Estrategias para organizar un esquema enumerativo

Al momento de escribir un texto, una de las partes fundamentales es la elaboración de un esquema, esto es, “un dibujo, diagrama o lista numérica que representa las ideas que conforman un discurso, el orden en que aparecen en el texto y las relaciones de jerarquía que sostienen entre sí” (Ezcurra y otros 2007: 69). Es decir, un esquema cumple la función de organizar las ideas y trazar la dirección que seguirá el texto. Para comprender cómo funciona, analicemos el siguiente gráfico:

Sin títuloA

Como se observa en este cuadro sinóptico, los números complejos son los que poseen mayor jerarquía, pues contienen a todos los demás. Los números naturales, en cambio, junto con el número cero y los enteros negativos, son los de menor jerarquía. Estos números se encuentran dentro de lo que se llaman enteros, y estos, a su vez, forman con los fraccionarios los números racionales. La lógica que funciona en este diagrama es la misma que opera en un esquema enumerativo, con la única diferencia que en este caso se organizan ideas o hechos reales. Para que estas ideas logren organizarse, es necesario frasearlas con precisión y claridad, además de considerar si son pertinentes al tema mayor que se está trabajando.

¿Cómo formularlo?    Aquí te brindamos algunas ideas

  1. Estrategia 01: lluvia de ideas

Después de haber leído tus fuentes académicas elabora una lluvia de ideas. Es importante reconocer que mediante esta estrategia no importa, en principio, la jerarquía ni el orden de tus ideas, pero sí importa que tus ideas sean precisas y claras. Una vez que listas las ideas empieza a ordenarlas. Puedes resaltar las ideas que consideras más generales y engloban a las demás (ideas principales) y subrayar con otro color aquellas que consideras parte de las principales (ideas secundarias). Asimismo, tacha aquellas ideas que no responden a tu tema específico y elimínalas.  Una vez que hayas terminado, ordénalas en un esquema enumerativo.

Consecuencias de la minería ilegal en Madre de Dios en la actualidad

  • Deterioro de la calidad del agua
  • Efectos en el medio abiótico
  • Manejo inadecuado de los recursos     X
  • Aumento de la tala indiscriminada X
  • Destrucción de bosques de la región
  • Decrecimiento poblacional de la fauna silvestre acuática
  • Depredación de la flora de Madre de Dios
  • Efectos en el medio biótico
  • Contaminación por combustibles fósiles

Estrategia 2: Diagrama de Ishikawa

También conocido como diagrama de espina de pescado, esta es una estrategia que ayuda, específicamente, en la elaboración de esquemas numéricos causales, es decir, cuando se desea investigar las causas de un determinado problema. Como se puede observar en la imagen, en la cabeza del pescado se debe consignar el problema o tema específico elegido. En la parte superior (recuadros de colores), se deben registrar las ideas primarias. Para ello, es recomendable hacerse preguntas como ¿cuáles son las causas del problema “x”? o ¿cómo se manifiesta el problema “x”?. Finalmente, en las espinas, deberás escribir las causas de las causas del problema analizado. Estas se convertirán en tus ideas secundarias.

Sin títuloB

Es importante nunca perder de vista que la función del esquema es ordenar el texto en una dirección puntual, planteada a partir de la elección de un tema específico dado. En este sentido, “para evaluar si vas por el rumbo correcto, asegúrate de que el esquema  que prepares sea una descripción clara y analítica del camino para conseguir el propósito que te has planteado” (Ezcurra y otros 2007: 74). Incluso el esquema mejor jerarquizado y planteado es inútil si es que no responde al tema o propósito del texto, por lo que la pertinencia es fundamental.

En conclusión, las estrategias presentadas previamente facilitan la elaboración del esquema en cuanto a la pertinencia y jerarquía de las ideas respectivamente. Además, es importante recordar que estas estrategias solo funcionan en la medida que se proponga un tema específico bien definido sobre el cual escribir. De esta forma, a través del uso de las estrategias, es posible plantear un esquema sólido que podrá guiar todo el proceso de redacción.

No obstante, el esquema no solo es una herramienta para la elaboración de textos propios, sino también una forma de sistematizar la lectura de textos ajenos. Esto quiere decir que estas herramientas propuestas también pueden facilitar la organización de la información leída. Por ello, un esquema puede llegar a ser una estrategia de gran utilidad para estudiar, ya que funciona como un organizador de información. En efecto, este recurso de aprendizaje facilita la organización, el orden y ayuda a establecer conexiones entre conceptos e ideas.  Para aquellos estudiantes con estilo de aprendizaje visual, resultaría  idóneo utilizar este método.

Referencias bibliográficas

EZCURRA, Álvaro y otros

2007      Iniciarse en la redacción universitaria: exámenes, trabajos y reseñas. Lima: Fondo Editorial de la Pontifica Universidad Católica del Perú.

Fuente de la imagen:

https://es.wikiversity.org/wiki/Principales_conjuntos_num%C3%A9ricos

Rafael García, Erika Aquino y Julio Aldana

Puntuación: 2.83 / Votos: 6

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *