Lo que se quedó de Jauja

[Visto: 1321 veces]

Jaujiña

(Daniel San Román desde Jauja) En lo personal Jauja ha sido una de las coberturas más exigentes que recuerde. Dado que la próxima edición de Ruedas sale martes 15 (o sea mañana), tenía que enviar todo el material (textos, cuadros, leyendas, etc) antes de las 18:00 para que todo estuviera en imprenta –tras correcciones, ediciones, diseño y detalles– antes de la medianoche. Anteriormente ya había trabajado con este tipo de presión (sobretodo en rallies mundiales) y por eso creía que esta vez no iba a ser nada complicado. Una de las estrategias que solemos utilizar, los periodistas, en este tipo de escenarios es escribir según las tendencias de las carreras. Generalmente los rallies suelen marcar favoritos tras la primera etapa sin embargo aquellas dos décimas de diferencia con las que terminaron Fuchs y Orlandini el sábado hacían imposible jugarse por un párrafo inicial.

“Nico la hizo recontra larga en Jauja y le complicó la chamba a todos los periodistas”

El domingo la tarea no fue más sencilla con estos dos tipos intercalándose el primer lugar de la general. Hacía una línea en un especial y 10 kilómetros después la tenía que borrar. En un momento, en el último parque de asistencia de domingo, me acerqué donde Raúl y le expliqué mi situación con la esperanza que me dijera algo contundente que me ayude, al menos, a iniciar el texto.

– Va a ser una definición jodida, declaró.

– Diantres, pensé.

El epílogo fue tan inesperado como la carrera misma. Tras guerrearse cada centésima durante el fin de semana, Orlandini bajó una llanta (por ir tan lanzado) en el último especial y cayó hasta la tercera ubicación.

En regreso a Lima lo emprendimos cerca de las nueve de la noche. El texto ya estaba en la redacción y yo en el asiento trasero de una camioneta. Cuando uno escribe contra el tiempo, y tras una definición tan dramática, siente que no ha podido ser todo lo justo con el escenario. Y es que más allá de lo visto en la tierra, y de lo que digan hoy los fríos números de las clasificaciones, lo evidente es que tanto Nico como el Mono están en un nivel sobresaliente. Sin tirar las expectativas de nadie, y a riesgo de sonar sobrador, creo que el campeonato 2008 está circunscrito a estos dos jóvenes.

No recuerdo haber visto una carrera tan apretada, ni ubico una prueba donde nadie podía apostar la casa a un favorito a falta de un especial cronometrado. ¿Quién quería que gane? Cualquiera de los dos pero sobretodo me parecía justo que el “perdedor” tuviera el premio consuelo del segundo lugar. Sin embargo “así son los fierros”, “más sabe el diablo por viejo que por diablo” y mil refranes más podrían explotarme en la cara por mi reclamo justiciero.Mañana, martes 15, habrá holgada información sobre la prueba y las demás categorías. Aún así quisiera destacar algunas cosas.

“Tras lo vivido el último fin de semana todo hace indicar que el Nacional de rally ha ganado una nueva plaza para el futuro: Jauja. Buen trazado, piso estable y paisajes memorables han sido la mejor carta de presentación de la carrera”

Organización. Sin dudas fue una gran prueba con un terreno generosísimo (el piso aguantaba todo), un plan de seguridad a prueba de balas y recorrido emotivo (tal vez demasiado rápido para mi gusto). Y si bien Jauja debería programarse, sin problemas en el 2009, creo que la organización debió ser un poco más humilde en acoger el pedido VÁ-LI-DO, de un grupo de pilotos, de cancelar los últimos dos kilómetros del PE8 y PE10 que se desarrollaban sobre un desfiladero de más de ochenta metros. Ir con la aguja del velocímetro coqueteando los 200 Km/h con una caída libre a 3 centímetros no es divertido para nadie. Cabe resaltar, por otro lado, que si la Fepad revisara los rutas antes de ponerles el sello de aprobado con un criterio real y no según lo que aprecian en autos a 40 km/h, se evitaría el reclamo de los pilotos.

N3. Ian fue muy superior a sus rivales en gran medida por la potencia que mostró su León. Sierlecki nos confesó que su auto cuenta con un tecnología de múltiple de admisión variable con inyección directa de combustible a la cámara, desde la versión de calle, que contrarresta la pérdida de potencia por la altura. Tomando en cuenta que este año cuatro de las siete fechas se disputarán en trazados por encima de los 2000 msnm (una en AQP y tres en Huancayo), este diferencial puede marcar una tendencia escalofriante en la temporada.

S1600. Si bien Alayza se volvió a imponer lo mostrado por Gordillo fue para el aplauso. Se comió todas las curvas, puso toda la carne en al asador (por momentos su ímpetu derivaron en trompos y frenadas pasadas) y dejó en evidencia sus dotes de protagonista. De no ser por los tapones sufridos en la primera y segunda etapa habría terminado mucho más cerca de Alayza. Es más en el primer tramo del domingo logró descontarle 27 segundos a Lucho y por un momento dejó en el ambiente la impresión que tenía lo suficiente para voltear “el marcador”. Lamentablemente en el tramo que seguía lo volvieron a tapar junto a sus ganas.

N4-Light. Tengamos en claro que esta categoría está cantada para Abuid. Si Juano no se loquea –e intente, tontamente, de pelearle con su Impreza añejo a los Evo IX de punta– no debería tener problemas para llevarse la serie. Lamentablemente en Jauja Abuid se olvidó de su experiencia y sufrió un despiste absurdo (propio de cachimbo). Sin él en pista, y con Castro fuera de la carrera al romper el carter por tomar UN CORTE, la justa terminó circunscrita a Matos, Cataño y Vargas. Si bien en los tiempos los tres se mostraron precavidos nadie puede negar que divirtieron a los aficionados.

TS. Acá hay un serio problema. Disputadas las dos primeras jornadas la gran duda es ¿quién puede detener a Jhusey? Alfredo no solamente se ha impuesto en las carreras de Playas y Jauja sino que lo ha hecho con contundencia escabrosa. Nadie lo asusta, nadie lo complica y debemos suponer que esto lo debe estar empezando a aburrir. El domingo, cuando me acerqué a entrevistarlo, tuvimos que hablar del clima y de qué tal estaba su hotel porque no tenía nada que preguntarle sobre la carrera (¿qué problema puede tener alguien que lidera su categoría por más de de quince minutos?).

Jauja Dixit

“Canta por tu vida”. Raúl Orlandini a su copiloto.

“…si algún día te acuerdasss de mí, recuerda que yoooo”. Melódico timbre del celular de César Cataño.

“Yo voy a salir con ritmo fuerte y parejo pero a la expectativa del duelo de adelante”. Estratégicas, y eficaces, palabras de Neto Jochamowitz al inicio de la última etapa.

“Acá no hay nada que anular”. Palabras cerradas de una de las autoridades del ACH sobre el pedido de los pilotos de cancelar los dos kilómetros de precipios del PE8 y PE10.

“Me sentí mal tras la primera etapa y fui a la clínica. Tras la revisión médica la doctora me dijo que si corría el domingo me podía quedar dormido en cualquier momento por la falta de oxígeno”. Rodrigo Alonso, minutos antes de pegar el regreso adelantado a Lima, justificando su abandono.

Fuente: Ruedas y Tuercas del Diario El Comercio
blogs.elcomercio.com.pe/ruedasytuercas/2008/04/en_lo_personal_jauja_ha.html

Puntuación: 4.78 / Votos: 9

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *