Domingo Olavegoya Yriarte

[Visto: 7059 veces]

Un amante de Jauja

Domingo Olavegoya
Domingo Olavegoya (Foto de Perú Cultural)

Este post nace debido a la conversación que sostuve con un amigo en Jauja, en el que cuestionábamos los nombres de las avenidas, jirones y entidades que existen actualmente en la Primera Capital del Perú. Como era obvio, llegamos a comentar sobre el Hospital Domingo Olavegoya. Y las preguntas salieron a relucir: ¿Quién fue ese señor? ¿Qué labor realizó para que uno de los hospitales más importantes del país lleve su nombre? Vagamente conocíamos que fue un acaudalado limeño que financió la construcción del hospital que lleva su nombre.

Pues bien, después de investigar, resulta que Domingo Olavegoya Yriarte no fue solo un acaudalado limeño sino fue todo un personaje durante el siglo pasado. Nació en Lima en 1844, vivió en Jauja, fue Senador en 1890 por Junín, en 1895 contribuyó a la caída política del general Justiniano Borgoño, fue director de la Beneficencia de Lima y prefecto de Lima. Cuando falleció en esta última ciudad (1916), la Beneficencia de Lima anunció que su institución había recibido S/. 100,000 soles de los albaceas de don Domingo Olavegoya, cumpliendo el legado testamentario de dicho señor para construir un sanatorio de tuberculosis en Jauja. La comisión que formó la Beneficencia de Lima para dictaminar sobre la ubicación del sanatorio, para cuyo fin era el legado del Sr. Olavegoya, fue integrado por los Doctores Ramón Ribeyro, Ernesto Odriozola y Ricardo Salcedo, quienes señalaron a Jauja como la ciudad ideal, y además era aquella que indicaba el Sr. Olavegoya en su testamento. En 1922, se abrió las puertas del Sanatorio Olavegoya, siendo su primer director el Dr. Alfonso De las Casas y su asistente el Interno don Augusto Gamarra.

Cabe precisar que al momento de su muerte (1916), los mejores médicos del país ya llevaban cerca de 20 años -desde 1895 aproximadamente- discutiendo en qué lugar se iba a construir un sanatorio de tuberculosis en el país. Es así que los médicos Bravo, Ernesto Odriozola, Barazzoni, Elías De Orellana, Anchorena, Pesce y Nicolás Hermoza opinaban que se construyera el Sanatorio en Jauja y otros médicos como Enrique Basadre y Abel Olaechea sostenían que se carecía de datos precisos respecto a la eficacia de Jauja y, en todo caso, eran de la opinión que se construya el sanatorio cerca de Lima. Por tal motivo, no se sabía si debía construirse el Sanatorio en Jauja o en Tamboraque. El Estado había comprado un terreno en Tamboraque (cerca a Casapalca) pero se había elegido a Jauja como lugar ideal; finalmente, para el año 1916, no se había hecho nada.

Mientras los “especialistas” discutían eternamente el tema de la construcción del sanatorio, miles de personas morían en todo el país por la temida tuberculosis. Especialmente, los que carecían de recursos económicos, por cuanto todas las personas que gozaban de cierta solvencia económica, optaban por cambiar de residencia para trasladarse a Jauja y curarse de este temible mal. Definitivamente, el aporte económico que dejó Olavegoya fue determinante para elegir a Jauja como el lugar ideal del Sanatorio, como así fue.

Hospital Domingo Olavegoya
El famosísimo Hospital “Domingo Olavegoya” de Jauja

De esta manera, es cómo Domingo Olavegoya Yriarte llegó a residir en Jauja. Al respecto, en el libro “Imágenes históricas de la medicina peruana” de José Neyra Ramírez, publicado por el Fondo Editorial de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, se relata lo siguiente:

“…Domingo de feria, domingo de faldas chillonas y gritos citadinos con aires de campo… estamos en la plaza de Jauja de los años 20.

Gruesos eucaliptos y sauces llorones dan su nota de frescura al sofocante calor del mediodía en la plaza principal de Jauja. Los vecinos notables lucen trajes domingueros y se dejan estar entre el pórtico de la Catedral y la Glorieta. Conversan, pasean, se cuentan la última.

De pronto la calma se quiebra con un grito… Una niña, pálida como el vestido blanco que lleva puesto, cae sobre la vereda. Tose, tiñe su pañuelo y tiñe la vereda gris… la gente la mira sorprendida y un hombre acude desesperado. Unos minutos después expira la niña y su padre llora desconsolado.

Ese hombre, llamado Domingo Olavegoya, acaudalado comerciante limeño había traído a su hija con la esperanza de que sanara. Ahora la tenía entre los brazos, como una paloma blanca herida a medio vuelo… sin vida.

Domingo Olavegoya bendijo esta tierra. A esta Jauja que le trajo cuando menos un rayito de esperanza para su niña y en agradecimiento construyó el sanatorio que lleva su nombre…”

Es cierto, Domingo Olavegoya se mudó a Jauja junto con toda su familia con la única esperanza que la menor se mejore de este mal. Lamentablemente, llegó un poco tarde a Jauja. Uno de sus descendientes, Jorge Osterling, cuenta la historia de la Familia Olavegoya de la siguiente manera:

“…My great-grandmother chose Jauja, located in the Andean highlands, because of its dry climate, ideal for tuberculosis patients. Her very wealthy family, the Olavegoyas, owned land and one of the country’s largest cattle companies of that time, the Sociedad Ganadera del Centro, a holding company of various haciendas.

My great-grandparents returned to Lima after their daughter Nelly died of tuberculosis in the early 1900s. They settled initially in Chorrillos and later in Miraflores with all their London home furnishings that had been in storage during their Jauja years. In memory of Nelly, my great grandmother’s family, the Olavegoyas, built in Jauja, the Sanatorio Olavegoya dedicated to the cure and treatment of patients with tuberculosis. The hospital is still operating after almost a century of its creation…”

Traducción:
“…Mi bisabuela escogió Jauja, localizado en los Andes, debido a su clima seco, ideal para pacientes de tuberculosis. Su familia era muy rica, los Olavegoyas, poseían una de las empresas de ganado más grandes del país de aquel tiempo, la Sociedad Ganadera del Centro, un holding de varias haciendas.

Mis bisabuelos volvieron a Lima después de la muerte de su hija Nelly por tuberculosis a principios de los años 1900. Ellos se establecieron al principio en Chorrillos y más tarde en Miraflores, con todo su mobiliario de la casa de Londres que había estado en el almacén durante sus años en Jauja. En memoria de Nelly, la familia de mi bisabuela, los Olavegoyas, construyeron en Jauja, el Sanatorio Olavegoya dedicado a la cura y tratamiento de pacientes con tuberculosis. El hospital todavía funciona después de casi un siglo de su creación…”

Parque Olavegoya
En la actualidad, se ha construido el Parque Geriátrico en la Urbanización Olavegoya de Jauja

Muy loable el gesto realizado por Domingo Olavegoya. Gracias a él se construyó el sanatorio que lleva su nombre y que hoy es un Hospital que supervisa y controla las redes de salud de las provincias de Jauja y La Oroya. Miles de personas se curaron de la Tuberculosis en este sanatorio al inicio del siglo pasado y aún sigue atendiendo a miles de personas. Lamentablemente, su pariente falleció en Jauja. No obstante, estoy seguro que esto sirvió para que filántropamente donara los recursos necesarios para la construcción de este Hospital en memoria de la menor.

No cabe la menor duda que Domingo Olavegoya nunca pensó que debido a este noble acto, su nombre se inmortalizaría debido a que no sólo el hospital lleva su nombre, sino también la Urbanización que está al frente del mencionado nosocomio, es así que la palabra “Olavegoya” se ha “jaujinizado” y, por ello, ahora es común escuchar: “¿Jugamos un partido en el Olavegoya?”, “nos vemos en el Olavegoya” o “hay un circo en el Olavegoya”. Para finalizar y como diría mi querido padre: “Loor a Domingo Olavegoya”.

Post relacionado:
– Gracias Leonor Álvarez-Calderón Olavegoya

Véase también:
– El Hospital Domingo Olavegoya de Jauja en la actualidad
– La Historia de la Tuberculosis

Puntuación: 4.68 / Votos: 19

27 pensamientos en “Domingo Olavegoya Yriarte

  1. Juan Alberto Reaño M.

    Me alegra de haber encontrado esta nota, ya que fue así como mi familia llegó a Jauja. Mis bisabuelos paternos, madrileños de nacimiento, optaron por venir al Perú por la fama que tenía Jauja para curar la tbc que lamentablemente mi bisabuelo había contraído. Ya en Jauja, él se recuperó y su hijo (mi abuelo) nació en Jauja, como también su hijo (que es mi padre). Lamento no haber nacido en Jauja, porque nací en Lima, mi padre todos los años en las vacaciones me traía a Jauja y yo molesto iba porque -esos años- hubiera preferido quedarme en Lima, en la playa o con los amigos de mi casa en San Isidro. Pero pasaron los años y me fui enamorando de Jauja, hasta ahora recuerdo todos esos paisajes por donde me llevaba mi padre, en Molinos donde me bañaba en el río y, sobre todo, escuchar mil veces la historia de la llegada de los abuelos a Perú. Cuando mi papá murió, cumplimos su deseo de enterrarlo en su Jauja. Aún tengo una casona en Jauja y a pesar que mi esposa me invitó a alquilarlo, no lo haría porque en esa casa corren todos los recuerdos de mi familia. Ahora, casi todos los años viajo a Jauja, mis hijos son unos nuevos jaujinos espirituales y me alegra este proyecto de la recuperación del Centro Histórico de Jauja. Gracias por la historia de este señor Olavegoya, aunque mis bisabuelos llegaron a Jauja antes de la construcción de este sanatorio, el mismo sirvió para que se construyeran las historias mas fascinantes que van más allá de los escrito por Edgardo Rivera Martínez. Tengo unas fotos de mi familia en la Jauja antigua, espero compartilas. Muchas gracias.

    Responder
  2. snunez Autor

    Estimado Juan Alberto:

    Definitivamente Jauja fue una fusión cultural de lo andino con diversas culturales del mundo. En mi caso, el padre de mi tatarabuelo paterno (Por Palacios, ya que mi abuelo se llamó también Darío Benigno Núñez Palacios) llegó a Jauja procedente de España para reconstruir la actual Iglesia de Huaripampa y a partir de ahí se estableció en el Valle de Jauja. Así como tu caso, existen cientos de historias de los migrantes europeos, asiáticos y, en menor medida, norteamericanos hacia la Primera Capital del Perú, que hicieron de ésta un lugar muy diverso culturalmente.

    Jauja es leyenda. Jauja es pasión.

    Responder
  3. snunez Autor

    Desconozco si existe un registro fotográfico de esos años. Quizá el mismo Hospital Domingo Olavegoya lo tenga.

    De lo que si estoy seguro, es que diversas familias jaujinas tienes fotos antiguas de esos años, las mismas que no pudieron participar en el concurso de fotografías que reaizó Xauxa, Tiempo y Camino, por desconocimiento.

    Sin embargo, estoy seguro que en el próximo concurso que realizará esta Asociación, si se pueda recabar mayor cantidad de fotos que ilustren la historia republicana de Jauja.

    Responder
  4. Darío A. Núñez S.

    Hace poco se celebró el octogésimo septimo aniversario de la inauguración del Hospital Olavegoya, hubieron varias celebraciones pero ninguna incluyó, en el programa de festejos, una exposición fotográfica (tal como reclama el amigo Gómez Vivas), lo cual hubiera sido interesante. Pero como dice el refrán: "a grandes males grandes remedios". Invoquemos las elocuentes palabras del Sr. Juan Alberto Reaño quién en este msismo post se ofrece a compartir algunas fotografías de aquel tiempo, lo que los lectores y jaujinos de corazón le agradeceremos. Que nos diga dónde lo ubicamos y le daremos alcance para copiar dichas valiosas fotografías. Por lo demás, muy acuciosa la publicación sobre este ignorado filántropo limeño, don Domingo Olavegoya y su generosidad para Jauja.

    Responder
  5. Darío A Núñez Sovero

    Solo para colmar la inquietud de don Eduardo Gómez: antes de ser Presidente Manuel Pardo y Lavalle estuvo internado en Jauja y alli comprendió la urgencia y trascendencia de tener un ferrocarril hacia la zona central del país, premonición que él mismo cumplió cuando fue Presidente de la República, pues fue el artífice de su construcción. Por lo demás: Pedro Zulén, Parra del Riego y muchos otros personajes estuvieron en tratamiento en el Sanatorio Olavegoya (así se llamaba entonces).

    Responder
  6. Miguel Osterling Alvarez-Calderon

    Sr. Sergio Martin Nuñez Palacios:

    Deseo felicitarlo al haber tomado tanto interes en documentar la historia del Sanatorio Olavegoya. Yo soy hermano menor de Jorge Osterling. Le voy a agregar ciertos detalles que estoy seguro seran de interes para usted y aquellas personas interesadas en los origenes del Sanatorio. Es una historia triste como ya lo sabe, pero podran entender mejor la decision de mi Tio bisabuelo Domingo y su mujer.

    (Vivo en el extranjero y mi computadora no tiene tablero en español, razon por mis errores ortograficos).

    Antecedentes:
    1) Domingo Olavegoya Iriarte se caso con Maria Lacroix Aliaga. Domingo y Maria no tuvieron hijos. MLAdeO jugo tambien un rol importante en la creacion del Sanatorio. Aparte de la donacion de su marido de los S/. 100,000 soles a la cual usted hace referencia. Maria Lacroix vda. de Olavegoya, madrina de confirmacion de mi madre, dono las camas y equipo medico original del Sanatorio una vez que la construccion de este fue terminado. Si usted va a las oficinas de la Sociedad de Beneficencia de Lima Metropolitana (Jr. Carabaya) usted vera en la antesala al Salon de Directorio unos cuadros con los nombres de las personas que hicieron, a traves de la historia, donaciones importantes de dinero a la Sociedad de Beneficencia Publica. Alli aparecen Domingo Olavegoya Iriarte (S/100,000 soles) y tambien aparece el nombre de su viuda, independientemente, indicando que su donacion fue el mobiliario y equipo necesario para el funcionamiento y apertura del Sanatorio. Por lo tanto, la donacion del matrimonio "Olavegoya Lacroix" en su conjunto, fue un hospital completamente funcional.

    ¿Quien fue la sobrina con tisis y cual fue la coneccion a DOI?
    2) Domingo Olavegoya Iriarte fue muy unido a su hermana menor Clarisa Olavegoya Iriarte (al punto que la viuda de Domingo, MLAdeO, y su hermana Clarisa vivieron juntas hasta el fallecimiento de Clarisa en 1953). Clarisa se habia casado a los 16 años con el artista Peruano Abelardo Alvarez-Calderon Florez-Chinarro. Los dos emigraron a Londres dos meses despues de su matrimonio en 1869. En Londres nacieron todos sus hijos, los Alvarez-Calderon Olavegoya. Estos sobrinos eran muy unidos a sus tios carnales Olavegoya Lacroix debido al vinculo entre los hermanos Domingo y Clarisa.

    Responder
  7. Miguel Osterling Alvarez-Calderon

    2.- Domingo Olavegoya Iriarte fue muy unido a su hermana menor Clarisa OI (al punto que la viuda de Domingo, MLAdeO, y su hermana Clarisa vivieron juntas hasta el fallecimiento de Clarisa en 1953). Clarisa habia casado a los 16 anios con el artista Peruano Abelardo Alvarez-Calderon Florez-Chinarro. Los dos emigraron a Londres dos meses despues de su matrimonio en 1869. En Londres nacieron todos sus hijos, los Alvarez-Calderon Olavegoya. Estos sobrinos eran muy unidos a sus tios carnales Olavegoya Lacroix debido al vinculo entre los hermanos Domingo y Clarisa.
    3.- Leonor (Nelly) Alvarez Calderon Olavegoya, nació en Londres el 24/8/1886, donde contrajo tuberculosis/tisis a los 16 años. Su Tio Domingo le recomendo a su hermana Clarisa que se mudasen inmediatamente a Jauja. Acto seguido, la familia entera abandona Londres embarcandose en el puerto de Liverpool a bordo del Vapor "OROPESA" en octubre de 1902 rumbo al Callao, trasladandose todos los hijos a Jauja, sin muebles, nada, solo su ropa. Nelly fallece cuatro años mas tarde el 27/7/1906 y es enterrada en el Cementerio General de Jauja. Su defuncion esta inscrita en la "Santa Iglesia Parroquial de Santa Fe de Hatun en Jauja. En la margen izquierda del libro parroquial aparece la inscripcion "Leonor Alvarez Calderon Jauja".
    4.- Detalle interesante: En 1906 la Parroquia de Jauja pertenecia a la diocesis de Huanuco.
    5.- Al morir mi Tia abuela, Leonor (Nelly), mi Tio bisabuelo Domingo decide fundar el Sanatorio Olavegoya, en homenaje a la memoria de su sobrina, para que nadie tuviese que ser testigo de las durezas y de la inevitable condena de muerte que la tisis era en ese entonces para los infectados y el trauma y la huella que esta enfermedad dejaba en los familiares de los enfermos.
    6.- Si le interesa tengo foto de Nelly y de la familia cuando se instalaron en Jauja, copia (fotografia del libro) de la partida de defuncion de Leonor en Jauja 1906, foto de MLAdeO, la esposa de Domingo y cualquier otra informacion que crea interesante, incluyendo copia de la partida de nacimiento de Nelly.
    7.- Al fallecer Nelly, la familia ACO se mudó a Lima en 1906 y el 17/7/1913 los restos mortales de Nelly fueron exhumados del Cementerio General de Jauja y transladados a Lima donde fueron inhumados en el Cementerio Presbítero Matias Maestro en el Mausoleo de su abuelo, Andres Alvarez Calderon Olaechea.
    8.- Recientemente mi Tia abuela Nelly volvio hacer noticia en la familia al desaparecer su ataud y lapida del nicho donde habia sido inhumada en 1913. Felizmente, con ayuda de las autoridades, se ubicaron sus restos, peritos la identificaron, y se le volvio a enterrar nuevamente por tercera vez en 102 anios(1906, 1913 y 2008). La Sociedad de Beneficencia de Lima Metropolitana tiene conocimiento de este relato y por lo tanto la conexion de Leonor (Nelly) al Sanatorio Olavegoya.

    Espero no haberlo aburrido con este relato tan largo, pero tal vez de este material usted pueda extraer lo que considere importante para su articulo, ya que la informacion que le he relatado se perdera en los anios venideros ya que no existe conexion obvia entre Domingo Olavegoya y Leonor Alvarez Calderon a menos que uno entienda la conexion y como puede ver ya la historia esta algo alterada (i.e. que la que murio era hija de Domingo a pesar que Domingo no tenia hijos).

    Responder
  8. Miguel Osterling Alvarez-Calderon

    3. Leonor (Nelly) Alvarez Calderon Olavegoya, nacio en Londres el 24/8/1886, donde contrajo tuberculosis/tisis a los 16 anios. Su Tio Domingo le recomendo a su su hermana Clarisa que se mudasen inmediatamente a Jauja. Acto seguido, la familia entera abandona Londres embarcandose en el puerto de Liverpool a bordo del Vapor "OROPESA" en octubre de 1902 rumbo al Callao, trasladandose todos los hijos a Jauja, sin muebles, nada, solo su ropa. Nelly fallece cuatro anios mas tarde el 27/7/1906 y es enterrada en el Cementerio General de Jauja. Su defuncion esta inscrita en la "Santa Iglesia Parroquial de Santa Fe de ?Atun? en Jauja. En la margen izquierda del libro parroquial aparece la inscripcion "Leonor Alvarez Calderon Jauja".
    4) Detalle interesante: En 1906 la Parroquia de Jauja pertenecia a la diocesis de Huanuco.
    5) Al morir mi Tia abuela Leonor (Nelly), mi Tio bisabuelo Domingo decide fundar el Sanatorio Olavegoya, en homenaje a la memoria de su sobrina, para que nadie tuviese que ser testigo de las durezas y de la inevitable condena de muerte que la tisis era en ese entonces para los infectados y el trauma y la huella que esta enfermedad dejaba en los familiares de los enfermos.
    6) Si le interesa tengo foto de Nelly y de la familia cuando se instalaron en Jauja, copia (fotografia del libro) de la partida de defuncion de Leonor en Jauja 1906, foto de MLAdeO, la esposa de Domingo y cualquier otra informacion que crea interesante, incluyendo copia de la partida de nacimiento de Nelly.
    7) Al fallecer Nelly, la familia ACO se mudo a Lima en 1906 y el 17/7/1913 los restos mortales de Nelly fueron exhumados del Cementerio General de Jauja y transladados a Lima donde fueron inhumados en el Cementerio Presbitero Matias Maestro en el Mausoleo de su abuelo Andres Alvarez Calderon Olaechea.
    8) Recientemente mi Tia abuela Nelly volvio hacer noticia en la familia al desaparecer su ataud y lapida del nicho donde habia sido inhumada en 1913. Felizmente, con ayuda de las autoridades, se ubicaron sus restos, peritos la identificaron, y se le volvio a enterrar nuevamente por tercera vez en 102 anios(1906, 1913 y 2008). La Sociedad de Beneficencia de Lima Metropolitana tiene conocimiento de este relato y por lo tanto la conexion de Leonor (Nelly) al Sanatorio Olavegoya.

    Espero no haberlo aburrido con este relato tan largo, pero tal vez de este material usted pueda extraer lo que considere importante para su articulo, ya que la informacion que le he relatado se perdera en los anios venideros ya que no existe conexion obvia entre Domingo Olavegoya y Leonor Alvarez Calderon a menos que uno entienda la conexion y como puede ver ya la historia esta algo alterada (i.e. que la que murio era hija de Domingo y no de su hermana y de que Domingo no tenia hijos).

    Responder
  9. snunez Autor

    Estimado Miguel, muchas gracias por los datos precisos que brinda. Estaré eternamente agradecido si comparte las fotos de su familia, serían muy importantes para seguir constuyendo, mediante imágenes, la historia de Jauja, Primera Capital del Perú.

    ¡Muchos saludos!

    Responder
  10. Denis Rampal Palacios

    Saludos Jaujinos.Y mas a la distancia.
    Vivi un brevisimo tiempo en la Urb. Olavegoya, primera mitad de la decada de los 80s. Y ya con el tiempo, me dedique a trabajar en Investigacion social y bueno, creo recordar, al margen de los comentarios que me antecedieron al respecto del Hospital Domingo Olavegoya y su origen. Tengo entendido que los Olavegoya, alla por el siglo XVII llegaron a ese valle, provenientes de la Argentina, puesto su actividad principal era el arrieraje. Eran arrieros y si nos remontamos a aquel tiempo, esta actividad era una de las mas importantes para generar el dinamismo de cada region. El comercio etc ….En suma, eran arrieros y producto de ello y de sus resultados muy alagadores lograron una fortuna y se hicieron poseedores y propietarios de gran parte de las tierras del valle de jauja. Compartian ademas, con otras familias de igual importancia economica como los valladares en concepcion, los del valle en Huancayo,…estas eran las familias mas imporntantes en aqeullos años ..claro que existian otros de menor importancia , como los ibarra, pielago etc"( Nelson Manrique, PUCP. Historia de la Guerra de Guerrillas en la region central)" …en fin, esto seria un aporte al por qué del nombre del Hospital en jauja.

    Saludos desde el sur

    Responder
  11. pocho

    la verdad, esta historia del sanatorio emblemefica la trayectoria de como se sanaron pacientes de tisis pulmonar, pero poco o nada se hace en la actualidad por este nosocomio, ahora el famosa llamado red de salud Jauja, que la gestión anterior ha ejecutado un centro quirurgico y a la fecha no se hizo entrega, no existe liquidacion de obra y mucho menos se ha intervenido tal obra, que es obligacion cuestionar por parte de la población que poco o nada nos sirve tal centro de atención que por desdidia de sus autoridades tal nosocomio viene cada dia perdiendo el prestigio ganado y a la ex titular se fue y nada ni siquiera una carta a contraloria asi no marcha bien la salud de jauja.

    Responder
  12. Silvia Gutierrez Campana

    Que fabuloso encontrar una pagìna donde recuerdan con tal agradecimiento a mi tìo abuelo Domingo; en realidad no lo conocì, pero mi abuela me contaba que su tìo abuelo era muy bueno, era como abuelo para ella porque èl criò a mi abuelo Demetrio hijo de su hermano, como veran el tenìa un corazòn bien grande!!!!!

    Responder
  13. Alvaro M. Esparza

    Siguiendo un poco la historia de los olavegoya, Domingo Olavegoya iriarte, se caso tambien con una Sra Marriot, de ahi nacio Demetrio Olavegoya Marriot y su hermana, el fue presidente del regatas club de lima anios 1920 y 1921, hasta donde se puede encontrar en la web el tuvo una hija que vivio hasta el anio 1986 muere alos 78 anios, la pregunta seria si fue hija unica? o tuvo hermanos ? derrepente el apellido Olavegoya murio ahi, tengo interes debido aque tengo una propiedad en carretera central que les pertenecio hace 100 anios me gustaria encontrar fotografias, alguna informacion que sepan?

    Responder
    1. Silvia Gutiérrez

      luego de 8 años veo éste mensaje.

      Fué Juana María Olavegoya que murió en 1986
      Y su hijo Alberto Gutiérrez Olavegoya que murió en 1987

      Responder
  14. Alvaro M. Esparza

    Correccion podria ser segun una pagina de genealogia existieron 2 hermanos Domingo Olavegoya Iriarte y Domingo Demetrio Olavegoya Iriarte, el primero casado con la Sra Lacroix Aliaga Y el segundo con la Sra Marriot.

    Responder
  15. silvia gutierrez campana

    Hola:
    Eran Domingo, Demetrio, Augusto, Demetrio muriò y dejò a Marìa y Demetrio Olavegoya y Marriot, Augusto dejò a Carlos Olavegoya Kruger.
    El tio Domingo criò a m abuelo Demetrio y a la tìa Marìa. Mi padre Alberto Gutièrrez Olavegoya hijo de Juana Marìa fuè el ùltimo por èsa rama.

    Responder
  16. Fernando Puente

    Domingo Demetrio Olavegoya nace Salta, Argentina y muere en 1884 – Lima, Perú

    Primero tiene un hijo con Felipa Otero Torres que es Demetrio Olavegoya Otero, sobrino del Procér Francisco de Paula Otero, Francisco de Paula Otero se estableció en Tarma, y fue además fiel colaborador del Libertador José de San Martín.

    Domingo Demetrio casa en 1840, Parroquia el Sagrario de la catedral de Lima, Perú, con Manuela Iriarte, hijos:

    -Carmen Olavegoya Iriarte
    -Clarisa Olavegoya Iriarte
    -Jesús Olavegoya Iriarte
    -Irene Olavegoya Iriarte
    -Domitila Olavegoya Iriarte
    -Domingo Demetrio Olavegoya Iriarte

    Espero te sirva, y corrige la información sobre la hija q fue a Jauja, q en realidad fue sobrina de Domingo Olavegoya Iriarte.

    Muy interesante el blog,

    Slds,

    Fernando Puente
    http://www.echelecu.org

    Responder
  17. MARCO ANTONIO VALDIVIA MARTINEZ

    Estoy conmocionado, vivo en el Callao y desde pequeño, teníamos una fotografía siempre con nosotros en casa, se trataba de mi bisabuela de 26 años que murió victima de tisis en el 47… y tengo su foto por si la necesitan para documentar la historia del hospital, pues ella, se atendió ahí, y tengo la copia certificada de que antes de morir se caso de emergencia en el Domingo Olavegoya, en el año 47.
    Mi bisabuela Olga Díaz Zea estuvo varias veces de visita en Jauja para poder curar su mal, de ella se muy poco, pues no la conocí, pues yo nací en el año 1978.
    Actualmente estudio en la Escuela Nacional de Bellas Artes, y estoy usando la imagen de la única fotografía que tenemos de mi bisabuela para utilizarla en mis trabajos de investigación, pero me encantaría poder tener una copia de la firma que ella dejo en el registro de su matrimonio… esto es posible?
    Por otra parte, quiero agradecer a este generoso hombre que por su aporte, ayudo a que mi bisabuela tenga una esperanza de vida, que le haya dado la oportunidad de tratarse, muchísimas gracias, sin su ayuda, de seguro yo no estaría en este mundo, ni mi mama, ni mis hermanos, muchísimas gracias Sr. Domingo Olavegoya, estoy seguro que mi bisabuelita Y TODA MI FAMILIA también se lo agradecen.

    Responder
  18. Julio Barrios

    Si a este hombre le debemos la generosidad de haber realizado tan noble acto de donar tanto dinero para un fin tan noble como construir un hospital,muchos Jaujinos no saben quien es este personaje,una forma de reconocerlo seria que la municipalidad y algunos empresarios impriman un libro con su biografia y reparta gratuitamente en los colegios y a la poblacion en general, y que se erigan algunos monumentos en lugares importantes,Jauja no seria lo que es ahora si no tuviera este Hospital que en su momento ayudo a tanta gente y que ahora ayuda a tantos pacientes psiquiatricos.Felicitaciones al autor de este blog por tan importante aporte historico sabiendo nuestro pasado forjaremos un mejor futuro.

    Responder
  19. JOSE MANUEL CHANCAFE ROBLES

    QUE INTERESANTE,,
    PRIMERO FELICITAR POR TOCAR TAN IMPORTANTE PUNTO

    SEGUNDO: AGRADECER POR VOLVER A LLEVARME CON ESTE HERMOSO TEMA, A RECORRER PARTE DE LA HISTORIA DEL VALLE DE JAUJA.

    TERCERO: POR PERMITIR QUE EN EL TIEMPO , CON LAS OPINIONES Y COMENTARIOS SE VAYAN ACLARANDO ALGUNOS PUNTOS IMPRECISOS CONOCIDOS EN PUBLICACIONES HASTA HACE POCO..

    EN BREVE EXPONDREMOS NUESTRO PUNTO DE VISTA Y LÓGICAMENTE DOCUMENTADO…

    Responder
  20. Raul Gomero Trujillo

    Te saludo fraternalmente y te felicito por tan nobles y loables comentarios, soy un ex trabajador del Hospital que me dio cobijo durante 10 años siguiendo el ejemplo de mi Sr. Padre Raul Gomero que fue uno de los primeros lavoratoristas limeños y que dio sus aportes en esta rama de atencion del Hospital,para la cura de muchos pacientes y que en esa epoca contaban con la ayuda de las madres San Vicentinas Me siento orgulloso de ser Jaujino y nuevamente felicito a quienes aportan con esta muy buena Pag. que nos une para engrandecer la historia de nuestro querido Hospital Domingo OLavegoya

    Responder
  21. Fernando Aylas Lazaro

    Saludo a todas las personas por los comentarios vertidos sobre el Hospital Domingo Olavegoya. Mi abuelo fue un trabajor de dicho centro de salud, el fue enfermero entre los años 40 y 80, recuerdo que con mucha alegria los momentos felices que comparti cuando pequeño, viendo como se desvelaba por sus pacientes y por el equipo Deportivo Olavegoya, que participo en la copa Peru a fines de los 60 y comienzos de los 70; el fue Don Cesar Aylas Carhuallanqui, asi como el fueron varios trabajadores de dicho centro de salud que dieron mucho por Jauja y los pobladores,seria interesante compartir recuerdos , fotos y todo tipo de comentarios para que nuestra juventud y niñez conozcan la historia del Hospital Domingo Olavegoya.
    Si bien es cierto que el Sanatorio fue construido para los enfermos de la TBC, luego paso a ser un centro Psiquiatrico, pero sigue cumpliendo con la atencion para todo tipo de enfermedades. No se, pero pediria que apoyemos para que sea modernizado y que cuente con todas las especialidades de salud para la atencion de todos los pacientes.

    Responder
  22. JULIO C.BARRIOS

    Para aclarar el comentario de Diana Bustamante, el Hospital Domingo Olavegoya fue creado para tratar las enfermedades como la tuberculosis en primer lugar y en segundo lugar otras derivadas de las mismas como el asma,nunca fue creado como un “manicomio” con el tiempo y dada su infraestructura se creo un pabellon psiquiatrico para el tratamiento de las enfermedades mentales de pacientes ambulatorios y algunos dada la gravedad de sus casos son internados de manera temporal para lo cual la familia tenia que hacer un deposito para los gastos de medicinas y alimentacion.
    Con el tiempo nos vamos olvidando de todos los trabajadores que contribuyeron con su dedicacion a la atencion de pacientes en este hospital, conocì muchos trabajadores que ya estan jubilados y otros han fallecido sin embargo en ninguna parte de este inmenso hospital hay un ambiente en el cual se recuerde a tantos trabajadores y trabajadores que de alguna manera contribuyeron al prestigio del Hospital ya sean mèdicos,enfermeras,tecnicos o personal de otras especialidades.desafortunadamente ahora nada queda ni para el recuerdo ni el mobiliario ni instrumental,cuadros,menajes,etc,seria importante hacer un pequeño museo y enseñar a las generaciones actuales como era antes este hospital, para que tengan una idea de como se ha ido transformando la Institucion.los politiqueros quieren construir un hospital dizque moderno, y mandar al olvido al Olavegoya.mas olvidado de lo que ya esta? que la demagogia de los politicos no ensombrezca el legado de Don Domingo Olavegoya,ahora quieren hacer obras y remodelaciones buscando sacar provecho economico y eso lo no es ningun secreto.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *