Archivo de la etiqueta: Justicia

Ego: dueyo duelo vano merecido

[Visto: 386 veces]

Todos. Los que mereciendo lo que merecen, no lo tienen y los que no merecen, tienen. Los que mereciendo tienen y los que no merecen, no. Al que siendo inocente se hace culpable y a éste inocente y hasta recompensado. Los que tienen lo que se merecen. Justicia para con el otro, pero también seguro y más para con uno, antes de que el yo se haga ego y dueño, menos sin serlo, de otros y espacios. Antes de que se haga dueño dueyo duelo vano merecido de alguno o alguna. Un dueño malo de sí. Quién sería primero, los otros o uno? Uno solo se tiene así, a quien quiera y pueda tener y a quienes quieran tenerlo; feliz, feliz si es mutuo. Un tirano podría ser justo? De eso que es solo hay interpretación, los racionales hacen distintas las cosas iguales, cada letra, cada palabra. Quien Es el que Es no tiene nombre y tiene muchos. Tener que recorrer a pie días o meses para hallar algún vecino o familiares, todas las distancias con otros dioses, lenguas y vestimentas, más ricos o más pobres. Todos tienen lo que merecen, un punto en el universo y aún no pueden salir de él. Los racionales si salieran así de morales darían muchos nombres a una misma luna, cuartearían el cosmos con hitos y gubernaturas, pero todos los dueños son finitos y ello es tener lo que merecen. Cuántas fiestas, comida o bebida desperdiciados y contaminaciones. La inocencia en los ojos y en las bocas, más Tierra con Amazonas. Ay! Del ángel a quien su dios le diga que hay cabezas que tienen que caer así haya sido amigo y compañero. Cuánta pena! Cuánta pena! Mas ay! De él si dudara si es o no lo correcto. Ay! De él! Abram antes de ser Abraham. Consciencia, consciencia, todos obtienen lo que se merecen, ellos o sus hijos y sus hijos. Entonces no deberían haber dueños ni unos que gobiernen sobre otros? Todos seguro son lo que son y tienen lo que tienen en sus respectivos tiempos y luego vuelve y vuelven a ser lo que era y eran. Ninguna palabra más ni oídos que oigan, letras otros muros muro. Todos corren la misma suerte. Cuántos veces puede dar vueltas la misma sangre. Alimenta la comida o la sangre? Ambas?

Sigue leyendo

Talión sin ojos ni dientes

[Visto: 393 veces]

Al odiar y a la frustración se grita, mas es en vano; gritarle al cosmos, gritarle a Polaris y que se vaya al Este. Con una desviación de milésimas a una velocidad luz se termina en otro sitio del que se debía. Unas milésimas, por despreciables que puedan llega a ser en un instante, en otro es la perdición total. Cuando se deja de lado lo sobrante y se lo asume como parte de uno, se empiezan los ojos a cerrar. Además, “si él lo hace por qué yo no” y “para que yo pueda hacer lo que quiera dejo al otro igual de libre”. La primera es en algún grado infantil, olvidarse de uno, creyendo que es todo lo contrario, que también queremos ser solo nosotros. Se queda ciego y hace lo que el otro sin que se juzgue, siquiera, si eso deseado es bueno para el que se quiera imitar, menos, lo piensa si lo es para sí: es solo mera imitación como cuando seguro se oye el lenguaje maternes. Se regresa a un estado como cuando llamándole por su nombre, éste no está ni enterado que se refieren a él. Tampoco podríamos dejar y olvidar la idea de las excepciones; sin embargo, como si de un arma se tratase, se la puede usar cuando se deba o usarla de forma errónea, aunque en principio creemos que es la única vez, en el peor de los casos, en lo que algo esencialmente malo pueda vérsele como bueno y hasta hacedor de justicia. Una excepción es una forma de ver algo en un instante distinto a lo que en verdad es. Cada objeto posee distintas veces en la que una excepción es lo que es y no un abuso, del mismo modo en que no es lo mismo robar dos monedas de oro y matar a dos personas. El abuso, es en ese sentido, la completa desvirtuación de lo que es una excepción, se puede convertir como lo hace el uno en dos, o lo que sea necesario, para soportar la carga, mas el uno no puede hacerse algo que no sea numérico, por ende, y en la misma línea, tampoco los demás números posibles. En cierto sentido creemos que lo segundo es hasta aceptable y en grado racional. Si le agregásemos que para yo ser libre dejo libre al otro ‘sin, claro, jamás dañarlo’, pues seria una garrafal contradicción, podría cooperar en lo que tratamos de buscar. Pero podría ser daño el hecho del humo de un habano, monóxido, un suicidio asistido, entre otros con limites tal vez más estrechos? Hay líneas muy marcadas para lo que pueda llegar a ser una transgresión. Ciertas transgresiones quitan con ella el sustento de un hogar, una madre sin su hijo o viceversa y también sin amigos, por lo tanto, por qué no podrían ser las penas imputadas hasta a una o dos o tres generaciones sanguíneas directas. Se provoca un daño que quita por completo una vida, en lo otro se subsiste aunque sea enrejados. Además de al momento el crimen tampoco se pensó en la carga de responsabilidad que podría dejar detrás, entonces, por justicia, hacer responsables de quien agredió a quienes compartían con él. No nos parece justo el hecho de que mientras unos disfrutan aun entre rejas con sus familiares, otros se conformen con flores y velas en el panteón por quien tenían cerca. La ley de Talión, aunque en este caso ya no con ojos ni dientes, como se puede ser vista que agrega daño al daño, creemos, también, que si se la usa sin ser trocadas la excepción en abuso, podría cumplir un cometido justo. Mientras unos conversan aunque limitadamente, otros ya no tienen opción. Dos o tres generaciones con y por la culpa de uno, a otros que ya no tienen la misma posibilidad.

Pensar en quien necesita de uno para algún plato de comida y por ello delinquir, podría jugar un papel inverso positivo a la hora d acabar una vida y pensar en quienes se tiene detrás. Las reparaciones civiles “solidarias” nos parecen desde contradictorias, burla e insuficientes. Si los del amparo legal, “letrados”, mismos empiezan a trocar palabras con un sentido que debería ser siempre bello o por lo menos tender hacia ello, imagínese el vulgo. Se termina igual de alejado por algunas minucias creídas como sin importancia. En términos ideales, que es como creemos que debería ser, es que no haya hombres enjaulados, desde épocas, costumbres y políticas pasadas siempre ha habido rejas pero siempre hay delincuentes, en ese sentido, no ha producido cambios significativos tampoco.

Sigue leyendo

¿?

[Visto: 375 veces]

Nada se mantiene pues eso que es desde quienes participan y están afectos son cada una de las partes. Esa configuración se ve en cada pétalo de una flor. No se podría decir que un pétalo es mejor que otro ni a una flor, y de ésta que sea mejor a su pétalo ni a otra flor. A niveles cada vez más finos, 3,14… podría resultar realmente enorme y hasta sin fin. Las escalas que se usan solo son a nuestros otros ojos. Lo que es no podría tener escalas. Lo que no es tampoco o tendría que ser la nulidad misma. Entonces, si ambos objetos no podrían ser parametrados de ningún modo, lo que importa es lo que está en el centro de estos dos fines que hacen un fin. Cada objeto incontinuo, perteneciente de lo intermedio, no es ni es. Si dijéramos que eso que captamos, es, sería un error y decir de lo mismo que no es, también sería un error. Entonces cómo llamamos a eso que se supone no es ni es? Ilusión? Parte importante de eso que es? Parte importante de eso que alguna vez pudo no haber sido? Tenemos algo de eso que es y de eso que tal vez no fue (aceptando que el no ser no es lo que se dice que es, osea, mera literatura). De otro modo entonces también tendríamos que solo somos parte de lo que es pues la mera literatura no sostiene nada. Pero, entonces, de eso que es si no podemos tener escalas, qué es 3,14…? Ilusión. Una ilusión en cuya esencia radica algo de eso que es y lo que no es. No es mejor tener dos esencias a una? En todo caso sin la mera literatura solo tenemos una que debería ser, entonces, mejor a tener dos. Homogeneizados, desconociendo lo heterogéneo, se sería feliz. Al existir lo heterogéneo en lo homogéneo y éste en lo heterogéneo ambas estiran a sus esencias de recuerdo y de esperanza. Si sería solo lo heterogéneo sin lo homogéneo también se sería feliz mas lamentable tampoco es así. Para qué entonces hacemos ciencia? Sólo para vivir? Se necesita de la ciencia para vivir? Antes ha habido dinosaurios, tenían ciencia? No creemos que sea su culpa que un meteorito los afectara. La ciencia es el aburrimiento del hombre aunque frente a otros es lo mejor, más, seguro, si se usa de buena manera, de otro modo podría ser lo peor. Otro aburrimiento del hombre también es la guerra al no aguantar a otro que le diga qué hacer ni que lo quiera pasar por encima. Una política mala y una ciencia mala nos parecen símbolo de exterminios nucleares. No importa que haya campos que no se puedan cultivar aunque se borren millones de personas. No sería mejor que nadie las tuviese? Empecinado en el poder el hombre es igual a un niño con su juguete nuevo. Es una lucha constante la de los padres sacar del recuerdo lo que tanto divertía al niño. La mejor ciencia que se podría hacer es que alguien empiece a contar desde su uso de razón y no parar hasta batir algún récord. En el peor de los casos mantenerse callado tres o cinco años, intentar ser parte de lo que se busca supuestamente de forma natural. Hacemos ciencia para querer desenredar lo homogéneo y heterogéneo pero no se podría desenredar algo que, aunque pareciendo dos, es solo uno. El todo es lo homogéneo y las partes eso que hacen lo heterogéneo, así como creemos que lo plural no es vida de lo singular sino al revés. En efecto, lo homogéneo está emparentado, por no decir que es otra representación del todo. Lo heterogéneo también se podría entender como lo plural, plurales homogéneos y plurales heterogéneos, eso es lo que hay.

Sigue leyendo

Marketing

[Visto: 635 veces]

Por que algunos si y otros no? “Es lo justo dar a cada uno lo que le corresponde”? Ésta última pregunta es central para la búsqueda de la verdad aunque algunas tradiciones la consideren la de la justicia y tampoco es que se la quiera negar. Podría haber verdad sin justicia? O justicia sin verdad? Creemos que no y no es la pólvora. La justicia creemos es un brazo o una gran parte de lo que es la verdad en sí. La verdad es eso que siempre es y lo que la justicia defiende. Es como el uno al dos, etcétera, el verbo de la verdad, es toda la negación de los que creen que no existen hechos morales; acaso no es el resultado de un hecho práctico los hombres puestos tras barrotes? Si la verdad encarnara sería la justicia. La justicia creemos es, valga la comparación, el virrey del rey, en ese sentido, en la practica, la palabra de uno en la boca del otro. Sería culpable un bebe por mover una mesa o estante, tumbar un arma o que cayese un objeto resultando en fatales consecuencias para sí u otro? Un grado tal cercano a lo neutro es superior a la verdad y su séquito. Sin quienes sufrir, no habría sufrimientos, sin quienes mueran, no habría muerte. No sería preferible que no hubiese lo conocido en ninguna presentación (estrellas, planetas y vida en general)? Algunos podrían contra-argumentar y decir que lo que decimos, si fuese lo mejor y que lamentablemente hay y existe todo lo que aquí se quiere negar y se asume como superior, es entrar en relativismos y nihilismos: ningún tipo de facticidad. Si alguien pudiese dar fe de que en billones y trillones de años uno de los de esta especie, como el que escribe, seguirá haciendo algo semejante o en ultimo de los casos algún tipo de vida incipiente siquiera, ésto escrito o debería dejarse de leer o hasta desaparecer-lo y desecharlo. De la forma más real y fáctica posible sera eso lo que sucederá: desaparecer, el autor que sea. Lo que tiene un creador inicial y principal no puede tener otro. Creemos que es superior y por mucho lo que está entre lo positivo y negativo, ya sea en sentidos éticos fácticos y no fácticos, matemáticos y lingüísticos. Seguro la mejor comunicación es la que no necesita palabra. Otros podrían decir que no existe practicad alguna en hablar de billones y trillones de años, mas creemos que hablar de ello y presentarlo es lo más real a los miserables años que llegaran a tener cualquier especie a la que se pueda llamar viva; y si la hay, hasta que punto seguirán siendo emparentados con los que hemos conocido y llegaremos a conocer? Podría haber matemáticas sin números? De cualquier cosa se necesitan un numero y un nombre que los distinga. Con gente más libre pensante no existiría el marketing.

Sigue leyendo