A PROPÓSITO DE LA PUBLICACIÓN DEL LIBRO “AEROPUERTO FRANCISCO CARLÉ DE JAUJA” (I)

[Visto: 1090 veces]


Justicia para José Elías García Frías

Aeropuerto de Jauja
Darío Núñez Sovero

Acaba de ver la luz, en un libro, un prolijo estudio sobre todas las implicancias que significa para la región y, especialmente, para Jauja el Aeropuerto “Francisco Carlé” de Jauja. La autoría corresponde a Carlos Hurtado Ames, a quién desde estas líneas le reiteramos nuestra gratitud, respeto y aprecio por entregarle a nuestro pueblo este don inmenso que significa resumir en una obra la historia que ha posibilitado contar con una infraestructura para la aeronavegación que refuerza el orgullo de todos quienes hemos nacido aquí.

El autor nos recuerda, con una sólida y probada argumentación, que Jauja siempre ha respondido a sus retos de progreso con el esfuerzo solidario de su gente, sin extender genuflexamente la mano esperando el apoyo gubernamental o de otro orden. Que fueron nuestros mayores, generosos patriarcas, padres, etc., quiénes, con la soberbia conducción de sus líderes, supieron encauzar obras y gestas que han dejado su impronta en la historia local y nacional. Y en este orden de la navegación aérea la historia de Jauja se repitió, primero en la construcción del campo “Leticia” en los parajes en los que actualmente se ubican el Estadio Monumental y el Fuerte “Cáceres” y, luego en la construcción de lo que hoy es el Aeropuerto “Francisco Carlé Casset”. El primero surgido en la década del 30 pasado cuando se trató de establecer una cabecera aeroportuaria en el conflicto con Colombia y, el segundo, cuando visionarios como el Dr. José Elías García Frías pugnaron para que Jauja se incorpore al circuito de las modernas vías de comunicación como una de las formas de lograr su desarrollo; no se olvide que para entonces, 1949, Jauja ya contaba con vías terrestres, ferroviarias y necesitaba la vía aérea.

Hurtado Ames rinde un homenaje a tan preclaro médico neumólogo García Frías, pues le dedica la obra, al igual que al R.P. Francisco Carlé, Párroco de Jauja y al Dr. Virgilio Reyes, Alcalde de Jauja de entonces. Es más, en la interioridad del libro, por reiteradas veces nos recuerda que la idea del aeropuerto fue de él y que posterior a esta concepción fue convocado nuestro “Taita” Pancho. Por ello es interesante leer que en estos veteranos pro hombres de Jauja hubo una ejemplar división del trabajo: al Dr. García Frías le correspondió la concepción, estudios y medición de terrenos de lo que hoy es nuestro aeropuerto; al R.P. Carlé la convocatoria “desde el pulpito” a los barrios de Jauja y pueblos de la provincia para realizar “las jornadas de Setiembre” (al decir de Pedro Monge, Secretario del entonces Comité) y al Alcalde Reyes proveer los elementos físicos, técnicos y logísticos para trabajar en el campo. Resultado de este feliz acuerdo fue que en 23 días de faenas diarias el pueblo de Jauja culminó el ripiado y aplanamiento de nuestro campo aéreo, en cual fue inaugurado el 27 de Setiembre del año 1949, con el decolaje de dos naves: una de la empresa TAM (Transportes Aéreos Militares) y otra de la Empresa Los Andes, ante la algarabía de una enorme multitud congregada y proveniente de todos los confines de la región, que no quería perderse lo espectacular de tal aterrizaje.

Lo que no está bien precisado, y así lo admite el autor, es cómo se concibió la idea de contar con actual aeropuerto. Hurtado fundamenta su versión en una publicación hecha por el jaujino Abilio Verástegui y en dos versiones orales hechas por el Dr. Neri Cordero y el profesor Carlos Mandujano. Los tres coinciden en decir que hubo intervención de dos elementos militares vinculados a la fuerza aérea y en eso no les falta razón. Donde no se ponen de acuerdo es en decir que eran enfermos del pulmón y que, en gratitud y una vez sanados, sugirieron buscar un lugar donde establecer el aeropuerto. Según Carlos Hurtado se trata de los comandantes de la FAP Alejandro Valderrama y Arturo Leca, siendo que al día de la inauguración el primero ofició de padrino y la esposa del segundo tuvo el amadrinamiento (p. 22).

A este respecto, en reciente encuentro con Hurtado, me he atrevido a relatarle lo que en mi adolescencia escuché en Trujillo de labios de mi tío, Godofredo Bonilla Monge, quien laboró en el Sanatorio Olavegoya en el tiempo en que el Dr. García Frías era Director y del cual era uno de sus más entrañables amigos. Me dijo que en Jauja había una enferma del pulmón cuyo esposo, un alto oficial, llegaba periódicamente en avioneta para visitarla. En uno de sus aterrizajes, en el campo Leticia, tuvo serios problemas que lo asustó y llevó a decirle al Director del Sanatorio, Dr. García Frías, la necesidad de contar con otro campo de aterrizaje en Jauja, ofreciéndose a colaborar para concretar este hecho. El Dr. García hizo suya la sugerencia pero inmediatamente se problematizó al darse cuenta de que sin el apoyo de la comunidad era inútil emprender esa empresa. Allí surgió la idea de compartir con el “Taita” Pancho esta inquietud, por cuanto él tenía una reconocida ascendencia en toda la provincia y sabía que nadie podía resistirse a su convocatoria. Es de este modo como nuestro Párroco se involucra en el proyecto. Esto, tácitamente, lo reconoce Hurtado Ames cuando cita en el libro de su autoría, que en el almuerzo que el Comité Pro Aeropuerto celebró en el primer aniversario de inauguración, y en el discurso de orden Pedro Monge expresa que “la idea de la construcción del aeropuerto se la debemos íntegramente al Dr. García Frías” (p.22). Hoy sé que el militar aludido es el Comandante Leca, su esposa la madrina y su colega el comandante Valderrama. Ellos constituyen el andamiaje personal sobre el que se sustentó la idea de tener nuestro aeropuerto.

Estos son algunos aspectos que quería relevar, rescatar y reforzar la presencia de un personaje como el Dr. García Frías en la historia de Jauja. Dicho profesional se retiró de Jauja sin ninguna estridencia, con la misma humildad con la que llegó pese a los pergaminos que le conferían el hecho de haber estudiado en Alemania. Años más tarde alcancé a leer su placa profesional en un edificio del centro de Lima entre Colmena y Wilson. Allí se perdió su rastro. Personalmente, rindo mi admiración a este foráneo que gravitó enormemente entre nosotros. Jauja le debe mucho.

Puntuación: 5.00 / Votos: 9

3 pensamientos en “A PROPÓSITO DE LA PUBLICACIÓN DEL LIBRO “AEROPUERTO FRANCISCO CARLÉ DE JAUJA” (I)

  1. CARLOS MENDEZ CABALLERO

    Es gratificante leer historia de la ciudad donde yo naci y creci y aprendi tanto en las aulas de Colegio Nacional y luego Gran Unidad Escolar San Jose de Jauja.

    sin embargo como la mayoria de jauinos con deseos des urgir, emigramos a la capital para lograr mejores profesiones , ya que las del centro del pais hasta ahora luego de 50 anos, son las mismas universidades.
    Gracias a mi esfuerzo y estudios logre graduarme como Ofical de la Gloriosa Marina de Guerra del Peru y fui Piloto por 15 anos, luego de cumpli mi tiempo para retiro y me mude a los Estados Unidos Y tengo una compania de construccion.
    Lo que deseo aclarar, que ese libro de historia del aeropuerto, los inicios de adquisicion son correctos, pero quien hace y promueve que se consolide como el aeropuerto regional en los anos 1962 – 1963 fue mi querido y recordado padre Don Cesar Mendez Portillo que fue alcalde de Jauja en ese entonces y el fue quien ignauro o reignauro ese aeropuerto con el nombre del querido parroco Frances Francisco Carle, ( el padre Pancho ), quien no lo conocio, tenia un aurea de santo.
    Cabe resaltar que los huancainos siempre quisieron avanzar a Jauja con el fin de tener el dominio del aeropuerto , pero la provincial de concepcion en medio de los dos, lo hacia imposible, lamentablemente los huancas no tienen la suerte de tener esa amplitude de terrenos como para aeropuertos, frustracion que sera para siempre.
    Tambien veo con gratitude el himno del Colegio San Jose , esa letra y musica la copio mi padre, del himno del colegio Guadalupe de Lima, de manera que si bien es cierto el no fue el autor, pero por carencia de himno y compositors , a el se le ocurrio cambiar la parte de que son guadalupanos marchando a la lid, a que son josefinos marchando a la lid, tralala, tralala, etc.
    Tambien me apena que en toda la historai de Jauja no se diga que fue mi padre cuando era alcalde que fue quien pavimento la plaza de armas y las calles, Junin, Grau, Bolivar y alrededores, y hasta la fecha son las mismas, lo que da pena que despues de 50 anos, no haya progreso en nuestro querida tierra.
    Hay algunos que nacemos para ser miltares y servir a la patria y hay otros que son politicos , abogados o filantro[os como mi padre, porque a pesar de haber sido Alcalde, Presidente de la benificencia, que por cierto el llevo el primer vehiculo de carrozas modernas de esa epoca.
    Seria ueno que la historia de nuestros pueblos se escribe antes que se olviden hechos feacientes y veridicos y que por falta de alimentacion historica de obvie a las personas que dieron su vida por su ciudad como lo hizo mi padre que aprendi de el que lo mas importante es ser honrado y honesto con los demas, para que nunca se hable de ellos, pero parece que tampoco sirve ser tan hoinesto porque en las historis que acabo de leer, no mencionan a I querido padre que fur jefe de disciplina del Colegio San Jose por lo menos 10 anos de su vida o tal vez mas que yo no habis nacido.
    Gracias por dejarme escribir y si alguien desea una aclaracion , me puedne escribir a mi correo personal camc2004@yahoo.com
    Ing. Carlos Mendez Caballero

    Responder
  2. LUIS LANDEO NAVARRETE

    BUENO ES ACLARAR SOBRE TODO SI SE TRATYA DE OBRAS TRASCENDENTALES,COMO ES EL CASO DEL SEÑOR ALCALDE DE ENTONCES CESAR MENDEZ PORTILLO Y LO QUE SUGIRO ES QUE LLEVE SU NOMBRE UNA DE LAS CALLES DE NUESTRA CIUDAD DE JAUJA Y MENSIONALOS EN CADA ANIVERSARIO 25 DE ABRIL.
    SOY EX ALUMNO DESDE LA PRIMARIA EN EL LOCAL ANTIGUO DE LA CALLE GRAU YLA DISCIPLINA ERA CONTROLADA POR LA MISMA ACTITUD DE TU SEÑOR PADRE,NO NECESITABA LLAMAR LA ATENCION A NADIE,SU SOLA PRESENCIA ERA GUARDAR RESPETO Y ES GRATIFICANTE RECORDARLO.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *