Archivo de la etiqueta: Realidad

¿?

[Visto: 378 veces]

Nada se mantiene pues eso que es desde quienes participan y están afectos son cada una de las partes. Esa configuración se ve en cada pétalo de una flor. No se podría decir que un pétalo es mejor que otro ni a una flor, y de ésta que sea mejor a su pétalo ni a otra flor. A niveles cada vez más finos, 3,14… podría resultar realmente enorme y hasta sin fin. Las escalas que se usan solo son a nuestros otros ojos. Lo que es no podría tener escalas. Lo que no es tampoco o tendría que ser la nulidad misma. Entonces, si ambos objetos no podrían ser parametrados de ningún modo, lo que importa es lo que está en el centro de estos dos fines que hacen un fin. Cada objeto incontinuo, perteneciente de lo intermedio, no es ni es. Si dijéramos que eso que captamos, es, sería un error y decir de lo mismo que no es, también sería un error. Entonces cómo llamamos a eso que se supone no es ni es? Ilusión? Parte importante de eso que es? Parte importante de eso que alguna vez pudo no haber sido? Tenemos algo de eso que es y de eso que tal vez no fue (aceptando que el no ser no es lo que se dice que es, osea, mera literatura). De otro modo entonces también tendríamos que solo somos parte de lo que es pues la mera literatura no sostiene nada. Pero, entonces, de eso que es si no podemos tener escalas, qué es 3,14…? Ilusión. Una ilusión en cuya esencia radica algo de eso que es y lo que no es. No es mejor tener dos esencias a una? En todo caso sin la mera literatura solo tenemos una que debería ser, entonces, mejor a tener dos. Homogeneizados, desconociendo lo heterogéneo, se sería feliz. Al existir lo heterogéneo en lo homogéneo y éste en lo heterogéneo ambas estiran a sus esencias de recuerdo y de esperanza. Si sería solo lo heterogéneo sin lo homogéneo también se sería feliz mas lamentable tampoco es así. Para qué entonces hacemos ciencia? Sólo para vivir? Se necesita de la ciencia para vivir? Antes ha habido dinosaurios, tenían ciencia? No creemos que sea su culpa que un meteorito los afectara. La ciencia es el aburrimiento del hombre aunque frente a otros es lo mejor, más, seguro, si se usa de buena manera, de otro modo podría ser lo peor. Otro aburrimiento del hombre también es la guerra al no aguantar a otro que le diga qué hacer ni que lo quiera pasar por encima. Una política mala y una ciencia mala nos parecen símbolo de exterminios nucleares. No importa que haya campos que no se puedan cultivar aunque se borren millones de personas. No sería mejor que nadie las tuviese? Empecinado en el poder el hombre es igual a un niño con su juguete nuevo. Es una lucha constante la de los padres sacar del recuerdo lo que tanto divertía al niño. La mejor ciencia que se podría hacer es que alguien empiece a contar desde su uso de razón y no parar hasta batir algún récord. En el peor de los casos mantenerse callado tres o cinco años, intentar ser parte de lo que se busca supuestamente de forma natural. Hacemos ciencia para querer desenredar lo homogéneo y heterogéneo pero no se podría desenredar algo que, aunque pareciendo dos, es solo uno. El todo es lo homogéneo y las partes eso que hacen lo heterogéneo, así como creemos que lo plural no es vida de lo singular sino al revés. En efecto, lo homogéneo está emparentado, por no decir que es otra representación del todo. Lo heterogéneo también se podría entender como lo plural, plurales homogéneos y plurales heterogéneos, eso es lo que hay.

Sigue leyendo

LbelloO

[Visto: 419 veces]

Y para qué tanta belleza si es que ésta es etérea y solo uno la tiene toda en sí. A algunos eso no parece importarles y es más veneran y alaban al único poseedor de dicha cualidad tan envidiable. Tal vez así deba ser aunque siempre hay algunos que se resisten y a pesar de ser bellos, en su modo, odiarlo y buscar lo más horrendo posible. Saberte bello pero solo por que otro te lo permite, haber nacido con alguna deformidad y pasar así todo lo que dure la vida. No sería bueno y mejor que no existieran unos más bellos que otros sino que todos tengan la misma cualidad en ellos? Así se acabarían los celos y envidias por algo que se supone es “bello”. Tal vez eso solo este en los ojos del hombre y es que ya el solo hecho de vivir unos cientos de años comparado al tiempo que llegará a tener el universo entero parece ser ya bello en sí. Hasta en sus mismos legados se dice, y no es afirmación propia, que puede llegar a ser, y es, el dios más celoso. La belleza, entonces, parece secuestrada desde ya. Si fuese cierto que lo semejante se acerca siempre a lo semejante, se debería procurar estar más cerca al que tiene el monopolio de la belleza y todas las cualidades que lo hacen ser quien es. El celoso debe reflejar o compartir su esencia para que otros puedan denominar otros objetos y entre ellos a quienes se cree bello, desde un óleo hasta un insecto. Como además de celoso tiene toda la sabiduría seguro sabe administrar su belleza. De otro modo no denominaríamos a ninguna persona u objeto como bello o hermoso. Por su misma sabiduría, que además de ser sabiduría, debe y tiene que ser seguramente, sabiduría-bella, el que acaso “no sería bueno y mejor que no existieran unos más bellos que otros sino que todos tengan la misma cualidad en ellos”, parece decirnos que se está condenado a la diversidad y por ella al conflicto eterno. Otros que saben esto y son los que buscan lo más horrendo, si mataron una vez, lo pueden hacer otra y otra y otra… Pueda ser que en lo que fijamos como bello no vaya por donde creemos entonces. Más, si dicho error se repite de generación en generación, cómo erradicar lo que ya se toma como “normal”? Si no está en los genes es más complicado, si está en ellos podría ser modificable. La maldad en los genes? Lo bello en apariencia no debe de ser tan malo de todos modos, parece que formamos parte de ella por unos años y luego más, estelarmente.

Sigue leyendo

Alguna fracción de Pi

[Visto: 679 veces]

Todo está explicado en términos de pi. Tanto en física (cosas que nos rodean, toda la galaxia y último objeto al que se le pueda denominar materia y sus relaciones), matemáticas (las hasta ahora conocidas por lo menos). Aunque pueda sonar y parecer excluyente, categórico, aun sin empirismo suficiente, de todos modos, es una doxa. La doxa es un conocimiento aunque no el Conocimiento. En ese sentido todo conocimiento es un doxa pero no toda doxa conocimiento. Siendo inquisitivos la doxa no sería conocimiento del todo aunque pueda ser. La doxa contingente, que está supeditada a reglas y normas creadas por seres humanos y cualquier otro ser que pueda tener algún tipo de comunión ya sea entre sí y para con otros; está supeditada siempre a un o unos agentes, lo que se percibe y el que percibe, como maestro, discípulo. etcétera Para las polillas, por ejemplo, les sirve como un buen agente de comunicación las hormonas. Ese percibir no podría ser, como es evidente, por la existencia sola de la polilla o por la sola existencia de lo otro, ese percibir es el modo en la que la polilla reconoce lo que reconoce. Los actuales debates de cómo y en qué fijarnos el tiempo, por ejemplo, son una prueba más de ello. Aunque sea por los problemas de inestabilidad del planeta, seguramente a éste o a cualquier otro astro no le importa qué segundo o milisegundo sean. Un extremo con el el extremo más alejado que sea posible hacen un diámetro, si existe un diámetro probablemente una circunferencia, si existen ambas, tal vez pi. Podría no haber nada de ello tampoco. Aceptándolo; por qué en principio debería ser circular? Tal vez por los patrones que se puedan rescatar de lo que se ha podido observar, en alguna medida todavía no se halla una estrella romboide o triangular. Aunque se podría seguir forzando y decir que no es ninguna figura geométrica sino la de algún tubérculo o fruta… Otra posibilidad es que todo ese espacio tenga forma cuadrada o rectangular, sin embargo, estos son precisos, exactos, áreas pares; la circunferencia, en cambio, se extiende tanto como pi pueda. La doxa tautológica, a diferencia de la doxa contingente, es todo pi. A un diámetro X no se le podría dar una circunferencia que no le corresponda. Estos participes, el diámetro X y su correspondiente circunferencia, no sabemos si es que hallan o son hallados por el 3,1415… famoso. Podría ser, también que, ese diámetro y esa circunferencia es pi en otro estado. Nuestra doxa es que esas medidas viven por pi. Pi es un número y todo número es Uno. Entonces a qué podríamos denominar conocimiento y no solo maquillarlo poniendo algún nombre pomposo, a esa doxa tautológica conocida por toda criatura a la que se le pueda enseñar relaciones geométricas básicas, cuando estadísticas muestren cero por ciento de tasa de analfabetismo, por ejemplo. Cuando ética y geometría sean lo mismo al mejor modo de Spinoza, por ejemplo.

Sigue leyendo

Noam Lavoisier

[Visto: 646 veces]

Por lo que parece se dice que debe haber un final para todo inicio. De eso dicho no hemos sido participes, mas cómo podemos afirmarlo? En lo que no cabría yerro sería decir que estamos en lo que es. Y si es el caso que nunca ha habido inicio sino que siempre ha sido? Aceptado eso tampoco podría haber fin. Nos parece también que la ceguera que provoca la muerte y hace que se piense que lo que nos muestra nuestros ojos debe tener un fin tal. El conocer en alguna medida de qué podría estar compuesta una estrella tiene el mismo efecto; en todo caso se le debería encontrar y poner otro nombre a la desintegración que sufre una, en todo caso, también, diferenciar lo vivo de lo no vivo. Algo que nunca ha estado vivo no podría morir. “La materia no se crea ni se destruye, solo se transforma” parece haber calado profundamente;sin embargo puede ser dudosa ya que en algún caso apoya la tesis que dice que todo inicio como final y a la vez la contradice. Para aceptar lo comilla-do habría que aceptar que la materia siempre ha sido, osea, no podría haber salido de la “nada”. A menos que en alguna de sus transformaciones ésta se haga “nada”, deje de ser, deje de existir. No podríamos decir en ningún caso que el planeta, el sol, en fin todos los astros lleven algo de nosotros, nosotros llevamos algo de ellos. Objetos finitos, tal vez los números del cero al nueve, para formar objetos infinitos. Es esa acaso la transformación que hace a la materia no poder crearse ni destruirse? Con estas dos máximas pareciese que se eliminará toda posibilidad de retórica. A algunos no les gusta la retorica: no deberían llamar a un árbol entonces o llamarlo como a ellos más se les apetezca. Quién los seguirá pues. Entonces, que todo inicio tiene un fin, en esos ojos es solo bla, bla, bla. Aunque claro que no podamos conocer todos los números que existen o pueden existir, conocer un grupo de ellos nos hace creer y decir que son infinitos. Creemos que los números no son ni finitos ni infinitos, de ellos eso no se puede predicar, aunque claro tal vez, el loco que halle la cuadratura de un circulo… se podría decir también de los números que son bonitos y hermosos, pero en verdad son así? Si es que no hubiese quienes denominen al sol, sol éste no sería ni más ni menos bonito. Pero cómo decirle a un biólogo o a un químico o a un físico que eso que se quiere estudiar antes no existía como tal, cómo decirle a alguien que su especie tiene asegurado su vivir. O es que todo ese fuego siempre ardía, o es que ese fuego nunca ha ardido, o es que ese fuego antes solo era material no encendido. Como parece que no hemos sido participes del inicio, pues nunca ha habido tal cosa, sino solo ha habido transformación, tampoco podríamos decir ni aceptar de su destrucción. Qué tan heracliteano es entonces decir que todo se transforma, que todo es guerra?

Diremos y es nuestra creencia que eso que llamamos Universo algún día, en algún momento, no existió. Con qué sustento podríamos afirmar ésto? Con el mismo que está encerrado con las primeras comillas. Si maquillamos a la transformación y en vez de eso la llamamos inicio podría decirse que todo inicio tiene su final y no ser solo palabrería, además de que así como somos testigos de los cambios, también lo somos de los inicios, a menos que se nieguen los embarazos y nacimientos. Por otro lado también parece difícil creer que toda esa materia y materia “oscura” alguna vez no haya sido tal. En la disyuntiva de afirmar que si todo ha sido o “nada” ha sido estamos más tentados, pero solo es eso, de creer en lo primero. Entre decir que nada se ha creado mas solo se transforma y decir que todo lo que inicia acaba no hay empirismos suficiente: están en un mismo nivel. Tal vez también sea importante quienes y cuantos apoyen la moción, tal vez así como arbor pasó a ser árbol, si a muchos les apeteciera creer en la finitud y en la perennidad y aceptar que todo ese cúmulo no fue tal sería así como que uno más uno hacen al dos. Desaparecerían los elementos químicos? Se crearían nuevos? Dice-se que no puede crearse nada.

Sigue leyendo