Tres reseñas de películas basadas en la literatura

A lo largo de la historia del cine, la literatura siempre ha sido un referente importante en su desarrollo. Esto se debe, posiblemente, a la cercanía del séptimo arte con el teatro. Prueba de ello son las diversas adaptaciones de obras clásicas de William Shakespeare, como Otelo: el moro de Venecia, la cual fue llevada al cine por Orson Welles (1952), Franco Zeffirelli (1986) y Oliver Parker (1995), o como algunas adaptaciones de obras de Lope de Vega. Asimismo, dentro de esta simbiosis creativa, también existen casos de novelas que sufren cambios para su adaptación, pero que, al ser puestas en escena, siguen fielmente la trama, como, por ejemplo, la película Nosferatu (1922), dirigida F.W. Murnau y adaptada de la obra clásica de Bram Stoker, o las diferentes películas basadas en las historias de Julio Verne. Por otro lado, existen algunos libros basados en películas, como, por ejemplo, las adaptaciones de Star Wars a novelas, que además desarrolla historias alternas que no aparecen en el filme original.

Se podría afirmar, entonces, que la literatura (generalmente, los géneros narrativo y dramático) y el cine se encuentran relacionados: ambos buscan narrar o contar historias, pero la diferencia se encuentra en la distinta naturaleza de la materia con la que trabajan: la palabra y la imagen, respectivamente. Por tanto, si uno se pregunta qué presentan en común películas tan disímiles como Un tranvía llamado deseo (1951), La ciudad y los perros (1985) y Watchmen (2009), ya se puede ir prefigurando la respuesta: dichos filmes son adaptaciones cinematográficas de obras literarias y, a continuación, se presentará unas breves reseñas.

Un tranvía llamado deseo (1951)

Película clásica del cine estadounidense, se estrenó en 1951, rodeado de una polémica por sus temas tan singulares en el cine de su tiempo. A diferencia de las otras películas que se reseñarán, su texto base no fue publicado en formato de libro, sino que se trató de una puesta de escena en Broadway, estrenada en 1947 y escrita por el dramaturgo Tennesse Williams. De este modo, y debido al gran éxito de la obra teatral, se usaron muchos de esos elementos, así como la participación de casi todos los actores de la puesta en escena original y también de la directora. Así, destacaban las actrices Vivian Leigh y Kim Hunter (ambas ganadoras del Oscar por esta película) y el desconocido actor, en ese momento, Marlon Brando, que se convirtió, en poco tiempo, en un ícono en la cultura cinematográfica.
La historia trata temas bastante fuertes e impactantes comparados con otras películas de ese momento. Blanchet Dubois (interpretada por Vivian Leigh) es una mujer muy ilusa que no deja de divagar en lujos e ilusiones inexistentes y que, debido a un problema matrimonial, se va a vivir a la casa de su hermana Stella Kowalski (Kim Hunter) y su esposo Staley Kowalski (Marlon Brando). Su residencia se ubica en los suburbios de Missisipi. Mientras que su hermana la cuida con estima, su esposo la trata de manera repulsiva, al considerarla una persona inútil, lo cual genera muchos conflictos en la relación de estos tres personajes, así como con las personas de su vecindario. Así, estos personajes no pueden entender el carácter iluso de la protagonista. De esta manera, la trama gira alrededor de tópicos como la pobreza, la falsa ilusión y el fracaso reprimido en una sociedad real.
La dirección está muy bien realizada, sobre todo por las actuaciones de los personajes, así como el contraste en la presencia del personaje de Blanchet con el resto de los protagonistas. Cabe destacar cómo los temas más fuertes de la obra original como la revelación del destino del esposo y el final, mucho más trágico y fuerte, fueron cambiados por decisiones de la producción, que quería mantener un cierto público asistente. Sin embargo, aún así estos detalles lograron sugerirse de manera extraordinaria, los cuales convierten a esta película en uno de los mejores dramas cinematográficos de la historia del cine.

La ciudad y los perros (1985)

La ciudad y los perros es la adaptación cinematográfica de la obra homónima de Mario Vargas Llosa. El reconocido ganador del Premio Nobel de Literatura publicó esta novela en 1963. La importancia de esta obra es fundamental, ya que se incluye como uno de los inicios del “boom latinoamericano”. Este consiste en un fenómeno que incluyó la aparición, en el ámbito editorial, de una serie de escritores latinoamericanos como Gabriel García Márquez, Julio Cortázar, Mario Vargas Llosa y Carlos Fuentes.

La versión cinematográfica fue dirigida por Francisco Lombardi y fue estrenada en 1985. El guion, escrito por el reconocido poeta peruano José Watanabe, resulta de muy buena calidad. El filme cuenta con las participaciones de actores nacionales, como Aristóteles Picho, Gustavo Bueno, Miguel Iza, Eduardo Adrianzén, entre otros. Siguiendo la trama del libro, se relatan las vivencias de unos adolescentes internos en el Colegio Militar Leoncio Prado. Las imágenes y el guion realmente captan la extrema violencia y las estructuras de poder desarrolladas en este contexto. Así, se describe la cruda realidad en la que se ven envueltos los protagonistas.
La atmósfera en este colegio militar podría ser descrita como un ambiente opresivo, regido básicamente por tres reglas fundamentales: disciplina, moralidad y trabajo. Asimismo, los cadetes no deben ser “soplones”. Este requisito, entonces, sería un vínculo que los mantendrá unidos y fuertes dentro de dicho ámbito. Además, en esta atmósfera, existe una actitud machista, una imposición de la idea de que el género masculino debe comportarse de forma violenta, burlándose del más débil. Como dice Ricardo Arana, un personaje de la obra, los cadetes “son resentidos, son acomplejados”, lo cual se ve incrementado por un ambiente en el que la sexualidad es reprimida. De esta forma, en la obra subyace una mirada crítica hacia el militarismo en nuestro país.

Actualmente, en el Centro Cultural de la PUCP, se encuentra en cartelera una representación teatral de esta obra de Vargas Llosa. Para más información véase el siguiente enlace: http://www.centroculturalpucp.com/teatro/la-ciudad-y-los-perros.html

Watchmen (2009)

Mientras que las adaptaciones de novelas y cuentos necesitan de un ejercicio de guion para ser representados de manera visual en la pantalla grande, las novelas gráficas requieren de un trabajo distinto, al ser el aspecto visual un punto importante a considerar. En el 2009 se estrenó la adaptación de la célebre novela gráfica Watchmen del reconocido autor Alan Moore. La obra mencionada es considerada como una de las más importantes del siglo XX. Es una obra compleja y profunda, pues presenta una reinterpretación de la figura del superhéroe americano, al mostrar a un grupo de héroes enmascarados como sujetos comunes con defectos y problemas humanos que luchan en un ambiente hostil que los repudia.

La adaptación, llevada a cabo por Zack Snyder, se realizó usando escenarios reales, aunque digitalizados y coloreados para imitar el estilo de la obra original, como ya se ha visto en Sin City (2005) o 300 (2007). De este modo, Zack Snyder logró plasmar el aspecto sombrío y duro que transmite el cómic original, así como las características de los personajes, muy bien plasmados y representados. Asimismo, para aumentar la verosimilitud, se realizó un excelente trabajo en la banda sonora, además de usar canciones bien afines a la época y a la temática de la película, por lo que se incluye música de Janis Joplin o Bob Dylan.

La historia, por su parte, trató de ser representada de manera fiel. Por ello, se obtuvo un largometraje de tres horas de duración, cuya versión en DVD es incluso más extensa. Sin embargo, esto fue criticado por algunos seguidores del cómic, dado que volvía a la película muy difícil de ver, aunque muchos argumentaban que era necesario mantener la fidelidad a la densa novela original. Muchos personajes, por otro lado, sufrieron algunas modificaciones para volverlos más asequibles al público contemporáneo. De este modo, Watchmen es un ejemplo de cómo una representación cinematográfica debe mantener el nivel de fidelidad con la obra original, al tratar de lograr una exactitud que convierte a la película en una versión accesible de la compleja obra original.

——

Códigos PUCP de los libros y películas, mencionados en el post, disponibles en la biblioteca de la universidad:

De Un tranvía llamado deseo

KAZAN, Elia
1951 KAZAN, Elia. A streetcar name desire. United States: Warner Bros.
Código PUCP: PN 1995.9.R45 S8 (AV16)

WILLIAMS, Tennessee
1999 Un tranvía llamado deseo. Madrid: Losada, 1999.
Código PUCP: PS 3545.345 T 1999

De La ciudad y los perros

LOMBARDI, Francisco
1985 La ciudad y los perros. Lima: Play Music & Video.
Código PUCP: PN 1995.9.P4 C 2009 (AV16)

VARGAS LLOSA, Mario
2004 La ciudad y los perros. Madrid: Alfaguara.
Código PUCP: PQ 8498.V28 C4 2004

De Watchmen

SNYDER, Zack
2009 Watchmen. Burbank, CA: Warner Home Video.
Código PUCP: PN 1995.9.F36 W (AV16)

Se recomienda también las siguientes películas basadas en obras literarias:

AMENÁBAR, Alejandro
2005 Mar adentro. México: Twentieth Century.
Código PUCP: PN 1995.9.E76 M1 2005 (AV16)

HITCHCOCK, Alfred
1960 Psycho. Universal City, CA: Universal.
Código PUCP: PN 1995.9.H6 P (AV16)

JACKSON, Peter
2002 The Lord of the Rings. United States: Warner.
Código PUCP (solo se incluye la primera parte de la trilogía): PN 1995.9.F36 L (AV16)

KUBRICK, Stanley
1971 A clockwork orange. Burbank, CA: Warner Bros.
Código PUCP: PN 1995.9.K8 C 2007 (AV16)

WELLES, Orson
1952 Othello. United States: s.n.
Código PUCP: PN 1995.9.C36 O (AV16)
1962 The Trial. Francia: s.n.
Código PUCP: PN 1995.9.F7 P2 (AV11)

Fuentes de las imágenes:

Imagen de Un tranvía llamado deseo:
http://www.imdb.com/media/rm2015463936/tt0044081

Imagen de La ciudad y los perros:
http://img341.imageshack.us/img341/7304/laciudadylosperros6ze2.png

Imagen de Watchmen:
http://www.imdb.com/title/tt0409459/

Elaborado por Natalia Yoza, Gabriel Antúnez de Mayolo y William Aranda

Puntuación: 5.00 / Votos: 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*