75 años de historia tunantera del “Centro Jauja”

[Visto: 1266 veces]

Centro Jauja

Darío A. Núñez Sovero

La tunantada, paradójicamente, estará pronto de fiesta. Nuestra costumbre ancestral que cautiva a miles de xauxas, que inspiró a Edgardo Rivera Martínez en muchos pasajes de su obra “País de Jauja” y que tiempla los espíritus de todos sus cultores, se vestirá de gala diamantina en unas semanas más. El 29 de Julio próximo el “Centro Jauja”, la primera institución tunantera de la región, que a partir de la muerte de su fundador, complementó su denominación con el de Erasmo Suárez Zambrano (en su memoria) cumplirá 75 años de fundación. Esta entidad, como se puede colegir, es la más antigua que se conoce en la región en campo de la actividad tunantera y, como tal, se ha constituido en la rectora de esta estampa costumbrista, a la que le ha señalado exitosos rumbos, tanto que el propio Estado, vía el Ministerio de Cultura, la ha reconocido como Patrimonio Cultural de la Nación.

Desde sus años aurorales hasta la muerte de su fundador ocurrida el 29 de Julio del año 1992, el Centro Jauja se manejó dentro de una concepción familiar. Erasmo Suárez fue continuador de la entrega tunantera de su padre, don Pablo Suárez Núñez, quién fue un hombre que desplegó su entusiasmo desde su estancia en las minas de Morococha. A su muerte y considerando que este patrimonio cultural no podía caducar, los continuadores de esta institución decidieron mantenerla asumiendo todas las responsabilidades y obligaciones que ello conlleva. Aún resuenan en mis oídos sus proféticas y últimas palabras dirigiéndose a quién le sucedería: “Gílmer (Hidalgo) te dejo mis costumbres… mi tradición”. La decisión de continuar, de por sí, fue meritoria y por tanto pintó de cuerpo entero la calidad espiritual de sus integrantes, habiéndose así mantenido hasta hoy. Es de entender, entonces, que siendo la primera institución de este ramo asume la paternidad de todas las actualmente existentes y que por ella han pasado los más grandes y excelsos cultores del legítimo arte tunantero. Un ejercicio primario de la Lógica nos lleva a hacer la siguiente proposición: si la tunantada es patrimonio cultural de la Nación, el Centro Jauja es patrimonio cultural de Jauja y Jauja es la cuna de la tunantada. Así de simple.

Siendo que se aproxima una fecha tan importante, los actuales directivos están empeñados en elaborar un nutrido programa de festejos. Para ello han demandado el apoyo de sus socios desplegados por todos los confines del planeta, quienes vienen respondiendo favorablemente, destacándose actividades culturales y sociales. Entre las primeras destaca la presentación de una publicación donde se resume la historia de esta añeja institución, símbolo viviente de una tradición que ennoblece a nuestra querida tierra de Jauja.

Puntuación: 4.33 / Votos: 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *