Todo está explicado en términos de pi. Tanto en física (cosas que nos rodean, toda la galaxia y último objeto al que se le pueda denominar materia y sus relaciones), matemáticas (las hasta ahora conocidas por lo menos). Aunque pueda sonar y parecer excluyente, categórico, aun sin empirismo suficiente, de todos modos, es una doxa. La doxa es un conocimiento aunque no el Conocimiento. En ese sentido todo conocimiento es un doxa pero no toda doxa conocimiento. Siendo inquisitivos la doxa no sería conocimiento del todo aunque pueda ser. La doxa contingente, que está supeditada a reglas y normas creadas por seres humanos y cualquier otro ser que pueda tener algún tipo de comunión ya sea entre sí y para con otros; está supeditada siempre a un o unos agentes, lo que se percibe y el que percibe, como maestro, discípulo. etcétera Para las polillas, por ejemplo, les sirve como un buen agente de comunicación las hormonas. Ese percibir no podría ser, como es evidente, por la existencia sola de la polilla o por la sola existencia de lo otro, ese percibir es el modo en la que la polilla reconoce lo que reconoce. Los actuales debates de cómo y en qué fijarnos el tiempo, por ejemplo, son una prueba más de ello. Aunque sea por los problemas de inestabilidad del planeta, seguramente a éste o a cualquier otro astro no le importa qué segundo o milisegundo sean. Un extremo con el el extremo más alejado que sea posible hacen un diámetro, si existe un diámetro probablemente una circunferencia, si existen ambas, tal vez pi. Podría no haber nada de ello tampoco. Aceptándolo; por qué en principio debería ser circular? Tal vez por los patrones que se puedan rescatar de lo que se ha podido observar, en alguna medida todavía no se halla una estrella romboide o triangular. Aunque se podría seguir forzando y decir que no es ninguna figura geométrica sino la de algún tubérculo o fruta… Otra posibilidad es que todo ese espacio tenga forma cuadrada o rectangular, sin embargo, estos son precisos, exactos, áreas pares; la circunferencia, en cambio, se extiende tanto como pi pueda. La doxa tautológica, a diferencia de la doxa contingente, es todo pi. A un diámetro X no se le podría dar una circunferencia que no le corresponda. Estos participes, el diámetro X y su correspondiente circunferencia, no sabemos si es que hallan o son hallados por el 3,1415… famoso. Podría ser, también que, ese diámetro y esa circunferencia es pi en otro estado. Nuestra doxa es que esas medidas viven por pi. Pi es un número y todo número es Uno. Entonces a qué podríamos denominar conocimiento y no solo maquillarlo poniendo algún nombre pomposo, a esa doxa tautológica conocida por toda criatura a la que se le pueda enseñar relaciones geométricas básicas, cuando estadísticas muestren cero por ciento de tasa de analfabetismo, por ejemplo. Cuando ética y geometría sean lo mismo al mejor modo de Spinoza, por ejemplo.

(más…)