Month: febrero 2012

Reunión

Reuniremos a los hombres. Cuando lo hacen pueden llegar a amoldarse magníficamente. Cuando los hombres pelean los otros animales no pueden hacer más que mirar. Algunos desearían tener las alas de las mejores aves voladoras y huir lo más presto. Ni sus garras ni sus venenos ni sus colmillos ni su cantidad podrían superar sus cañones, sus tanques, todo su plomo formado. Todos ellos reunidos. Cómo pues obtuvo eso? Se sabe que de recién nacido y bebe es totalmente dependiente, siempre tiene que haber otros cuidando de él. Cuando llegado el momento, es él quien cuida a otros. No podría ser ni decir como un rey tirano que ama a su pueblo y luego le robe. Como otras reuniones y aunque no sea una norma hay reuniones más intimas. Hacer el amor o tener sexo. Para ser lo mismo, el amor tendría que ser una necesidad. Pero el que necesita algo no está completo; el amor es algo incompleto? La necesidad como otros conceptos es uno abierto. Tendría que mantenerse abierto siempre, una pregunta sin responder. Los números están como parece estar también el amor. Como hay algo número, que parece ser ideal, hay algo amor que también parece ser ideal; tendría que ser más o menos imperfecto que eso número? De qué se habla más, de números o del amor? Importa? El amor habla de los números? Los números hablan del amor? Ninguno habla del otro? Los números tendrían que ser una necesidad. Pero nadie los busca ni los rehuye, no les importan y siempre están. A los números solo se le pueden agregar más números, el amor parece seguir una lógica igual. Que los números sean necesarios no implica que sean una necesidad; los números ya están de por sí. Otros tienen necesidad de ellos y no ellos de los otros. El sexo es cosa de animales y hombres, solo ellos pueden tener necesidad. Aun así, a ellos, les llega lo matemático, eso que se hace con números y proporciones. El amor también tendría entonces que llegarles. Hay una parte del amor que usa al sexo o el sexo usa al amor? Desde las solas palabras, amor y sexo, no podríamos decir que sean objetos iguales; a menos la a sea ese, la eme la e, la o la x y finalmente la ere una o. El amor como el sexo le llega a los hombres, si no saben diferenciar antojo de hambre, tal vez menos puedan diferenciar el amor del sexo. El hambre se es de comida, el cual es una necesidad vital de uno y el sexo una necesidad vital de una especie que parte de uno que son dos. Que unos coman o no, parece importar menos a que unos hayan procreado o no. Si hay mucha comida sin nadie que la coma es un desperdicio y que haya muchas bocas con sus respectivos estómagos y nada de comida es igual un desperdicio. Tendría que haber, entonces, tanta comida como bocas hay, proporción. Si fuese solo sexo la mayoría de parejas engendraría y buscaríase otra. Claro que nos olvidamos del concepto de infidelidad, en ese ámbito, al menos, parece, todavía se trata de cuidar en algo las apariencias. Si se hace o busca una familia, como otras cosas que hace y busca el hombre, parece ser por desear encontrar alguna estabilidad. De otro modo tendría que tener mucho tiempo para muchas mujeres ya sea en su misma casa o en otras distintas; ni que decir de los vástagos, si los tuviese. La estabilidad no tiene nada que ver con las complicaciones, aun así algunos se las buscan. Tanto el sexo como el amor parece que buscan juntar. Uno podría hacerse hasta por dinero, y no creemos que algo así suceda con el amor. El onanismo es sexo? En todo caso, si fuese así, para el sexo se necesitaría al menos uno, en cambio, para hacer lo otro es necesario, al menos, parece, más de uno. Se puede tener tanto sexo como amor? Tendrían que haber más hombres que números si quisiéramos que algo así sucediese.

(más…)

Unbeweglichkeit

Was ist los?
Weiter schnell schon.
Ich verliere jetzt sein Schoß,
stummer Gesichte Vakuum davon.

Alle blendet die Einsamkeit,
es könnte sein ein Wald ohne Bäume,
die ganze Raum für die ganze Freiheit, Nichtigkeit.
Laufen durch ein Traum, wodurch es geht langsam der Lahme.

Ruhig, es wird niemand;
Hierbleiben! Nur gewählt Träume,
es ist nicht wichtig keine Fahrschein, kein Pfand.
Sagen Sie alle Leben, alle Kerl ohne Texte und ohne Reime.

Oh! Ewiger Schicksal!
Du hast mich geschickt hier,
durch dieses Wegs ein anderes Mal.
Manchmal Engel, manchmal wildes Tier. (más…)

Algo de consciencia

Qué es lo que nos da consciencia? Solo la solemos usar mas no intentar averiguar de dónde proviene. Si habría algo automático seria aquello. Las cosas naturales son automáticas. Lo más automático es lo más activo. Así, también, como automático, la consciencia es natural. Lo natural no tiene intermediarios, todo lo hace ella misma. Seria o poseería un grado de imperfección por cada intermediario que necesite. La consciencia es de cada uno por separado. El lenguaje necesita al menos dos, claro, y por ello, no tiene menos imperfección. Imperfección es todo lo que el hombre hace que ni en millones de años, pues ya hay cosas que han estado antes que él y seguro estarán. Lo más natural es lo que copa todo lo que debe haber habido, lo que hay y lo que habrá; cómo podría ver por un solo ojo teniendo dos o tener cicatrices, muestras de que ya ha sido tocado? Lo verdaderamente natural no es algo que el hombre pueda tocar. Si quisiera intentarlo, lo tendría que hacer con sus ojos o alguno de sus otros sentidos? Aunque hermosos y bien diseñados, así como el de otros animales también, es solo con eso que tratamos de pensar, la consciencia, la única y más avanzada herramienta para tentar. Aún con el ojo de un águila o alguna otra herramienta de localización como el sonar, se tiene limitaciones. Lo natural se tiene que tratar de tocar con algo también natural. En la consciencia se almacena, o tal vez sea en las neuronas, pero no se podría negar que hay cosas que guardamos. La consciencia se acumula en las neuronas? La consciencia tendría que tener la consistencia como de recuerdos o pensamientos en general para que se acumule en dónde se acumulan y generan éstos. Como hacer uso de la inteligencia, no deben de estar alejados consciencia de neuronas: algo físico unido con algo no tan físico. Los pensamientos y recuerdos, como lo puede ser la consciencia, son objetos finos que se traducen gracias y debido también a otros mecanismos finos. Se podría decir que son las células más especializadas de todas? A eso que llaman cargo de consciencia parecieran ser pensamientos recurrentes por algo hecho y que tal vez hubiese sido preferible no hacer. En todo caso la consciencia se altera por las ideas y pensamientos según parece. Tal vez sea algo así como: buenos pensamientos, buena consciencia y malos pensamientos, mala consciencia. Estas células muy sofisticadas pueden convertir lo muerto en algo vivo, lo oscuro en luz. Aunque parece que como todo lo natural tiene un inicio y objetivos bien intencionados, ésta se puede ensuciar y pensar solo en maldad hasta que algo que para otros pueda ser malo y totalmente detestable sea algo divertido y deseable para otros. Las neuronas como entes activos solo hacen lo que otros movimientos superiores le ordenan. Un movimiento superior, para que no suene como algo misterioso, es el devenir mismo. El por qué y cómo suceden las cosas. Por qué un sol y no dos, por qué un centímetro más o un milímetro menos. Si como hombres o seres pensantes y conscientes adquirimos experiencia que cuesta, sufrimientos todos, así como experiencia que gratifique y nos haga sentir íntegros, sería lamentable que se pierda todo con uno. Nos parecería hasta injusto, pero si de todo se nos permitiera quedarnos por lo menos con las esencias, sería más que suficiente. Por qué todo hombre se enamora? El amor es algún tipo de consciencia? O es muy adelantado decir “todo hombre”? Entonces todos mueren y no hay ningún resucitado? Al estar vivo parece que se tiene consciencia; y al estar muerto? Si hay algo que se llame consciencia, no creemos que sea copada por la materia, sino, todo lo contrario, ésta copa a la materia, la trata de hacer suya. Conocer una estrella más nos da consciencia de su existencia pero que haya una más o miles de millones más no da más o menos consciencia. La consciencia solo ha renacido para tener que tomar el lugar que se merece, estar por delante de la materia. Se puede tener una edad joven y tener más prudencia e inteligencia que uno que ya está viejo y por morir. Todo lo que es de uno se le regresa, de otro modo, sería contradicción que haya cosas que tengamos o que hayamos tenido. Si fuera lo más bello no lo sabríamos reconocer por estar pensando en cosas que solo la enturbian. Cada uno sabe que es lo que lo enturbia o lo esclarece. La consciencia no es alguna nulidad sino todo lo contrario: actividad. Una consciencia inactiva solo lo sería por estar meditando para luego salir, debería al menos, mejorada, más consciente de sí y de lo que le rodea y por ello completamente entendido.

«No vale la pena el hablar contigo!», le dijo. Recordó entonces que eso que le decía era para todos en general. Cada sermón es una pérdida de tiempo. Al final terminan haciendo lo que deseaban. Lo mejor que puede hacer uno aun sonando individualista y hasta egoísta, es aconsejarse así mismo. No pedir favores ni que te pidan alguno, pues, parece, que si no pides favores, es más probable que tampoco te los pidan. Tampoco uno debería negarlo si estuviese a su alcance, pero sin pedir ni esperar reembolso, pues se empezaría un ciclo que podría acabar bien como podría acabar mal, o, tal vez, no terminar nunca. Todo esto podría acabar solo con una palabra: autarquía. «Tienes que estar por encima de tus pensamientos», le repuso luego. Cada escrito que se podría ver como de autoayuda o en el que haya preceptos que se deban seguir, nunca cambiaran al que los lea, el que los lee es el que cambia por sí mismo. Si vencieras al mundo, el mundo te odiaría. No es que tenga que morir alguien para que lo venzas, lo que no hace uno y que sí hacen muchos. Te querrías hasta desvelar por cambiar algo del mundo que crees mal, tomate todo el mar o apaga alguna estrella mejor. A algunos de estos que intentan hacerlo se les llama políticos a otros profetas, se involucran no importa si por vocación propia o inspiración divina o lucro y crédito personal de una labor que debería ser social. Si el mundo se conforma de lo que cada persona hace, ya sea para sí misma o para la comunidad a su alcance, y como algunas de ellas no los puedes cambiar, sería suficiente con solo cambiar uno. Aunque al cambiar solo una parte de un todo no sea suficiente, al menos es un dígito a la nulidad.

(más…)

Ego: ambidia

La única razón para que la ambición sea, es que quien siente aquello se crea algún inmortal. Es alguien que se ha dado cuenta de que no hay para todos por igual, y, por eso, lo quiere todo para sí sin que importen otros. Tiene sus bienes y aun así anda queriendo más, cosa que podría ser razonablemente justificable, si se pensara ya no en uno, sino en quienes puedan venir luego, su descendencia, su especie. Aunque no podamos afirmar si es o no el egoísmo, con una de sus resultantes, la ambición, lo natural en el hombre, sabemos de cierta conducta que lleva a desear exageradamente al punto de engañar y hasta matar con tal de obtener el objeto de su deseo. La ambición es el concepto y lo que el ego hace es, el acto y pulsión de ambicionar. Cómo no podría ser ambicioso, egoísta, el ego que quiere todo para sí? Dichos límites en cada individuo no se podría decir que sean semejantes, por ello no se podría decir que por alguna actitud de uno sea igual en todos. No se podría despreciar ni pasar por alto el miedo a quedar desamparado y que empuja a acaparar lo más y mejor posible para sí y su progenie. Una vez contemplaba un grupo de palomas, de las cuáles una estaba apoderada de un tubo por el que manaba agua. Cada vez que alguna otra trataba de acercarse un poco siquiera, ésta rápidamente alzando el vuelo iba a embestirla y picotearla, cumplido el objetivo de ahuyentar, se acercaba a por dónde salía el agua, bebía un poco y se alejaba una distancia corta, cautelosa siempre de los otros. Es ambicia lo de la paloma o miedo a quedar sin nada que beber? Lo mismo con algunos canes que siendo dos o más con sus vasijas para alimentarse igualmente llenas, en el que hay uno que las quiere todas para sí. Si la ambición actúa debido al miedo del desamparo, para que sea tal, nos parece, también, que se activa a la costumbre y por el gusto al lujo y a la comodidad, mejor, si no se necesita esfuerzo alguno. Alguien que antes tuvo mejores comodidades y que luego se encuentre en la ruina tendría que sobreponerse, suicidarse o robar en cualquiera de sus variantes. Qué sería más penoso: ser pobre, volverse rico y volver a ser pobre otra vez o habiendo sido rico siempre, volverse pobre? Es una exageración de ambos impulsos y necesidades, que ciegan igualmente, tanto al estar en abundancia como el estar en la miseria. Seguidamente de una ambición obtenida, proviene el agrado, la satisfacción de tener lo que se quería; cosas así, son las que crean adicción. El que quiere, ambicia, pero éste, es un querer desmedido. La envidia, a diferencia de la ambición, como deseos desmedidos, es de un objetivo más específico, de lo que alguna persona posee; lo otro, es de todo en general, cualquier cosa, sobre todo, riqueza. Se puede envidiar de la forma de ser o parecer de una persona, la ambición es solo del algo no del alguien y sus cosas. Parece evidente que algo es más amplio que alguien, alguien una persona, algo cualquier objeto; no olvidar que hay y lamentablemente todavía seguro debe haber, personas que ven en otros solo objetos, ciudadanos de segunda clase. Nos parece claro, también, que el que envidia, tiene algo de ambicia y éste algo de envidia: como dijimos, son deseos desmedidos, solo que uno del alguien y sus cosas y el otro solo de las cosas, no importa de quien.

Qué tiempo y ganas de tener enemigos! El que quiera el mío, allá él o ellos. Se tiene enemigos, cuando se tiene algo que cuidar. No tengo ganas ni tiempo de tener enemigos. Ahora creo que podrían robarme y en vez de defenderme darles todo cuanto tenga. Pero es que acaso no es verdad que es mejor que se te cometa una injusticia a cometerla uno? ésta última, debe ser una de las verdades más difíciles de comprender y practicar, que inclusive, puede generar burlas. Pero alguien consciente de su conformación y destino no debería ambicionar ni cometer injusticias. Como si fuera a tener por siempre lo que cogen sus manos y ven sus ojos. Imagínese un espacio en donde no habría ambicia ni unos egos pugnando con otros para ver quién es el que es. Cuando todavía quedaba espacio, se tenía, por necesidad, por el solo hecho de tener más lebensraum, que hostigar al vecino, quitarle sus tierras, llamarlos bárbaros y en base a ello hacerlos presos. Ahora que las ciudades de países distintos se chocan y seguro que será más con el paso del tiempo, no se sabrá de donde son unos y de donde otros. Se podría estar asesinando a unos que son de los tuyos. Antes, en un espacio vivían unos y en otro otros, a menos de nómade guerrero, estar establecido en algún punto definido, significaba ser menos bárbaro e insipiente.

(más…)

Peón

El peón se hace más fuerte teniendo soporte, ya sea de su misma clase o si fuese mejor el de los otros rangos superiores. Es la pieza que está presente en mayor cantidad y como se dijo, con tantas reinas posibles como peones hay. De otro modo, solo, está a merced de alguna pieza contraria de su misma clase o superior también. Nunca está demás tener un peón más a uno menos aunque tampoco sea determinante. Tal vez debiendo ser “peonas” en vez de peones, pues éstas pueden lograr ser hasta reinas, es muy raro el promoverlo a caballo o caballero. El peón no tiene más que lo que le ha sido dotado por naturaleza, solo su mayoría en número podría compensar su baja movilidad; como dijimos, su fuerza radica en tener apoyo. Como es un juego de estrategia y que no podría ser con paz sino la guerra, los que tienen que morir son muchos. No siempre morirá un peón antes que alguna otra pieza superior, el destino de caer o llegar hasta el final, es dependiente del que mueve, del contrincante y del juego; así, no todo es injustica para la pieza más sencilla. Lo que confirma la relativa fuerza del peón es que puede llegar a tocar al rey opuesto, aunque claro, no resistiría al segundo movimiento sin refuerzos detrás. Obligar al rey opuesto a moverse siendo solo peón es ya toda una hazaña. Como podría darse el caso de que existan tantas reinas como “peonas”, ya sea como soldados rasos o amantes, el que determina el perder o ganar no será la pieza más solitaria de todas. Están en primera línea y son el escudo de los demás y, por lo general, los primeros sacrificados. Ninguna otra pieza, salvo el caballo o caballero, podría salir antes que un peón. Parece difícil que algún peón dure activo más tiempo que una reina, el no poder retroceder, lo hace una presa más fácil. Si se miran frente a frente los contrarios, no pueden hacer más que retenerse y obstaculizarse. Frente a frente sus fuerzas están equilibradas, solo al del costado, tal vez por desprevenido o solitario, es quien deba caer. Es difícil obviar la posible relación del alfil con ésta pieza, desde la forma, aunque más pequeña en uno. Aunque no sea en el movimiento puro sino solo en el movimiento de capturar, es algo que ambos comparten. Cuando están uno detrás de otro, o como se quiera ver, no se les podría romper sin hacer un sacrificio. Así como el modo de moverse para matar, aunque con sus distintos alcances, el referido podría ser un mini alfil. El no poder retroceder los convierte como en ciegos, a diferencia de las otras piezas que tienen la posibilidad de esquivar el ataque haciéndolo, éstos solo tienen que aguardar y mantener su posición. Es posible también que alguno de estos mini alfiles nunca abandonen su posición, suelen terminar rodeando a su rey y no llegar ni siquiera a la mitad del tablero. También podrían llegar a quedar muy dispersados o inclusive ninguno; es posible que el juego quede empatado solo con los dos reyes en el tablero. El menosprecio a esta figura se nota en la postura que dice que el peón no es una pieza y que solo las demás lo son. Podría parecer hasta jocoso e irrelevante, sin embargo, otros se podrían tomar muy enserio el asunto; aun, así, creemos que al peón seguro no le importara si lo llaman pieza o peón.

(más…)

Ajedrez

Se dirá mucho repetido, pero no puede haber dos juegos iguales. Se ven y son distintos, unos se mueven de una forma y otros de otra: los une el moverse. Como en la vida real hay jerarquías y unos con más alcance que otros. Se dice que en algunas piezas el valor varía dependiendo de la situación del momento. Lo repetido es también porque además del moverse, hay más fuerzas que los hacen confluir y ser semejantes aun siendo y viéndose distintos. De cualquier modo tiene que terminar: jaque, resignar o empate. A todos los treinta y dos solo los dominan dos y éstos velan sus movimientos y sacrificios. Los que son llamados grandes maestros seguro deben de ver más jugadas en un solo momento que uno que solo lo hace por hobby. Están condenados a un espacio determinado, y en esto, se dudaría pensar si nos referimos a las piezas o quienes los manejan, obviamente ambos tienen su propia limitación. Sesenta y cuatro escaques unos y los otros con lo que puedan adecuarse pero limitado al fin. Podría verse hasta como totalmente anti machista, pues la que representa a una dama, o llámese reina, pareciera que tiene mayor libertad para moverse, su alcance es por mucho muy superior. Evidentemente, una dama no podría moverse como caballo, así, también, una sola combina lo que hacen dos. El poco movimiento del rey no podría estar mejor compensando; claro que también podría ser hasta sacrificada, pues con ella o sin ella el juego continúa y un rey, sin su mejor defensa, no podría durar mucho más a diferencia de uno que sí tiene quien lo complementa en gran medida. Muchos resignan solamente al perder a su reina. Por lo menos, como juego, necesita que sus piezas se complementen y entre todas unas complementan mejor con otras. Si la reina se puede mover a sus anchas, tiene su contrario en los peones que solo pueden avanzar y a lo sumo y solo para eliminar la pieza contraria en diagonal. Su matemática inmersa es ya de por sí descomunal y exorbitante por sus cerca de dieciocho mil novecientos ceros posibles. Su formación podría claramente señalar una época distinta, de otro modo se podrían intercambiar las torres, caballos o alfiles, por aviones, tanques o submarinos; lo que sí no podrá cambiar es que haya soldados rasos y uno a quien defender aunque se acaben los reyes y se los llame presidentes o haya alguna otra nomenclatura para un rol semejante. En los tiempos de sus primeras formas, escalar de una clase social a otra estaba más restringido, como en el mismo juego, que se logre el ascenso de peón en una pieza superior, no podría ser para todos y cada uno de los peones. Aunque lo que más se mueve, además de las sinapsis seguramente, son solo el brazo y la mano, no es considerado por ello menos deporte. No se puede rehuir al tiempo, pues aunque no se venza al rey contrario, se puede obtener la victoria si el contrincante sobrepasa el tiempo estipulado. Como en el vivir, no se podría mover una pieza de una forma distinta a lo previamente normado, hay normas para los hombres como para las piezas y si se quiere jugar se las tiene que aceptar. Estarán todos muertos cuando se empiece el primer movimiento del último juego no repetido posible.

(más…)