Recomendaciones para el trabajo en equipo

Para el óptimo desempeño académico y laboral, en el mundo actual, se requiere de un constante trabajo colaborativo por parte de las personas involucradas, a lo que se le conoce como trabajo en equipo. Este se nutre del talento de cada uno de sus integrantes y su capacidad para traducirlo en un producto integrado a partir de la interacción entre ellos (Universidad de Sevilla 2005: 1). Parte de la formación profesional integral implica ser capaz de desenvolverse en actividades que requieren de la colaboración de distintos individuos. Por ello, en el presente post, se brindan cuatro recomendaciones que deberían ser consideradas para desempeñarse de mejor manera cuando se trabaja en equipo.

En primer lugar, la comunicación será fundamental para un adecuado desarrollo del trabajo en equipo. En ese sentido, cada integrante es responsable de construir un canal comunicativo con el que se sienta lo suficientemente cómodo para expresar sus ideas, emociones, logros o dificultades. Asimismo, desarrollar esta capacidad comunicativa requiere escuchar de forma activa los aportes de los otros miembros del equipo, además de poder reunirlos con el fin de integrarlos en una unidad o producto (UPV/EHU 2005: 22).

 

En segundo lugar, el reconocimiento permitirá conseguir un clima en el que los integrantes del equipo se sientan valorados. Para ello, es importante identificar las diferencias en los pensamientos y actitudes de las personas  considerando que la diversidad debe ser vista positivamente (UPV/EHU 2005: 27). Una vez que se logra lo anterior, reconocer el trabajo y el esfuerzo de cada uno —que no son necesariamente proporcionales en todos los casos— logrará resultados positivos, pues se conseguirá cohesionar las diferentes perspectivas para enriquecer el producto final. Lo anterior se debe a que un equipo eficiente, constituido por personas con distintos intereses y perspectivas, es capaz de producir propuestas nuevas e innovadoras (UPV/EHU 2005: 27).

 

En tercer lugar, la participación activa y comprometida de todos los miembros del equipo permitirá alcanzar el objetivo común. Muchas veces, ocurre que, en los diferentes grupos de trabajo, se malinterpreta la figura del líder del equipo. Se suele atribuir a una sola persona las responsabilidades de todo el grupo; es decir, los integrantes realizan de manera individual las partes del trabajo que se distribuyeron previamente y, luego, se espera que solo un miembro decida cómo organizar y presentar el producto final. Las decisiones sobre este, en el que todos han aportado, deben ser tomadas de manera consensuada, especialmente en las etapas finales (Ander-Egg y Aguilar 2001: 20).

 

En cuarto lugar, la innovación no debe confundirse o limitarse a la idea de “creatividad”. Aportar ideas novedosas que puedan generar discusiones para implementar mejoras es importante; sin embargo, no es suficiente, ya que esto no sucede necesariamente de manera espontánea. Para ser innovador, se requiere de un ambiente en el que los procesos funcionen correctamente y permitan la discusión de ideas nuevas. Esto solo se logra con trabajo articulado (González-Romá 2008: 33).

 

Finalmente, trabajar en equipo es una tarea ardua, y se le debe dedicar el tiempo necesario y asignar el valor adecuado. Si solo se limita a la repartición de tareas, el producto final probablemente no responderá al objetivo inicial del grupo. Las recomendaciones presentadas en este post son principios generales de la participación. Cada grupo debería adaptarlas a las dinámicas generadas por sus miembros y sus propios acuerdos.

 

 

 

Bibliografía

ANDER-EGG, Ezequiel y María José AGUILAR

2001    El trabajo en equipo. México: Editorial Progreso. Consulta: 5 de setiembre del 2018.

https://books.google.com.pe/books?hl=es&lr=&id=3X9ap9zweMAC&oi=fnd&pg=PA11&dq=participaci%C3%B3n+trabajo+en+equipo&ots=dMuIiKeygy&sig=9HsyOLu7V9VOgSzMW44BAK6diD0#v=onepage&q=participaci%C3%B3n%20trabajo%20en%20equi

 

GONZÁLEZ-ROMÁ, Vicente

2001    “La innovación en los equipos de trabajo”. Papeles del psicólogo. Valencia, volumen 29, número 1, pp. 32-40. Consulta: 5 de setiembre del 2018.

http://www.papelesdelpsicologo.es/pdf/1536.pdf

 

UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

2005    Guía para el trabajo en equipo. San Sebastián. Consulta: 5 de setiembre del 2018.

https://www.ehu.eus/documents/1904000/1916168/19+Gu%C3%ADa+Trabajo+Equipos.pdf/e502c205-b52b-4e23-ae5e-bc488e0cdef5

 

UNIVERSIDAD DE SEVILLA

2005    Recomendaciones para el trabajo en equipo. Sevilla. Consulta: 5 de setiembre del 2018.

http://www.r2h2.us.es/uploads/calidad/Recomendaciones_de_trabajo_en_equipo.pdf

 

 

Fuente imagen 1: Shutterstock

Fuente imagen 2: cuentamelon.com

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *