¿Qué debo recordar para que mi artículo académico sea óptimo?

El artículo académico es un tipo de publicación que se rige por normas determinadas por la comunidad científica. Por ello, la realización de un texto adecuado para una publicación implica el conocimiento de cada una de las secciones que lo conforman. Sin embargo, no resulta suficiente consignar cada uno de los apartados, ya que se observan, constantemente, errores en su redacción. A continuación, se presentan algunos aspectos que deben ser considerados para desarrollar un óptimo artículo académico.

 


1. Título

La función del título es informar al lector sobre el tema del artículo desde el inicio de su lectura. Un título preciso y llamativo generará interés. Un buen ejemplo es el siguiente: Los beneficios de la nanotecnología en el tratamiento de los pacientes que han pasados por cirugías mayores. Nótese que el título es directo e indica de qué trata la investigación realizada. No menciona otros aspectos importantes de la nanotecnología, como características, implementación, desarrollo, etc.

En cambio, un título inadecuado sería Las ventajas de la tecnología en la medicina. En este no se evidencia un tema delimitado ni específico. Asimismo, el término ‘ventajas’ es coloquial, porque tiene muchas acepciones. Otro aspecto que se debe considerar en los títulos es su extensión; en general, se recomienda que no excedan las 15 palabras. Un ejemplo de un título inadecuado, siguiendo este criterio, sería el siguiente: Los diversos beneficios de la nanotecnología en el tratamiento de los pacientes que han pasados por procedimientos quirúrgicos muy complejos desde la última década hasta la actualidad.

  1. Autores

En esta parte, al lado derecho superior, se colocan los nombres de los autores del artículo. Se recomienda consignar uno debajo del otro según el grado de participación.

Ana María Valle Castro

Lucía Geraldine Arenas Sotomayor

 

 

La posición de Ana antes de Lucía supone que Ana tuvo una mayor participación en la producción del artículo. Esta participación puede referirse a partes escritas, búsqueda de información, coordinación de labores, entre otras razones. Lo importante es que exista consenso respecto al orden en que se colocan los nombres. Hay que recordar que es necesario que los nombres y apellidos de los autores deben ser presentados completos (ambos apellidos, por ejemplo).Por esta razón, serían incorrectas las siguientes fórmulas:

 

Ana Valle

Lucía Arenas

 

Valle Castro

Arenas Sotomayor

 

  1. Resumen

El resumen consta de un párrafo corto en el que se indican directamente los aportes que el artículo ofrece a la comunidad académica. Se deben presentar el tema, los subcapítulos del artículo (no desarrollarlos) y las conclusiones. Como indica Carlos Eduardo Blanco, investigador que se ha encargado de varios artículos sobre prácticas de redacción, los resúmenes de carácter científico son “textos cortos, de entre 150 y 250 palabras, que deberán mencionar todas las secciones del artículo al cual refieren o representan, con énfasis en lo significativo de los hallazgos” (2013: 314). En ese sentido, se debe evitar que en esta sección se redacten revisiones históricas del tema, una reseña de la bibliografía, anécdotas, ejemplos, casos particulares o cualquier información que no se refiera a la estructura que ordena ni presente el contenido del artículo. Otro aspecto inadecuado en esta sección es anunciar una idea que no se desarrolla en el artículo.

 

  1. Palabras claves

Son palabras o frases cortas que facilitan el ordenamiento del artículo en las bases de datos de revistas indexadas especializadas. Frente a la gran cantidad de información disponible, las palabras claves de un artículo guían a los investigadores hacia temas de interés comunes. De este modo, la comunidad científica cataloga toda la información y ayuda a que otros investigadores continúen su tarea. Por ejemplo, si se desarrollara el artículo Los beneficios de la nanotecnología en el tratamiento de los pacientes que han pasados por cirugías mayores, las palabras claves podrían ser nanotecnología, medicina, cirugía mayor, tratamiento postintervención. En contraste, ejemplos inadecuados de palabras claves para el mismo ejemplo serían pacientes, médicos, tecnología, cirujanos.

 

  1. Abstract y Key words

Tanto el resumen (Abstract) como las palabras claves (Key words) deben ser escritos en inglés. Presentar estas secciones en esta lengua es necesario, pues se ha institucionalizado como el idioma universal para toda la comunidad científica. Un artículo que no use esta lengua puede perder gran cantidad de lectores potenciales (Camps 2010: 82-83). Por esta razón, se recomienda que la traducción sea realizada por un especialista en el tema, ya que la traducción literal de un término puede evitar que sea correctamente catalogado. Por ejemplo, ‘médico’ se traduce usualmente como doctor, pero el término más adecuado es physician, ya que se refiere a la persona que practica la medicina, no a quien posee el título académico.

 

  1. Introducción

En este acápite se presentan los antecedentes o contexto del tema de estudio, el objeto del mismo, la forma de análisis y las partes que se consignan en el artículo. Se debe considerar que la introducción no cumple la misma función que el resumen, puesto que sus fines son completamente diferentes en tanto que el primero es propiamente la presentación de la investigación, mientras que el segundo solo provee al lector una breve síntesis de la misma. De este modo, no es adecuado transcribir la información en ambas secciones, puesto que poseen objetivos y estructuras distintas.

 

  1. Desarrollo

Es la sección en la que se explica el tema del artículo. En este sentido, el(los) autor(es) expone(n) el análisis del objeto de estudio y presentan los hallazgos derivados de la investigación. Es decir, es la parte más importante del artículo académico. Entonces, para que el contenido sea presentado y sustentado rigurosamente, se debe recurrir a fuentes confiables que garanticen la validez de la información. Para ello es necesario considerar la formación profesional y la filiación institucional de los autores consultados, la pertenencia del artículo a una revista o institución, así como la inclusión de un listado bibliográfico confiable que respalde el contenido. Así, sería un error consultar fuentes poco confiables o que no han seguido un criterio de revisión académica (Wikipedia o Rincón del vago no presentan las características y los requisitos antes mencionados). Por un lado, si se incluyera información proveniente de estas fuentes, se incurriría en un desarrollo insuficiente, superficial y poco riguroso. Por otro lado, si ocurriera que no se seleccionaran de modo adecuado los datos de las fuentes confiables, se incluirían ideas impertinentes para el contexto de la investigación, por lo que el contenido carecería de solidez. Por último, en esta sección, las ideas extraídas de las fuentes deben ser consignadas correctamente a partir de la referencia parentética, ya sea en el caso de las citas textuales o de paráfrasis. Del mismo modo, se deben indicar las fuentes de los cuadros, tablas, imágenes y demás gráficos utilizados en el texto.

 

  1. Cierre

Este apartado consigna la síntesis del desarrollo y una reflexión sobre la aplicación de la solución. Un error recurrente en la redacción de esta última sección es la prolongación de las ideas del desarrollo, a pesar de que solo deba incluirse una síntesis de las mismas. En otras palabras, el cierre debe contener una breve recopilación de las ideas principales que se desarrollaron y no debe introducir información ni ideas que no fueron mencionadas a través del texto.

 

  1. Listado de referencias

Alude a todas las fuentes de información consultadas para la elaboración del artículo (libros, revistas, tesis y otras publicaciones académicas). Su presencia es indispensable, pues permite identificar el grado de profundidad de la investigación. Por ello, es importante que estas fuentes sean seleccionadas cuidadosamente en mérito a su confiabilidad. Cada autor de la bibliografía debe ser consignado de forma alfabética y siguiendo una norma apropiada para el citado y referencia de publicaciones académicas (APA, MLA o la Guía PUCP para el registro y el citado de fuentes). Un ejemplo adecuado sería el siguiente:

 

 

Algunos errores recurrentes son los siguientes:

  • Solo se consigna la dirección de Internet:
  • No se respeta el orden establecido en el formato seleccionado, ausencia de algunos elementos o estos aparecen desordenados.

 

 

Bibliografía:

 

ANTROPÓLOGOS IBEROAMERICANOS EN RED

s.f.       “Errores y consejos en la redacción de artículos en Antropología y Ciencias Sociales”. Antropólogos Iberoamericanos en Red. Madrid. Consulta: 24 de setiembre de 2017.

http://www.aibr.org/antropologia/netesp/errores.pdf

 

BLANCO, Carlos Eduardo

2013     “Géneros textuales en las disciplinas: resúmenes de la Revista de Pedagogía de la Universidad Central de Venezuela 1996-2008”. En Lexis. Lima, volumen 37, número 2, pp. 305-339. Consulta: 24 de setiembre de 2017.

http://revistas.pucp.edu.pe/index.php/lexis/article/view/7652

 

CAMPS, Diego

2010     “The Abstract: The letter of presentation for a scientific paper”. En Colombia Médica. Cali, volumen 41, número 1, pp. 82-84. Consulta: 24 de setiembre de 2017.

http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1657-95342010000100011

 

FRANCO, Carolina , Rodríguez-Morales, Alfonso

2010     “Errores comunes en la redacción científica estudiantil”. Gaceta Médica de Caracas. Caracas, volumen 118, número 1, pp. 69-72. Consulta: 24 de setiembre de 2017.

http://www.scielo.org.ve/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0367-47622010000100011

 

Fuente de la imagen: https://www.mochileandoporelmundo.com/como-hacer-un-blog-de-viaje-de-exito/

 

 

Elaborado por Rubí Huamán, Pamela Jiménez, Piero Gómez, Sebastián Canal, Diego Márquez y Vicente Rodríguez

 

Puntuación: 5 / Votos: 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*