Los Rolling Stones

[Visto: 314 veces]

No soy un fanático de Mick Jagger, aunque gusto de los Rolling Stones como muchos de mi generación. Tampoco tengo intereses comerciales con ellos como puede ser el caso de Alejandro González, empresario encargado de la venida al Perú de la mítica banda, por primera vez (y quizás única). Pero, lo que más me sorprende es cómo se mantiene el talento y la energía de un grupo que en sus setentas, disfrutan y deleitan en cuanto concierto se presentan.

De hecho, Mick Jagger está sobre los 72 años y en el escenario sigue tan movido como si tuviera 20 ó 30 años menos. Su voz no se ha deteriorado, pese a no ser la juvenil tonada de sus inicios. Qué decir de sus acompañantes. Primero es bueno precisar que sólo dos se mantienen de la banda que inició en aquél 12 de julio de 1962, en el Club de Jazz “Marquee Club” (Londres), Mick y Keith Richards, quizás porque ambos tuvieron ocasión de conocerse desde la escuela, en Wentworth Primary School (en Dartford, Kent, Inglaterra).

Llamo la atención sobre los Rolling Stones porque debo decir que me admira reconocer gente con vitalidad y energía que no se detuvo con la fama o el haber alcanzado cierto “éxito”. Los Rolling Stones han sido el top del Rock & Roll durante mucho tiempo y cada vez que han querido volver a tener notoriedad, porque mantuvieron esa capacidad de seguir creando y comunicando, llegando con la música a tan diversos públicos en todo el mundo.

Y no podemos hablar de un Mick Jagger muy pulcro o limitado en sus afectos, ya que tiene 7 hijos reconocidos (4 mujeres y 3 varones) de cuatro hermosas mujeres, siendo el último varón (Lucas Maurice, hijo tenido con Luciana Morad de Brazil) el que más parecido físico tiene a su padre. Tampoco podemos reducir a Mick a un escenario de concierto, en tanto le tuvo tanta afición al cine y la actuación que él mismo se dedicó en varios momentos de su vida a ello.

De hecho, hasta fundó en 1992 su propia empresa de películas (Jaggers Film) e hizo películas diversas como Enigma, situada en el contexto de la segunda Guerra Mundial. De hecho, participó en filmes como “The man from Elysian fields”, con Andy García (2001) o “Shine a light”, la misma que fue dirigida por Martin Scorsese (2008), abordando como tema a los mismos Rolling Stones.

Pero lo propio de Mick Jagger fue siempre la música, por lo que no podemos dejar de mencionar sus grandes éxitos reflejados en “Satisfaction”, “Angie”, “Paint it black”, “Sympathy For The Devil”, “You Can’t Always Get What You Want” y tantos muchos otros. Desde ellos y desde la continuidad tenida como banda de Rock, es loable la perseverancia en el tiempo para mantenerse juntos en el mismo propósito, pese a distanciamientos por algunas temporadas o dedicaciones más propias “a lo suyo” de sus diversos componentes, quienes como Wats se dedicaron a su propio derrotero en el Jass, sin por ello perder continuidad en la banda “mayor”.

De hecho, en el Perú tuvimos nuestra propia versión de la banda en el grupo “We all together”, quienes emularon muy bien (y lo han seguido haciendo en el correr de los años) a los Stones y otros grupos. Nuestro agradecimiento a ese espíritu de seguir apostando por lo suyo más allá de las limitaciones que se puedan presentar de edades, desencuentros y situaciones. A ver si cada uno/a en el Perú nos dejamos contagiar un poco por ese deseo de ir hacia delante y dar lo mejor de sí para lo que nos proponemos, aceptando cada quien su propia realidad y sabiendo ser solidarios.

Guillermo Valera Moreno
Magdalena del Mar, 24 de febrero de 2016

Puntuación: 5 / Votos: 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *