Lo que es natural no podría ser malo. Lo que es natural no es malo. Lo que es malo muchas veces es la mentalidad del hombre y los productos de sus manos. De la misma forma tampoco se podría negar los esfuerzos del tipo que sean. Un César, tirano o no, moviendo y provocando lo político, probando sus sistemas como a los y sus ejércitos. Una maquina de rayos equis, lupas, lapices sus usos y etcétera. Sin embargo en ese momento, aun tal vez conociendo los resultados, se provocan daños a ecosistemas, psicologías, vida en general. Una idea a escala, tener que amputar algún miembro o perder una vida, por ejemplo. Reduciendo al enfrentamiento de tú a tú entre el hombre y la naturaleza, hasta el punto de eliminar otras especies, soportar los daños colaterales y vivir. Absorber todo lo positivo de otras especies, quedarnos con algunos conejillos de indias y lo que pueda servir. Dejar los sentimentalismos, pues, si hubiese una hecatombe, y se se contara con la capacidad de trasladar personas al espacio, en el mejor de los casos, no creo a otros animales a no ser en material genético. Lamentablemente todavía parece que no se puede sostener la vida fuera de la atmósfera por mucho tiempo, además de las limitaciones físicas propias, lo económico es vital. En ese sentido algo que debería ser regulado de forma cuasi matemática debería ser la población. Creemos que en el futuro será más imperiosa un mejor control de la tasa de natalidad, pues por más filántropo que se quiera ser, todavía no se ha oído de otro que multiplique peces y panes; tampoco, claro, tomando en cuenta los recursos que no son renovables. Cómo podría sobrevivir una especie cuyo uno de sus pilares y motores económicos es el consumo? Para que ello funcione se necesitan de quienes compren, los casi seis mil millones de personas subvencionan la vida en algún sentido. Cómo regular la población si es la que sostiene armamentos, lujos, investigaciones científicas? Olvidarnos de las éticas, grafemas, políticas, etcétera y centrarnos en cuestiones más prácticas? Aunque, claro, para los que estudian estos temas es hasta un problema delimitar lo práctico de lo teórico. Tal vez pueda ser que ciertas materias podrían resultar banales desde el momento en el que se le trata de buscar algún nombre y sus ámbitos de acción, cosa semejante en lo artístico; tal vez porque lo escriba un vago que quiere perder, además, de la vida, su trabajo. Se tendrá la financiación suficiente para proteger obras de arte valiosas? Preferir ellas a unos miles de personas quienes puedan salvarse? Algo de lo que se valen también las naciones en cuanto a cabezas, como si de ganado se tratase, es en invasiones y guerras. Algo de lo que los chauvinismos apoyan aun siendo otro hombre el que muere, solo por ser de otra región, otra habla y bandera; aun siendo alguien que debe tener una familia y amigos, enviarlos a la guerra, tan fácil como apretar unos botones y mandar una bomba nuclear. Aunque lo peor es que van a la guerra y con la cabeza en alto. Tantos siglos de guerras y guerras: no se aprende como se compra cualquier cosa de un catálogo.

Puntuación: 0 / Votos: 0