Archivo de la etiqueta: Egos

Ego: ego

[Visto: 733 veces]

Dos cosas no pueden estar a la vez en el mismo lugar. El ego es una cosa, existen multiplicidad de egos que quieren vencer. Vencer es una posición con respecto a otro, ésta puede ser limpia o amañada. El mejor ego, creemos, es el que sabe ocupar su posición y deja al otro en su posición. No existiría la competencia? No creemos en ella. Si buscamos la igualad y a la vez la competencia (y con ello lo “mejor”) nos parece un error garrafal. Lo que muchas veces nos duele es el tener que escoger uno. Por alguna razón el ego quiere estar en donde está otro como cuando teniendo pieles se busca las de otros, con ello, matar. El ego por lo general siempre está buscando el más allá. Un ego equivocado confunde el antojo del hambre. Un ego más equivocado solo conoce el antojo aunque por ello tenga que matar o sacrificar algo. El ego en algún grado estable, por que nunca lo está, prefiere el silencio a la bulla. La suma de egos buenos no buscaría jamás una guerra. Es justa una guerra? El ego inestable quiere todo para sí y con ello desconoce el compartir. El miedo es como lo vacuo que cambia puede inflamar o hundir al ego y hacer un héroe o un cobarde. Cuando dos egos se quieren unir el miedo casi siempre está presente, más, seguro, en uno primerizo. Si es que la diversidad es lo que más impera, parece que como casi con todo, queremos romperla y buscar lo resaltan-te. Confundido el antojo del hambre, éste último ya no es lo que importa y resalta, si no el contrario: obesidad. Si alguien se queda con la comida que podrían comer dos o tres? El ego inestable confunde y mal usa su libertad. El peor ego es el que no entiende que cada cosa tiene su tiempo y su lugar.

Sigue leyendo

Espera

[Visto: 339 veces]

La conocías, lo conocía. Decía que era otro, decía que era otra. Pero dicen que nadie quiere ver lo que conoce, que las verdades duelen. Tanto dolor y cuántas tumbas de su amor. Acaso era peor desconocerlo conociéndolo? Decir que no se habían visto, que no existían los ojos. A partir y a parir de cuántos se volverían a ver? No se hace más que esperar. Nacer, morir, y lo que haya dentro de ese lapso. No hay nada más que esperar.

Estaba seguro que algunos le dirían a pesar de que él les dijese -Soy yo- no le reconocerían. Cómo culpar entonces a unos que aunque solo sabían a oídas de quien sería el que debería venir y negarlo. Cuán asustados podrían estar. Si fallasen, tal vez el miedo innato, los aniquilaría. Tontos, hubo varios días de desierto. Tanto pan y que aún hay. Si se matase a algunos más por diversión y evadiendo pena matarse luego. Resarcir, existe eso? Existe un árbol? Preguntas cerradas o abiertas, vanas o bellas. Morir por no tener pan, morir de viejo. A todos se les acaba las tardes. A quiénes se les da otras? Fornicar, amar a tu esposa ver otras épocas en otros.

Sigue leyendo

Marketing

[Visto: 645 veces]

Por que algunos si y otros no? “Es lo justo dar a cada uno lo que le corresponde”? Ésta última pregunta es central para la búsqueda de la verdad aunque algunas tradiciones la consideren la de la justicia y tampoco es que se la quiera negar. Podría haber verdad sin justicia? O justicia sin verdad? Creemos que no y no es la pólvora. La justicia creemos es un brazo o una gran parte de lo que es la verdad en sí. La verdad es eso que siempre es y lo que la justicia defiende. Es como el uno al dos, etcétera, el verbo de la verdad, es toda la negación de los que creen que no existen hechos morales; acaso no es el resultado de un hecho práctico los hombres puestos tras barrotes? Si la verdad encarnara sería la justicia. La justicia creemos es, valga la comparación, el virrey del rey, en ese sentido, en la practica, la palabra de uno en la boca del otro. Sería culpable un bebe por mover una mesa o estante, tumbar un arma o que cayese un objeto resultando en fatales consecuencias para sí u otro? Un grado tal cercano a lo neutro es superior a la verdad y su séquito. Sin quienes sufrir, no habría sufrimientos, sin quienes mueran, no habría muerte. No sería preferible que no hubiese lo conocido en ninguna presentación (estrellas, planetas y vida en general)? Algunos podrían contra-argumentar y decir que lo que decimos, si fuese lo mejor y que lamentablemente hay y existe todo lo que aquí se quiere negar y se asume como superior, es entrar en relativismos y nihilismos: ningún tipo de facticidad. Si alguien pudiese dar fe de que en billones y trillones de años uno de los de esta especie, como el que escribe, seguirá haciendo algo semejante o en ultimo de los casos algún tipo de vida incipiente siquiera, ésto escrito o debería dejarse de leer o hasta desaparecer-lo y desecharlo. De la forma más real y fáctica posible sera eso lo que sucederá: desaparecer, el autor que sea. Lo que tiene un creador inicial y principal no puede tener otro. Creemos que es superior y por mucho lo que está entre lo positivo y negativo, ya sea en sentidos éticos fácticos y no fácticos, matemáticos y lingüísticos. Seguro la mejor comunicación es la que no necesita palabra. Otros podrían decir que no existe practicad alguna en hablar de billones y trillones de años, mas creemos que hablar de ello y presentarlo es lo más real a los miserables años que llegaran a tener cualquier especie a la que se pueda llamar viva; y si la hay, hasta que punto seguirán siendo emparentados con los que hemos conocido y llegaremos a conocer? Podría haber matemáticas sin números? De cualquier cosa se necesitan un numero y un nombre que los distinga. Con gente más libre pensante no existiría el marketing.

Sigue leyendo

Ego: para los que viven por primera vez

[Visto: 456 veces]

Seguramente y es lo que te hace vivir: creer que estas vivo. Luego creerás estar muerto y desearas vivir. La vida depende completamente de ti, en la muerte eres tu esclavo y de otros y estos a su vez esclavos del que dio la vida, así de ese modo eres su esclavo también. El primer hombre que descubrió el fuego seguramente pensó que era suyo. Cuando muerto la eternidad pesa más que cuando vivo, es más tuya y tu principal creencia como cuando vivo lo es la muerte: en el vivir en muerte, la vida es ilusión. En el tipo de vivir en el que se pueden hacer cosas como estas, pues como en lo anteriormente dicho, la vida depende de uno mismo, la invención, la curiosidad y creatividad sale de uno y es expresada a voluntad. En la otra vida no hay nada por descubrir ni de que temer: la vida es la única creencia y lo que importa. La muerte que es una especie de vida corrupta no es otra que la suma de imperfecciones y yerros voluntarios guiados seguramente por la ira e incontinencia de alguna pasión. Como la balanza perfecta nunca infiel el sopesar la boca y pasiones medidas lo mejor y cuando y cuanto se deba, hace la diferencia entre corrupción y vida misma. Llenándote de vacío ni hay nada que pesar pues solo eres tu ego y tú.

Sigue leyendo