La familia desde CVX, empezando un camino

[Visto: 610 veces]

Siendo la vida de Jesús tan simple y sencilla como extraordinaria, llama la atención cómo no tomamos más atención sobre ella. Claro muchas veces nos acercamos a él como si se tratara de un ser superdotado, “semidios” o alguien no tan humano como el común de los mortales. Más aún, si al final reconocemos en él al hijo de Dios, ni más ni menos.

Sin embargo, estamos ante un ser humano como todos o todas, quien nació de mujer, en condiciones especiales de pobreza, y con la sospecha de que su madre (María) pudiera ser alguien que hubiera faltado a la fidelidad de su prometido (José), por la forma que engendra a su hijo. Cuestión que debió significar más de una tensión familiar y vecinal, y más de algún asedio.

Pues ese hecho tan extraordinario se origina en la anunciación que se hace a María de la extraordinaria posibilidad de que Dios se hiciera uno más de nosotros, de modo más directo, siéndolo de antemano (por la fe) todas las personas que hemos nacido y nos hemos desarrollado como seres humanos, pero confirmando su amor por la humanidad y su proximidad con nuestro mundo y su creación.

Ese hecho coincidentemente es la fecha, alrededor de la cual, la CVX celebra su día internacional cada 25 de marzo. Fecha que marca un hito en cómo se da lugar a ese misterio que se suele llamar de la “encarnación”, ese origen de la vida expresado en el proceso de hacerse la vida humana engendrada en el vientre de una mujer y que se hará “luz entre nosotros“ al cabo de nueve meses.

A la luz de ello, es muy significativo que podamos dedicar la siguiente celebración CVX con especial atención hacia la familia. De modo especial, para contemplar con apertura, compasión, respeto y sensibilidad la realidad de las familias en el mundo, su diversidad y singularidades. Haciéndonos conscientes de esas realidades, muy a partir de nuestra propia realidad familiar, la que fuera, la que nos ha tocado vivir y crecer en ella.

Sintiendo a nuestra propia familia como un regalo, incorporando en ello las dificultades que pudieran comprender, sin soslayar las limitaciones que pudiera también plantearnos. Pero con espíritu de humildad, apertura y gratitud, tal como se nos plantea en el Proyectos 161 (http://www.cvx-clc.net/l-sp/projects/Proyectos_161.pdf). Con esa actitud de compartir desde experiencias diversas, desde donde se pone en juego la gran apuesta del amor rebelado en Jesús.

Desde la familia, se nos invita a tener capacidad de cuidar a cada uno de los miembros de la familia; a saber dar testimonio de amor; a saber construir y compartir herramientas de apoyo a las diversas realidades de familias; a sabernos situar en el “tremendo desafío” que supone la familia como misión. Haciendo mejor conciencia de cómo nos acompañamos en las diversas situaciones que puedan acontecer, de modo particular en los momentos de desolación, desilusión o sentido de exclusión que podemos vivir desde la familia. Siendo conscientes y aceptando nuestra fragilidad y debilidad de nuestra propia experiencia de familia.

Valorando la dimensión de lo comunitario en la familia, la cual es ya una experiencia de comunidad en sí. Mejor aún si sus integrantes se hacen parte de una CVX de modo más explícito (o de cualesquiera experiencia comunitaria más allá del propio hogar). Promoviendo, en lo que se pueda, redes de acompañamiento y de apoyo mutuo, siendo especialmente generosos con los que pueden necesitar más de nosotros.

Sensibles y respetosos de las realidades diversas; teniendo conciencia que no estamos para juzgar la experiencia de terceros sino para buscar caminos juntos en la construcción del reino. En ello quedará siempre por trabajar aspectos más específicos, sobre cómo nos situamos o qué podemos hacer frente a realidades de familias difíciles, rotas o con otras complejidades.

Colaboremos desde el discernimiento, la alegría de compartir y el compromiso. De modo particular, escuchando, sabiendo escuchar al otro; intentando hacerlo a la manera de Dios.

Guillermo Valera Moreno
Magdalena del Mar, 8 de marzo de 2015

Puntuación: 5.00 / Votos: 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *