SENSIBLE DESAPARICION DE MATRONA JAUJINA

[Visto: 1515 veces]

 

QEPD
Darío Núñez Sovero

Las noticias fatales tienen el raro halo de viajar con una rapidez increíble. Mientras prosaba una glosa, una noticia muy dura de admitir invade nuestras preocupaciones: nos llaman para decirnos que doña Rosa Palomino Mandujano ha muerto. Nos decimos pasmados ¡No puede ser!. La imprevista pesadumbre nos obliga a comentar sobre ella.

La conocí siempre como una mujer extremadamente laboriosa, había hecho del trabajo una rutina que no abandonó jamás. Ella, como una capitana que guía el trajín de su familia, sabía prodigarse diariamente para atender a los sufridos clientes de su negocio. También la conocí como una mujer que sabía compartir la alegría de sus compoblanos. No conozco un solo año en que no haya estado presente en las festividades carnavalescas de su barrio natal: La Libertad-Jauja, a donde retornaba optimistamente desde Lima, urbe en la que pasó sus últimos años. Con ella y su hoy dolida familia, compartíamos la euforia que sólo los jaujinos sabemos dispensar cuando llega nuestro carnaval.

Preocupada por su familia, nunca dudó en impulsar una esmerada educación para todos sus hijos. De ellos y por nuestra coetaneidad (que nos perdonen sus hermanos) destacamos la autoridad médica de Luis Walter Ponce Palomino, un distinguido profesional traumatólogo que hoy radica en Europa. Para todos ellos hacemos extensivo nuestro pesar. Les invocamos fortaleza para encimarse por sobre estos duros momentos. Y a doña Rosa la despedimos con nuestros deseos de que haya paz en su tumba y le expresamos nuestra gratitud por habernos compartido, en vida, su precioso tiempo.

 

 

 

Puntuación: 5.00 / Votos: 2

2 pensamientos en “SENSIBLE DESAPARICION DE MATRONA JAUJINA

  1. fvsoveroh@gmail.com

    QUE HERMOSO LENGUAJE, QUE MANEJAS DR. DARÍO, ME DELEITO ENCANTADO CUANDO VEO TU NOMBRE Y ME PONGO A LEER, ASÍ ESTUVIERA CANSADO, PERO LA FLEXIBILIDAD O DUCTILIDAD QUE DECÍA DON ARMANDO CASTILLA HACE QUE UNO SIENTA UNA SATISFACCIÓN, DE HABER ESTUDIADO EN EL GLORIOSO SAN JOSÉ DONDE ESTUVO LA SEMILLA DE VUESTRA DICCIÓN, MIS CONGRATULACIONES MI QUERIDO DARÍO

    Responder
  2. Luis W. Ponce

    Darío:
    En nombre de mi familia te agradezco la publicación de esta entrada en recuerdo de mi madre.Dolido por su ausencia no tengo más palabras.Te lo reiteraré personalmente cuando retorne a nuestra Jauja.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *