Tendría que ser ya muy sabido que, lo que tiene que ser, siempre se abre paso. Sabido es también que dentro del Hombre conviven lo perfecto y lo imperfecto. Cada uno de sus órganos y partes, como cada lesión y hasta alguna pequeña verruga. Su perfección de nacer, su imperfección de morir. Sus buenas y malas en su vivir. Su bondad y su maldad. Por sus actos, por la falta de ellos. Aun con sus dos o quizás más caras, que podrían ser también máscaras, el Hombre no deja de ser una unidad. Después de todo, todo es una unidad. Un todo con partes, no partes con todo. La humanidad tendría que ser más unidad todavía, dejar todas sus caretas, sus falsos egos de mortal. Si hay dos caminos, no se puede ir por ambos a la vez. Mucho peor si no se sabe en dónde acaba uno ni el otro ni cuán lejanos son. Tendrías que ir por uno y si es el incorrecto, tener que regresar y recomenzar; algo de tiempo desperdiciado. Luego un solo camino, al menos por mientras. Si es cierto, dicen que solo algunos santos pueden estar en más de un lugar a la vez, ubicuidad, bilocación. Tal vez porque sus destinos ya lo entregaron en algún momento y por completo, así, se les enseña su propio camino y ubicación e incluso hasta la de otros. No tener que recorrer más caminos, sino quizás solo por el mero placer y gusto de ayudar. Ayudar que fácilmente podría ser caridad. Ni como individuo ni en conjunto el Hombre escapa a sus máscaras. El Hombre se aferra a lo que cree que es y como tal acaba. Los más recordados son los que menos tenían, Jesucristo, Sócrates; qué santo era acaudalado!? Materia y nada más que materia. Tal vez para algunos sea un camino con un final, mientras, para otros, es uno interminable. Retrasos, casi siempre existen retrasos y hasta cambio de planes al último momento. Se puede tener más de un camino como se puede no tener ninguno o uno muy corto. El Hombre tiene un poco más su camino que su meta, pues no siempre llega a ella. Avanzado el camino, este podría tener bifurcaciones y así y así a más distancia. Bifurcaciones, dudas y decisiones para llegar a la meta, al objetivo, a un fin; qué tantos más rumbos y metas podría haber en este planeta!? Una época antes de los satélites, naves espaciales, antes de los plásticos con todas sus variantes y sus nombres. Poder circundar todo el sistema solar es una meta y otra viajar todo el universo.

Puntuación: 0 / Votos: 0