Archivo por meses: noviembre 2017

Sintonía CVX y compromiso

[Visto: 320 veces]

Nos tocó hacer la despedida de una querida compañera de trabajo, Cecilia Díaz, después de 7 años de voluntaria en la oficina donde laboro (Oficina de Desarrollo y Procura Jesuita – ODP). Fue muy grato y podría decir que siendo ella chilena de origen, me permitió conocer algo mejor a Chile y apreciarlo mejor. Igualmente, pude conocer que ella durante sus estudios escolares fue parte de la CVX y, al parecer, influyó en ella de modo positivo, importante… Recordé desde ella la asamblea nacional CVX Perú que tuvimos hace unos días (17-19 Nov.).

Suele ser que una asamblea CVX es – sea una expresión de gratitud y generosidad, por todo lo que en ella aprendemos. Porque en ellas intercambiamos lo que traemos, diversidad de experiencias y caminos recorridos. Suele haber disposición, actitudes que marcan, propósitos que emergen para encaminarse a nuevos destinos o para darse mayor profundidad. Fue una asamblea que en simultáneo realizó un Encuentro Juvenil CVX y mantuvo una sintonía adecuada entre sus distintas delegaciones.

El balance principal de la labor realizada en el último periodo fue el haber contado con un Plan Estratégico, el cual ayudó a encaminar su accionar, pese a no contar con un equipo muy afiatado en el CENCVX y haber coincidido con el cambio de Asistente Nacional CVX. La labor con los jóvenes fue otro aspecto muy importante de su trabajo, habiendo logrado generarse un conjunto de nuevos líderes que empiezan a ser piezas de recambio en sus respectivos núcleos CVX y a plantear otras entradas y abordajes de temas, donde el uso de las nuevas tecnologías es algo incorporado de modo más natural y fluido.

La definición de la frontera de familia fue otro avance visible, lo cual ayudó a ordenar acciones y prioridades de trabajo más específicos. De hecho, la metodología planteada por el Taller del Reloj de la Familia, encajó muy bien en facilitar y encaminar la constitución de un equipo al respecto, desde el cual se ha venido monitoreando iniciativas diversas. Siendo una oferta de formación bastante adaptable y para públicos diversos (no sólo de CVX). A ello debemos de sumarle los cursos de formación que se dieron lugar con el llamado “Itinerario”, lo cual ha enganchado en públicos variados y con la necesidad de afrontar una formación en la fe desde los niveles más básicos, descubriendo que existe una demanda amplia que atender.

Por último, fue muy importante que con la asamblea se lograse marcar la continuidad del CEN, con la elección de un nuevo equipo liderado por Alberto Poblete, proveniente de CVX Siempre, quien reemplaza a una esforzada Pilar Romaní. Con éste recambio, ya son 5 periodos consecutivos que en los que se logra una continuidad de funcionamiento. Ello permite ir afianzando la propia institucionalidad de CVX y la continuidad de un compromiso que se intuye y valora como fundamental. Si bien, hace 10 ó 15 años se contaba con una afluencia más masiva de cevequianos en todo el país, no deja de ser significativo que los procesos que ahora se pueden estar marcando sea la de una continuidad más estable de sus miembros.

Aunque siempre queda la sensación de que los tiempos son limitados en la asamblea y se desearía más momentos para intervenciones y debates, se logró establecer una buena sintonía. Tanto para plantearse algunas críticas de parte de delegaciones como las de Arequipa (en especial, por una gestión más pertinente de las comunicaciones). Pequeños desencuentros o lagunas, como cuando se tuvo que plantear la parte más electiva del nuevo CEN (previa y durante); hubiera sido deseable algún monitorio mayor de la parte de discernimiento y presentación de las candidaturas. De todos modos, todo se logró encaminar, con la buena disposición de la asamblea y la alegría creativa que se manifestó también en las partes más festivas.

La Eucaristía de cierre fue muy vital. Se aprovechó para un envío simbólico de los nuevos responsables, contándose con la presencia también del P. Provincial de los Jesuitas, Juan Carlos Morante SJ. La sintonía se convirtió en buen espíritu y agradecimiento. A seguir dando la buena nueva en todas nuestras comunidades pequeñas y Núcleos. A poner cada quien sus talentos en la continuidad y crecimiento de nuestra CVX nacional.

Guillermo Valera Moreno
Magdalena del Mar, 25 de noviembre de 2017

Sobre CONSIGNA, algunos hitos y su labor presente

[Visto: 303 veces]

 

1.- Hoy es común hablar de redes y de trabajar en redes, siendo una tendencia en el mundo entero y en la propia Compañía de Jesús. Ellas nos pueden permitir de diverso modo apelar a la creatividad, iniciativa, libertad y cooperación. Teniendo siempre cautela en sus propósitos y en generar estructuras que sean funcionales y no excesivas en burocracia.

2.- En la Provincia Jesuita de Perú se ha tenido un recorrido diverso. En el caso del Sector Educación hay algunos hitos importantes de resaltar para comprender la situación actual. Uno de ellos lo marcó el padre Ricardo Morales SJ, estableciendo una estructura de cuatro componentes: formación del clero, Educación superior, colegios tradicionales, Fe y Alegría y educación popular. Así, educación popular fue el sector de avanzada; Fe y alegría era parte de éste y era un sector que estaba con los pobres por naturaleza. La provincia peruana tuvo la peculiaridad de mantener una sana convivencia entre todos sus componentes.

3.- En la segunda mitad de los años 90, probablemente influidos por la nueva organización mundial y la caída del llamado “Muro de Berlín”, se fue descubriendo más motivos de coincidencia en el sector educación. Así se llegó a tener un encuentro de todos los integrantes del sector educación lo que les permitió “descubrir” que podían conversar, dialogar y percibir una enorme sintonía entre todos. Esto se percibió como una gran riqueza y una enorme posibilidad. En ello se confluyó con la feliz reflexión de Xabier Gorostiaga SJ y el “continuo educativo”, quien venía impulsando el tema desde Centro América.

4.- El año 2004 se realiza el primer esfuerzo de constitución de Consigna, en un Encuentro-Taller que se realiza en Atinchik, con representantes de cada uno de los sectores o subsectores de educación, excluyendo el subsector de formación del clero. Entonces, juega un papel muy importante el padre Provincial y el rector de la Universidad del Pacífico. Ello se continuará con el estudio de “complementariedades potenciales”, lo cual permite identificar cuáles eran los posibles nexos de colaboración entre las distintas instituciones que conformaban CONSIGNA.
Por ejemplo, fue muy ilustrativo descubrir que la única institución que tenía flujos (reales y potenciales) de entrada y salida con todas las demás era la Universidad Ruiz de Montoya.

5.- En los últimos 5 años se añade la constatación de que CONSIGNA debe, a su vez, conocer mejor Lima y también salir de Lima y descubrir las regiones. Ello permitió identificar elementos como que se tiene en la CJ una diversidad de obras que no estaban articuladas para nada entre sí a nivel regional. En la actualidad las regiones tienen espacios de coordinación a modo de plataformas con diverso nivel de actividad o desarrollo. Todo ello nos plantea nuevos desafíos.

6.- En el momento presente CONSIGNA tiene que ir redescubriendo su rol en esta nueva estructura de provincia en construcción. Su labor de brazo educativo de las plataformas será clave. Asegurando y animando en ellas la transversalidad del tema educativo; promoviendo conciencia sobre el rol de lo educativo y la necesidad de su articulación o enlace. Para ello será necesario contar con un delegado (o un equipo) educativo en cada región, con los cuales conectar mejor las labores de CONSIGNA como conjunto. Marcando un modelo que vaya más de “abajo hacia arriba” y tome en cuenta mejor las necesidades de las zonas de trabajo y su diversidad. Con especial atención a lo que llamamos “proyectos EN red”.

7.- En nuestra última Asamblea de Consigna (2017), identificamos tres cuestiones claves de atender:
(1) Articulación, con especial énfasis en la relación Consigna y Plataformas Regionales, así como de cada red e institución integrante de Consigna hacia el conjunto de la misma.
(2) Transversalidad de lo educativo, viendo cómo estimular y explicitar lo educativo en las obras y las Plataformas, teniendo presente siempre el ¿para qué formamos?
(3) Incidencia política, recogiendo lo que ya se ha avanzado en ello y poniendo atención a los temas de interés específico de cada integrante de Consigna; trabajando criterios y un soporte metodológico sobre cómo hacerlo.

Debemos hacer de todo ello materia de actuación para el presente periodo que nos toca desarrollar.

Guillermo Valera Moreno. Reflexiones recogidas de una presentación de Javier Quirós SJ y algunos aportes propios.
Lima, 17 de Noviembre de 2017

Como una brisa, nos sentimos llamados

[Visto: 294 veces]

Fue una ceremonia amena, sencilla, bien preparada… La asunción de compromisos temporales o definitivos de 11 integrantes de las CVX de Lima, transcurrió de modo apacible, como la brisa con la que Dios se hace muchas veces presente. Como sintonía de corazones que se encontraban para reconocer un momento especial en sus vidas, al cual se llega de diversas maneras y se identifica con un valor profundo, muy personal y a la vez tan comunitario, compartido y vivido desde la presencia con el otro, con los demás. Expresión querida y gratuita.

Los testimonios de los protagonistas fue diverso y cada cual más sentido, muy personal. Todos nos identificamos en la comunión, en ese espíritu que sella cual cemento las relaciones espirituales de quienes quieren dejarse más afectar, e ir más allá de los buenos deseos. Estableciendo un compromiso más dedicado, más querido, mejor atendido…, de nuestra relación con Dios, desde la mediación comunitaria de CVX, desde los apostolados que nos vamos dando y creciendo.

Me acordé mucho del proceso de asambleas en las que estamos inscritos hoy a diverso nivel CVX. En mi comunidad (CVX Siempre) tendremos asamblea en diciembre. Antes compartiremos la asamblea nacional en unas pocas semanas; el siguiente año toca la asamblea mundial, muy cerca de acá, en Argentina. Para todos esos momentos necesitamos sintonizar en un mismo espíritu, tal como se nos sugiere en el último número de Proyectos por el ExCo mundial.

Recogiendo lo que allí se nos plantea, podríamos sentirnos hoy invitados a lo siguiente:
º Preparar nuestras Asambleas comunitarias tomando en cuenta diversos elementos que nos amplíen el horizonte y nos sitúen también en una reflexión común como CVX e Iglesia.
º Sentirnos llamados a ser corresponsables de la vida de todos y solidarios en lo que podemos aportar, ayudar a crecer, formar, acompañar, hacer comunidad y crecer en el bien común.
º Preguntarnos, si no estamos hoy particularmente confrontados con un tiempo crítico, oportuno y apropiado en el que veamos qué tendríamos que revisar de nuestras prácticas, qué tenemos que consolidar, qué tendríamos que asumir con mayor radicalidad. Tanto personal y comunitariamente. De ese modo, optar deliberadamente por acciones y fines más deseables.

Caía en la cuenta sobre algunos elementos del contexto que son claves de tomar en cuenta y que los podemos recoger de modo también singular:

Uno – Somos una experiencia comunitaria en CVX con 50 años de caminar, con diversas expresiones. Mi propia comunidad comparte un recorrido de 47 años de caminar; otras tienen menos décadas o algunos pocos años. Todas son importantes. Desde cada una nos sentimos llamados a ser hombres y mujeres comprometidos en la construcción de un nuevo Perú. Al respecto, podríamos preguntarnos, ¿Qué significado especial nos reveló el presente año? ¿Qué gracias hemos recibido y compartido? ¿Cómo valoramos nuestro caminar y disponibilidad? De otro lado, ¿cómo nos anima un documento como los Principios Generales CVX en nuestro estilo de vida?

Dos – Tomar muy en cuenta la próxima visita del Papa Francisco: sentirnos motivados a reflexionar temas y cuestiones claves, como son: (1) El Papa hoy en nuestra Iglesia: un papado que nos renueva. (2) El cuidado de la creación, la naturaleza y el medio ambiente. (3) Nuestra responsabilidad y solidaridad en la construcción de un Perú nuevo dentro de un mundo nuevo. Será muy importante prepararnos a ello; ver cómo participamos; estar atentos a lo que nos inspira.

Tres – Estamos llamados como laicos a renovar nuestro mundo de hoy. El Papa nos ha invitado desde ya a un “nuevo despertar” como Iglesia. A comprometernos más profunda y humildemente con espíritu de servicio, enfocados en las tareas del mundo y alejados del “pecado del clericalismo”. Llamados a aportar con nuestros propios dones, preparación y en equipo. En clave de magis y discernimiento constante. Contemplando los diversos males de nuestro mundo (y país) e invitándonos a reaccionar y a salir de la propia burbuja; a ser compasivos y solidarios.

Desde lo anterior y más en conjunto podemos preguntarnos también, ¿cómo podemos responder a éstas grandes necesidades de nuestro mundo y de nuestro país? ¿Cómo aportamos mejor a esa gran misión de Dios? ¿Cómo sentimos que hoy nos interpela y nos llama?

Guillermo Valera Moreno
Magdalena del Mar, 1 noviembre de 2017