Archivo de la etiqueta: números

¿?

[Visto: 378 veces]

Nada se mantiene pues eso que es desde quienes participan y están afectos son cada una de las partes. Esa configuración se ve en cada pétalo de una flor. No se podría decir que un pétalo es mejor que otro ni a una flor, y de ésta que sea mejor a su pétalo ni a otra flor. A niveles cada vez más finos, 3,14… podría resultar realmente enorme y hasta sin fin. Las escalas que se usan solo son a nuestros otros ojos. Lo que es no podría tener escalas. Lo que no es tampoco o tendría que ser la nulidad misma. Entonces, si ambos objetos no podrían ser parametrados de ningún modo, lo que importa es lo que está en el centro de estos dos fines que hacen un fin. Cada objeto incontinuo, perteneciente de lo intermedio, no es ni es. Si dijéramos que eso que captamos, es, sería un error y decir de lo mismo que no es, también sería un error. Entonces cómo llamamos a eso que se supone no es ni es? Ilusión? Parte importante de eso que es? Parte importante de eso que alguna vez pudo no haber sido? Tenemos algo de eso que es y de eso que tal vez no fue (aceptando que el no ser no es lo que se dice que es, osea, mera literatura). De otro modo entonces también tendríamos que solo somos parte de lo que es pues la mera literatura no sostiene nada. Pero, entonces, de eso que es si no podemos tener escalas, qué es 3,14…? Ilusión. Una ilusión en cuya esencia radica algo de eso que es y lo que no es. No es mejor tener dos esencias a una? En todo caso sin la mera literatura solo tenemos una que debería ser, entonces, mejor a tener dos. Homogeneizados, desconociendo lo heterogéneo, se sería feliz. Al existir lo heterogéneo en lo homogéneo y éste en lo heterogéneo ambas estiran a sus esencias de recuerdo y de esperanza. Si sería solo lo heterogéneo sin lo homogéneo también se sería feliz mas lamentable tampoco es así. Para qué entonces hacemos ciencia? Sólo para vivir? Se necesita de la ciencia para vivir? Antes ha habido dinosaurios, tenían ciencia? No creemos que sea su culpa que un meteorito los afectara. La ciencia es el aburrimiento del hombre aunque frente a otros es lo mejor, más, seguro, si se usa de buena manera, de otro modo podría ser lo peor. Otro aburrimiento del hombre también es la guerra al no aguantar a otro que le diga qué hacer ni que lo quiera pasar por encima. Una política mala y una ciencia mala nos parecen símbolo de exterminios nucleares. No importa que haya campos que no se puedan cultivar aunque se borren millones de personas. No sería mejor que nadie las tuviese? Empecinado en el poder el hombre es igual a un niño con su juguete nuevo. Es una lucha constante la de los padres sacar del recuerdo lo que tanto divertía al niño. La mejor ciencia que se podría hacer es que alguien empiece a contar desde su uso de razón y no parar hasta batir algún récord. En el peor de los casos mantenerse callado tres o cinco años, intentar ser parte de lo que se busca supuestamente de forma natural. Hacemos ciencia para querer desenredar lo homogéneo y heterogéneo pero no se podría desenredar algo que, aunque pareciendo dos, es solo uno. El todo es lo homogéneo y las partes eso que hacen lo heterogéneo, así como creemos que lo plural no es vida de lo singular sino al revés. En efecto, lo homogéneo está emparentado, por no decir que es otra representación del todo. Lo heterogéneo también se podría entender como lo plural, plurales homogéneos y plurales heterogéneos, eso es lo que hay.

Sigue leyendo

Alguna fracción de Pi

[Visto: 678 veces]

Todo está explicado en términos de pi. Tanto en física (cosas que nos rodean, toda la galaxia y último objeto al que se le pueda denominar materia y sus relaciones), matemáticas (las hasta ahora conocidas por lo menos). Aunque pueda sonar y parecer excluyente, categórico, aun sin empirismo suficiente, de todos modos, es una doxa. La doxa es un conocimiento aunque no el Conocimiento. En ese sentido todo conocimiento es un doxa pero no toda doxa conocimiento. Siendo inquisitivos la doxa no sería conocimiento del todo aunque pueda ser. La doxa contingente, que está supeditada a reglas y normas creadas por seres humanos y cualquier otro ser que pueda tener algún tipo de comunión ya sea entre sí y para con otros; está supeditada siempre a un o unos agentes, lo que se percibe y el que percibe, como maestro, discípulo. etcétera Para las polillas, por ejemplo, les sirve como un buen agente de comunicación las hormonas. Ese percibir no podría ser, como es evidente, por la existencia sola de la polilla o por la sola existencia de lo otro, ese percibir es el modo en la que la polilla reconoce lo que reconoce. Los actuales debates de cómo y en qué fijarnos el tiempo, por ejemplo, son una prueba más de ello. Aunque sea por los problemas de inestabilidad del planeta, seguramente a éste o a cualquier otro astro no le importa qué segundo o milisegundo sean. Un extremo con el el extremo más alejado que sea posible hacen un diámetro, si existe un diámetro probablemente una circunferencia, si existen ambas, tal vez pi. Podría no haber nada de ello tampoco. Aceptándolo; por qué en principio debería ser circular? Tal vez por los patrones que se puedan rescatar de lo que se ha podido observar, en alguna medida todavía no se halla una estrella romboide o triangular. Aunque se podría seguir forzando y decir que no es ninguna figura geométrica sino la de algún tubérculo o fruta… Otra posibilidad es que todo ese espacio tenga forma cuadrada o rectangular, sin embargo, estos son precisos, exactos, áreas pares; la circunferencia, en cambio, se extiende tanto como pi pueda. La doxa tautológica, a diferencia de la doxa contingente, es todo pi. A un diámetro X no se le podría dar una circunferencia que no le corresponda. Estos participes, el diámetro X y su correspondiente circunferencia, no sabemos si es que hallan o son hallados por el 3,1415… famoso. Podría ser, también que, ese diámetro y esa circunferencia es pi en otro estado. Nuestra doxa es que esas medidas viven por pi. Pi es un número y todo número es Uno. Entonces a qué podríamos denominar conocimiento y no solo maquillarlo poniendo algún nombre pomposo, a esa doxa tautológica conocida por toda criatura a la que se le pueda enseñar relaciones geométricas básicas, cuando estadísticas muestren cero por ciento de tasa de analfabetismo, por ejemplo. Cuando ética y geometría sean lo mismo al mejor modo de Spinoza, por ejemplo.

Sigue leyendo

Unidad…

[Visto: 416 veces]

Quién podría hablar de lo perfecto? No es lo mismo hablar de la manzana que de lo perfecto. Alguien no perfecto podría hablar de lo que buscamos que se nos hable? Morir escribiendo. Lo que es perfecto subsiste de cualquier modo y la constancia es parte de ella. Algo continuo no podría ser descrito por alguien discontinuo. Llamar sinónimos a la constancia y a la continuidad no sería fallar. Decir que aunque tengan letras distintas y menos aún por estar en idioma distinto no son en caso alguno nada distintos. A la denominación de lo único que puede ser verdaderamente continuo y aun así, y no por ello perder su esencialidad, mostrarnos sus discontinuaciones. Cómo resarcimos esa aparente contradicción? (que lo continuo sea en algún caso visto discontinua-mente). Que la única (posible posibilidad) sea decir que la inconstancia solo existe por la constancia. No creemos que el prefijo, otro modo de contradecirse solo, se le denomine así gratuitamente. De ese modo y es como algunos creemos y se dan en la mayoría de cosas que tienden a la perfección es dejar la multiplicidad y tornarse autónoma, auto-suficiente, única. Entonces así como la continuidad es la constancia éstas son la unidad. En sentidos positivos como vemos aunque la sentencia sea inversa o viceversa el objeto es el mismo; en cambio, decir que la inconstancia es la vida de la constancia es falso. Sin salir de esa regla ya que es la única manera que tiene el uno de mostrarnos su discontinuidad es ser cero. En general no existe otro número mas y más que el uno. Si un factor de supremacía y preponderancia de algo sobre algo fuese el tiempo entonces ningún número sería mayor que el uno. El paso de las letras en números creemos está en que mientras de los últimos conocen y tienen relaciones sinonímicas y antonímicas, los primeros solo… Todo número es uno y el uno es todo número. De la misma forma en la que la constancia y la inconstancia se relacionan lo singular es vida y sostén de lo plural. Los plurales no podrían ser ni hacer lo singular. Es gracias y solo a la relación sinonímica que se mantiene entre todo número que se pueden hacer operaciones, pues si existiese la antonimia entre sus filas no podrían éstas realizarse. Sentencias como la que reza que lo semejante conoce lo semejante encaja en lo que queremos hallar.

Como el transcurrir de nuestra materia por el espacio, verdugo hasta de la más prodigiosa mente conocida, cuántos discos duros de cuántos giga-bytes necesitaría una persona en toda su vida? Cuánto por un solo día. Somos parte de la continuidad de forma singular y plural que en esencia es una misma. Con el varón muere toda posibilidad, la mujer en cambio, puede ser sí misma o puede ser varón, pero sí claro nunca sola. Qué es lo que llama a un espermatozoide para que éste se mueva y busque lo que debe? Magnetismo? Coincidencia? Si hablar de eso es complicado y menos aun sin un conocimiento empírico suficiente, pues seguro si ni siquiera recordamos haber sido bebes, menos haber sido un par de células. Hablar de los portadores y de los procesos previos aún y aun tarea complicada. De algún modo, en cualquier sentido, celular-mente todavía somos seres continuos; nadie podría decir que no es parte de la vida. De ese mismo modo podemos decir también que la discontinuidad está más cerca de nosotros de lo que está la continuidad. Cada especie que haya vivido y viva son en sentido lingüístico los números de lo numérico y nosotros naturalmente pertenecemos a ella: es ineludible. Con analogía semejante y sin ningún tipo de valoración la relación mujer:cero y varón:uno; morir:cero y vivir:uno hacen posible, por ejemplo, que podamos sumar y proferir letras y comunicación en general. Sin salirnos de una idea base, lo semejante conoce lo semejante, y gracias a ella es que podemos hallar un número de otro. Lo metafísico hace vivir lo físico y está más cercano a lo ideal que éste último. Nosotros, entidades físicas, no explotamos de nuestra capacidad ideal. Por lo que parece, lo físico nos hace sentir su presencia, pero lo que lo sostiene, no es de su misma naturaleza. En qué discos duros se podrían meter todos los números?

Sigue leyendo