Archivo por días: 27 marzo, 2012

Regresión

[Visto: 363 veces]

Cuando el hombre se aleja del hombre, algo que hasta parece necesario, debería, primero, haberse conocido para intentar conocer lo de fuera. Si no se ha conocido suficientemente lo externo las capacidades de refino son pobres, material que sirve desechado y dicho desechado mal tratado (estar en un sitio en el que no debería, y es más, hasta habiendo perjudicado una zona útil, doblemente mal). Salirse del hombre se podría ver en las diferencias de un guerrero shaolin muy bien preparado, un soldado romano, sus seis o doce meses de marchas con sus respectivos equipos a personas que no aguantarían un mes. Superado esos percances, ahora con la mirada en el cielo, que de seguro surgió de forma paulatina, se deberían haber pasado con mejores calificaciones. Tener que estar lidiando con penas de muerte, cadenas perpetuas, espionajes, conflictos y disensiones en general. Llevar a Marte lo mismo? Por qué tendría que ser distinto en otro lugar? Por aquí muchas cosas siguen igual. Perderse del hombre es por dar a unos más, quitar a otros igual. En ese aspecto y otros semejantes las capacidades de refino tampoco son óptimas. Como vemos no solo se deben refinar de la mejor forma los minerales o combustibles. Si uno no tiene la suficiente identificación con su planeta, cómo podría tenerlo con el universo? Seguro a algunos les puede sonar exagerado, pero cada sinapsis es parte de. Tratar de hacer alguna ecuación que nos trate de decir qué porcentaje de toda la electricidad que hubo y puede ser producida en el todo a los intercambios químicos neuronales de uno, no podría ser nada pero tampoco todo. De lo que se trata es que cada una en cada tiempo de cada individuo sea la misma y más positiva posible. La llamada “Hora del Planeta”, por ejemplo, es un gran intento, por no decir, también, invento, aunque algunos ni sepan de ello, y peor, que los que sabiéndolo no lo hagan una sola hora. “La Revolución de las Pequeñas Cosas”, en una escala distinta, es también un buen intento, pero como en lo otro, también, algunos ni enterados. De unas dieciocho a veinte mil personas a unas siete mil millones.

Dejar de hacer algo que se hacía hace mucho y de forma muy habitual puede ser doloroso. Por qué en principio dejarlo si es doloroso? Dejar los árboles y empezar a caminar. Con una consciencia aún en desarrollo el dolor tendría que ser atenuado, además de la ayuda del tiempo. En un estado tal las cosas que se debían de hacer eran más limitadas como procrear, defender el territorio, comer, descansar. Aunque de sapiens sapiens todavía se conserva lo mismo, se tiene que andar lidiando con chernóbiles, fukushimas, desastres aéreos y marítimos, etcétera. Ahora se dice que por haber consumido carne, sobre todo cocida, el cerebro creció. Sucedería un proceso inverso al quitar de la dieta la carne y algún otro producto animal? Tomar leche de otros animales o consumirla en variantes es un proceso relativamente nuevo. Como el comer cadáveres es una adaptación según parece. No sería mejor regresar a un estado así? Significaría más ríos con peces siempre, menos animales en peligro de extinción, tal vez un poco menos de ozono perdido, todos los desperdicios en el mar (pañales desechables, toallas femeninas, aguas pesadas, etcétera) como en sitios en general en los que no se le da un tratamiento debido etcétera. Entonces no vivir y hasta auto-eliminarnos? No, tampoco, tal vez solo usar la razón más de vez en cuando. Pero por lo general no nos gusta que se nos rectifique y cosas que no se deberían de hacer se hacen costumbre y rutinarias. Cómo saber lo que se debe hacer o no? Por qué tendríamos que creer en unos o en otros como en política o religión? La creación de éstas creemos tienen un fin bueno y loable (aunque no sé si solo ahora o también en el pasado se encendía un letrero que indique que se tenga que aplaudir, abuchear, etcétera al publico)., pero que sin embargo, si se comete un error en el manejo, se le puede empezar a desvirtuar-se y desvirtuar. Algunos pueden tomar como “normal” inflar gastos públicos y quedarse-los. Hasta podrían querer ablandar el término y ponerle el nombre de “dieta” o alguna otra semejante. Como sus otros fines de algún modo es tratar de englobar lo más que se pueda a las personas y campos de acción en general (para hacerlos participes de su fin bueno y loable), una vez logrado, pero con falencias internas, seguro se parece a una caja de manzanas con algunas no tan buenas que como otras. Al principio, a menos que el que las acomoda las acomode de menos sanas a totalmente podridas, tendrían que ser para el desperdicio y no para una venta o regalo. Por quién más sería si no por sus mismos actores que por descuido o ignorancia se puede estar introduciendo errores. Suelen pasar podridas, siempre pocas al comienzo.

El crecimiento del cerebro parece ser el potenciador, por no decir creador, de además de otros inventos maravillosos, de lo que no debería estar en mal estado. La necesidad de pensar en el pasado, lo actual, y por sobre todo, por los que vendrán y no en nosotros, debería ser un gran motivador. Puede ser que alguna se pudra más rápido que otra por alguna mínima diferencia en el genoma, además del trato recibido desde el exterior. El tratar de organizar de algún modo las cosas en general parece ser mejor que dejarlo al caos, pero algunas organizaciones son más naturales que otras. Por lo general las cosas naturales se mantienen más que las implantadas. Lo implantado, por lo menos hasta ahora, se desgasta muy rápido. Lo implantado tendría que superar por mucho a lo natural. Todavía se gasta mucha energía en vano mas la otra la conserva mucho mejor. Salir de lo natural a lo implantado?

Sigue leyendo