Archivo por meses: mayo 2016

Aún estamos a tiempo

[Visto: 240 veces]

DSCN0219+

Puede ser que la actualidad política nos produzca cierta impotencia. Nos detenemos a pensar una y otra vez en cómo persuadir a quienes se encuentran indecisos o incluso tienen decidido su voto por la Sra. Fujimori para la 2da vuelta electoral. Es real que muchas veces la emotividad puede más que la razón.

Sin embargo, como he escuchado decir a muchas personas, hasta el cierre de la votación y el anuncio oficial de su resultado, tenemos para luchar por una opción que garantice la democracia en nuestro país, que resista a la tentación autoritaria y a la de un narco Estado, como a todas luces se pinta en el panorama. No es un tema de mala propaganda.

Sin que se hayan definido las cosas, han aparecido serias denuncias de vínculo con el narcotráfico de la supuesta renovada organización política del fujimorismo. Respeto que hay muchas personas de buena voluntad entusiasmadas con el proyecto de la Sra. Fujimori. Que se han enganchado a ella porque es mujer, con cierto vigor y conocimiento del país, tienen gratitud y expectativa de recibir cosas equivalentes a lo que su padre (Alberto Fujimori) les pudo proporcionar a modo de regalos, presencia del Estado y cierta cercanía. Como fuera, han conectado con ella y les ha parecido adecuada su opción.

No quieren ver otra cosa, no lo admiten, emotivamente están tomadas por una postura que relativiza toda otra posibilidad, aun cuando se pone en cuestión aspectos elementales para el funcionamiento de nuestra sociedad y sistema democrático por la creciente presencia del narcotráfico en la política, entre otros males. Incluso, puede haber hasta posturas ingenuas que aprecien que Fujimori interpreta mejor los “valores cristianos”… porque supuestamente respetaría mejor la vida desde su concepción y matrimonio católico. Y eso no es cierto porque PPK se ha mostrado conservador en estos temas. Más bien, ha sido claro en rechazar la pena de muerte, cuestión que la Sra. Fujimori avala activamente, confundiéndolo con “mano firme”.

La Sra. Fujimori se justifica en que no es su Padre y no repetiría sus errores… Pero ¿realmente es así? En el último debate presidencial ha sido muy claro que Keiko Fujimori es la continuidad de Alberto Fujimori. Entre otras cosas porque ella ya fue gobierno con la función que tuvo de Primera Dama; su primer vicepresidente, el cuestionado Sr. Climper, fue también ministro de Estado de Alberto Fujimori. Hoy, quieren ser gobierno, haciéndonos creer que no serán lo mismo. ¿Podemos creer algo así? ¿Es ello aceptable?

Teniendo la Sra. Fujimori el control sobre la mayoría del Congreso de la República, la tentación autoritaria está a la vuelta de la esquina. Pero pareciera que en muchos calzan los sentimientos autoritarios o dictatoriales. Como eso de recurrir a las Fuerzas Armadas para resolver el problema de la delincuencia como medida efectista, pero que revela la incapacidad para pensar más a fondo los problema y sus soluciones.

Estamos en una verdadera encrucijada. Tenemos que demostrarnos a nosotros mismos que podemos persuadirnos e influir en las decisiones de los otros. Podemos argumentar y convencer en el diálogo a personas de todas las tiendas políticas, sobre lo que conviene mejor al país. Por qué votar por PPK, más allá de que le veamos algunas limitaciones; por qué resulta una opción bastante mejor que el retorno a los noventas, donde reinaba el “todo vale”, las manos siniestras de los servicios de inteligencia (entonces el SIN), o nos contentamos con una democracia delegativa y poco ciudadana.

Podemos remontar aún la situación, por el bien del país. Porque queremos un país con sentido de esperanza, democracia y con justicia. Base para encaminar una propuesta de unidad nacional y desarrollo con equidad.

Guillermo Valera Moreno
Magdalena del Mar, 30 de mayo de 2016

Sentido de pluralidad

[Visto: 243 veces]

DSC07876

Tanto por la familia que tuve de origen como por la comunidad cristiana en la que me formé, debo agradecer que siempre se me marcó un sentido de pluralidad en la vida y un afán de respeto por la diversidad.

Yo soy nacido en Piura y allí hice mis estudios escolares; para la universidad tuve que hacer maletas porque Sociología no había como Profesión que se ofertara localmente y me vine a Lima. Eran tiempos del Velazquismo y las reformas que habían marcado nuestra sociedad (especialmente la reforma agraria).

Ingresé a la PUCP y me encontré con una izquierda en el movimiento estudiantil. Aprendí a ir a las marchas, a protestar, a publicar cosas en paneles, a hacer propaganda, a militar políticamente. En forma paralela, me tocó vincularme a grupos cristianos, experiencia que ya traía de Piura, y me condujo a la Comunidad Siempre (que significaba para nosotros, un “compromiso para siempre”).

Fue un enorme complemento para todo lo que me tocó vivir, distante de mi familia, una dinámica de vida muy distinta a la provinciana, sin conocer a muchas personas. En ese contexto, supe adaptarme y encaminarme, sin ser alguien especialmente destacado académicamente, aunque siempre inquieto con la actualidad y la cultura en general. Muy involucrado con el movimiento estudiantil.

Creo que mi comunidad me dio la capacidad de ser crítico respecto a mis propias opciones políticas. En primer lugar porque convivíamos gente que simpatizaba con la izquierda (en diversas variantes), el Apra, AP, PPC, etc. Lo cual nos exigía tener tolerancia y saber argumentar mejor nuestras posturas. En segundo lugar, porque nos situamos y aprendimos el camino del discernimiento, lo cual fue un gran aporte en nuestro proceso de vida espiritual y comunitaria, vinculada al conjunto de nuestro quehacer cotidiano, marcado también por los estudios, lazos familiares, activismo comunitario, entre otros. Creo que la formación académica de la propia “Cato” (Universidad Católica), me condujo por caminos más amplios y plurales.

Remarco el sentido de pluralidad porque es importante en la vida actual y en general. No todo lo podemos entender desde un solo punto de vista. Hay que construir la comprensión de muchos fenómenos tomando en cuenta la diversidad de aproximaciones. Es el sentido que tiene hablar de diálogo, inclusión, interculturalidad y otros temas fundamentales. Pero también porque de la propia naturaleza aprendemos que la riqueza es mayor en la diversidad y no en querer reducirla a unos cuantos de sus componentes.

También en nuestra Iglesia, tenemos diversidad de experiencias, espiritualidades, maneras de seguir a Jesús. O existen diversas iglesias, experiencias religiosas, de situarse frente a Dios o a la nada. Frente a la necesidad de darle sentido a nuestra vida, lo cual nos es fundamental a todos los seres humanos, porque todos tenemos ese impulso vital de querer ir más allá de lo que ya nos transcurre, de lo que ya sabemos, de lo que hemos podido descubrir. Porque somos personas pensantes, con capacidad creativa y necesidad de amar, aunque no nos demos cuenta o lo rechacemos en algunos casos.

Guillermo Valera Moreno
Magdalena del Mar 26 de mayo de 2016

Debate y necesidades planteadas

[Visto: 307 veces]

Quinua 1a

El primer debate presidencial ha sido un evento bastante político, donde la Sra. Fujimori consiguió hacerlo en un escenario bastante favorable a su candidatura, ya que le norte votó mayoritariamente por ella en las pasadas elecciones del 10 de abril. Se le notó con bastante despliegue de recursos políticos y de buscar aparecer como la “criolla” que se las sabe todas, aún recurriendo a la mentira en todas sus letras.

Creo que el debate lo ganó, sin embargo, largamente el Sr. Kuczynski, quien recurrió a plantear algunas propuestas en los temas que fueron centrales, como la regionalización, infraestructura, conflictos sociales y otros. Haciendo emblemático el hecho de ser una persona con experiencia, conocedor del país porque ha vivido en varios lugares de éste desde niño y poniendo énfasis en la necesidad de un gobierno que combata la corrupción y el narcotráfico.

No obstante, mientras al final del debate a la Sra, Fujimori la esperaron sus seguidores para un mitin, no se notó similar reacción en PPK. Es más, los avances de intención de voto que se difundieron previamente al debate, colocaron una imagen de nuevo crecimiento de la Sra. Fujimori en la intención del voto para la segunda vuelta electoral. Cuestión que hace pensar si ello se marca ya como una tendencia o las cosas están aún por definirse en las dos semanas que faltan.

Pensamos que las cosas no están resueltas. Se requiere sí un mensaje más político de parte de PPK y de quienes se identifican en contra de Fujimori. Es decir, PPK tiene que ser más explícito con sus opciones que lo identifican a favor del pueblo y las regiones, dar un golpe más audaz sobre sus propuestas. Por ejemplo, la Sra. Fujimori ha levantado la idea de un Gobierno de Concertación Nacional, cuestión que ella misma da la impresión que no se lo cree, más aún cuando remarca que tiene 73 congresistas que hacen la mayoría absoluta del Congreso.

¿PPK no debiera levantar, con más capacidad y credibilidad, una propuesta de “Unidad Nacional” o algo similar? Las fuerzas de oposición, en especial, el Frente Amplio, ¿no debiera salir públicamente y pronunciarse a favor de PPK? A estas alturas no bastan apoyos indirectos como decir estamos contra Fujimori y nada más. Hay que afirmar una propuesta política, la cual no significa compromiso mayor a un tema de votación en segunda vuelta y poco más.

Creo que de modo similar, las organizaciones sociales debieran hacer un coro positivo de propuesta a favor de PPK, en la lógica de favorecer también una presencia de la sociedad civil de modo muy activo y propositivo. Incluso, el movimiento “No a Keyko” es necesario que se convierta en propositivo e intente de ir más allá del sólo “No” y llamando a votar a favor de PPK con un conjunto de propuestas que se planteen como necesarias de atender al país.

Dignidad, democracia, inclusión, pluralismo, diálogo, participación… Tienen que mostrarse a las personas de a pie como factibles desde un gobierno potencial de PPK.

Guillermo Valera Moreno
Magdalena del Mar, 22 de mayo de 2016