PROTEJAMOS EL ARTE QUE EXISTE EN NUESTRA IGLESIA MATRIZ

[Visto: 1669 veces]


Iglesia Matriz de Jauja
Frontis de la Iglesia Matriz de Jauja en cuya parte superior hay una copia de Toscano de la Virgen con un niño, con el fondo de un cielo jaujino de azul intenso

Darío A. Núñez Sovero

En la Iglesia Matriz de Jauja existe un repertorio artístico valioso y exquisito que el común de los asistentes no alcanza a valorar. Su arquitectura imponente y egregia, de por si, despierta admiración. En su interior no menos absorta queda nuestra atención cuando advertimos la belleza del arte contenido en el pan de oro del altar mayor, igual que el de los altares que cobijan, en los laterales, a la Virgen del Rosario y otros santos que son devoción de la feligresía asistente y creyente. Seguir admirando el interior invita a detenernos en el bello y solemne mural del Señor de Muruhuay, pintado extraordinariamente por los artistas jaujinos Hugo Orellana Bonilla y Hugo Espíritu Escobar (llamados los hugos de Jauja) y del cual nos ocupáramos en un post anterior.

Al leer a Edgardo Rivera Martínez en su galardonada novela autobiográfica “País de Jauja” no puedo menos que detenerme cuando casi al final de ella, hace alusión a un hermoso y fino órgano desde donde salían bellísimas notas que arropaban con una leve música las misas de antaño bajo la conducción de sacerdotes organistas franciscanos de Ocopa. He indagado por dicho órgano y he encontrado que fue desarmado a raíz de la última restauración de nuestra Iglesia y yace en algún rincón o compartimiento de la Parroquia de Jauja esperando que alguna entidad se recuerde de ella para repararla y ponerla nuevamente en uso para el deleite de todo nuestro pueblo.

Nadie puede dudar que fue una trabajo encomiable el que hicieron, últimamente, entidades benefactoras y públicas en nuestra Iglesia Matriz. La Asociación Santa Fe de Hatun Xauxa integrada por hijos jaujinos residentes en Lima se encargó de cambiar totalmente el piso de nuestra Iglesia cambiando las losetas por un vistoso y elegante mármol que ha proporcionado más señorío al recinto. Igualmente debemos reconocer la voluntad del saliente Gobierno Regional que presidiera Vladimiro Huároc para restaurar el techo y la fachada de nuestro primer templo, lo que ahora le da un toque de vistosidad y prestancia acorde con nuestra condición de ciudad Primera Capital del Perú. Pero el caso es que, conforme dialogábamos con jaujinos de conocida fibra artística, la Iglesia Matriz no puede ser restaurada sólo físicamente, también debe ponérsele atención al espíritu que tiene dentro y dos cosas llaman mi atención (de las que quiero compartir con el lector): el desmejoramiento de los frescos que existen en el interior de la cúpula y del que nadie se da cuenta y el mantenimiento de la imagen de la Virgen que está en la parte superior del frontis de la Iglesia. Sobre lo primero debo decir que cuando uno eleva la vista y advierte el interior de la cúpula, verá que las pinturas existentes se van borrando por la acción del tiempo y en algunos casos están desprendiéndose y, sobre lo segundo, que se trata de un Virgen con el niño Jesús tomado de un cuadro renancentista del artista y maestro italiano Meliore Toscano quién en el siglo XIII pintó la “Virgen con niño, en majestad”; es, justamente, nuestra Virgen de la Iglesia la que corre el riesgo de perderse por la acción implacable de nuestras condiciones climáticas, más todavía cuando la vemos maltratada por el polvo y la radiación solar que es intensa en nuestro medio.

Desde este medio, quiero invocar a los especialistas y amantes de nuestro patrimonio a desplegar esfuerzos e interés porque estas reliquias se mantengan y perduren a través de una adecuada restauración y mantenimiento que las generaciones sucedáneas sabrán reconocer.

Puntuación: 5.00 / Votos: 2

Un pensamiento en “PROTEJAMOS EL ARTE QUE EXISTE EN NUESTRA IGLESIA MATRIZ

  1. Hernán Martínez Guevara

    Hace dos días visité nuestro pedacito de cielo y también acuse la falta del órgano que elude nuestro consagrado novelista, recuerdo se encontraba a la derecha del altar mayor y que alguna vez en mi niñez accioné el fuelle por orden de nuestro recordado organista señor Epifanio Orihuela (don Epi) también mencionado en “país de Jauja”. Además de ello también vi que en el exterior, el contra zócalo de la iglesia se está descascarando, esto crea fisuras capilares por donde ingresa el agua de lluvias y puede penetrar al cimiento debilitando el mismo. Es de sencilla solución y consiste en retirar las escamas y poner una capa de cemento con un aditamento impermeable a base de alquitrán. Espero que se de rápida solución para evitarnos males mayores. Y ya que estoy en plan de crítico diré que nuestro parque está bonito, solo no me parece acertado las rejillas que guardan los jardines por que debieron tener un poco más de altura y las varillas utilizadas ser más gruesas quizá se debieron hacer con las dimensiones y diseño que se tenía antes. Igualmente noté que la balaustrada del balcón del municipio está incompleta. Y el adorno puesto en el perímetro de la pileta no guarda afinidad con la misma y a mi modo de ver no debió hacerse (es muy agresivo) por último no me explico por que se ha suprimido el monumento a don Nicolás Martínez que había en la avenida Ricardo Palma y era parte muy característica del perfil urbano de nuestra ciudad, sinceramente espero se vuelva a edificar con iguales dimensiones y diseño que tenía. Disculpen la crítica pero se debe al profundo cariño y respeto a nuestra ciudad.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *