Errores frecuentes en la escritura cotidiana

20140428-ortografia.jpg

En la redacción de un texto, es frecuente que se cometan ciertos errores ortográficos en algunas palabras debido a analogías con algunas palabras, una errónea asociación semántica con otras o simplemente por una pronunciación muy generalizada. En el presente post, se explicarán brevemente algunos casos muy comunes de errores ortográficos.

  • Se encuentran casos como los de las palabras trasplante y monstruo, muchas veces escritas erróneamente como transplante y mounstruo a causa de que son pronunciadas coloquialmente de esa manera.

  • La escritura líbido, muy frecuente, ocurre por la creencia de que la palabra es esdrújula. Sin embargo, el término correcto es una palabra grave y, por regla general de tildación, debe escribirse libido.

 

  • También se observa un mal uso de grafía en la palabra kilate. De acuerdo al Diccionario Panhispánico de Dudas (Real Academia de la Lengua Española [RAE] 2005), el término, de origen árabe, no se relaciona en absoluto con el prefijo kilo-, por lo cual siempre debe escribirse quilate.

 

  • Similarmente, existe confusión al momento de escribir quiosco, que, según el Diccionario Panhispánico de Dudas, es la forma culta y preferida en el contexto formal. No obstante, se considera válida la variante kiosco, mientras que kiosko no se recomienda por ser minoritaria.

 

  • En el caso de llevar a cabo, debe evitarse la mala escritura llevar acabo. El término acabo se escribe junto cuando se trata de una conjugación del verbo acabar.

 

  • Confundir infringir e infligir es otro error común. De acuerdo a la RAE (2001), infringir significa “quebrantar leyes, órdenes, etc.”, mientras que infligir se refiere a “causar daño” o “imponer un castigo”.

 

  • Tanto la palabra decisión como imprecisión se suelen escribir de manera errónea, ya que se confunden las grafías s y c. Esto se debe a que se hace una analogía con la escritura de la palabra posición. Además, la mayoría de las palabras que terminan en -ón finalizan en -ción y no en -sión (canción, oración, atención, atribución, producción, motivación, etc.).

 

  • También es común confundir las grafías j y g, sobre todo en palabras como elegiste, muchas veces escrita como elejiste, puesto que se establece una analogía directa con una forma conjugada del verbo decir, dijiste. Se debe considerar que, en un verbo como elegir, las formas conjugadas en las que el sonido de la letra j se encuentra antes de las vocales a u o se escriben con la grafía j (elija, elijo), mientras que en aquellas en que se encuentra antes de las vocales i y e, con la grafía g (elegiste, elige). La misma se aplica a palabras como proteger, colegir, recoger, fingir, entre otras.
  • La conjugación del verbo querer en tercera persona singular, (él) quiso, es comúnmente escrita con la grafía z (quizo), debido a que se lo asocia, por cuestiones fonológicas, con la palabra quizá.

 

  • De la misma manera, es frecuente que el término rasgo se escriba con z porque se lo relaciona con palabras que terminan en el sufijo -azgo, como hallazgo, hartazgo, noviazgo, liderazgo, etc.

 

  • Por último, otro error muy recurrente es escribir desastroso con z (desastrozo), puesto que se le vincula fonológica y semánticamente con destrozo.

 

 

Elaborado por Denis Torres y Claudia Duharte

Referencias

 REAL ACADEMIA DE LA LENGUA ESPAÑOLA (RAE)

 2001    Diccionario de la lengua española. Vigésimo segunda edición. Madrid: Espasa. Consulta: 12 de abril de 2013.

               <http://www.rae.es/>

2005   Diccionario panhispánico de dudas. Bogotá: Santillana. Consulta: 12 de abril de 2013.

              <http://www.rae.es/recursos/diccionarios/dpd>

Fuente de la imagen:

http://educadultos.wikispaces.com/file/view/ortografia.JPG/32151811/398×248/ortografia.JPG

Puntuación: 4.5 / Votos: 6

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *