llicllas y mantas de terciopelo guarnecidas con anchas cintas de seda floreada dan rienda suelta a su gracia y picardía. Portan en las manos garrafas de cristal, adornadas con pañuelos de seda, con espirituoso contenido que brindan por doquier a sus conocidos durante el recorrido que hacen bailando y cantando cual aves canoras. Tal la más popular fiesta jaujina que mi modesta palabra no logra describir en toda su riqueza costumbrista y multiforme.

Virgen del Rosario: desde Lima, la tres veces coronada ciudad de los Reyes, un puñado de tus hijos, que, como todos los nacidos en Jauja, te veneran y conservan vivo el recuerdo de tu hermoso continente, se prosternan a tus pies, como si estuvieran ante tu altar. Conmovidos, unciosos y contritos, impetran tus bondades para que sigas velando, como hasta hoy, por los destinos de nuestra Jauja querida, a fin de que, merced a su desarrollo y progreso, ocupe el lugar que le corresponde en el concierto de los pueblos del Perú.

* Tomado de la revista Visión Xauxa, Nº 4, Jauja, febrero de 1954, pp. 37al 39.

Nota de edición: Documento de Trabajo N° 02. Para construir el circuito turístico Mamanchic Rosario en la cabecera norte del valle de Jauja.
El presente artículo de ensayo fue publicado en el libro La Fiesta del Rosario. El culto a la Virgen del Rosario. Patrona de Jauja; trabajo compilatorio de: Carlos H. Hurtado Ames y Julio C. Dávila-Mendiola; Halckon Editores; octubre 2005; pp. 65 al 68. Con Licencia y distribuído por: Halckon Editores; 13 de junio de 2008.

Comentario: (…) El trabajo de Luis Teobaldo Ibarra, apareció posteriormente reproducido de manera mutilada y sin aviso en un texto por demás lamentable, y que salió a la luz en la década del noventa en una publicación que pretendía dar cuenta del proceso histórico de Jauja; pero que al final, solo da fe de la poca preparación y profesionalismo de sus autoras, sorprendiendo a sus confiados editores e incautos lectores. En la edición que ahora tiene el lector en sus manos, y en señal de desagravio para con Teobaldo Ibarra, se reproduce el texto completo y tal como apareció en Visión Xauxa.

Según se desprende del mismo texto, este fue leído en Radio Nacional del Perú con motivo de la fiesta patronal de Jauja, posiblemente en octubre de 1953, el año anterior de que fuera entregado a la imprenta. Lo manifestado por Ibarra es interesante, toda vez que muestra la manera cómo era percibida el culto a la Virgen por quienes residían en la ciudad de Lima, y cómo ellos se organizaban para realizar actividades en su honor. A la vez de seguir algunos de los argumentos históricos que expuso Clodoaldo Espinosa Bravo, es digno de destacar las remembranzas personales que realiza, sobre todo de la infancia, y cómo desde esta perspectiva él percibía la fiesta, siendo esto lo más destacable de su trabajo. Una breve descripción de carácter etnográfico de la manera cómo se vestían los jaujinos y jaujinas en esa época, contribuye de manera decisiva para los interesados en estudiar los aspectos más saltantes de la tradición en Jauja; cómo esta ha cambiado, la capacidad de negociación y continuidad cultural que ha tenido desde esa época hasta ahora. (…) (De la Introducción al mismo libro, por: Carlos H. Hurtado Ames)

Sigue leyendo

EL PODER SIMBÓLICO DE LAS IMÁGENES RELIGIOSAS

[Visto: 5468 veces]

EL CASO DE LA VIRGEN DEL ROSARIO DE JAUJA

Virgen del Rosario de Jauja
Santísima Virgen del Rosario con su vestido de gracia, al natural.
Foto cortesía MRC

Por: Nora B. Balvín Lazo
Historiadora del Arte

ESTA BIEN ENTENDIDO ya, que dentro del contexto colonial andino peruano estuvieron muy presentes los conflictos sociales y económicos, que traducidas en competencias de prestigio, apuntaban hacia el poder, que se sustentaban en panacas y abolengos encumbrados protagonizadas por las autoridades españolas y nobleza indígena, contando también con la participación de la jerarquía eclesiástica y las distintas órdenes religiosas. Es sabido también que, los curacas hacían uso de las imágenes religiosas como instrumento sustentatorio y de apoyo para sus reclamos a la Corona Española. Quise empezar haciendo esta corta referencia acerca del verdadero trasfondo simbólico que guardaban estas imágenes religiosas y que espera ser pronto publicada.

Para el caso de la Santísima Virgen del Rosario, Patrona de la ciudad de Jauja, y haciendo una relectura de la poca información disponible sobre Ella, su importancia artística y calidad fueron al parecer ya reconocidas desde la época colonial. Su hermosa apariencia plantea muchas interrogantes acerca de la fecha de ejecución y de las alteraciones que habría sufrido en el pasado. Pero hasta la fecha, ningún documento acerca de cuándo y quién la realizó fue mencionado por los escasos autores que se ocuparon de esta imagen.

Recuerdo haber visitado por primera vez la ciudad de Jauja hace aproximadamente cuatro años, y en su Iglesia Matriz pude contemplar y extasiarme con la impresionante apariencia de esta imagen mariana, de claros aires renacentistas con rezagos góticos tardíos, definitivamente, todo un envío de Europa. Pude también percibir a simple vista que esta pieza escultórica había sido víctima de drásticos repintes y habría que evaluar en qué porcentaje han dañado la obra original.

Todas las imágenes religiosas son fuentes de información irremplazables acerca del pasado, actuando siempre como fuerza activa y manipulable en la vida social y política de un pueblo; que para determinar la fecha y las condiciones de su creación, así como el reconocimiento de los componentes usados y las intervenciones que sufrieron, será necesario confrontar la información histórica de archivos y publicaciones con los resultados de las prospecciones científicas, todos los cuales deberán corresponder a la lógica formal de la época de su creación; es decir, todo un proceso interdisciplinario y en la que participan y confluyen las ciencias, las humanidades y la tecnología.

Entiéndase que la Historia del Arte Peruano está por hacerse y frente a ese rico acervo cultural que poseemos, se requiere de grandes legiones de investigadores, por lo cual será muy necesario empezar por estudios de base, a nivel de inventario y catalogación de los objetos en su contexto, lo que permitirátener a futuro la posibilidad de realizar otros estudios de mayor complejidad y envergadura. Por lo tanto, la realización de un registro e inventario de los bienes culturales muebles que custodia la Iglesia Matriz de Jauja, ayudará no solo a despejar la incertidumbre acerca de su valor, su significado y filiación dentro del proceso histórico-artístico de la Región.

Y, cuando crece nuestra actitud por preservar los objetos que sabemos que, por una u otra casualidad milagrosa han sobrevivido por cientos de años al fuego, la tempestad, los terremotos, las guerras, al robo, vandalismo y sobre todo a la propia negligencia en complicidad con una serie de agentes y factores, estaremos protegiendo fundamentalmente esa parte activa de nuestra simbología cultural jaujina.

Nota de edición: Documento de Trabajo N° 03. Para construir el circuito turístico Mamanchic Rosario en la cabecera norte del valle de Jauja. El presente artículo de ensayo fue publicado en el libro La Fiesta del Rosario. El culto a la Virgen del Rosario. Patrona de Jauja; trabajo compilatorio de: Carlos H. Hurtado Ames y Julio C. Dávila-Mendiola; Halckon Editores; octubre 2005; pp. 95 y 96. Con Licencia y distribuído por: Halckon Editores; 13 de julio de 2008.

Comentario: (…) El artículo El poder simbólico de las imágenes religiosas es un breve trabajo que se ha escrito especialmente para esta edición. Es una reflexión inicial que ha realizado Nora Balvín Lazo, una historiadora del arte que viene trabajando e investigando en la zona desde hace cierto tiempo, y a la que le hemos pedido nos ofrezca una lectura preliminar sobre la Imagen de la Virgen, en espera de un trabajo más detallado sobre muchos aspectos que están en la oscuridad.(…) (De la Introducción al mismo libro, por: Carlos H. Hurtado Ames)

Sigue leyendo

LA VIRGEN DEL ROSARIO (Patrona de Jauja)

[Visto: 4911 veces]

Virgen del Rosario (patrona de Jauja
Facsímil de la crónica publicada en el suplemento semanal Variedades,
del Diario Oficial El Peruano, el día lunes 19 de noviembre del año 2007,
corresponde a Moisés Aylas Ortíz y la foto a Jesús Raymundo T.

Por: Rev. Padre José Chuquillanqui Yamamoto

AL MARGEN DE QUE si eran o no cuatrocientos años de la llegada de la Virgen del Rosario a Jauja, hace dos años atrás festejábamos ese acontecimiento, celebración que reflejó la honda presencia de María por la que está marcada nuestra provincia de Jauja. Satisfacción profunda me causó saber que sin contar los defectos de unos y otros en la tarea evangelizadora de la zona, la Virgen del Rosario ha dejado su presencia como fuente de esperanza, amor, trabajo y unidad.

Sabemos bien, que en los comienzos de la evangelización del gran Imperio del Tahuantinsuyo, y de una manera singular del gran Reino Huanca, cuya capital quedaba en la otrora impresionante ciudadela de Siquillapucara*, fue en Jauja, donde por primera vez se celebró la Santa Misa. Desde entonces, no solamente se le puede considerar la Primera Capital del Perú, sino también la Capital de la Fe de la zona central del Perú.

Fue en Jauja donde se inició la tarea evangelizadora de todo ese vasto sector, de aquel entonces, de nuestra patria. Desde Hatun Xauxa se irradió la Fe al Hanan, Hurin (Lurin) Huanca, es decir, a todos los confines del Reino Huanca; pero desde Jauja también se propagó la Fe a la selva central. Y como en toda la Historia de la Iglesia, la evangelización de esta zona del Perú, también estuvo acompañada por la presencia amorosa de María, la Madre de Dios. No en vano nuestro pueblo es profundamente mariano, es decir, devoto de María. Muchos pueblos de nuestra amada arquidiócesis de Huancayo están marcados por la presencia silenciosa, pero amorosa y eficaz, de la Virgen; por nombrar algunos: Apata con la Virgen de la Natividad, Orcotuna y Sapallanga con la “Mamacha” Cocharcas y nosotros los jaujinos con nuestra “Mamanchic Rosario”.

Y es que Jesús desde la Cruz, a través del discípulo que más amaba, nos regaló a María en la expresión: “Hijo, ahí tienes a tu Madre”. Desde entonces, María camina y avanza con nosotros.

Después de unos cuatrocientos años, no importa la exactitud de los años, interesa saber que no en vano ha pasado tanto tiempo y que el amor de María se ha difundido a lo largo de nuestra zona; y si hay detalles por los que queremos caracterizar a Jauja, uno de ellos radica precisamente en su Virgen del Rosario.

Sin embargo, cabe resaltar, que nunca habrá verdadero culto a María, verdadera devoción a Ella, si no existe un compromiso silencioso, pero al mismo tiempo eficaz, con la Iglesia, con nuestro pueblo, con sus necesidades y esperanzas. María tomó en serio la tarea que suponía en ella ser la Madre de Dios. A nosotros, como devotos de Ella, nos toca otro tanto.

Siempre me han incomodado las devociones por costumbre o figuración, pues están lejos de la misma esencia, más todavía si hay que mantener esta costumbre por capricho antojadizo de algunos que tienen miedo a perder relevancia en el pueblo. El concepto de que teníamos dos vírgenes: una de ricos y otra de pobres, está lejano del plan de Dios porque son creación e invento de algunos para asentarse en sus intereses y caprichos. Desde el inicio, en el plan de Dios, la Virgen es una sola y si tuvo que ponerse de parte de algún grupo, entonces fue por los pobres. Por algo decimos de Ella en su canto de alabanza: “ensalzó a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos despide vacíos”.

De ahí, entonces, la invitación de María a tomar en serio el plan de Dios hacia una devoción eficaz, comprometedora y misionera.

¡Cuántas de nuestras celebraciones en nombre de la Virgen se quedan simplemente en meras ceremonias, sin un compromiso eficaz con el hombre de hoy! Y cuando digo con el hombre de hoy me refiero al hombre en su totalidad. ¡Cuántas de nuestras celebraciones se quedan en el día de la festividad, sin un compromiso con la Iglesia! ¡Cuánto de nuestra Fe a veces se ha convertido en un adormecedor de nuestras conciencias, de las exigencias de nuestros pueblos. Peor todavía, ¡Cuánta de nuestra Fe, simple y llanamente se resume a unas horas de presencia en la festividad! Lejos ciertamente de lo que Dios quiere, más lejos todavía de lo que supondría nuestra devoción a María. María tomó en serio su papel de Madre de Dios, por eso a prisa fue a la montaña donde su prima Isabel y se puso al servicio de ella.

Decía presencia efectiva, eficaz, pero también silenciosa, sin aspavientos, sin tanto ruido, sin propaganda, sin anuncios, sin comentarios. En un mundo donde todos queremos ser avistados y reconocidos, donde buscamos los aplausos y las felicitaciones, donde queremos que todos sepan lo “mucho” que hemos hecho, María es una invitación al compromiso silencioso que de suyo tendrá mayor eficacia.

He leído algunas historias que cuentan que la Virgen del Rosario fue la Virgen más ricachona. No es mi papel decir si lo fue o no, pero yo diría que hoy la Virgen del Rosario es ricachona por todo lo que de riqueza juvenil e infantil tiene a lo largo de nuestra tierra.

Nosotros también estamos llamados a servir desde y en el lugar determinado que la vida y las circunstancias nos han colocado. Hacernos servidores supone reconocer en otros la imagen de Dios y considerarlos hermanos nuestros.

En tiempos en que se van perdiendo los valores y creando antivalores que van limitando al hombre a ser cada día menos persona, María sigue siendo un interpelante en nuestras vidas y en nuestra sociedad, más todavía en la tibieza de nuestra fe, de nuestra respuesta como cristianos. Con toda certeza, añadiría que María viene a ser una invitación, alegre y desprendida, a hacer realidad el mandato de su Hijo: “Amarás a Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y al prójimo como a ti mismo”.

Que Mamanchic del Rosario, siga caminando con nosotros, nos siga cobijando bajo su manto protector, animando nuestras vidas, entusiasmando con el plan de salvación del Padre, pero también sabiendo asumir nuestras debilidades y defectos, corrigiéndonos de las soberbias y falsos orgullos, que nos limitan a hacer de nuestro culto y devoción a Ella un medio eficaz que contagie y anime a otros a amar a María y seguir aportando y trabajando por la tierra que nos vio nacer (Tomado del periódico Estudiante, Nº 3, Jauja, setiembre-octubre de 1996, p.16)

__________________________
* Actuales estudios arqueológicos, históricos y lingüísticos han demostrado que este supuesto “Reino Huanca” nunca ha existido, y en consecuencia ninguna capital del mismo. La versión de un reino huanca ha sido y es ampliamente difundido en la provincia de Huancayo, pero como no se ajusta a la realidad, debe ser corregido. (N. de. E.).

Nota de edición: Documento de Trabajo N° 01: Para construir el circuito turístico Mamanchic Rosario en la cabecera norte del valle de Jauja. Con Licencia y distribuído por: Halckon Editores; 13 de mayo de 2008.

El presente artículo de ensayo fue publicado en el libro La Fiesta del Rosario. El culto a la Virgen del Rosario. Patrona de Jauja; trabajo compilatorio de: Carlos H. Hurtado Ames y Julio C. Dávila-Mendiola; Halckon Editores; octubre 2005; pp. 91al 94.

Comentario: (…) De otro lado, se ha incluido un artículo del R. P. José Chuquillanqui, que es más una reflexión teológica y moral que concita el culto a la Virgen. El mensaje principal del texto sostiene que no puede existir un verdadero culto a María, si no existe un compromiso silencioso, pero al mismo tiempo eficaz con la Iglesia, con el pueblo, con sus necesidades y esperanzas. La devoción por costumbre o figuración es parte de sus reflexiones y crítica que nos ofrece este trabajo; así como lo absurdo de pensar que en Jauja hayan dos Vírgenes, y más absurda aún, la división que algunos suelen establecer que una, es para los ricos; y otra, para los pobres, lo que desde la reflexión cristiana, no corresponde al plan de Dios.(…) (De la Introducción al mismo libro, por: Carlos H. Hurtado Ames)

Sigue leyendo

EL SEÑOR DE MURUHUAY EN JAUJA

[Visto: 5179 veces]

Los Hugos de Jauja

Iglesia Matriz de Jauja
Vista nocturna de la Iglesia Matriz de Jauja

Por Darío A. Núñez Sovero
darionunezsovero@hotmail.com

Jauja, siempre fervorosa y devota de nuestra Virgen del Rosario no esconde su admiración y devoción a patronos de lugares circunvecinos que, anualmente, celebran sus Fiestas Patronales en toda la región central del Perú.

Anualmente, en Mayo, cientos de fieles jaujinos viajaban hasta la localidad de Acobamba en Tarma para estar presentes en las festividades del Señor de Muruhuay. Este peregrinaje estaba teñido de especiales momentos como, por ejemplo, en la ida y vuelta la comitiva solía hacer un alto en las cumbres de Lomo Largo para que, a modo de un caypincruz pudiesen los peregrinos, al estilo Jauja incluido nuestro cortamonte, expresar su desbordante alegría por tan grata visita. Fue, una actitud perentoria en tanto que luego, aquellos mismos devotos, movidos por su emoción y fe, decidieran la reproducción de una similar imagen en uno de los altares de nuestra Iglesia Matriz.

Es, de este modo, que ingresando a la imponente iglesia jaujina y ubicada al lado izquierdo en el primer altar y frente a la imagen del Señor de la Justicia, yace, crucificado, el Señor de Muruhuay, magistralmente reproducido en el maravilloso arte pictórico de Hugo Orellana Bonilla, natural de Ataura, y Hugo Espíritu Escobar, natural de Huertas. El vulgo, siempre agudo y oportuno, motejaba a estos artistas xauxas como los Hugos de Jauja.

La historia se remonta al año 1987. Comienza con la inquietud antes señalada y la escondida iniciativa de poner el arte de nuestros artistas contemporáneos a merced del sabio juicio de la ciudadanía. Es de este modo que, además de tener la imagen permanentemente en Jauja y poder orar ante ella diariamente, con la venia de la Parroquia, se decide ubicar el lugar exacto de la reproducción. En el largo proceso previo se decide traer lajas de piedra desde el mismo Acobamba. Estas lajas serían colocadas cuidadosamente en el altar ya señalado, finalmente se decide convocar a los artistas que deberán reproducir, exactamente, el original .

Por entonces, se hallaban en sus talleres nativos los dos artistas, Orellana y Espíritu, en temporada de pascana, luego de afanosos peregrinajes por variadas mecas del arte. El primero, retornaba de París, donde residió décadas luego de estudiar Pintura en México y Florencia donde había asimilado un torrente de corrientes modernistas del arte universal y, el segundo, retornaba de Costa Rica y México, embelesado por el arte de Siqueiros , Orozco, Diego Rivera y Frida Khalo. Invitados, ambos, no dudaron en aceptar tan generoso encargo.

Una vez juntos, y puesto de acuerdo sobre aspectos técnicos de la obra, concluirla les llevó un mes. La imagen llegó a despertar comentarios nada gratos como que no se trataba del Cristo rubio al que la Iglesia nos ha acostumbrado, antes ellos trataron, y se logró, de reproducir una imagen mestiza al igual que los lugareños de estos pagos, un Cristo de piel cetrina, mestiza, con facciones nuestras. Muy nuestras.

Cuando dialogué con Hugo Orellana, me refirió tres casos especialísimos que generaron asombro a los autores y, probablemente, estupor en el lector. Primero: cuando pintaban los pies, encuentran que ellos ya tenían atravesado el clavo exactamente a la altura que correspondía a la herida. Segundo: cuando pintaban la llaga que tenía nuestro Señor a la altura de la costilla, curiosamente, la piedra ya presentaba allí mismo una hendidura profunda que facilitó la obra y, tercero: la parte de la pintura que llevó más tiempo en reproducirla fue la cabeza, nunca como entonces, pareció a los artistas que podían lograrla (a este respecto me recuerda que otros artistas mencionan que lo más difícil de reproducir son las manos). Finalmente, para satisfacción personal de los autores la obra se concretó y allí podemos admirarla desde la esquina de nuestra confesión y desde la perspectiva de nuestra concepción artística. Una verdadera obra de arte que está al alcance de nuestra mirada. Un regalo que tenemos que aquilatar y agradecer, tanto a los de la feliz iniciativa cuanto a la autoridad artística de sus autores.

Este es un Cristo al que todos ven cotidianamente por su ubicación pero del que pocos conocen la historia de su presencia. Un Cristo al que todos deberíamos venerar y honrar por los innumerables milagros que a la fe jaujina prodiga. Un Cristo que nos conmueve con sólo verlo. Un aporte del arte xauxa a la cultura universal y una constatación de que nuestra tierra es sede de especial sensibilidad que, esta vez, nace del pincel de los Hugos de Jauja.

A 21 años de la concreción, nuestra gratitud siempre está presente, tanto para Hugo Orellana Bonilla que ahora reposa en su etérea morada de la inmortalidad, cuanto para Hugo Espíritu Escobar allá en el vecino Brasil donde reside desde entonces.

Homenaje a Hugo Orellana Bonilla:

Tributo Oficial

Youtube: El llamado de la tierra

Más datos de Hugo Espíritu Escobar:

Óleo sobre tela

Youtube: Tela de pintura a óleo do artista plástico peruano radicado no Brazil

Sigue leyendo

La importancia de diseñar y construir el circuito turístico Mamanchic Rosario, en la cabecera norte del valle de Jauja

[Visto: 5857 veces]

rosario

Por: Julio C. Dávila-Mendiola W.
e-mail: elhalckon@gmail.com

Una de las acciones de mayor importancia para iniciar la política descentralizadora del Gobierno Regional fue trasladar la sede de la Dirección Regional de Comercio Exterior y Turismo a la ciudad de Jauja, una promesa electoral que cumplió el actual Presidente Regional Vladimiro Huaroc Portocarrero. Obviamente hoy, el fenómeno del centralismo regional asentado en la ciudad de Huancayo, desequilibra el crecimiento integral de las demás ciudades y pueblos del valle del Mantaro: alrededor de 200 pueblos con características propias y de la región en su conjunto. Hace pocos meses que el designado Director Regional de Dircetur-Junín, el antropólogo José luis Álvarez Ramos asumió el cargo, exactamente desde el mes de abril, a estos días sería aún prematuro evaluar su gestión; sin embargo es notoria ya la ejecución de varios proyectos de impacto regional, asi como también la de dinamizar actividades turistico-culturales de gran importancia. Una de ellas, la promoción regional de la tradicional Festividad en honor a la Santísima Virgen del Rosario, Patrona de la ciudad de Jauja y su importancia socio-cultural, desde la organización de mesas redondas, conferencias de prensa, afiches de considerable tamaño, folletines, actividades culturales, exposiciones pictóricas, exhibición de documentales y otros; todo ello encaminado a colocar como una oferta turística de amplio nivel a esta centenaria festividad patronal. Recordemos que hace varios años atrás que por divergencias políticas y eclesiásticas se frustró la designación de Reina y Señora del Valle por parte del Arzobispo de aquel entonces Monseñor José Paulino Ríos Reynoso a la Santísima Virgen del Rosario, y es que la imagen de María es una de las más celebradas, antiguas y bellas en el valle del Mantaro por la hermosura de sus facciones, y es como que en su rostro parece que se aúnan y dan la mano la majestad de la Reina y la dulzura de la Madre, de tamaño natural y que fue un obsequio del Rey Carlos V de España a los frailes dominicos de la ciudad del Cusco y que por diversas razones se quedó en esta ciudad, alrededor del año de 1544 aproximadamente.

Y por otro lado, la participación de la Municipalidad Provincial de Jauja, en su primer año de la gestión municipal del Alcalde Alejandro Barrera Arias como Alfereces de Fiesta, es de resaltar y elogiar el dinamismo de como se integraron a la Festividad en sus dos días la mayoría de sus trabajadores en su plana administrativa y de servicios, asi como también de los señores regidores y el entusiasmo del mismo Alcalde; todo indica que han comenzado a estructurar su participación para los próximos años. Este empuje de convocar a participar a la Municipalidad Provincial se viene dando desde hace varios años atrás desde la misma Archicofradía, ya antes se logró hacer participar a la gestión edil anterior, el año 2005 con ocasión del centenario institucional, todo esto con el fin de realzar la festivividad patronal, de provocar una celebración comunitaria con participación múltiple de instituciones, comunidades campesinas, alcaldes distritales; aquí el protagonista principal de la fiesta como una oportunidad de encuentro y de comunicación profunda tiene que ser el ciudadano de Jauja, y por todo lo que significa su patrona. Es notorio también observar los cambios al interior de la Archicofradía en los últimos años, es decir hacia si misma como objetivo primario, realizando cambios en su estructura organizacional y en el fortalecimiento institucional con el ingreso de nuevos hermanos, implementando de esta forma una nueva visión a la festividad.

Dado el impacto que ha provocado esta festividad religiosa, y que es el trabajo anticipado de la Dircetur-Junín, de la Municipalidad Provincial de Jauja, de la Parroquia de Santa Fe, de la Archicofradía del Santo Rosario, de los Alfereces y de todas y cada una de las personas que impulsaron este accionar colectivo, es de suma urgencia y de gran necesidad el retomar este trabajo y esta vez enlazando a las demás festividades que en los distritos veneran a la imagen de la Santisima Virgen del Rosario como Patrona, tal es el caso de los distritos de El Rosario Curicaca, Los Molinos, Janjaillo, Sausa, TunanmarKa, entre otros. La idea es generar productos turísticos de amplio espectro y de varios días, pues estas festividades se realizan entre la quincena de setiembre y el mes de octubre. Este circuito turístico se convertiría en el corto plazo en una interesante oferta para el turismo nacional e internacional, una oferta alterna al circuito turístico Mamacha Cocharcas que se realiza al sur del valle del Mantaro, y es necesario recordar en este momento que la Dircetur-Junín puso en marcha este año un proyecto para la puesta en valor y promoción de dicho circuito con un presupuesto de 793,922 nuevos soles por el lapso de tres años.

La idea de generar el circuito turístico Mamanchic Rosario desencadenaría una serie de actividades permanentes todas ellas destinadas a renovar y mejorar la infraestructura de servicios, en hospedajes, hostales, restaurantes, bodegas, agencias de viaje; capacitación, entrenamientos y movilizaciones; consecuentemente todo esto dinamizaría la economía microregional. Y es que cada festividad patronal en cada uno de los distritos representa toda una riqueza socio-cultural envidiable, digna de ser promocionada en distintos niveles. Este circuito se convertiría en el tercer momento de mayor afluencia turística luego de las Festividades del Veinte de Enero con la Tunantada y las Fiestas de Carnavales. Asi es que, el desafío está en la Dircetur-Junín, en la Municipalidad Provincial, en las correspondientes Municipalidades Distritales, en la Archicofradía del Santo Rosario y en cada uno de nosotros. (diciembre 2007).

*Director Ejecutivo de Halckon Editores, editor freelance, editor del Boletín de distribución gratuita Asalto; graduado en Administración, especializado en Marketing y Finanzas; es además un conspicuo activista por el desarrollo de la cultura en el valle del Mantaro.

Sigue leyendo