Archivo por meses: agosto 2013

REFLEXIONES EN ESTE DIA DEL NUNCA MÁS

[Visto: 1097 veces]

 La siguiente presentación ha sido escrita por Sonia Romero, Responsable de Pastoral en la Parroquia La Virgen de Nazareth, del distrito El Agustino, la misma que se leyó en el evento del “Nunca Más”, realizado el domingo 25 de agosto, en la misma parroquia. Una sentida reflexión.

20130828-cruz_del_nunca_mas.jpg

Cuando llegan estas fechas recuerdo algo que mi madre siempre me decía: nunca guardes rencor ni odies a nadie, esos sentimientos bórralos de tu vida, eso solo te llevara a vivir una vida amargada y no te dejaran ver las cosas buenas que tiene la vida, como la esperanza o el perdón.

Pase por la experiencia de la violencia en la Universidad de San Marcos. Cuando uno es joven no le da la importancia que debe darle a estos personajes violentos, pero poco a poco me fui dando cuenta como influían en la vida de mis compañeros, vi detenidos a muchos de ellos, supe de la muerte de otros, y vi como la vorágine de la violencia comenzaba a envolver a mi país.

Y entonces me pregunte ¿dónde está Dios? Y lo comencé a encontrar en la gente que trabajaba por los demás, por dar un mundo mejor a sus hijos a través de los comedores, los comités de vasos de leche y otras organizaciones que conocí en El Agustino. Comprendí que a más violencia, hay que poner más unión y solidaridad entre aquellas personas afectadas por la violencia terrorista.

Fue entonces que comprendí que el rostro de Dios estaba en ellas, y recordé las palabras de las bienaventuranzas que nos dicen:

Bienaventurados los que lloran porque recibirán consuelo
Bienaventurados los que tienen sed de justicia porque serán saciados
Bienaventurados los que trabajan por la paz porque serán reconocidos como hijos de Dios.

Y sentí paz y trataba de sentir comprensión por cada una de aquellas personas que piensan que sus ideas deben ser impuestas por la fuerza y crean intolerancia. Pedía a Dios por aquellos que iban por aquel camino de la violencia y los llevaba a matar a sus propios hermanos. Hermanos nacidos en esta misma tierra, del mismo barro que fuimos formados por nuestro Padre Dios.

Siempre he participado en las actividades que se realizan por el NUNCA MAS o el PARA QUE NO SE REPITA, a veces pensaba esto sigue igual, siempre repetimos lo mismo, pero un día esto cambió. En el 2002 cuando se iniciaban las entrevistas públicas de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación veía como la gente compartía las experiencias que habían vivido y lo que cada una de ellas había sufrido en sí mismas o por algún familiar. De repente escuche un nombre para mi conocido, era una compañera de promoción de secundaria, no la veía hacia 15 años, ella trabajaba en la policía femenina y por cumplir con su trabajo vivió en carne propia un ataque subversivo que le quitó la visión. Allí comprendí que ella también había sido víctima de esa violencia. En el colegio éramos como hermanas, pasamos 11 años juntas (primaria y secundaria) y al escuchar lo que le hicieron sentí una inmensa cólera por lo que le había pasado y como había quedado. Hoy día después de 12 años nos volvimos a encontrar y fue realmente impresionante verla, ella no veía desde aquel día en que la atacaron, no vio crecer a sus hijos, no pudo ver sus sonrisas, sus trabajos, sus bailes y sin embargo tenía una gran sonrisa y una fe en Dios tan grande. No habla con rencor, ni con odio. Hay una paz en ella que te hacer sentir tan pequeña a su lado. Ella es un testimonio vivo de que Dios está presente en cada uno de nosotros y de que esa violencia que nos quiere arrancar el corazón nunca triunfará.

Y hoy en día esa violencia se ha trastocado en violencia familiar, corrupción, discriminación y tantas cosas que nos terminaran llevando nuevamente a esa violencia que vivimos hace más de 20 años. La gente que necesita estemos con ellos y está abandonada, porque nuestros políticos como en otros tiempos siempre piensan en lo que beneficia a unos pocos. Los que más sufren no les interesan. No importa si mueren de hambre o si el friaje les quita la cosecha o sus propias vidas. Hoy se sigue sembrando desconfianza y desesperanza que nos lleva a la violencia y nos trae dolor a nosotros mismos y a nuestras nuevas generaciones.

Y entonces vuelvo a los recuerdo de mi niñez cuando mi madre pesimistamente me contaba sus experiencias políticas y me decía que esto nunca va a cambiar. Que los malos gobernantes serían los que eviten la fe en las autoridades.

Los gobernantes deben vivir sirviendo a la población que los eligió e inspirar confianza y que las personas sientan que sus vidas están protegidas.

Estamos en esta vida y en esta tierra prodigiosa que es el Perú, esta tierra que nos vio nacer para ser felices y compartir con los más necesitados, cada cual con sus dones y virtudes tratar de que en nuestra tierra florezca la paz en todos los hogares. Que el hombre y la mujer sean iguales. Que los padres compartan las mismas obligaciones y deberes con la familia. Tenemos que velar por que nuestros hijos y los hijos de sus hijos tengan un futuro de paz y esperanza. Construir un mundo diferente donde todos seamos libres sin rencores. Que la violencia sea desterrada de los diccionarios de sus corazones para vivir con felicidad porque para eso nos creó Dios, para ser felices.

Digamos todos: NUNCA MÁS / a la violencia en nuestro país.
Digamos todos: NUNCA MÁS / a la corrupción que carcome los cimientos de nuestra sociedad.
Digamos todos: NUNCA MÁS / a la inseguridad en nuestro distrito.
Digamos todos: NUNCA MÁS / a la injusticia y a la impunidad.
Digamos todos: NUNCA MÁS / al odio, a la venganza y la discriminación en nuestra sociedad.

Que el Dios de Jesús. El Dios de la paz, del amor, la justicia y la verdad nos bendiga a todos. Gracias.

Sigue leyendo

Carta de Mau, ExCo CVX Mundial

[Visto: 474 veces]

Reproducimos a continuación la carta que nos envía Mauricio López, como Presidente de la CVX Mundial: “Compartiendo algunas reflexiones sobre nuestra Asamblea Mundial en el Líbano y nuestra profunda solidaridad con Siria, Egipto y Líbano”

Queridos hermanos y hermanas de la CVX

Con profunda gratitud por todos los bienes recibidos y los grandes frutos cosechados en nuestra pasada Asamblea de Líbano; con la mirada agradecida por nuestras raíces que nos han traído a este momento; y con los ojos puestos en el horizonte de nuestras fronteras, nos ponemos en las manos del Dios de la vida para pedirle nos dé el entusiasmo, discernimiento, compromiso, paciencia, y sobre todo la fe esperanzada para caminar en este llamado que nos ha hecho como CVX mundial para nuestro presente y futuro.

No hay palabras suficientes para agradecer todo lo que ha significado esta Asamblea para los miembros de la CVX en todo el planeta. Ha sido tan fuerte que nos encontramos todavía interiorizando, gustando y sintiendo en lo profundo, lo que significa este llamado para toda la comunidad. Como Consejo Ejecutivo Mundial buscaremos la manera más propicia para estar a la altura de este llamado, buscando la participación de todos ustedes en esta misión común.

Nuestro mandato es resultado de nuestro caminar de 5 años desde Fátima hasta Líbano (y de las mociones del espíritu en nuestra historia como comunidades laicales ignacianas y como CVX desde los inicios), y es un proceso que nos llena de esperanza por su fuerza y sentido de misión para actuar como verdadero Cuerpo Apostólico Mundial en el marco de las fronteras que nos hemos puesto como horizontes para ofrecer lo mejor de nuestra vida y de nuestra espiritualidad. De aquí a 5 años habremos de trabajar con toda nuestra pasión, discernimiento y compromiso para estar a la altura de este envío. En nombre del nuevo EXCO mundial ofrecemos toda nuestra disponibilidad y trabajo para responder al envío de la comunidad en un equipo de trabajo con características maravillosas y de composición inédita; agradecemos nuevamente al EXCO saliente por todo su servicio, y lo que ha dejado sembrado para que nosotros podamos seguir trabajando.

En breve recibirán los comunicados formales con respecto al nuevo proceso de trabajo, los documentos de la Asamblea, los pasos a seguir, y todo lo necesario para que este fuego encendido siga contagiando muchos corazones. Les pedimos su apoyo y paciencia, ya que como nuevo EXCO nos estaremos reuniendo en Febrero para establecer una nueva estructura de que les comunicaremos oportunamente. Les pedimos que todos y cada uno de los asistentes a la Asamblea Mundial, así como todos los miembros de los Consejos Nacionales, se apropien de la vida que les ha sido comunicada en la Asamblea y que yace representada en el documento de Beirut 2013 que pronto recibirán. Les pedimos que comiencen ya a llevar a la vida este llamado en los distintos sitios donde está presente la CVX, y en todos los sitios donde sintamos que hace falta contagiar la vida de nuestra comunidad.
En sus manos está la posibilidad de que las invitaciones que el Espíritu nos ha regalado realmente se tornen en vida durante los próximos años.

Este correo es para expresar nuestro compromiso profundo de caminar como verdadero Cuerpo Apostólico Ignaciano como CVX mundial, y para iniciar esta nueva etapa. Y este comunicado es, además, un llamado a profundizar sobre el significado de lo que ha representado la realización de nuestra Asamblea Mundial específicamente en Líbano, en el Medio Oriente, con todos los retos que esto significó. Los acontecimientos que se han suscitado antes y después de nuestra Asamblea, son un reflejo de la situación tan dura y dolorosa que todos los que viven en esa región están experimentando hoy. Cuando nos vamos a dormir, generalmente con mucha paz a nuestro alrededor en la mayor parte de los países donde está la CVX, en ese mismo momento en varios lugares del Medio Oriente, y en otras partes del mundo, la incertidumbre y el temor dominan las vidas de muchas personas. Nuestros hermanos y hermanas de comunidad CVX, los creyentes en el Cristo vivo, y en general hombres y mujeres inocentes, independientemente de sus creencias, están siendo lastimados sistemáticamente, sus derechos vulnerados, y sobre todo les están robando su presente y su posibilidad de un futuro digno y pleno como dicta el proyecto de Dios para su creación más amada.

Por nuestra identidad CVX que busca solidarizarse con los clamores de este mundo, y por el compromiso asumido de hacernos más fraternos con la región del Medio Oriente al habernos hecho presentes en Beirut para nuestra pasada comunidad mundial, pedimos a toda la comunidad que nos unamos en oración sincera por el dolor de la incertidumbre y violencia que ha aquejado a Egipto en las últimas semanas donde tantas personas han sido lastimadas, vulneradas por sus creencias y tantas otras muertas por un odio y división fuera de control; pedimos a todos los miembros de CVX a que pongamos nuestra fe alrededor de nuestro querido Líbano que vivió momentos tan dolorosos al haber sido blanco de ataques que dejaron tantas personas heridas y otras muertas por la detonación de una bomba que ha puesto en el corazón y la memoria de hombres y mujeres el temor latente de una nueva guerra; y llamamos a todos y todas a poner toda nuestra fuerza espiritual contemplativa en la acción para solidarizarnos con Siria, país que ha vivido una de sus noches más oscuras el día de ayer al haber sido asesinados más de 1000 personas en Damasco, sobre todo personas sencillas e inocentes. No creo que podamos olvidar con facilidad los rostros de niños, y hombres y mujeres que perdieron la vida en un acto de odio descomunal absolutamente injustificado.

Como CVX no podemos cerrar los ojos ante estos dolores que sentimos como propios, estamos llamados a denunciar estos hechos llenos de inhumanidad de manera contundente, y sobre todo invitamos a toda la comunidad a asumir una actitud discerniente para mirar más allá de la información que viene y va por algunos medios de comunicación que no parecen buscar que reine la paz, sino que buscan inculpar a unos y producir un rechazo ciego a otros. “La verdad nos hará libres” (Jn. 8, 32), y por lo tanto nuestra actitud de discernimiento nos debe llevar a buscar más allá de las razones superficiales; como CVX debemos solidarizarnos en serio con el dolor de esta región del planeta que representa los intereses más grandes de unos pocos, y sobre todo estamos invitados a superar cualquier actitud que no parta del deseo de construir la paz, la justicia y la fraternidad. Gandhi dijo “ojo por ojo, y el mundo quedará ciego”, y tal parece que en acontecimientos como estos, la actitud de ojo por ojo es la que se quiere privilegiar. Ojalá seamos capaces de asumir una mirada amorosa y profundamente crítica para no permitir que nos impongan miradas, o que jueguen con nuestro dolor y nuestro miedo.

Pedimos encarecidamente a nuestros hermanos de la CVX de Egipto, Siria y Líbano, para que con una mirada amorosa, sensible al dolor de sus países y de sus hermanos, y con ojos de discernimiento crítico y dialogado comunitariamente, nos sigan compartiendo sus vivencias, percepciones, y nos vayan marcando la pauta sobre cómo entender adecuadamente este momento. Les pedimos que se organicen de manera que nos puedan hacer llegar reflexiones que nos ayuden a sentirnos verdaderamente hermanos con ustedes, y sobre todo, que como CVX mundial logremos reconocer que la frontera de GLOBALIZACIÓN y POBREZA no se expresa solamente en cifras o en tendencias mundiales, sino que se expresa en acontecimientos como los que se viven actualmente en esta región del mundo. Sepamos mirar siempre con los ojos de Dios; y que el Cristo encarnado nos conceda la capacidad del lenguaje de la sabiduría para sabernos un solo Cuerpo frente a estas dolorosas situaciones que denotan lo más oscuro del poder e interés humano, pero que también son una posibilidad de evocar lo mejor de nuestra fe y nuestra espiritualidad para ponerlo al servicio de la vida y el compromiso con la paz, la justicia y la verdad.

Mauricio López Oropeza
En nombre del EXCO 2013-2018

Sigue leyendo

Jóvenes, políticas y aprendizajes

[Visto: 372 veces]

La política en nuestro país suele darnos una serie de sorpresas, lo cual no quiere decir que todos sus actores políticos nos produzcan las mismas, aún a sabiendas que podrían requerirlo para salir de un atolladero o situar la agenda política en nuevos términos, recurriendo a algún tema que pueda concitar la atención.

Algo de eso hemos vivido en las últimas semanas, cuando con justa y atinada reacción, asistimos a la movilización de grupos de jóvenes y sectores de artistas, molestos con las decisiones tomadas en torno a los cargos sin elegirse, desde hace algunos años, para la Defensoría del Pueblo (DP), Banco Central de Reserva(BCR) y Tribunal Constitucional (TC). Debemos decir que ellos interpretaron desde un inicio lo que era un sentir ciudadano más extendido, fastidiado y con ganas de protestar por la manera arbitraria como se toman muchas veces las decisiones, el poco diálogo en ellas y lo insultante que traducían algunos nombres de los designados en los cargos.

Es cierto que para tomar acuerdos se requiere que las fuerzas políticas actuantes concierten sus decisiones. Sin embargo, no tenía que ser la mejor opción la de simplemente distribuirse las cuotas de poder entre los participantes, sin tomar en cuenta que las instituciones del Estado deben estar sujetas a consensos más amplios y de largo plazo y no de “simplificación” administrativa a cualquier costo.

Quizás lo determinante fueron algunos nombres involucrados, reflejando que los caprichos muchas veces se cuelan y quieren someter los intereses del país (como el imponer al abogado del “papi” de Keiko, acusado también de ser abogado de narcotraficantes); o que los escándalos por denuncias de corrupción pueden pesar más de lo que presumimos, como ha venido siendo los casos de los narcoindultos con Alan García, o los tráficos inmobiliarios que ha alcanzado a Alejandro Toledo.

Lo cierto es que una movilización sin aparente fuerza (al menos muy menor a la que había desatado la dación de la nueva ley de “Servicio Civil” o la que viene en curso en torno a las universidades u otros sectores), terminó desgranando el desenlace previo a Fiestas Patrias, mostrando una vez más las debilidades de nuestro sistema de partidos y fragilidad institucional. Al punto de que el propio presidente de la República, se obligó a declarar desautorizando el acuerdo multipartidario del Congreso (de la elección concertada que se prefijó) y le siguió la renuncia de Francisco Eguiguren, uno de los magistrados electos para el TC.

Alrededor de ello, se tejió una crisis política que fue bueno que se produzca. Ha sido bueno que muchos nos equivocáramos en la apreciación pragmática de que quizás no era posible otro tipo de acuerdo si las decisiones pasaban por tomar acuerdo con el fujimorismo en el Congreso, para hacer posible una elección con mayoría calificada de ¾ de los votos. Pero claro, algo así pudo condicionarse a criterios más públicos y objetivos, que procurasen salvar de la colada a cualquier sugerencia de poco consenso o, sobretodo, de trayectoria dudosa (como fue el caso de más de una de las propuestas).

Resultado: se vino abajo el acuerdo multipartidario y la ciudadanía se vio gratamente con la sorpresa de que puede tener fuerza la presión de la sociedad civil, desde algunos estamentos y para algunos temas que son sensibles. Ciertamente, representando una propuesta no partidaria en éste caso y de sentido amplio. Hubo posibilidad de impedir una decisión percibida como negativa y ha dejado el precedente de que se puede hacer alto a cosas similares “desde la calle”. Sin embargo, es bueno ser conscientes que dicha fuerza no ha dado para imponer un acuerdo alternativo,ni es garantía suficiente que se vaya a resolver en el corto o mediano plazo necesariamente. Casi si volvió a “fojas cero” en el tema de la elección.

De otro lado, muchos sectores de la opinión pública pensaron que iba a haber un reflejo de lo producido en el discurso presidencial de Humala por Fiestas Patrias, cosa que no se produjo, más allá de una breve mención. ¿Por qué? Pues, ya debiéramos habernos dado cuenta que Humala no es un presidente carismático y es excesivamente parco; no persigue ser un líder de “masas” y, más aún, no es un personaje demasiado político. Pero también tiene dificultad de rodearse de gente que le dé una proyección política más sostenida y cabal; salvo su esposa Nadine, pareciera tener desconfianza excesiva de con quién se rodea.

De allí también que intenta hacer una conducción de gobierno casi en “automático”. Salvo cuando estuvo Salomón Lerner de Presidente del Consejo de Ministros, al inicio de su gobierno, hubo el intento de hacer política y tomar iniciativa y liderazgo. Después de ello, no hubo ya quien se hiciera cargo de encaminar una conducción con reflejos más políticos, al punto que ha habido veces que parecía que no teníamos jefe de gobierno o se quería sustituir indebidamente con un rol excesivo de su esposa Nadine. El presidente aparece muchas veces como demasiado ausente, quizás jugando más el rol de un jefe de Estado y poco más.

Habrá que ver si el estilo de gobierno de Humala permite avanzar sobre temas que son claves. No sólo se requiere programas sociales para salir de la pobreza ni sólo inversiones grandes en el sector primario exportador para crecer de modo consistente. Como también se reconoce, es fundamental una industrialización interna y el desarrollo de los mercados internos, además de todo lo que pueda producirse hacia la exportación. Necesitamos salud y educación de calidad y no sólo una presencia extensiva de las mismas, empezando por la mejora de ingresos de los que tienen a cargo dichos servicios. No puede ser que haya fondos para pagar unos bonos de la llamada “deuda agraria” (que favorecen a unos pocos) y no haya recursos para mejorar los servicios públicos en sus diversos aspectos, incluida la carrera pública y su modernización. Otro tema de fondo es la regionalización, la cual se ha invitado a retomar en el debate y el consenso de lo que se puede hacer para avanzar.

Hay mucho “pan que rebanar” en el manejo público y político. Esperemos que las lecciones que nos dan los más jóvenes en todo momento sirvan para inspirar mejor lo que corresponde hacer para bien y crecimiento de nuestro país, donde sigue habiendo mucho por hacer y apostar creativamente y con sentido de justicia. Esperemos que el mismo presidente Humala (y los llamados “padres de la patria”) se dejen afectar por los mensajes que nos invocan. Y así, cada uno de nosotros.

Guillermo Valera Moreno
Comunidad de Vida Cristiana – CVX
Lima, 28 de julio de 2013

Sigue leyendo