¿Cómo elaborar infografías?: características, criterios de organización y tipologías infográficas

La infografía es una herramienta tecnológica que se caracteriza por brindar información principalmente a través de gráficos, los cuales pueden ser diseños o imágenes que ayuden al lector a entender e interpretar, de manera dinámica e instantánea, el mensaje que se busca transmitir. De acuerdo con el director de fotografía y diseño Richard Curtis, muchas personas leen los gráficos primero y algunas veces es lo único que leen; por ello, los también llamados infográficos son muy conocidos, hoy en día, por su utilidad para presentar información que es complicada de entender a través del puro texto (Leturia 1998: 31).

Si bien la infografía se origina en el periodismo, fue a finales del siglo XX cuando comenzó a ganar mayor importancia dentro de las tecnologías de la comunicación. En gran medida, esto se debe a que reconocidos diarios norteamericanos, como el New York Times y USA Today, empezaron a recurrir reiteradamente a los infográficos para informar tanto sobre los sucesos como sobre meteorología, economía, deportes, entre otros (Valero 2014: 5). De este modo, el campo de posibilidades que ofrecía esta innovadora tecnología no tardó en ser explorado con éxito por otras disciplinas como la pedagogía, la ciencia, el marketing, etc.

 

  1. ¿Cómo se organiza la información en una infografía?

Por regla general, las infografías suelen contener textos muy breves, pues se busca comunicar mediante las mismas imágenes. Sin embargo, como afirma el diseñador Elio Leturia, un infográfico no debe competir con otras artes visuales, como la fotografía, ya que todos sus elementos presentan un objetivo en común y, por lo tanto, deben compartir las mismas responsabilidades (1998: 32). En ese sentido, si se busca crear una infografía, es importante saber cómo organizar de manera equilibrada la información que se quiere transmitir para evitar la predominancia del texto, lo cual la situaría en la categoría de artículo, o la saturación de imágenes, principal obstáculo para la visibilidad de los elementos.

 

Entonces, ¿qué se debe expresar en lenguaje icónico y qué en lenguaje verbal? El principal criterio que debe considerarse al organizar una infografía es el tipo de información que se busca comunicar, ya que, de acuerdo a ella, se debería realizar el diseño de las publicaciones (Valero 2014: 5). En esta línea, se debe considerar que existe cierto tipo de información que no es posible presentar de manera icónica y que, por lo tanto, requiere de la inclusión de textos, como las fechas o los nombres de lugares, personas, etc. Por ejemplo, la infografía periodística contendrá lenguaje verbal en mayor cantidad que la infografía científica o de divulgación, ya que esta última tiende a presentar mayormente sistemas, procesos u otros gráficos que exploran los variados “niveles de iconicidad” que ofrece esta tecnología (Colle 2004).

 

  1. ¿Qué tipos de infografías existen y cómo elaborarlas?

Según el especialista en grafismo informativo José Luis Valero Sancho, una primera  tipología infográfica plantea dos tipos de aproximación según la cantidad de unidades de contenido que presente el recurso: las infografías individuales, caracterizadas por presentar los elementos necesarios para construir una unidad informativa bajo una única forma gráfica; y las colectivas, que se elaboran mediante el uso de diversas infografías individuales e infogramas, es decir, unidades infográficas menores que no cuentan con un sentido independiente si se separan del contexto mayor que las emplea (2008: 633).

 

Asimismo, según la función comunicativa de la infografía, Valero presenta una segunda tipología. Esta se divide en cuatro grandes clases:

 

a) Infografías comparativas: se caracterizan por presentar un conjunto de paralelos entre dos o más variables para cotejar cuáles son las tendencias o conclusiones más destacadas en torno a un debate informativo.

b) Infografías documentales: se utilizan para la explicación de diversos temas, funcionamientos o fenómenos relacionados a un asunto significativo, que puede ser o no ser actual.

c) Infografías escénicas: se emplean para representar secuencialmente, actos históricos que, por diversos motivos, no cuentan con un registro fotográfico o videográfico.

d) Infografías ubicativas: se caracterizan por exponer cómo diversos acontecimientos o elementos informativos se ordenan en torno a una cronología o según coordenadas espaciales, que pueden o no ser geográficas (2008: 644).

 

Considerando estas dos tipologías, es preciso señalar que ambas dialogan entre sí. De este modo, una infografía individual o colectiva puede presentar una, dos o más funciones comunicativas, tal como se puede observar en los siguientes tres ejemplos.

 

Infografía 1: Perfil del trabajador peruano

Fuente: RPP 2017

 

En este primer caso, se comparan diversas variables estadísticas con el objetivo de obtener un perfil del trabajador peruano. Por lo tanto, se trata de una infografía comparativa. No obstante, en la medida en que esta ha empleado cuatro infogramas para la presentación de cada una de las variables, puede también considerarse como un ejemplo de infografía colectiva.

 

Infografía 2: Diez beneficios del lenguaje digital en la educación

Fuente: AulaPlaneta 2015

 

Como se puede observar, este segundo ejemplo presenta una sola unidad de contenido gráfico con el objetivo de explicar dos ideas en torno al lenguaje digital: cuál es su impacto pedagógico y cuáles son los sistemas comunicativos implicados en su funcionamiento. De esta manera, si se considerara su forma gráfica, se trataría de una infografía individual, pero si se atendiera a su función comunicativa, sería un ejemplo de infografía documental.

 

Infografía 3: El ocaso del señor

Fuente: Centro de Investigación Histórico Artístico del Patrimonio Andino (CIHAPA 2013)

 

Por último, este tercer ejemplo se refiere a una infografía colectiva que emplea tres infogramas. Estos atienden a dos funciones comunicativas. Por un lado, los infogramas “Indumentaria del señor” y “Entierro del señor de Sipán” parten de una intención escénica, dado que representan tanto elementos como actos de la cultura inca, los cuales no pudieron ser registrados gráficamente durante su contexto. Por otro lado, el infograma “Ubicación histórica” y el mencionado “Entierro del señor” responden a una función ubicativa al señalar las referencias temporales y espaciales del momento histórico que se intenta escenificar.

 

Tras lo mencionado, no cabe duda de que el éxito de una infografía necesita del uso equilibrado del lenguaje icónico y del verbal, organizados en función de una o varias intenciones comunicativas, sea desde una única unidad gráfica o mediante varios infogramas. Asimismo, es preciso recordar que la elección de la forma infográfica depende de cuál es el mensaje que se desea comunicar y para qué. Sin embargo, las decisiones en torno a la forma y el contenido de la infografía únicamente serán eficaces si se cuenta con un diseño atractivo, simple y pertinente al contexto comunicativo donde se ha de usar. Por esta razón, un adecuado diseño infográfico debería reconocer las potencialidades didácticas de la experiencia visual, buscar la síntesis icónica y verbal del conocimiento transmitido, y reducir el tiempo empleado tanto en la elaboración del recurso como en su lectura (Valero 2012: 44-45).

 

Ahora bien, elaborar una infografía que cumpla con aquellas características parece inalcanzable para aquellos que no cuentan con conocimientos de diseño gráfico. No obstante, es cada vez más usual encontrar páginas web dedicadas a la presentación gratuita de plantillas infográficas, tales como Easel.ly, Infogram y Piktochart. Registrarse en ellas es muy sencillo: basta ingresar mediante una red social o crear una cuenta independiente. Luego, la edición de la plantilla dependerá de los intereses de cada creador, quien, de manera previa, debería haber seleccionado y jerarquizado la información icónica y verbal a presentar en la infografía. Este punto es indispensable, ya que la elección de una plantilla con colores, formas e, incluso, funciones predeterminados en torno al ordenamiento de los elementos requiere de una concordancia con la intención comunicativa de la infografía a elaborar (comparativa, documental, escénica y ubicativa) y su contexto de presentación (blog, red social, exposición académica, etc.). En este sentido, se deberá atender a la elección de un color de fondo y orientación del recurso que permita la visualización directa de los íconos y textos seleccionados, así como de una tipografía clara y de tamaño acorde a la jerarquización de la información. Finalmente, es importante señalar que estos programas permiten la descarga del producto final u otorgan un enlace compartido para la publicación digital de la infografía. Por esta razón, no se debe olvidar agregar el nombre del autor y las fuentes empleadas al final del recurso.

 

En resumen, la infografía es una herramienta que ocupa un lugar central en la industria de la comunicación de masas y que, además, es un valioso instrumento para la transmisión de conocimiento académico. Por todo ello, la infografía significó una nueva época revolucionaria en el diseño y la tecnología que ha probado ser un eficaz medio de comunicación visual.

 

Bibliografía:

AULAPLANETA

2015    Diez beneficios del lenguaje digital en la educación [infografía]. Consulta: 14 de setiembre de 2018.

http://www.aulaplaneta.com/2015/03/19/noticias-sobre-educacion/diez-beneficios-del-lenguaje-digital-en-la-educacion-infografia/?utm_source=Facebook&utm_medium=postint&utm_campaign=rssint

 

CENTRO DE INVESTIGACIÓN HISTÓRICO ARTÍSTICO DEL PATRIMONIO ANDINO (CIHAPA)

2013    El ocaso del señor [infografía]. Consulta: 14 de setiembre de 2018.

http://llecturas-cihapa.blogspot.com/2013/06/el-senor-de-sipan.html

 

COLLE, Raymond

2004    “Infografía: Tipologías”. Revista Latina de Comunicación Social. Tenefire, volumen

  1. Consulta: 19 de setiembre de 2018.

http://www.ull.es/publicaciones/latina/latina_art660.pdf

 

LETURIA, Elio

1998    “¿Qué es infografía?”. Revista Latina de Comunicación Social. Tenerife, volumen 4.

Consulta: 14 de setiembre de 2018.
http://www.ull.es/publicaciones/latina/z8/r4el.htm

 

RADIO PROGRAMAS DEL PERÚ (RPP)

2017    Perfil del trabajador peruano [infografía]. Consulta: 14 de setiembre de 2018.

https://rpp.pe/economia/estilo-de-vida/infografia-conoce-el-perfil-del-trabajador-peruano-noticia-1047502

 

VALERO, José Luis

2014    “La infografía periodística y documental impresa”. Portal de la Comunicación InCom-UAB: El portal de los estudios de comunicación, 2001-2011. Barcelona. Consulta: 19 de setiembre de 2018.

http://www.portalcomunicacion.com/uploads/pdf/55_esp.pdf

2012    Infografía digital: la visualización sintética. Barcelona: editorial Bosch.

2008    “Tipología del grafismo informativo”. Estudios sobre el mensaje periodístico. Madrid, volumen 14, número 1, pp. 631-648. Consulta: 14 de setiembre de 2018.

https://revistas.ucm.es/index.php/ESMP/issue/view/ESMP080811/showToc

 

Elaborado por Almendra Miranda y Gabriela Saito

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *