Bogotá 25-28 de Marzo, 2009

Los días 26 y 27 de Marzo por invitación de la Fundación Esperanza de Colombia y de la Universidad del País Vasco, los profesores Teófilo Altamirano y Aldo Panfichi del Departamento de Ciencias Sociales de la PUCP fuimos invitados a participar del Encuentro de Observatorios y Grupos de Investigación sobre Movilidad Humana y Migraciones Internacionales de los países Andinos. La reunión se llevó acabo en Bogotá, participaron cerca de 60 personas de Colombia, Ecuador y Perú. Tuve la responsabilidad de presentar, ante las personas allí reunidas, el Observatorio Tukuymigra que acabamos de lanzar desde la universidad.
La reunión fue un excelente aprendizaje ya que participaron universidades, ONGs, funcionarios de gobierno de nivel central y municipal, representantes de la Comunidad Andina, representantes de la OIM, diplomáticos, y activistas civiles. Tras dos días de reunión se firmó una declaración conjunta sobre la constitución de una red de trabajo sobre estos temas que se podrá ver pronto en Tukuymigra.

Los invito a visitar la página web.

BOGOTA

Viniendo de un verano que a fines de marzo aun se resiste a retirarse, encontré Bogotá bastante fría y con lluvias intensas. La premura del viaje me hizo obviar un dato clave: en la costa andina el calor es aun fuerte pero en los andes de la altura es temporada fría.
El primer día llovió toda la noche y para mi sorpresa la mañana del segundo día siguió lloviendo, al igual que los siguientes días. Luego me enteraría que la temporada de lluvias apenas llevaba un mes en Colombia y, según el periódico el Tiempo, ya habían 21 personas muertas; 1,304 viviendas destruidas; y 20,907 familias afectadas. Sin embargo, la lluvia, más allá de la destrucción hace que Bogotá tenga una vegetación frondosa y una verde espectacular por la ciudad. Llama la atención que este verdor no este presente en la Plaza Mayor de Bogotá, donde no hay un solo árbol ni una sola flor sino puro cemento y donde se ubican desafiantes frente a frente policías y campesinos.
Esta vez eran grupos de familias desplazadas por la violencia política que acampaban en la Plaza esperando la solución de sus problemas.

Observando a vegetación de la ciudad no pude dejar de pensar en Lima, ubicada en una costa desértica y donde nunca llueve sino cae una garúa delgada e intermitente. Se imaginan si lloviera en Lima? No solo tendríamos mas vegetación sino incluso la lluvia limpiaría calles y pistas, haciendo menos evidente la incompetencia de las autoridades municipales. Bogotá es una magnifica ciudad de cerca de 9 millones de habitantes. El parque automotriz es moderno con unidades de muchas marcas, llamando la atención los numerosos autos americanos, coreanos, hindúes, e incluso chinos. Los taxis son autos nuevos y con taxímetro, a diferencia de los nuestros muchos de ellos vetustos, malolientes y contaminantes. El problema de Bogotá sin embargo es el tráfico con embotellamientos a toda hora y por todo lado. Es evidente que hay demasiados carros y el andar sehace lento y desesperante. Me hace recordar por momentos México DF., aunque esta ciudad es mucho pero mucho mas grande y los embotellamientos son de otra magnitud.

Es conocido en América Latina como en los últimos años los alcaldes de Bogotá han tenido mucho éxito en recuperar y hacer más hermosa la ciudad. Aprovechando la experiencia brasilera han creado un sistema de transporte publico que llama la atención y busca ser replicado parcial o totalmente en otros países de la región. Incluso las campañas de educación cívica han sido intensas y la conducta pública de los bogotanos ha mejorado enormemente. Sin embargo lo que he encontrado en esta visita son fuertes quejas contra el Alcalde Samuel Moreno Rojas, del izquierdista Polo Democrático Alternativo. Dicen que desde que Moreno asumió la alcaldía el 2008 se observa un retroceso en la cultura cívica de los bogotanos, que fue un logro de los tres últimos alcaldes pero que Moreno no le ha dado la misma importancia. Ello explicaría el bajo nivel de aceptación que muestra en las encuestas.

Escuchando en las reuniones de trabajo los planes y las políticas de la actual administración municipal, llama la atención la centralidad que tienen temas que podríamos denominar como “nacionales” en lugar de temas propiamente locales y municipales. No se si estoy en lo correcto, pero la impresión es que el alcalde Samuel Moreno parece decidido a construir una plataforma de proyección política nacional a través del involucramiento del municipio en políticas públicas sobre temáticas de alcance nacional como son las migraciones entre otras. Esta misma impresión la comparte una colega española que también participo de las reuniones a las que asistimos. Bueno esto no debería sorprendernos ya que Samuel Moreno proviene de una familia con alta relevancia política en Colombia, es hijo de la ex candidata presidencia Maria Eugenia Rojas, y nieto del ex presidente general Gustavo Rojas Pinilla. Además su hermano Iván Moreno ha sido alcalde de Bucaramanga, y también ministro de estado y senador.

Finalmente una nota sobre la calidez y la amistad de los colegas y amigos colombianos para con los visitantes. Allí creo que nos parecemos mucho, las personas muy atentas en todo momento y ni hablar del café y la música. Visitamos el Museo de Oro en el centro de la ciudad y vimos las semejanzas y diferencias de las piezas que allí se exhiben con las piezas del Museo de Oro en Lima. Pero sobre eso escribire luego.

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *