Explorando Wikipedia

El portal de Wikipedia está compuesto por más de 20 millones de artículos en más de 282 idiomas, con lo cual se ha consolidado como la mayor propuesta de consulta en Internet desde su creación en el 2001. En él podemos encontrar distintos temas, datos y definiciones pertenecientes a todo tipo de ámbito: ciencia, espectáculos, actualidad, etc., porque los autores son voluntarios de todo el mundo. ¿Qué beneficios tiene esto? Que podemos encontrar artículos de los temas más variados con solo referirlos con unas cuantas palabras en un buscador web.

Como una propuesta abierta a los internautas, Wikipedia se ha ganado en estos doce años tanto detractores como simpatizantes. Por un lado, los detractores acusan a los fundadores, Larry Sanger y Jimmy Wales, de publicar contenidos parcializados e información espuria o sin verificar. Por otro lado, los simpatizantes disfrutan de navegar en la Wikipedia como un instrumento de consulta con una gran oferta de contenidos. Asimismo, no pocos dentro de este grupo han tomado un papel activo en la construcción y edición del material que se publica. Han empleado las herramientas que ofrece este portal, como el Café, donde se puede discutir con otros usuarios de Wikipedia para debatir sobre temas presentes en los artículos, con la finalidad de precisar datos y actualizar contenidos.

¿Es fiable esta enciclopedia libre?

Un estudio de la revista Nature en el 2005 reveló que la fiabilidad y precisión de Wikipedia era equiparable a la de la Enciclopedia Británica. Lo que se hizo fue comparar 42 artículos científicos de ambas y detectó 123 errores u omisiones en los artículos de la Británica, y 162 en la versión inglesa de Wikipedia. Esto generó una gran resonancia en los medios y en los ámbitos académicos.

Inclusive años después de su publicación, el estudio de Nature sigue siendo citado por distintas redes de comunicación, pero hay voces discordantes. En el 2007, el periodista francés Pierre Assouline dirigió un estudio de un grupo de alumnos del máster de Periodismo del Instituto de Estudios Políticos de París para analizar la fiabilidad de la enciclopedia online. El resultado es el libro “La revolución Wikipedia” y sus conclusiones cuestionan lo planteado por la revista estadounidense. Para empezar, se desmonta el estudio de Nature, al que se acusa de poco estricto y sesgado, y sostienen que, según sus propios resultados, la Británica sigue siendo un 24% más fiable que la Wikipedia.

Para debatir sobre este portal puede resultar importante conocer su funcionamiento interno. Un reportaje del 20 de junio del 2009 publicado por el diario “El País” titulado “¿Debem os fiarnos de la Wikipedia?” refiere que un ejército de wikipedistas trabaja para mantener íntegra la veracidad del portal. En relación al tiempo en que estos detectan un error se dice: “Se calcula que tardan una media de cinco minutos en corregir cada error. Si alguien escribe un insulto (“negrata” puso alguien en la reseña de Obama; otro le pintó cuernos a Bill Gates) o un error evidente, se detecta con facilidad. Pero otros fallos, los menos obvios, permanecen. Y eso lo saben, sobre todo, sus víctimas”. Teniendo en cuenta esto, no debería tomarse a Wikipedia como una fuente confiable en el proceso de investigación académica.

A pesar de que el equipo detrás de este gran portal ha puesto en marcha grandes esfuerzos para combatir a los wikivándalos, personas que intentan falsear el contenido de la enciclopedia, este problema constituye el lado no beneficioso de un sitio web de este tipo. Lo que propone Wikipedia es una plataforma de edición libre, lo cual quiere decir que cualquier internauta tiene la libertad de editar y publicar contenidos. Si bien existen ciertos filtros para controlar la calidad de lo que se publica, no se puede tener seguridad de si el contenido que consultamos ha sido modificado ya por un wikivándalo. De ahí la importancia de no tomar a Wikipedia como una fuente única, así sea como fuente de acercamiento

Mirando la Wikipedia

De esta manera, los artículos de Wikipedia, si bien son sometidos a revisión por algunos empleados de la Fundación Wikimedia para hacer de la enciclopedia una fuente confiable de contenidos, pueden presentar contenido adulterado. No obstante, puede resultar útil atender a todos los recursos que propone este portal. Al final de los artículos se dispone la lista de referencias que sustentan lo que se propone en el artículo. Esta, por lo general, está compuesta por enlaces a otras páginas web, pertenecientes a portales institucionales, otras enciclopedias web y sitios especializados en distintos temas.

Asimismo, la bibliografía del artículo puede servirnos de guía de búsqueda hacia una información más especializada. En esta lista se disponen libros, artículos científicos, etc. De igual manera, se proponen enlaces externos a sitios ligados a Wikipedia que pueden aportar información práctica, multimedia o conducirnos a los portales web de los actores involucrados con el tema de consulta. Es por todo ello que podemos tomar a Wikipedia como una fuente de acercamiento: en ella podemos encontrar fácilmente una definición o conceptos básicos acerca de un tema que no conocemos muy bien y, a la vez, podemos encontrar numerosos enlaces que nos pueden conducir hacia una bibliografía especializada, científica, imparcial.

Autor y uploader

En Wikipedia encontramos por lo general artículos sin autor. Esto responde a la idea del portal de democratizar el conocimiento y de acercar al público al proceso de edición de los contenidos mismos que se publican. No obstante, en portales como El rincón del vago o Monografías.com encontramos artículos firmados, incluso se consigna la institución que avala la publicación, lo cual nos puede tentar a creer que el contenido es confiable. Esto no garantiza que los artículos de este portal se dispongan como una copia exacta y autorizada del texto oficial. Esto sucede porque los textos en su mayoría son subidos a la red por un uploader, que no tendría por qué ser el autor.

Esto quiere decir que el texto puede sufrir una adulteración similar a la que practican los wikivándalos. Así, el artículo, aunque provenga de un sitio web académico, puede ser descargado y falseado por el uploader, quien lo sube a portales como los mencionados, que no cuentan con ningún filtro para la publicación de contenidos. Lo que encontraríamos en este caso es un texto espurio. Por ello, al igual que en Wikipedia, solo se deberá tomar a este tipo de portales como fuentes de acercamiento, que, en el mejor de los casos, podrían guiarnos a fuentes especializadas y confiables si es que se consigna la referencia del medio en que ha sido publicado el artículo.

Fuente de la imagen:

Toda Wikipedia impresa. http://www.vidamrr.com/2009/06/toda-wikipedia-impresa.html

Puntuación: 3.33 / Votos: 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*