¿Cómo planificar una exposición?

20120526-miedoaexponer.jpg

¿Cuántas veces uno se ha topado con exposiciones deficientes? Como esas larguísimas y que se exceden del tiempo proyectado. O las desordenadas, en las que no se puede descubrir cuál es el tema principal. Peor aun, las aburridas, dado que no emplean ningún tipo de material audiovisual.

¿Cuántas veces uno se ha topado con malos expositores? Presentadores que no parecen manejar el tema, que no usan el material que están mostrando, que repiten constantemente el mismo punto y que no saben cómo dirigirse a su audiencia.

La desafortunada respuesta a estas dos interrogantes: “Incontables veces”.

¿Qué hacer para evitar cometer todos estos errores?

Presentar una exposición es un trabajo que no debe improvisarse. Así como se sigue todo un proceso para la redacción de un texto, se deben seguir ciertos pasos para planificar una buena exposición. En primer lugar, se debe realizar una periodización de lo que se va a exponer en razón al tiempo del que se disponga. Es vital esta planeación porque un buen expositor debe tener sus tiempos calculados: no puede sobrarle ni faltarle tiempo. En esta periodización, se registrará no solo la duración de las secciones de la exposición (presentación, motivación, etc.), sino también, los materiales que se emplearán y lo que se dirá. Este guion será de utilidad para el expositor pues le permitirá un mejor manejo del contenido de lo que presentará a su audiencia y evitará pausas incómodas.

Véase la periodización de exposición de criminología.

En segundo lugar, se debe preparar un material (se puede usar programas como Power Point o Prezi) que refleje el contenido de la exposición. Este debe ser dinámico, es decir, debe poseer una variedad de imágenes y recursos que atraigan (y no sobrecarguen) a la audiencia. Téngase en cuenta, además, que las diapositivas deben poseer reducida cantidad de texto. Un exceso de palabras distrae la mirada del expositor y brinda, a su vez, la impresión de falta de preparación. Solo el texto fundamental debe aparecer mostrado; lo demás será dicho por el expositor.

Véase el modelo de material de exposición: Diapositivas criminología.

Finalmente, así como se redactan un sinnúmero de borradores antes de lograr la redacción final y “perfecta”, se debe practicar repetidas veces la exposición para manejarla por completo. Se dice que “la práctica hace al maestro” y esto es incuestionable en lo referente a una exposición. La continua práctica otorgará confianza y soltura al expositor, lo que permitirá que este proyecte una imagen de capacidad y conocimiento que atraerá la atención del público.

Para ver el resultado final de la exposición, dar click aquí.

Participantes:
Expositores: Allison Betancourt y Rocío Huatuco
Público: Gabriel Antúnez de Mayolo, Giancarlo Poma Linares y Jhon Riofrío

Fuente de la imagen:
http://u.jimdo.com/www8/o/sd7e9bc1059eb53df/img/i132819b15b320cfc/1291142364/std/image.jpg

Elaborado por el equipo de redacción

Puntuación: 3.87 / Votos: 15

Comentarios

  1. El Braian escribió:

    si me ayudo 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *