Equilibrios y comunidad

[Visto: 531 veces]

Reflexionando desde mi comunidad y otras labores afines, uno puede caer en la cuenta que en nuestro proceso de vida siempre estamos sujetos a una serie de equilibrios y búsqueda de los mismos para encaminar diversas responsabilidades y establecer ese vínculo entre fe y vida, integración adecuada entre las diversas dimensiones de nuestra vida, ya fuera la familia, el trabajo, nuestro quehacer ciudadano, entre otros.

Dichos equilibrios siempre son aproximaciones, más o menos buenas, pero nunca acabadas o inmutables en el tiempo. Es decir, siempre hay que estar discerniendo dónde se ubica el mejor punto de equilibrio o qué elementos concurren para facilitarlo o generan dificultades al mismo. Por ejemplo, la relación familia – comunidad, la cual a todos de alguna manera nos dice algo y suele plantearnos “presiones” diversas según uno sea hijo o padre, casado con hijos o sin ellos; con hijos pequeños, adolescentes o mayores; si nuestra familia comparte nuestro vínculo comunitario o no, si lo conoce o no tanto. La comunidad (en nuestro caso la CVX) tiene que ayudarnos a desarrollar una relación amigable y constructiva, aprovechando también la experiencia de los demás.

De otro lado, en el ámbito más propiamente de nuestra actividad comunitaria, es bueno que también sepamos encaminar una serie de aspectos, y hacer conciencia de algunos equilibrios que hay siempre que recordarnos. Por ejemplo:

º Mantener equilibrio entre lo que pueden ser las tareas intracomunitarias y las que significan una necesaria proyección hacia fuera. Es bueno saber compatibilizar lo que garantiza el efectivo funcionamiento y continuidad interna con lo que significa colaborar con otros (especialmente si se corresponde con nuestra misión, ya sea a través de tareas compartidas o individuales).

º Tomar en cuenta lo reflexivo y espiritual a nivel comunitario y de iglesia, sin olvidarnos de las realidades sociales y políticas que nos tocará vivir en el país en el presente año. En especial lo menciono porque éste año tendremos elecciones regionales y municipales en octubre y la celebración de la COP 20 sobre calentamiento global en diciembre (en Lima).

º Recordarnos que es importante hilar de modo siempre renovado (en lo posible) lo que es nuestra institucionalidad, la que vamos dándonos con sus “normas” y “rutinas”, y el sentido creativo y de “fresca brisa” con la que queremos movernos, especialmente en esa búsqueda constante de la voluntad del Señor en nuestras vidas.

º Cuando hablamos de “comunidad” o de “lo comunitario”, no estamos sólo refiriéndolo o circunscribiéndolo a los contornos de nuestra CVX o comunidad pequeña. Queremos referirlo en general a un sentido amplio de nuestro vivir (un vivir no individualista); pero también a un sentido y ámbito que se juega en diversos niveles, ya sea desde lo comunitario global, lo comunitario nacional, lo comunitario en el ámbito de Lima (Arequipa, Piura, Ayacucho, etc.), o lo comunitario de nuestra propia comunidad pequeña.

º Cuando nos referimos a la misión en comunidad, se busca tejer, al menos, dos sentidos: (a) la misión como abarcante de la vida toda y de la integración fe y vida (fe y las diversas dimensiones de nuestra vida cotidiana: trabajo, familia, ciudadanía, iglesia, etc.). (b) La misión como actividad específica y de especial compromiso, discernido y enviado por la comunidad, el DEAE (Discernir – Enviar – Acompañar – Evaluar) en la jerga CVX, el mismo que puede ser asumido de modo individual o en grupo.

Lo mencionado, será siempre importante de conjugar con el propósito y sentido principal que se plantee cada comunidad para el presente año (o en un horizonte más amplio). Motivados siempre a discernir y vivir evangélicamente nuestra vida toda. Inspirados en diversos signos que van apareciendo o vamos reconociendo. Uno de ellos, por ejemplo, la presencia actual del Papa Francisco en nuestra iglesia.

A lo anterior, mucha oración. Con profundo sentido humano, sencillez, disponibilidad y sentido de servicio.

Guillermo Valera Moreno
Magdalena del Mar, 22 de febrero 2014

Puntuación: 5.00 / Votos: 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *