Su interacción es limitada porque uno tiene recelo del otro. No se fían tanto, de otro modo estarían posados en sus hombros o en sus manos o en algún otro lugar. Se acercan hasta cierto punto como hasta cierto momento y se alejan. Tal vez por la intuición de algún dolor. Podrían cogerla para nunca soltarla, llevarse su vida. Como el susto de perros y gatos en una guerra, desaparecer, salir corriendo o ser comidos por esos soldados hambrientos, tensos y malhumorados. Hasta comerse a las ratas, a casi cualquier cosa comestible. Si hubiese abejas egoístas no habrían panales. Más claro parece que no puede haber un panal de solo zánganos, pero tampoco sólo de abejas abejas. Proporción de la miel.

No se supone que si nadie existiera no existiría ninguna emoción ni buena ni mala? Es que pueden desaparecer los números? Unas cosas solo destruyen hasta donde pueden destruir. Eso solo que no puede destruir lo destruye sin destruirlo. No puede ser un inferior por encima de un superior. Debe de ser en un momento de mucha tensión, como la que debe ser una situación de guerra, en que no se tienen más amigos que solo entre camaradas, sus mismos uniformes. Tal vez camarada sea solo camarada, alguien que te tendrá que dejar atrás por anteponer el deber. Distinto quizás al propósito de un amigo que será quien se quede hasta los últimos momentos sin ninguna obligación ni orden; no puede ser unidireccional. Parece, lastimosamente, que hay situaciones en las que no se puede hacer amigos. Algo muy cercano a la amistad como lo puede ser la simple cortesía, un colega o compañero. Aparearse o hacer el amor. No les va a importar la otra vida si no les conviene viva. Crear en otro ser ese miedo instintivo. Si antes no se mataban y luego se matan, cómo seguir confiando? Cómo saber en qué momento es su última muerte antes de amistarse? Tal vez cuando no se los coman no los tengan que matar. Tal vez sea un eco que les dice que como se los pueden almorzar, por eso mismo son superiores. Cosas conscientes primeras y por ello lejanas, casi automáticas. No es que esos otros supuestos inferiores no se los hayan devorado tampoco. Como no puede haber más bajas que reemplazos, éstas siempre tienen que ser las más pocas posibles. Sin soldados en una guerra… Poder extinguirlos pero luchar para que no se extingan. Puede acaso pensarse antes beneficios que ecosistema? Echarnos nuestra propia trampa? Tener más consciencia de la muerte y por ello “disfrutar” con la de otro. Sentirse “amos” de otras vidas. Conocer la concepción del abuso y abusar; lo que seguro lo hace solo un conocimiento parcial. Elegir cuál sí y cuál no. Pero tal vez a ese eco, a esa cosa consciente primera se le pueda decir no y así ser mejor. Ser más superiores que comiéndoselos, pues saben, parece, mejor qué es la muerte y los otros no. Sufrimiento. Tal vez porque haya quien lleve la muerte en su nombre, quien pueda soportar toda la tristeza. No sería mejor disminuirla que acrecentarla? Tiene que haber alguien que la soporte y la entienda. De otro modo todos esos sentimientos son en vano, por gusto, sin sentido. Como quien no pueda decir que ha querido. La distancia es interacción. Y está bien si unos no las quieren con otros sea cual sea el motivo, es que tal vez así sea mejor antes de que se nos mate o matar. Morir en general. No está muerto en algún grado uno que por culpa de otro ya no pueda ser el mismo que era antes de que se encuentren? Algo nuestro puede estar muerto, inutilizado. Algo de uno que vive puede estar, en efecto, adelantado a la muerte, sin necesidad haber descubierto la amputación. Están muertas cada una de esas células que han sido regeneradas por otras, que han sido reemplazadas. Reemplazo por alguno de los muertos, pero no puede haber reemplazo para todos. Entonces, así, menos se puede ser infiel y traidor. Si es solo de vida o muerte, de un bando tienes el cuidado, pero si te cambias, no tienes el cuidado de ninguno. Es bueno tener además de elección, decisión. Un desinteresado solo puede tener elección, decisión lo tiene uno a quien le importa. También, claro, se puede ser “víctima” de la desidia como víctima de las circunstancias. No tendrían que haber ni desidia ni elección, menos si hay otros a quienes también les incumba. Cómo matar lo que no has dado vida? Peor aún; cómo matar lo que has dado vida? No se puede tratar ningún viviente solo como objeto. Solo dice “no matarás”! Es que es ley solo para Hombres? No solo los Hombres mueren. Entonces? Porque aun así, para matar, tensos, malhumorados y marchando llevan una flor. A veces se les cae o a veces las sostienen para siempre. Pero nunca su arma o solo con el, para otro.

Puntuación: 0 / Votos: 0