Dudas sobre el uso de preposiciones

Es muy frecuente y normal que, al utilizar el idioma en el contexto cotidiano y/o coloquial, no se sigan las reglas de la variedad formal, debido a que no existe una formalidad que obligue a, por ejemplo, estructurar correctamente las oraciones. En consecuencia, en este aspecto, es común en el lenguaje hablado la presencia de oraciones agramaticales, con anacolutos o con un mal uso de preposiciones, como a, de, en, para, etc. En cuanto a estas últimas palabras, por la situación mencionada, cuando se redacta un texto en variedad formal, se generan muchas dudas sobre su uso correcto: ¿la forma correcta es detrás mío o detrás de mí?, ¿se debe escribir pensar de que o pensar que?, ¿es adecuado un veneno para ratas o un veneno contra ratas? En el presente post, se despejarán algunas de estas dudas en cuanto al empleo de esta categoría gramatical.

 

En primer lugar, se deben utilizar las preposiciones con propiedad y de acuerdo a determinadas reglas específicas. A modo de ilustración, se presentarán algunos ejemplos:

(1)

Incorrecto: El mozo le ofreció un vaso de agua a la asustada señora.

Correcto: El mozo le ofreció un vaso con agua a la asustada señora.

En este caso, la preposición con brinda un mejor sentido al enunciado, puesto que se sabe que el vaso contiene agua y no está conformado por este elemento.

(2) 

Incorrecto: El Ministerio de Salud ordenó la compra de nuevos lotes de medicamentos para la gripe AH1N1.

Correcto: El Ministerio de Salud ordenó la compra de nuevos lotes de medicamentos contra la gripe AH1N1.

Como se observa, el propósito de un medicamento de este tipo es atacar los síntomas de la gripe en cuestión, por lo cual la preposición para no es la más apropiada: conlleva un matiz de ayuda o beneficio. Entonces, la preposición contra es la idónea.

(3)   

Incorrecto: Los periodistas revelaron la gran corrupción existente al interior del país.

Correcto: Los periodistas revelaron la gran corrupción existente en el interior del país.

La Real Academia Española señala que la locución preposicional al interior de es correcta solo cuando expresa dirección. Obsérvese el siguiente ejemplo:

Correcto: Los búfalos huyeron muy presurosos al interior del bosque tropical.

Por ello, la forma permitida en casos en que no se exprese dirección es en el interior de.

(4)   

Incorrecto: De acuerdo a Porter, existen cinco fuerzas que rigen la competitividad del mercado.

Correcto: De acuerdo con Porter, existen cinco fuerzas que rigen la competitividad del mercado.

Cuando se hace referencia a una persona, la forma correcta es de acuerdo con. No obstante, si se trata de la información proporcionada por un referente no humano, se puede utilizar de acuerdo a. Considérese el siguiente ejemplo:

Correcto: De acuerdo a una encuesta de APOYO, la mayoría de ciudadanos aún no se decide por algún posible candidato para las elecciones.

(5)   

Incorrecto: Las inmobiliarias también están construyendo casas en madera.

Correcto: Las inmobiliarias también están construyendo casas de madera.

Si se menciona el material que compone un objeto, la preposición adecuada es de y no en, ya que, más bien, esta última da la idea de lugar y no del material de dicho objeto.

(6)   

Incorrecto: En base a los hallazgos del aclamado científico, el laboratorio decidió financiar una costosa investigación.

Correcto: Sobre la base de los hallazgos del aclamado científico, el laboratorio decidió financiar una costosa investigación.

Cuando se trata de un fundamento, la Academia señala que el uso correcto es sobre la base de. También se acepta, aunque no como uso recomendado, con base en. Además, solo se permite la forma a base de en caso de la mención de ingredientes:

Correcto: Preparó un delicioso cóctel a base de algarrobina y canela.

(7) 

Incorrecto: El profesor discrepó totalmente con el punto de vista tan radical del alumno.

Correcto: El profesor discrepó totalmente del punto de vista tan radical del alumno.

Aunque aparentemente, por analogía con concordar con, la expresión formal es discrepar con, la preposición correcta es de: discrepar de.

(8)

Incorrecto: El jarabe de goma que buscas está justamente detrás tuyo.

Correcto: El jarabe de goma que buscas está justamente detrás de ti.

(9)   

Incorrecto: Avelina se sentía incómoda por el pasajero que roncaba delante suyo.

Correcto: Avelina se sentía incómoda por el pasajero que roncaba delante de ella.

(10)

Incorrecto: Apenas crucé la puerta de su casa, sentí una extraña presencia atrás mío.

Correcto: Apenas crucé la puerta de su casa, sentí una extraña presencia detrás de mí.

Los adverbios atrás, detrás y delante no admiten determinantes posesivos como mío, tuyo o suyo, que son palabras que modifican sustantivos. Por ello, las formas correctas son detrás de mí, detrás de ti, delante de él/ella, delante de nosotros, etc. Asimismo, como se observa en el ejemplo 10, se consideran incorrectos los usos atrás mío y atrás de.

En segundo lugar, es común añadir la preposición de cuando no se requiere su presencia. A ello se le llama dequeísmo. Dicha situación se puede observar en las siguientes oraciones:

(11)

Incorrecto: El presidente anunció de que se aumentarían las condenas para los delincuentes.

Correcto: El presidente anunció que se aumentarían las condenas para los delincuentes.

(12)

Incorrecto: Es necesario de que el cliente porte su DNI para iniciar el trámite solicitado.

Correcto: Es necesario que el cliente porte su DNI para inicial el trámite solicitado.

(13)

Incorrecto: Pocos ciudadanos creen de que los impuestos realmente los benefician.

Correcto: Pocos ciudadanos creen que los impuestos realmente los benefician.

Por otro lado, la situación inversa, aquella en que la preposición de se omite en un contexto en el cual es necesario, también se presenta con frecuencia. En este caso, el nombre asignado es queísmo. Obsérvense los siguientes ejemplos:

(14)

Incorrecto: El postulante está seguro que maneja con suficiencia todas las nociones pedidas para el examen de admisión.

Correcto: El postulante está seguro de que maneja con suficiencia todas las nociones pedidas para el examen de admisión.

(15)

Incorrecto: Es momento que el entrenador tome medidas drásticas dentro del equipo.

Correcto: Es momento de que el entrenador tome medidas drásticas dentro del    equipo.

(16)

Incorrecto: A pesar que prácticamente no sabía conducir, pudo obtener su licencia.

Correcto: A pesar de que prácticamente no sabía conducir, pudo obtener su licencia.

Para determinar en qué casos de que y que están correctamente usados, se puede seguir el siguiente procedimiento:

  • En caso de que se presente de que, si la expresión que… no es reemplazable por eso, no se necesita la preposición de.

El presidente anunció de que se aumentarían las condenas para los delincuentes.

El presidente anunció de eso. (incorrecto)

Entonces, es correcto decir:

El presidente anunció que se aumentarían las condenas para los delincuentes.

  • En caso de que se presente solamente que, si la expresión que… no es reemplazable por eso, se necesita la preposición de.

Es momento que el entrenador tome medidas drásticas dentro del equipo.

Es momento eso. (incorrecto)

Entonces, es correcto decir:

Es momento de que el entrenador tome medidas drásticas dentro del equipo.

En vista de lo expuesto, el uso de las preposiciones puede parecer muy complejo y confuso; sin embargo, considerando algunas reglas en cuanto al sentido de las preposiciones y los pasos para evitar casos de queísmo y dequeísmo, es muy posible utilizar esta categoría gramatical adecuadamente dentro del ámbito formal. De todas maneras, es recomendable consultar el diccionario de la Real Academia Española para terminar de despejar aún más cualquier duda sobre el uso de las preposiciones.

 

Post elaborado por Denis Torres y Arturo Martel

Imagen tomada de http://delnumero2.wordpress.com/2012/11/28/preposiciones-en-espanol-una-actividad-practica/

Puntuación: 4.35 / Votos: 17

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *