Archivo por meses: mayo 2019

Concordancia verbal: sujeto colectivo y sujeto cuantificador

Al redactar textos, no solo es importante prestar atención al contenido, sino también a ciertos aspectos gramaticales que pueden afectar el sentido de las ideas. Uno de estos es la concordancia gramatical, que se define como “la coincidencia obligada de determinados accidentes gramaticales (género, número y persona) entre distintos elementos variables de la oración” (Real Academia Española 2005: 158-159). Existen dos tipos de concordancia: la nominal, coincidencia de género y número entre el sustantivo, el artículo o los adjetivos que lo acompañan; y la verbal, coincidencia de número y persona entre el sujeto y el verbo.

Si bien las reglas generales de concordancia son sencillas, se presentan ciertos casos especiales que se deben considerar. Por ejemplo, en cuanto a la concordancia verbal, se han establecido ciertas pautas para las oraciones que contienen un sujeto cuyo núcleo es un nombre colectivo o un cuantificador. Este post se centrará en ambos casos.

  1. Sujeto conformado por núcleo colectivo

De acuerdo con la Nueva gramática de la lengua española, los sustantivos colectivos son aquellos que designan en singular conjuntos homogéneos de personas, animales u objetos (RAE 2010: 213); algunos ejemplos son “clero”, “rebaño” y “archipiélago”. A pesar de que estos sustantivos refieran a un conjunto de elementos, la concordancia con el verbo debe ser en singular si el sujeto es un colectivo que aparece en singular.

  • La clientela (sujeto colectivo singular) AUMENTA (verbo en singular) cada año.
  • Durante el verano, la gente (sujeto colectivo singular) ESTÁ (verbo en singular) de mejor humor.
  • Una manada (sujeto colectivo singular) de lobos CAZABA (verbo en singular) cuando fue registrada en video.
  1. Sujeto conformado por núcleo con cuantificador

El Diccionario panhispánico de dudas aclara que los sustantivos cuantificadores son “aquellos que, siendo singulares, designan una pluralidad de seres de cualquier clase; la clase se especifica mediante un complemento con de cuyo núcleo es, normalmente, un sustantivo en plural” (RAE 2005: 163). Son comunes frases como “la mayoría de…”, “la mitad de…”, “un grupo de….”, etc.  En estos casos, la regla señala que se puede admitir la concordancia tanto en plural como singular, dependiendo de si se considera como núcleo del sujeto al cuantificador en singular o al sustantivo en plural.

  • La mayoría de alumnos (sujeto con cuantificador y sustantivo en plural) PRESTABA/PRESTABAN (verbo en singular o plural) atención a la exposición.
  • Un grupo de congresistas (sujeto con cuantificador y sustantivo en plural) se OPUSO/OPUSIERON (verbo en singular o plural) a votar en bloque.

Sin embargo, se indica que, cuando el verbo lleva un atributo o complemento predicativo, debe aplicarse la concordancia en plural.

  • La mitad de las postulantes (sujeto con cuantificador y sustantivo en plural) ERAN (verbo en plural) ingenieras civiles (atributo).
  • Cuando terminó la actividad, el resto de competidores (sujeto con cuantificador y sustantivo en plural) REGRESARON(verbo en plural) cansados (complemento predicativo).

Como se observa, es necesario tomar en cuenta estas reglas más específicas relacionadas con la concordancia verbal para evitar errores gramaticales que alteren la claridad de las ideas que se redactan y, consecuentemente, la comprensión.

Bibliografía

REAL ACADEMIA ESPAÑOLA (RAE)
2010 Nueva gramática de la lengua española (manual). Madrid: Espasa.
2005

 

Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana Ediciones Generales.

La imagen ha sido adaptada de https://www.puzzlepassion.com/wp-content/uploads/2014/10/10_trucos_puzzles_640x259.jpg.

Luis Loayza, Abelardo Oquendo y Mario Vargas Llosa

Marzo del 2018 nos recibió con el fallecimiento de Luis Loayza y Elías, ávido lector, escritor y traductor de la generación del 50. Solo unos meses después, como quien acompaña a un amigo, fallece también el crítico literario y editor Abelardo Oquendo, compañero de Loayza en sus años de juventud. En esta ocasión, revisaremos brevemente la vida y obra de estos autores, así como la de otro entrañable personaje de la época: Mario Vargas Llosa.

Luis Loayza, el apodado “borgiano de Petit Thouars”, desde muy joven fue amigo de otros personajes literarios como Abelardo Oquendo, Mario Vargas Llosa y José Miguel Oviedo. Este autor se perfiló como uno de los más enigmáticos y menos trabajados por la crítica peruana. Nunca concedió una entrevista ni dictó una conferencia, era ajeno a las actividades públicas y no le interesó promocionarse como escritor (Cabrera 2018). Se desenvolvió también en otros ámbitos, como el de la traducción, en donde desarrolló una carrera prolífica.

Dentro de su obra literaria destaca El avaro, publicado en la revista Cuadernos de Composición, fundada por él, Abelardo Quiñones y Mario Vargas Llosa. Respecto de este libro de relatos, es innegable la fuerte influencia de la literatura clásica tanto en el fondo como en la forma del texto. De esta manera, su propuesta temática y composición formal, no compartida por sus contemporáneos, constituyó un reto para los críticos de la época (Chávez 2015: 5). Por otro lado, dentro de su obra ensayística resalta El sol de Lima. Esta no es solo una colección de ensayos, sino que en ella podemos encontrar la preocupación de Loayza en torno a la identidad peruana, la cual es explorada de a pocos en obras de autores peruanos y extranjeros (Granda 2004: 4). En este sentido, su producción cuenta con ensayos que abarcan la obra de autores representativos de diversas épocas del Perú (Garcilaso y El Lunarejo, pero también autores más contemporáneos como Martín Adán y Vargas Llosa), así como autores internacionales (Marcel Proust y Valery Larbaud).

Por su parte, Abelardo Oquendo fue un editor y crítico literario. Estudió Lingüística y Literatura en la PUCP, y Derecho en la UNMSM. Es reconocido por haber constituido y dirigido diversos proyectos literarios. Entre estos, destacan la prestigiosa empresa editorial Mosca Azul Editores, la revista Literatura (que, en los años sesenta, dirigió junto a Luis Loayza y Mario Vargas Llosa) y la trimestral Hueso Húmero (la cual fundó con Mario Montalbetti y Mirko Lauer).

Apodado El Delfín, por su trato formal y refinado, casi cortesano (Vargas Llosa 2016: 493), Oquendo fue un frecuente colaborador de diarios y semanarios, en los que comentaba el acontecer poético nacional. En una de sus últimas y escasas entrevistas, pocas porque era reacio a brindarlas, declaró: «Por lo general, aquí suele regalarse el adjetivo ‘gran’. Todo buen poeta es un ‘gran’ poeta. Y no es así. Es más, si no se le dice a un poeta que es un gran poeta, no se siente muy bien. Pero si hay muchos ‘grandes poetas’ es porque ninguno es tan grande» (Trujillo 2014).

Cuenta con pocos libros publicados, pues, según su propio testimonio, no le interesaría reunir sus textos –ensayos, críticas, comentarios– en un libro: «Me parece que todo lo que escribí cumplía su función en el momento. Todo lo que he producido ha sido circunstancial, suelto, y no tiene la organicidad que me hubiera gustado. Entonces, que se quede donde está, y si alguien lo necesita, lo buscará. Hay una manía de reunir todo lo que ha escrito alguien en libros que se mueren en la primera edición, que no van a ser editados nunca más. Eso me parece nefasto. Soy poco aficionado a la multiplicación de los libros» (Jasaui 2018).

Respecto a Vargas Llosa, se sabe mucho sobre este escritor. Es un autor prolífico, con más de 50 títulos publicados entre novelas, ensayos, artículos periodísticos y teatro. Además de haber recibido el Premio Nobel de Literatura en el 2010, ha sido galardonado con múltiples reconocimientos: el Premio Príncipe de Asturias de las Letras (España), el Premio Internacional de Literatura Rómulo Gallegos (Venezuela) y diversos honoris causa de las universidades más prestigiosas del mundo. Los temas que aborda su obra fueron bien delineados (y reconocidos) por la academia sueca: «Por su cartografía de las estructuras del poder y sus mordaces imágenes de la resistencia individual, la revuelta y la derrota», sentenció.

Su primer libro, La ciudad y los perros, representa un hito no solo en la carrera literaria, sino también en la literatura peruana contemporánea. Esta obra presenta una gran experimentación formal por parte del autor; asimismo, es notoria la influencia de otros escritores, como la del estadounidense William Faulkner. Como otros textos del boom latinoamericano, La ciudad y los perros es considerada una novela total, dado que abarca todos los ámbitos de la experiencia humana, y retrata al individuo y sociedad de la época. De esta manera, el texto relata la experiencia de personajes como “El poeta”, “El Jaguar” y “El Esclavo” en su paso por el colegio militar Leoncio Prado. También narra sus andanzas por distritos y avenidas representativas de la ciudad. Debido a que, en esta época, la literatura y lo que se decía en ella era muy importante, el carácter sumamente político y social de esta y otras obras de Vargas Llosa resulta importante.

BIBLIOGRAFÍA

CABRERA, Jaime
2018 “Luis Loayza: aproximación a uno de los más refinados y esquivos escritores peruanos”. El Comercio. Lima, 13 de marzo. Consulta: 01 de octubre de 2018.

https://elcomercio.pe/eldominical/actualidad/luis-loayza-aproximaciones-misterioso-escritor-peruano-noticia-388106

CHÁVEZ CARO, Helen
2015 Las imágenes heroicas en la trilogía narrativa de Luis Loayza: El avaro (1955), Una piel de serpiente (1964) y Otras tardes (1985). Tesis de licenciatura en Literatura. Lima: Universidad Mayor de San Marcos, Facultad de Letras y Ciencias Humanas.
GRANDA RANGEL, Mario
2004 El sol de lima de Luis Loayza: la formación de una tradición literaria peruana. Tesis de licenciatura en Literatura. Lima: Universidad Mayor de San Marcos, Facultad de Letras y Ciencias Humanas.
JASAUI CHERO, Álvaro
2018 “Abelardo Oquendo: Soy poco aficionado a la multiplicación de los libros”. En El Comercio. Consulta: 1 de octubre de 2018.

https://elcomercio.pe/eldominical/entrevista/oquendo-aficionado-multiplicacion-libros-404151

TRUJILLO, Dante
2014 “Abelardo Oquendo: Aquí suele regalarse el adjetivo ‘gran’. Todo buen poeta es un ‘gran’ poeta. Y no es así”. En Revista Buensalvaje. Consulta: 1 de octubre de 2018

https://webcache.googleusercontent.com/search?q=cache:we4pSWmH3NYJ:https://revistabuensalvaje.wordpress.com/2014/07/15/abelardo-oquendo-aqui-suele-regalarse-el-adjetivo-gran-todo-buen-poeta-es-un-gran-poeta-y-no-es-asi/+&cd=1&hl=es&ct=clnk&gl=pe

VARGAS LLOSA, Mario
2016 El pez en el agua. Lima: Editorial Alfaguara.

Elaborado por Natalie Tigre Cardo y Oswaldo Bolo Varela.

 

La imagen ha sido tomada de https://elcomercio.pe/luces/libros/fallecio-luis-loayza-escritor-peruano-noticia-503934?foto=2.

Algunas estrategias para buscar información académica

La escritura de un texto académico (como un artículo, informe, tesis, entre otros) exige que el investigador sea consciente de la importancia de buscar y acceder a fuentes de información acerca del tema que desea estudiar. No es suficiente basarse en el propio conocimiento, sino que debe consultarse, principalmente, aquel que se ha elaborado anteriormente. Al respecto, resulta pertinente recordar una declaración atribuida a I. Newton: “Si he logrado ver más lejos, ha sido porque he subido a hombros de gigantes” (Lozano 1988: 30). El científico sugería así que la recopilación de las ideas desarrolladas por otros autores se constituye como el eje sobre el cual el investigador debe contrastar sus planteamientos para validarlos o legitimarlos.

En el plano textual, dialogar con la información existente permite al escritor el uso de diferentes estrategias discursivas, tales como la definición de conceptos o la ejemplificación de algunas nociones abstractas, la comparación y confrontación de ideas con otros miembros de la comunidad académica, la constatación de las hipótesis planteadas, etc. (Blog de Redacción PUCP 2018).

Sin embargo, para asegurar la calidad de ese diálogo, se requiere verificar que dichas fuentes sean pertinentes y confiables. Cumplir con ambos requisitos puede resultar un reto. En este post, se presentarán algunas sugerencias para realizar búsquedas estratégicas a fin de obtener información adecuada.

Recursos en formato físico

Este tipo de fuente es el más tradicional. Los recursos en formato físico pueden ser libros, revistas, enciclopedias, periódicos, etc. Suelen encontrarse en las bibliotecas, archivos universitarios o gubernamentales, y su origen es bastante confiable. Algunas características que pueden ser consideradas al validar la información obtenida de un recurso de esta naturaleza son las siguientes: identificación del autor (nombre y filiación académica), identificación de la institución editorial, año de publicación, uso de citas e inclusión de bibliografía, estilo de redacción académica (PUCP 2019, CIDCE 2018).

Recursos en formato virtual

Desde la aparición de Internet, la cantidad de datos ha crecido de manera exponencial en el entorno virtual. No obstante, esta disponibilidad de información puede ser un riesgo, que el investigador debe saber gestionar. No toda fuente constituye, a priori, un material confiable para la elaboración de un texto académico. Al igual que las fuentes en formato físico, se pueden considerar los criterios señalados antes; pero, sobre todo, es importante verificar si el archivo consultado cuenta o no con el respaldo de alguna institución o centro de investigación.

Dentro del conjunto de los recursos en formato digital, es posible establecer la diferencia entre varios tipos de herramientas para buscar y acceder a fuentes (Biblioteca de la Universidad de Cantabria 2012: 39-43). En primer lugar, las bases de datos son espacios de información masiva que contienen registros (referencias), que describen brevemente documentos por medio sus datos principales (autores, título, fuente, editorial, fechas, idioma, etc.) y la exposición resumida de su contenido: materia, palabras clave, resumen (p. e. Scopus). En segundo lugar, los buscadores son robots que se ocupan del rastreo de la información ya existente en la web, sin ofrecer mayores detalles sobre los textos que son facilitados (p. e. Google Scholar). En tercer lugar, los catálogos son plataformas que indican la ubicación, en espacios físicos, de las fuentes, en formato físico, que se relacionan con un tema concreto (p. e. el catálogo del Sistema de Bibliotecas PUCP). Finalmente, los repositorios son espacios institucionales, de universidades o centros de investigación, que agrupan textos académicos de diverso tipo y que ofrecen acceso a ellos (p. e. el repositorio de Concytec Perú).

Figura 1. Principales bases de datos académicas (Servicio de Bibliotecas de la Universidad de Extremadura 2018)

Recomendaciones para la búsqueda de información

En principio, para encontrar la información pertinente, es necesario haber delimitado el tema de investigación y, consecuentemente, haber identificado los conceptos o variables que se relacionan directamente con él.

Tales conceptos se consideran palabras clave que orientan la búsqueda. Por ejemplo, si el tema es “El impacto ambiental de la minería ilegal en el río Ucayali”, las palabras clave serían “minería ilegal”, “impacto ambiental” y “río Ucayali”. En cambio, si el tema es “Los beneficios de la descolmatación de ríos”, se debe utilizar la palabra “descolmatación” en la búsqueda que se vaya a efectuar. Cuando la búsqueda efectuada no arroja los resultados esperados, pueden emplear términos equivalentes o sinónimos.

También resulta de mucha ayuda el empleo estratégico de los delimitadores de búsqueda.

a) Los operadores booleanos servirán para combinar las palabras claves de las siguientes maneras:

Figura 2. Operadores booleanos (Biblioteca de la Facultad de Odontología, UNC 2012)

— AND: Este operador une dos palabras claves y delimita la búsqueda a resultados que posean ambas palabras. Si se necesita buscar resultados sobre “minería ilegal”, que además contengan información relacionada al “impacto ambiental”, se utilizará este operador. Otras formas de este operador pueden ser “Y” o “+”.

  • minería ilegal AND impacto ambiental

— OR: Este operador, en lugar de delimitar la búsqueda a resultados que contengan dos o más palabras claves, amplía los resultados a los que contengan determinada palabra clave u otra, y ambas simultáneamente. Si no solo se necesitan encontrar resultados sobre “descolmatación”, sino que también se requieren aquellos que hablen sobre “desborde de ríos”, se empleará este operador. Otra de sus formas es “O”.

  • descolmatación OR desborde de ríos

— NOT: Este operador excluye todos los resultados que contengan el término que sigue al operador. Por ejemplo, si se requiere documentos sobre “acidificación”, pero que no contengan información sobre “lluvia ácida”, este término será excluido con el operador NOT.

  • acidificación NOT lluvia ácida

b) Los truncadores, por su parte, son elementos que limitan o amplían la búsqueda según su uso. Estos son algunos importantes:

— Comillas

Se utilizan para buscar una frase específica y exacta en los resultados, como la frase compleja “acidificación de ríos”, en lugar de buscar “acidificación” en general.

— Asterisco

Los asteriscos se insertan para sustituir una letra o fragmento de la palabra clave para, de este modo, buscar información relacionada a esta. Por ejemplo, si se propone una búsqueda amplia, se puede escribir la palabra acid*, con un asterisco final. Los resultados serían acidez, acidificación, acidificante, etc.

En síntesis, la investigación y la escritura académica requieren el diálogo con fuentes de información confiables para construir el conocimiento en relación con ellas. El investigador debe ser consciente de ello y, además, contar con criterios para identificarlas, bien en formato físico o en formato virtual. Además, en los entornos digitales, debe realizar búsquedas estratégicas en las bases de datos y similares. Por ejemplo, es necesario que, tras delimitar su tema de interés, defina y emplee las palabras clave como orientadores de búsqueda, y que amplíe o acote su búsqueda según sus fines, para lo cual emplea los operadores booleanos o los truncadores.

BIBLIOGRAFÍA

 

BIBLIOTECA DE LA FACULTAD DE ODONTOLOGÍA, UNC
2012 Operadores booleanos [cuadro]. Consulta: 4 de abril de 2019.

https://blogs.unc.edu.ar/bcafo/2012/02/24/operadores-de-busqueda-en-internet/

BIBLIOTECA DE LA UNIVERSIDAD DE CANTABRIA
2012 Cómo buscar información académica y científica. Consulta: 4 de abril de 2019.

https://www.uv.mx/personal/jomartinez/files/2011/08/como-buscar-en-internet_2.pdf

BLOG ARJÉ O RAÍZ COMÚN: FILOSOFÍA PARA TODAS LAS EDADES
2017 “A hombros de gigantes – Newton (1° Bach)” (imagen). En Blog Arjé o raíz común: filosofía para todas las edades. Consulta: 4 de mayo de 2019.

https://arjephilo.com/2017/10/23/a-hombros-de-gigantes-newton-1obach/

BLOG DE REDACCIÓN PUCP
2018 “¿Para qué se insertan citas en un texto académico?”. En Blog de redacción PUCP. Consulta: 30 de marzo de 2019.

http://blog.pucp.edu.pe/blog/blogderedaccion/2018/10/23/para-que-se-insertan-citas-en-un-texto-academico/

CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN CULTURA Y DESARROLLO (CICDE)
2018 “Sesión 2. Fuentes de información en la investigación”. En Centro de Investigación en Cultura y Desarrollo. Universidad Estatal a Distancia. Consulta: 5 de abril de 2019.

https://investiga.uned.ac.cr/cicde/images/fuentes2_2018.pdf

LOZANO, Juan Manuel
1988 “Los gigantes de Newton”. Ciencias. México D. F., número 12, pp. 30-35. Consulta: 5 de abril de 2019.

https://www.revistaciencias.unam.mx/images/stories/Articles/12/CNS01204.pdf

PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATÓLICA DEL PERÚ (PUCP)
2019 “Cómo encontrar y utilizar información: recursos y tips”. En Sistema de Bibliotecas PUCP. Consulta: 5 de abril de 2019.

https://guiastematicas.biblioteca.pucp.edu.pe/formacion/inicio

Tras los pasos de Dora: vida y obra de Dora Mayer

En setiembre del 2018, el filósofo Joel Rojas publicó el libro Dora Mayer: el sol que disipa las nubes, texto que presenta la primera compilación de los estudios sociológicos y las diversas notas periodísticas publicados por la intelectual alemana. Este conjunto de textos abarca temas de distinto tipo, por ejemplo, el oncenio de Leguía, los derechos de los indígenas, los trabajos de otras intelectuales peruanas y su relación con el filósofo tusán Pedro Zulen. Este es uno de los trabajos más recientes, y de los pocos que podemos encontrar,  que nos acerca a la vida y obra de una de las mujeres que más influyó, a través de su labor intelectual, en el ámbito político, literario y científico del Perú de inicios del siglo XX. Sin embargo, como afirma Alionca Respaldiza, responsable de la conservación de las cartas inéditas, las fotografías y la autobiografía de Mayer, aquel estudio no es sino la puerta de todo lo que nos queda por conocer de esta pensadora.

Dora Mayer nació en Hamburgo en marzo de 1868; sin embargo, sus padres decidieron trasladarse al Perú en protesta contra el nuevo orden prusiano. Se instalaron en una casa en el Callao, donde sus padres se abocaron a la educación de Dora. Su infancia y su juventud se desarrollaron, entonces, entre apasionadas lecturas de textos de filosofía, literatura inglesa, entre otros. Este aspecto se vio ampliamente favorecido debido al marcado aislamiento en el que sus padres la mantenían. Es posible que esta severidad, así como el dominio materno sobre Dora, haya despertado, en palabras de Mayer, “un ansia de libertad que me ha conducido a comprender los sufrimientos de los pueblos oprimidos del mundo, a cuya causa debí más tarde dedicar las luchas de mi pluma” (citado en Zegarra 2009: 253).

Los artículos sobre esta investigadora hacen hincapié en su capacidad intelectual, así como en su larga trayectoria como periodista.  Respecto de esta última ocupación, se afirma que su periodo más activo fueron en las primeras décadas de 1900, lo que coincide con su labor en la Asociación Pro indígena, en cuya fundación participó (Jancsó 2012: 51). Durante estos años, colaboró con diarios y revistas muy importantes, como El Comercio, La Prensa, El Amauta y Oriental. Asimismo, tuvo bajo su cargo cuatro periódicos, todos de carácter social: El Deber Pro Indígena, La Crítica (prohibido en 1920 por el gobierno de Leguía), Concordia y El Trabajo (Chuhue 2017).

A menudo se destaca su participación en lo que más adelante sería conocido como los inicios del indigenismo. Esta preocupación por el llamado “problema indígena” puede ser apreciada desde sus primeras publicaciones. De este conjunto, sobresale una serie de artículos publicados en el diario El Comercio bajo el nombre “Cartas del Perené” que constituían relatos de viaje durante su paso por la sierra y la selva. Asimismo, resaltan los artículos “Reflexiones Amargas” y “El Indio” (Jancsó 2012: 51).  Se presume que desde una época temprana, Mayer se encontró en contacto con dichos pueblos, quienes le exponían la serie de abusos que se cometía contra ellos y le enviaban sus quejas que, luego, ella intentaba publicar en los periódicos limeños (Jancsó 2009: 95). Por otro lado, aunque menos conocida, fue notable su labor dentro de la comunidad china en el Perú. Su obra fue especialmente importante, ya que, desde sus escritos, asumió la defensa de dicha comunidad, a la vez que resaltaba la influencia positiva de esta en la sociedad peruana (Chuhue 2017). Esta postura fue escasamente compartida entre los intelectuales de la época, ya que sostenían que los inmigrantes chinos no contribuían con la nación y, además, consideraban que le quitaban plazas de trabajo a la población indígena (Jancsó 2015). También es importante mencionar la larga serie de colaboraciones que mantuvo con Oriental, revista de la comunidad china, cuyos números conservó en su biblioteca personal.

La labor de Dora Mayer resulta destacable en el espacio intelectual peruano, sobre todo si se tiene en cuenta que, a inicios del siglo XX, aún era un espacio hostil en el que participaban pocas mujeres. Esto se debía principalmente a los prejuicios que existían sobre estas y su capacidad intelectual, así como al rol maternal y doméstico que las excluía del ámbito público (Zegarra 2009: 254). Probablemente por eso se puede encontrar un esbozo feminista en sus primeros trabajos, aunque se distanció pronto de esta postura, producto quizá de la naturaleza de su educación y su carácter que la llevaron a apegarse a ideas más tradicionales (Subirana 2019).

La vida de esta intelectual se extinguió, a sus 81 años, el 7 de enero de 1959 en su morada en el Callao. Después de poco más de 150 años desde su nacimiento, se han empezado a organizar diversas actividades para rendirle el homenaje antes tan injustamente negado. Y es que resulta necesario resaltar la importancia e influencia de una figura como la de Dora Mayer en un Perú tal vez aún muy joven para seguir sus pasos.

 

Bibliografía

CHUHUE, Richard
2017 “Dora Mayer de Zulen”. Oriental. Lima, abril del 2017.  Consulta: 30 de abril del 2019.

http://www.revistaoriental.com/personaje-dora-mayer-de-zulen/

SUBIRANA, Katherine
2019 “Dora Mayer: una erudita en un país en transición”. El Comercio. Lima, 07 de   enero. Consulta: 29 de abril de 2019.

https://elcomercio.pe/eldominical/huella-dora-mayer-noticia-585425

JANCSÓ, Katalin
2009 Indigenismo político temprano en el Perú y la Asociación Pro-indígena. Tesis de doctorado en Historia del mundo hispánico. Szeged: Universidad de Szeged. Consulta: 29 de abril de 2019.

https://www.researchgate.net/publication/278505584_El_indigenismo_politico_temprano_y_la_Asociacion_Pro-Indigena

2012 “Dora Mayer en Amauta”. Revista de la Facultad de Humanidades y Lenguas Modernas Universidad Ricardo Palma. Lima, volumen 2012, número 15, pp. 49-53. Consulta: 9 de abril de 2019.

https://www.researchgate.net/publication/278509013_Dora_Mayer_en_Amauta

2015 “La inmigración china en el Perú y la asianófila Dora Mayer”. Americana:  E-journal of American Studies in Hungary. s/l, volumen 11, número 1. Consulta: 9 de abril de 2019.

http://americanaejournal.hu/vol11no1/jancso

ZEGARRA, Margarita
2009 “Dora Mayer, los indígenas y la nación peruana a inicios del siglo XX”. Anuario   de Estudios Americanos. Sevilla, volumen 66, número 1, pp. 251-288. Consulta: 9 de abril de 2019.

http://estudiosamericanos.revistas.csic.es/index.php/estudiosamericanos/article/view/310

Elaborado por Natalie Tigre Cardo.

Las imágenes han sido tomadas de El Peruano (http://www.elperuano.com.pe/noticia-paginas-halladas-79304.aspx) y Lima en escena (https://limaenescena.pe/joel-rojas-dora-mayer-fue-una-genuina-representante-del-indigenismo/).