Month: febrero 2012

Seminal

De todos los puntos de energía importantes que pueda tener el cuerpo, de dos de ellos se puede tener más control y uno es quien domina sobre el otro. No puede ser al contrario, de otro modo se usa más lo que se debería usar menos y se usa menos lo que se debería usar más. Tal vez se les pueda comparar con algún géiser, emana una energía de ellos, que aunque sobre mucha, es un chorro más gastado, ya no está en la profundidad. Da vida el deseo de procrear o las células sexuales? Algo más que el deseo podría ser la voluntad, pero en seres racionales tendría que primar la aprobación. Cargan ambos el mismo peso? No pueden ser solo las células porque éstas no actúan solas. El peso recae por necesidad en quien toma la decisión. Decidir es aprobar. No puede estar aprobado algo que no está decidido. Otro no puede tener mejor aprobación de tu ser mejor que uno mismo. Entendamos que los cordones umbilicales se han hecho para cortarse. No se puede decidir sin ver antes el contexto y de éste el quid, como tampoco culpar a algo que ni siquiera ha sido concebido. La ley no podría decir que se mate un feto por haber sido producto de una violación, al contrario es éste quien lo debe proteger y hacer sentir su peso en caso de que uno de los progenitores se niegue a la manutención. Tomarlo como algo personal, brindar toda la asistencia que sea necesaria. Cómo puede ir preso alguien que, aunque habiendo cometido un delito, tiene que trabajar para mantener a una criatura? Decir que se aborte es demostrar la ineficacia e ineficiencia de un Estado, es optar la vía más simple. Es un desligue total de la humanidad inclusive siendo de su peor lado y no querer reconocerlo ni querer aceptarlo podría solucionar el problema. También parece claro que las personas pueden ser peor que conejos, aunque también son distintos uno que sí puede ocuparse de sus vástagos, como los que no y los tienen de puro animales. Es algo que muy difícilmente y ya muy cerca de lo imposible es que pueda caber en lo incauto. Si la población le incumbe a un Estado, por qué  a ese Estado no le debería incumbir la población? A una escala familiar sería como un padre que no tiene control de su natalidad. Aunque ya no se necesiten o no se lleguen a necesitar soldados, partida como todavía está la humanidad, es interés de grupos tener progenie y quizás hasta en abundancia. Si en esta época fuera, parece que unos olvidarían a otros y harían prevalecer sus culturas por encima de la de los extintos. Que implique riesgos un embarazo, y ahora más con los equipos médicos tecnológicos que existen, entre poder salvar una vida o perder dos, es distinto y hasta más sencillo poder optar qué elegir. Al menos, particularmente, estamos creyendo que es mejor salvar una vida a perder dos. Es penoso también que aun habiendo dichos equipos se pierdan vidas igual. Lo peor que ni siquiera por los equipos ni quienes los usan, sino por legisladores. Los médicos no son legislados aunque podrían ser. Tal vez sea obra de la ambigüedad de doctor con doctor y médico con doctor, lo coloquial. No un punto en el que el gobierno diga quien se une con quién, sino uno en el que el gobierno diga qué cantidad. Tal vez tampoco la estadística sea algo fiable, no tiene que ser fiable, es solo una estimación y una estimación no es la cosa en sí. Matamos al número de hijos fuera de lo establecido por el gobierno? No, pero tendrían que pasar al cuidado integro del Estado. En sí pues los ciudadanos tienen cierta protección de sus Estados, así también los grados de incidencia estatal varían de una frontera a otra. Puedes programar y fabricar una maquina, pero no la puedes adiestrar. Cómo podría un Estado desligarse del control de sus ciudadanos si son ellos su principal capital, sobre todo sus mentes jóvenes y frescas. Porque tiene que posar sus pies en algún lugar y en ese lugar hay muchos otros pies además de cabezas. Y las cabezas hacen leyes y hay leyes para unos y leyes para otros. Dos perros que se han criado juntos y más desde cachorros solo se pelearían y harían daño tal vez solo por falta de comida. Porque sus amos teniendo no se las den por miserables y avaros o porque ni estos tengan para ellos. No volver lobos a los perros.

(más…)

Materia oscura casi gris

Bien se podría narrar la vida de una persona y mejor la propia, algún tipo de diario mucho más detallado y concienzudo. Pero suceden dos cosas: una, que la narración sea hecha con cierta fidelidad y vaya acorde con lo que sucede y con lo que ha sucedido, aunque obviamente no mejor que la vida participativa misma; otra, es que la narración tenga momentos cortados o distorsionados, ya sea en partes o en su totalidad. Es distorsión que haya una palabra más o una menos. Hay una gran distinción entre el hacer y el no hacer. El tan solo pensar no es no hacer, lo malo es algo que no se debe ni hacer ni pensar. Cómo eliminar algo valioso? Tampoco se trata de una cuestión de narrar bien o narrar mal. El punto es que no se adhiera o quite partes. Y es como un peso que tiene que caer el que si ni se resta ni se suma algo, aunque ni mejor ni peor, está conservado. Qué cosas se conservan o se deberían conservar? Bien que haya cosas que se conservan solas además de conservar a otras (doblemente bien). Quién podría decir que no se sirve de esas otras cosas y por ese servirse mantenerse. En sí las cosas son gratis, lo costoso y el peso son las decisiones de otros por otros con alguna que otra representatividad. No puede no costar eso que sirve. Pero qué razón es que no pudiendo acaparar nunca todo, por ese tiempo corto de vida, que mucho sirva a poco. El problema de lo poco es que aun siendo eso pueda valer más o al menos algo más que poco. Puede ser que sea tan injusta la naturaleza? Es que nos atrofiamos nosotros mismos con el tiempo? Atrofiarnos nosotros mismos incluye uno mismo y unos con otros. Porque algo de la entropía nos debe afectar, así como la degradación de una materia que ya no puede generar más energía de la que tiene. Esos bienes que pueden mantenerse por sí mismos además mantener (conservar) a otros, ya con sus respectivas porciones de energía, no pueden más que acatar y esperar; así también es poco lo que pueden hacer para elegir ni antes ni después. Se debería oír y seguir a quien diga que se puede elegir, pero ni esos astros eligen lo que quieren y si eligen esos que piensan en algún grado, igual no dejan de ser más que minucias. No debe ser toda la respuesta pero en gran parte es la quietud.

Luego simplemente ya no se quiere recordar o si se recuerda es solo o lo que uno desea recordar o lo que no se desea recordar pero se recuerda. Es alguna parte y culpa de uno mismo que se tenga que lidiar con eso pasado y con lo que se hace en lo progresivo. Tal vez siempre se sueñe solo que no se recuerde. Tal vez también haya seres que nunca sueñen o por ya estar dormidos para siempre o por estar despiertos, atentos y en vigilia constante. Como sucesos en la vida diaria que no se pueden obviar tampoco se pueden obviar ni el dormir ni el soñar. Los sueños, los recordatorios de la vida y el dormir el de la muerte. No se puede dormir para siempre, no puede no haber una consciencia que no desemboque en un alma. Entonces todo eso conocimiento sería el puro vacío. Hay un fuego que no necesita ni combustible ni comburente y se apaga y se enciende en cualquier lugar y en cualquier momento a total discreción. La Sinapsis Primera.

(más…)