Un momento. En un instante. Claro u oscuro. Nadie o solo muy pocos ven el único momento, un solo instante. Una sola hora. Un solo tiempo. Lo siento, pero si no pueden ver un solo tiempo en el entero mundo es solo por gilís. Jamás, al menos por estas épocas, en sus pequeñas cabezas, pueden entender todo el avance y desarrollo de una sola hora. Toda la evolución que implica. Nada más que por sus vanos egos y sus regionalismos ciegos. Por todas sus costumbres que son bultos que se arrastran pensando que son lo mejor. Más duro y bruto que cualquier sólido es la mente cerrada. Tendríamos que ser como una esponja que sabe absorber todo lo que le es útil y bueno, pero que también repele lo que no le sirve ni ayuda. La unidad comienza cuando uno, en el peor de los casos, se intenta conocer así mismo. Al menos solo intentar, a vivir como cualquier otro animal descarriado. Vivir sin autoridad, pero no por ser unos completos salvajes. Igual o hasta mucho más lejano y difícil es aún un solo idioma. Cómo intentar ir a otros planetas cuando no se habla en un solo idioma!? Qué lerdos! Qué tercos! Unificar, simplificar. Tal vez luego. Se puede lograr avances con taras. Seguro que mucha tragedia solo ha ocurrido por terquedad. Más cuando esa terquedad tiene alguna forma de poder humano, político, económico, etcétera. Qué dolor detener un solo día una fábrica, una maquinaría! No poder vivir libres. Desconocer la independencia. Parece, que no a todos los animales le gusta su limpieza por igual, a unos les debe de importar más o menos estar limpios o sucios. Lo que para seres que son menos animales estar más o menos limpios o sucios va más allá de manchar sus vestiduras o piel.  El lenguaje debe de ser alguna forma de clarificar una intención, lo que a veces no es necesariamente clara ni por uno mismo ni por quien lo intenta recepcionar. De ningún modo deberíamos alimentar la ambigüedad cuando podemos ser más claros. La ambigüedad linda con la maldad, es tener más de un momento, ser superficial. Es como la diferencia de encontrar en alguna carretera una piedra cualquiera a una pepita de oro. Ser duraderos. Todos, en cualquier sitio, un solo momento, un solo movimiento. Lo que permite que nos reproduzcamos sin importar ni color ni credo ni distancias ni cualquier otra diferencia que no sea realmente importante ni relevante. Basta de la palabra razas!, al menos para lo que entre humanos respecta. Humanos hay solo uno. El momento es toda la conciencia desde nacer hasta morir, cualquier otro tiempo son solo circunstancias. Nadie le puede quitar su humanidad a nadie. Real y bueno verdadero orden enteramente mundial. 

Puntuación: 0 / Votos: 0