Homenaje a Gabriel García Márquez

Gabriel García Márquez nació en Aracataca, Colombia, y cumplió 85 años el 6 de marzo. Es conocido familiarmente y por sus amigos como Gabito (hipocorístico guajiro para Gabriel), o por su apócope Gabo desde que Eduardo Zalamea Borda, subdirector del diario El Espectador, comenzara a llamarle así. Pasó los primeros años de su vida con sus abuelos maternos, el coronel Nicolás Márquez Mejía y Tranquilina Iguarán Cotes, cuyos apellidos han quedado eternizados en su obra. Ya en esa época, estaba acostumbrado a las visitas de los familiares muertos que su abuela recibía solícitamente, y a los relatos de campaña del anciano coronel. Esta visión, en la que se fusionan el mito y la realidad, quedará plasmada en sus libros. Entre sus novelas más importantes figuran Cien años de soledad (1967), La hojarasca (1955), El coronel no tiene quien le escriba (1961), El otoño del patriarca (1975), Crónica de una muerte anunciada (1981), La mala hora (1962), El general en su laberinto (1989) y El amor en los tiempos de cólera (1985). Una de sus obras de teatro más importantes es Diatriba de amor contra un hombre sentado, que ha sido puesta en escena este año en nuestra universidad gracias a Vamos a Leer. En el año 2002, publicó la primera parte de su autobiografía, Vivir para contarla, y, en 2010, un compendio de sus discursos más célebres, Yo no vengo a decir un discurso.

Su principal aporte es la novela Cien años de soledad, que narra la historia de la familia Buendía y la fundación, apogeo y destrucción de la mítica ciudad de Macondo, la “ciudad de los espejos (o los espejismos)”. Cien años de soledad es la metáfora y el mito de América Latina. El discurso de comunidad que se construye en esta novela es el punto nodal que permite anclar la noción de identidad nacional en el continente. Úrsula Iguarán y José Arcadio Buendía, primos y esposos, son los iniciadores de una estirpe marcada por el temor al incesto (temor que, a la vez, se convierte en una atracción inevitable para algunos miembros de su familia) y por la soledad. En medio de una serie de hechos extraordinarios, el destino de los Buendía (que es también el de Macondo) se va cumpliendo inexorablemente hasta que, del incesto entre Amaranta Úrsula y Aureliano Babilonia, nace el último Buendía, quien lleva la temida cola de cerdo. En ese momento, se nos revela el destino trágico de una estirpe que, desde siempre, estuvo condenada a cien años de soledad:
Macondo era ya un pavoroso remolino de polvo y escombros centrifugado por la cólera del huracán bíblico, cuando Aureliano saltó once páginas para no perder el tiempo en hechos demasiado conocidos, y empezó a descifrar el instante que estaba viviendo, descifrándolo a medida que lo vivía, profetizándose a sí mismo en el acto de descifrar la última página de los pergaminos, como si se estuviera viendo en un espejo hablado. Entonces dio otro salto para anticiparse a las predicciones y averiguar la fecha y las circunstancias de su muerte. Sin embargo, antes de llegar al verso final ya había comprendido que no saldría jamás de ese cuarto, pues estaba previsto que la ciudad de los espejos (o los espejismos) sería arrasada por el viento y desterrada de la memoria de los hombres en el instante en que Aureliano Babilonia acabara de descifrar los pergaminos, y que todo lo escrito en ellos era irrepetible desde siempre y para siempre, porque las estirpes condenadas a cien años de soledad no tenían una segunda oportunidad sobre la tierra. (García Márquez 2007: 470-471)

El último Aureliano vive la destrucción de Macondo al mismo tiempo que la lee y se entera de su propia muerte al descifrar el epígrafe, según el cual el primero de la estirpe de los Buendía morirá amarrado a un árbol y el último tendrá una cola de cerdo y morirá arrastrado por las hormigas.

En “La soledad de América Latina”, discurso pronunciado ante la Academia Sueca del Premio Nobel de Literatura, Gabriel García Márquez declara que el deber de los escritores es el de crear una utopía alternativa a la realidad, una utopía donde lo sobrenatural pase como normal, “una nueva y arrasadora utopía de la vida, donde nadie pueda decidir por otros hasta la forma de morir, donde de veras sea cierto el amor y sea posible la felicidad, y donde las estirpes condenadas a cien años de soledad tengan por fin y para siempre una segunda oportunidad”. Asimismo, en el discurso de agradecimiento del homenaje que se le hizo en Cartagena de Indias el 26 de marzo de 2007, con ocasión de la edición conmemorativa de un millón de ejemplares de Cien años de soledad por la Real Academia Española y poco después de su cumpleaños número 80, dijo lo siguiente: “No sé a qué horas sucedió todo. Solo sé que desde que tenía 17 años y hasta la mañana de hoy, no he hecho cosa distinta que levantarme temprano todos los días, sentarme frente a un teclado, para llenar una página en blanco o una pantalla vacía del computador, con la única misión de escribir una historia aún no contada por nadie, que le haga más feliz la vida a un lector inexistente.”

Por otro lado, otra parte importante del legado de García Márquez está constituida por sus cuentos. Todos los cuentos, de Gabriel García Márquez, ya salió a la venta en América Latina, por primera vez, en un solo volumen editado por Mondadori, una publicación en la que se reúnen 41 relatos imprescindibles que recorren la trayectoria del autor de Cien años de soledad. El lector encontrará en Todos los cuentos sus relatos tempranos recogidos bajo el título Ojos de perro azul, en los que se incluye “Monólogo de Isabel viendo llover en Macondo”. En cambio, los relatos más recientes, los de Doce cuentos peregrinos, trasladan el escenario a Europa para hablar al lector de la suerte de los latinoamericanos emigrados, de su melancolía y su tenacidad.

Bibliografía

GARCÍA MÁRQUEZ, Gabriel.
“Agradecimiento”. Cervantes.es. Fecha de consulta: 4 de junio
<http://congresosdelalengua.es/cartagena/homenaje/garcia_marquez_gabriel.htm>

GARCÍA MÁRQUEZ, Gabriel.

2007 Cien años de soledad. Edición conmemorativa. Real Academia Española. Alfaguara

——-“La soledad de América Latina”, discurso pronunciado ante la Academia Sueca del Premio Nobel de Literatura. Fecha de consulta: 2 de junio de 2012
<http://www.ciudadseva.com/textos/otros/ggmnobel.htm>

QUÉ LEER.
“Cuentos de García Márquez, juntos en un volumen por primera vez”. En: Qué leer. Fecha de consulta: 2 de junio de 2012
<http://queleer.com.ve/noticias/28052012_01.html>

Imagen: http://www.informador.com.mx/cultura/2012/361612/6/mexico-lleva-la-obra-de-gabo-a-todos-sus-rincones-en-su-85-aniversario.htm

Elaborado por Elvira Cetraro Luna, Mari Vilela y Jéssica Romero

Puntuación: 0 / Votos: 0

Comentarios

  1. Isabel escribió:

    En mi opinión Gabriel García Márquez es uno de
    los más grandes autores de latinoamérica y su mas grandiosa obras es: Viva Sandino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *