Archivo de la etiqueta: vanidad

Ego: dueyo duelo vano merecido

[Visto: 402 veces]

Todos. Los que mereciendo lo que merecen, no lo tienen y los que no merecen, tienen. Los que mereciendo tienen y los que no merecen, no. Al que siendo inocente se hace culpable y a éste inocente y hasta recompensado. Los que tienen lo que se merecen. Justicia para con el otro, pero también seguro y más para con uno, antes de que el yo se haga ego y dueño, menos sin serlo, de otros y espacios. Antes de que se haga dueño dueyo duelo vano merecido de alguno o alguna. Un dueño malo de sí. Quién sería primero, los otros o uno? Uno solo se tiene así, a quien quiera y pueda tener y a quienes quieran tenerlo; feliz, feliz si es mutuo. Un tirano podría ser justo? De eso que es solo hay interpretación, los racionales hacen distintas las cosas iguales, cada letra, cada palabra. Quien Es el que Es no tiene nombre y tiene muchos. Tener que recorrer a pie días o meses para hallar algún vecino o familiares, todas las distancias con otros dioses, lenguas y vestimentas, más ricos o más pobres. Todos tienen lo que merecen, un punto en el universo y aún no pueden salir de él. Los racionales si salieran así de morales darían muchos nombres a una misma luna, cuartearían el cosmos con hitos y gubernaturas, pero todos los dueños son finitos y ello es tener lo que merecen. Cuántas fiestas, comida o bebida desperdiciados y contaminaciones. La inocencia en los ojos y en las bocas, más Tierra con Amazonas. Ay! Del ángel a quien su dios le diga que hay cabezas que tienen que caer así haya sido amigo y compañero. Cuánta pena! Cuánta pena! Mas ay! De él si dudara si es o no lo correcto. Ay! De él! Abram antes de ser Abraham. Consciencia, consciencia, todos obtienen lo que se merecen, ellos o sus hijos y sus hijos. Entonces no deberían haber dueños ni unos que gobiernen sobre otros? Todos seguro son lo que son y tienen lo que tienen en sus respectivos tiempos y luego vuelve y vuelven a ser lo que era y eran. Ninguna palabra más ni oídos que oigan, letras otros muros muro. Todos corren la misma suerte. Cuántos veces puede dar vueltas la misma sangre. Alimenta la comida o la sangre? Ambas?

Sigue leyendo

Iconoclastía pre-racional: toros y sangre

[Visto: 436 veces]

En cualquier competencia no existe simetría; sin embargo, se realiza y no es que esté mal, sobre todo, si se trata de pensantes que de alguna manera deben estar de acuerdo para hacerlo y por ello someterse a sus reglas. La necesidad, quienes divierten y quienes se divierten, tiene que ser cumplida y suplida. Pero llamar recreación, competencia, arte o cultura a una “lucha” entre una bestia y un pensante no es más que una burla, aunque se la pueda tratar de entender en su tiempo y coyunturas. La bestia se hace pensante o el “pensante” se hace bestia? Mas estamos convencidos que cuando acaben espectáculos bárbaros como éstos y dejen de haber vísceras y cadáveres colgando en mercados, será por que se trata de un mundo distinto. Creemos que como cuando en plazas de ciudades importantes se vendían hombres y niños por centavos, se le dará a otros no tan pensantes sus futuros del mismo modo como en el que ahora se les quita también. Solo así tal vez podamos tener un mundo con armas pero solo para justicia y no por avaricia ni ningún tipo de abuso. Tal vez uno sin ninguna. Si la violencia está desde niños en nuestros platos, cómo cambiar? Enfrentar dos animales para apuestas y divertimento no lo podría hacer sino otro cuya maldad es más dirigida y a la vez contaminada con envidias y ambiciones, gulas y desfases en general. Omnívoro no implica necesariamente carne. “Oye, pero si los leones comen carne” dicho de un homo sapiens sapiens que creemos se cree con algún tipo de felinidad, bueno, lo que dice dicho dicho, no es falso tampoco. Los leones comen carne y me rio.

Sigue leyendo

Iconoclastía pre-racional: chongi nada

[Visto: 519 veces]

Aunque no era mi fiesta, afuera había mucho ruido, gente con trajes que no eran los comunes de diario, en parte colorido y en otra parte sobrio, corbata, saco azul marino con monedas sujetadas unas tras otras desde un hombro cruzando el pecho hasta la cintura era el único contraste. Algunos con cuernos que seguían a la cadena de monedas, un cuarto menguante también platinado y con incrustes de piedras semejando alguna piedra valiosa; como las monedas, pasadas y no validas, igual de inservibles. Alguno de los danzarines me diría si leyese esto “que no, no es inservible, es mi atuendo”. Las medias de nylon hasta casi hasta las rodillas, pantalones de naranja o verde algo chillón. Sus mascaras que parecía un enmallado fino que con ángulos y luz debidas podía dejar ver al rostro real, las que no las llevaban eran solo las mujeres. Su primera manta también con adornos de monedas o algún otro cuarto menguante en la parte de la espalda, sus sombreros blancos, a diferencia del de los varones negros con alguna plumilla también colorida, blanca con una cinta negra que bordea la copa. Zapatos de tacones altos, que con las polleras, daban algún tipo de plus y distinción, no siempre se llevan los tacos altos. A decir verdad el vestir de las féminas parecía algo más normal que el de los varones, si se las viese cualquier otro día pasarían más por desapercibidas. El plato fuerte que seguía al pasacalle con la banda de saxos agudos y graves y un arpa infaltables, era el encintar desde un anillo o madero haciendo alguna formación al compás del baile. Cohetes hechizos de tres tiempos al padrino más pudiente o de solo un boom! en vez de tres reventando en el aire. Con todo lo conjugado, y seguro es una de sus funciones, solo llamar la atención, mostrarse y luego todo el alcohol que se pueda. Ahora me pregunto por qué, no sería mejor unos panes a la pólvora y al alcohol? Algunos quedarían sin divertimento y otros sin trabajo o sin ambos, como en casi todas las cosas, se van indefectiblemente. Siempre me supo a contradicción que por celebrar algo consagrado se necesitara alcohol a menos haya sido trocado por vinagre. No sería mejor solo agua?

Sigue leyendo

Ego: confort

[Visto: 365 veces]

Así no hubiese matematas respirando y en ningún tipo de recuerdo presentes, no se podría negar la unidad de cada una de las cosas. Que dichas cosas sean una unidad jamás dependió de quien así lo considera y lo trata de describir. Este escrito mismo es solo un agregado de algo que de por sí se explica a sí. Jamás y en ningún caso eso explicado, cualquier teorema y su “descubridor”, será lo explicado mismo. Eso que se dice en verdad nuevo y novedoso ya existió desde hace mucho, de otro modo, no podría salir a la luz, “no se cuenta lo que falta”. Esto podría ser una buena escusa para uno que sea flojo y no se moleste siquiera el preguntarse el por qué de las cosas. Podría ser, también, que dichos temas ni le incumban ni le interesen, lo cual es respetable del mismo modo. Podría ser visto hasta como envidia y hacer desmedro de otros trabajos, mas creemos que una profesión o arte A no podría decirse mejor que el que gusta y realiza una profesión o arte B. por otro lado, en las ideas y los muros hechos por el desconocimiento y la ignorancia propia de uno, son otro obstáculo hasta más o igual de duros que el de un minero, sin las maquinas modernas, y la roca en la que se quiere y debe entrar. Aunque esto ultimo también podría ser otra buena escusa para dejar de tratar. Otra escusa y muy convincente es el confort que se puede obtener aun al coste de vidas y la propia. Lo saben y sabiéndolo lo hacen aunque lo sepan como error. Podría ser que lo de “en defensa propia” haya sido realizado con toda la saña, premeditación y odio posible. Cómo saberlo si solo eran dos y ningún testigo, uno ya no puede declarar por obvias razones. Conocer algún secreto y cobrar por ello, más si por lo que se cobra fue obtenido gratuitamente a demás de poder salvar vidas y mentes. Tampoco es el caso que por lo hecho no reciba alguna remuneración o compensación, aunque algunas, creemos, son exageradas y hasta contradictorias: un patriota robándole a su patria, un patriota cobrándole a su patria. Una inutilidad hecha necesidad y ésta hecha confort. Cómo arrancárselos, primero, a los ya dominados, luego, a los que dominan y controlan todo lo que entra o sale, que, por lo general, son los que más beneficios obtienen y en sus mentes no hay otra cosa que la suma costos y beneficios, costos y beneficios… Luego se preguntan por qué hay pobres. El lenguaje y el conocimiento que en su esencia misma es el compartir, para otros es mero lucro. Es vox populi que si los salarios de parlamentarios serían menos de lo que son, pocas serian las elecciones que tendría el electorado y ya se sabe lo que se dice de la voz del pueblo.

Sigue leyendo

No contactados

[Visto: 662 veces]

Hay algunos que hablando en mi idioma no los entiendo, aunque lo haga y uso algunos. Hablan de un hombre, siglo veintiuno, televisores digitales, 3d, bandas anchas y de seguro hay otros mirando solo las estrellas por las noches, comiendo lo que cazaron. Amazonia aun algunos ni sepan bien qué es eso aunque vivan en ello, no contactados les llaman. Si se fuera todo ese sistema artificial por algunas semanas cuánto dolor, qué aburrido ese programa, no es el mismo “en otro formato”? Unos canales más que otros, billeteras sin nada o gruesas, otros solo miran las estrellas y a quienes los rodean por las noches. Divorcios, separaciones, papeles para estar casado. Se va todo ese sistema para quienes no lo conocen serían las mismas y lindas estrellas. Sentir el sonido del río o algún animal salvaje, oír tu subwoofer o al otorrino. Explotar los oídos como si se tuviesen diez. Mira, una estrella fugaz. Mira, tal se pelió con tal, otra nueva propaganda… Entonces para qué hay ricos? Para que hayan ricos buenos que luchen contra los ricos malos. El pobre seguirá siendo pobre, y, para tratar de salvarlo, ya que “arbeit macht frei”, se le podría decir perteneciente a una ‘clase emergente’. De otro modo se deberían ahorrar hasta las comas o los < i > < / i > de la cursiva aunque aquí no se vea. Estoy como un pintor sentado en un parque cualquiera.

Sigue leyendo